/ viernes 15 de septiembre de 2023

Sam Smith se conmueve con el amor mexicano

El cantante rompió en llanto ante el amor de los mexicanos, y celebró un show dividido en tres actos.

Las luces del Palacio de los Deportes se apagaron, iluminando únicamente la manta blanca que cubría una misteriosa estructura en el escenario. Una persona vestida con una túnica dorada apareció desde la parte de atrás, y cuidadosamente develó la figura de una mujer recostada que hacía debajo.

La pianista tomó su lugar en la cúspide de la escultura, mientras Sam Smith emergía desde abajo, cantando "Stay with me". Así comenzaba "Amor", el primer acto del show de la gira "Gloria", que se presentó en el Palacio de los Deportes, que reunió a más de 17 mil personas.

Te puede interesar: Un puente entre videojuegos y música clásica

Enseguida llegó "I'm not the only one", uno de los temas más emotivos de su repertorio. Al ver cómo su público cantaba a todo pulmón, el británico no pudo evitar esbozar una sonrisa. "Vamos, más fuerte", expresaba entre estrofa y estrofa.

Los aplausos no cesaban, y aunque intentó saludar a su público, la emoción venció al británico, quien bajó el micrófono y rompió en llanto. "Éste es el mejor sonido del mundo", expresó el artista, quien celebraba su primera visita a México en cinco años.

La poesía también formó parte de este espectáculo: "Tienes mi alma. Toma esta flor, toma mi corazón", recitaba una voz, mientras el artista se preparaba para entonar "Perfect".



El cantante reapareció, con un atuendo blanco y decorado con olanes en el cuello, que hacía juego con su cabello rubio. Interrumpía de vez en cuando para mandar besos a la audiencia, y saludar de lejos a sus fans.

El ambiente melancólico se tornó sensual cuando llegó el momento de cantar "Diamonds". Sam se dirigió al micrófono que se encontraba al frente del escenario, y comenzó a bailar, hasta el punto de recostarse en el suelo mientras hacía movimiento provocativos, que no hicieron más que enloquecer al público.

Este bloque finalizó con "How do you sleep" y "Dancing with a stranger", para dar paso al acto II, "Belleza". "Estoy arruinada cuando te observo", decía en poema que sonaba de fondo.

Luciendo un vestido plateado de manga larga, Sam volvió para continuar con "Kissing you", otro de los temas más coreados de la noche. "¿Les gusta mi vestido?", preguntó al finalizar, desatando una ola de chiflidos y piropos.

"Cuando estaba terminando "Gloria" (su cuarto disco, que da nombre al tour) soñaba con este momento. Cuando lo hice era un momento muy diferente en el mundo, no podíamos hacer lo que estamos haciendo esta noche juntos" continuó.

Este discurso fue una introducción para presentar a sus amigos Lucy Jules, Patrick y Jessie Reyes (quien además abre sus conciertos), quienes lo acompañaron en "Lay me down", "Love goes" y "Gimme", respectivamente.

"Los extrañaba demasiado, en aquel entonces fue la primera vez que dejé de tocar en mi vida, y lo que más anhelaba era estar cerca de la gente que amo", dijo Sam.

Con esta última canción, la energía del lugar cambió nuevamente, asemejando el ambiente de un antro. "Lose you", "Promises", "I'm not here to make friends", "Latch" y "I feel love" conformaron está parte del show, en la que además hubo "voguing", besos entre sus bailarinas.m y hasta un sensual baile sin camisa por parte de Sam.

"Los amo mucho, Ciudad de México", dijo Sam, poniendo fin al segundo bloque, y dando paso al gran cierre con el tercer y último acto de la noche: "Sexo". "Soy una diosa. Deja el amor en la puerta. Esta noche únicamente somos nosotros", recitaba el poema.

Con "Gloria" de fondo, y vestido con una túnica transparente, Sam subió nuevamente al escenario para iniciar su despedida. El cantante se despojó de su ropaje, quedando únicamente con una pantalla negra y medias de red, además de unas botas y cintas negras en los pezones, continuó con "Human nature".

Sus bailarines, quienes lo rodeaban portando túnicas negras, le colocaron un corsette decorado con detalles dorados en el centro. Los primeros acordes de "Unholy" comenzaron a sonar.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Con luces rojas, el lugar se tornó en una especie de infierno sensual, donde el "diablo" Sam Smith bailaba provocativamente, mientras una llamaras iluminaba la escultura que lo acompañó durante su show.

"Muchas gracias Ciudad de México, me encantó esta noche", dijo, mientras descendía por las escaleras.


Las luces del Palacio de los Deportes se apagaron, iluminando únicamente la manta blanca que cubría una misteriosa estructura en el escenario. Una persona vestida con una túnica dorada apareció desde la parte de atrás, y cuidadosamente develó la figura de una mujer recostada que hacía debajo.

La pianista tomó su lugar en la cúspide de la escultura, mientras Sam Smith emergía desde abajo, cantando "Stay with me". Así comenzaba "Amor", el primer acto del show de la gira "Gloria", que se presentó en el Palacio de los Deportes, que reunió a más de 17 mil personas.

Te puede interesar: Un puente entre videojuegos y música clásica

Enseguida llegó "I'm not the only one", uno de los temas más emotivos de su repertorio. Al ver cómo su público cantaba a todo pulmón, el británico no pudo evitar esbozar una sonrisa. "Vamos, más fuerte", expresaba entre estrofa y estrofa.

Los aplausos no cesaban, y aunque intentó saludar a su público, la emoción venció al británico, quien bajó el micrófono y rompió en llanto. "Éste es el mejor sonido del mundo", expresó el artista, quien celebraba su primera visita a México en cinco años.

La poesía también formó parte de este espectáculo: "Tienes mi alma. Toma esta flor, toma mi corazón", recitaba una voz, mientras el artista se preparaba para entonar "Perfect".



El cantante reapareció, con un atuendo blanco y decorado con olanes en el cuello, que hacía juego con su cabello rubio. Interrumpía de vez en cuando para mandar besos a la audiencia, y saludar de lejos a sus fans.

El ambiente melancólico se tornó sensual cuando llegó el momento de cantar "Diamonds". Sam se dirigió al micrófono que se encontraba al frente del escenario, y comenzó a bailar, hasta el punto de recostarse en el suelo mientras hacía movimiento provocativos, que no hicieron más que enloquecer al público.

Este bloque finalizó con "How do you sleep" y "Dancing with a stranger", para dar paso al acto II, "Belleza". "Estoy arruinada cuando te observo", decía en poema que sonaba de fondo.

Luciendo un vestido plateado de manga larga, Sam volvió para continuar con "Kissing you", otro de los temas más coreados de la noche. "¿Les gusta mi vestido?", preguntó al finalizar, desatando una ola de chiflidos y piropos.

"Cuando estaba terminando "Gloria" (su cuarto disco, que da nombre al tour) soñaba con este momento. Cuando lo hice era un momento muy diferente en el mundo, no podíamos hacer lo que estamos haciendo esta noche juntos" continuó.

Este discurso fue una introducción para presentar a sus amigos Lucy Jules, Patrick y Jessie Reyes (quien además abre sus conciertos), quienes lo acompañaron en "Lay me down", "Love goes" y "Gimme", respectivamente.

"Los extrañaba demasiado, en aquel entonces fue la primera vez que dejé de tocar en mi vida, y lo que más anhelaba era estar cerca de la gente que amo", dijo Sam.

Con esta última canción, la energía del lugar cambió nuevamente, asemejando el ambiente de un antro. "Lose you", "Promises", "I'm not here to make friends", "Latch" y "I feel love" conformaron está parte del show, en la que además hubo "voguing", besos entre sus bailarinas.m y hasta un sensual baile sin camisa por parte de Sam.

"Los amo mucho, Ciudad de México", dijo Sam, poniendo fin al segundo bloque, y dando paso al gran cierre con el tercer y último acto de la noche: "Sexo". "Soy una diosa. Deja el amor en la puerta. Esta noche únicamente somos nosotros", recitaba el poema.

Con "Gloria" de fondo, y vestido con una túnica transparente, Sam subió nuevamente al escenario para iniciar su despedida. El cantante se despojó de su ropaje, quedando únicamente con una pantalla negra y medias de red, además de unas botas y cintas negras en los pezones, continuó con "Human nature".

Sus bailarines, quienes lo rodeaban portando túnicas negras, le colocaron un corsette decorado con detalles dorados en el centro. Los primeros acordes de "Unholy" comenzaron a sonar.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Con luces rojas, el lugar se tornó en una especie de infierno sensual, donde el "diablo" Sam Smith bailaba provocativamente, mientras una llamaras iluminaba la escultura que lo acompañó durante su show.

"Muchas gracias Ciudad de México, me encantó esta noche", dijo, mientras descendía por las escaleras.


Justicia

Prisión domiciliaria de Murillo Karam manda un mensaje de impunidad: CoVAJ

La FGR afirma que Murillo Karam autorizó actos de tortura contra "El Cepillo", presunto integrante de Guerreros Unidos, grupo vinculado al caso Ayotzinapa

Elecciones 2024

Policía resguarda a candidata Graciela Villarreal tras ataque en mitin de El Carmen, NL

La candidata de Morena-PVEM dijo que se encuentra bien y su colaborador está fuera de peligro, luego dos hombres abrieron fuego durante su mitin

Metrópoli

Indagan violento intento de desalojo en la colonia Buenavista

Al menos 24 familias fueron amedrentadas para dejar sus viviendas

CDMX

Alcaldes exigen activar Plan DN-III por agua contaminada en la alcaldía Benito Juárez

Los alcaldes de Benito Juárez, Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo exigen que se declare emergencia sanitaria en todas las colonias con registro de agua contaminada

Sociedad

México denuncia ante ONU las violaciones a su Embajada en Ecuador

Con sustento en evidencia fotográfica y una relatoría técnica de los hechos, México presentó las acciones que constituyen la "flagrante violación al derecho internacional"

Tecnología

Cada minuto hay 300 ciberataques

Las personas siguen cayendo en anuncios que prometen ganar mucho dinero, alertan