/ jueves 24 de marzo de 2022

Quieren regular el trabajo de paseadores de perros

Las quejas formales y los videos exhibidos en redes han sido escuchados por los legisladores

Pasear perros es un oficio que requiere su dignificación y, por ello, debe regularse, así lo aceptan personas que se dedican a esta labor, pues aseguran que el ánimo de lucrar y la falta de empatía con los animales crea situaciones de inseguridad.

Actualmente, en la Ciudad de México no hay un organismo oficial que certifique la capacitación de los paseadores y por tanto tampoco hay un registro de cuántos trabajan y en dónde. Dado el vacío, en el Congreso de la Ciudad de México se preparan iniciativas que buscan crear un marco legal que de certeza a los trabajadores y a los dueños de las mascotas.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Ana Villagrán, diputada del Partido Acción Nacional y una de las interesadas en este tema en el Poder legislativo local, expuso en entrevista con El Sol de México que los legisladores deben trabajar de la mano con las autoridades ambientales, especialmente con la Agencia de Atención Animal (Agatan).

“Yo me reuní con el director de Agatan, el doctor Fernando Esquivel, y de entrada me dijeron que podemos vincular el registro de paseadores de perros con el tema del CURP de perritos. Creo que el que debe ser responsable de sancionar las malas prácticas, y para lo que se requiere un registro previo para ejercer esta actividad, tendría que ser el Gobierno de la Ciudad”, afirmó.

Consideró viable la intervención de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo para el registro y para certificaciones, hasta podría pensarse en multas cuando los paseos sean irregulares, es decir, que lleven una cantidad excesiva de perros o que, en vez de pasearlos, los trabajadores los amarren.

No se trata de meterlos a la cárcel, aclaró, sino de que haya una responsabilidad, porque los animales son seres sintientes protegidos por la Constitución local.

El año pasado, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México (PAOT) por primera vez recibió denuncias contra paseadores, mismas que se encuentran en investigación.

La PAOT cuenta con tres investigaciones en curso, la primera, presentada el 13 de septiembre de 2021, se refiere al maltrato contra perros de diferentes características que se encuentran al interior un departamento, donde se ofrece el servicio de paseadores, esterilización y pensión en Esteros Módulo 63, en la Unidad Habitacional Acueducto de Guadalupe, colonia Ampliación Acueducto de Guadalupe, alcaldía Gustavo A. Madero.

La segunda, también del 13 de septiembre, es un supuesto caso de maltrato de diversos perros, por parte de un paseador en Parque México. “Los golpea con las correas o los deja amarrados a las rejas, sitio en Parque México, en Avenida México sin número, colonia Hipódromo, demarcación territorial Cuauhtémoc”, refiere el expediente.

La tercera con fecha del 15 de octubre del año pasado refiere maltrato de los canes dentro de un negocio de paseadores de perros denominado Poder Canino, en donde, presuntamente, los tienen hacinados en contenedores, aunado a que se observó a un ejemplar con una herida profunda. El establecimiento se encuentra en Enrique Rébsamen número 200-201, colonia Narvarte Poniente, demarcación territorial Benito Juárez.

Norma Huerta, directora y fundadora de la asociación “Mundo Patitas”, dedicada a la defensa y protección de los animales, señaló que ha recibido varias denuncias contra paseadores; sin embargo, muchos son casos difíciles de acreditar, pues los graban o fotografían después de ocurrido el maltrato.

“Es bien común que estos paseadores, yo quiero creer que son chavos bien intencionados que se quieren ayudar con sus estudios, desempleados, pasando a otros que ya encontraron en esto un modus vivendi que tienen cantidades enormes de perros que no pueden cuidar adecuadamente. Te puedo poner un ejemplo del caso más viejo que yo tengo conocimiento: unos paseadores que instalan en el Parque México de la colonia Condesa; como bien dice su oficio son ‘paseadores’, pero de paseadores no tienen nada, porque tienen amarrados a los perros horas”, señaló.

Expuso que regularmente, los paseadores carecen de preparación o a veces ni siquiera tienen empatía con los animales y caen en conductas de maltrato, esencialmente patadas y golpes. En los peores casos, hay quienes se hacen pasar por paseadores para ocupar a los perros de raza para cruza o hasta para robarse a los perros.

La falta de preparación también provoca que, por descuido, los paseadores pierdan a los ejemplares en el recorrido.

Israel Salazar, de la app Caminandog, expuso que del lado de los paseadores existe el temor de la sobrerregulación, especialmente por los cobros que involucre garantizar la seguridad de los animales o porque les pongan límites en las horas de paseo. En ese sentido, señaló que deben hacerse foros con quienes llevan años de experiencia en este ámbito.

En el caso de la aplicación Caminandog, detalló que los paseadores pasan filtros de controles de confianza, manejo de estrés y preparación física, lo cual no ocurre con otros paseadores cuyos servicios se ofrecen de boca en boca.

Martín Sánchez, quien creó el concepto de “Paseadores perrones” desde hace tres años, para que dueños de canes soliciten sus servicios a través de redes sociales, comentó que es esencial el respeto hacia cada mascota y ahí partir promover que los dueños estén al pendiente de los servicios. Un error recurrente es ver el paseo de perros sólo como un negocio, lo que provoca que los paseadores revuelvan razas y tamaños, lo que puede generar casos que salgan de su control.

Gabriel Nava, quien pasea perros desde hace dos años en el Estado de México, señaló que lo más importante en el desempeño de este trabajo es garantizar la seguridad de los animales. Por ello, aseveró que hay que tener atención particular de acuerdo al tipo de perro y a su carácter. “Por ejemplo, perros que no conviven o que son agresivos, no los junto con otros perros, nos los llevamos aparte o vamos juntos pero una persona se lleva a esos perros y mis otros compañeros van adelante o atrás”, detalló.

Señaló que sería ideal tener una capacitación en cómo reaccionar ante situaciones de riesgo o incluso en cuestiones de seguros en caso de daños.

En tanto, Martín Sánchez manifestó su acuerdo en legislar el tema y propuso vincularlo con campañas de educación enfocadas a los jóvenes, en las que promuevan la adopción y, al mismo tiempo, se les capacite en caso de ser una opción para adentrarse al campo laboral.

Pasear perros es un oficio que requiere su dignificación y, por ello, debe regularse, así lo aceptan personas que se dedican a esta labor, pues aseguran que el ánimo de lucrar y la falta de empatía con los animales crea situaciones de inseguridad.

Actualmente, en la Ciudad de México no hay un organismo oficial que certifique la capacitación de los paseadores y por tanto tampoco hay un registro de cuántos trabajan y en dónde. Dado el vacío, en el Congreso de la Ciudad de México se preparan iniciativas que buscan crear un marco legal que de certeza a los trabajadores y a los dueños de las mascotas.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Ana Villagrán, diputada del Partido Acción Nacional y una de las interesadas en este tema en el Poder legislativo local, expuso en entrevista con El Sol de México que los legisladores deben trabajar de la mano con las autoridades ambientales, especialmente con la Agencia de Atención Animal (Agatan).

“Yo me reuní con el director de Agatan, el doctor Fernando Esquivel, y de entrada me dijeron que podemos vincular el registro de paseadores de perros con el tema del CURP de perritos. Creo que el que debe ser responsable de sancionar las malas prácticas, y para lo que se requiere un registro previo para ejercer esta actividad, tendría que ser el Gobierno de la Ciudad”, afirmó.

Consideró viable la intervención de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo para el registro y para certificaciones, hasta podría pensarse en multas cuando los paseos sean irregulares, es decir, que lleven una cantidad excesiva de perros o que, en vez de pasearlos, los trabajadores los amarren.

No se trata de meterlos a la cárcel, aclaró, sino de que haya una responsabilidad, porque los animales son seres sintientes protegidos por la Constitución local.

El año pasado, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México (PAOT) por primera vez recibió denuncias contra paseadores, mismas que se encuentran en investigación.

La PAOT cuenta con tres investigaciones en curso, la primera, presentada el 13 de septiembre de 2021, se refiere al maltrato contra perros de diferentes características que se encuentran al interior un departamento, donde se ofrece el servicio de paseadores, esterilización y pensión en Esteros Módulo 63, en la Unidad Habitacional Acueducto de Guadalupe, colonia Ampliación Acueducto de Guadalupe, alcaldía Gustavo A. Madero.

La segunda, también del 13 de septiembre, es un supuesto caso de maltrato de diversos perros, por parte de un paseador en Parque México. “Los golpea con las correas o los deja amarrados a las rejas, sitio en Parque México, en Avenida México sin número, colonia Hipódromo, demarcación territorial Cuauhtémoc”, refiere el expediente.

La tercera con fecha del 15 de octubre del año pasado refiere maltrato de los canes dentro de un negocio de paseadores de perros denominado Poder Canino, en donde, presuntamente, los tienen hacinados en contenedores, aunado a que se observó a un ejemplar con una herida profunda. El establecimiento se encuentra en Enrique Rébsamen número 200-201, colonia Narvarte Poniente, demarcación territorial Benito Juárez.

Norma Huerta, directora y fundadora de la asociación “Mundo Patitas”, dedicada a la defensa y protección de los animales, señaló que ha recibido varias denuncias contra paseadores; sin embargo, muchos son casos difíciles de acreditar, pues los graban o fotografían después de ocurrido el maltrato.

“Es bien común que estos paseadores, yo quiero creer que son chavos bien intencionados que se quieren ayudar con sus estudios, desempleados, pasando a otros que ya encontraron en esto un modus vivendi que tienen cantidades enormes de perros que no pueden cuidar adecuadamente. Te puedo poner un ejemplo del caso más viejo que yo tengo conocimiento: unos paseadores que instalan en el Parque México de la colonia Condesa; como bien dice su oficio son ‘paseadores’, pero de paseadores no tienen nada, porque tienen amarrados a los perros horas”, señaló.

Expuso que regularmente, los paseadores carecen de preparación o a veces ni siquiera tienen empatía con los animales y caen en conductas de maltrato, esencialmente patadas y golpes. En los peores casos, hay quienes se hacen pasar por paseadores para ocupar a los perros de raza para cruza o hasta para robarse a los perros.

La falta de preparación también provoca que, por descuido, los paseadores pierdan a los ejemplares en el recorrido.

Israel Salazar, de la app Caminandog, expuso que del lado de los paseadores existe el temor de la sobrerregulación, especialmente por los cobros que involucre garantizar la seguridad de los animales o porque les pongan límites en las horas de paseo. En ese sentido, señaló que deben hacerse foros con quienes llevan años de experiencia en este ámbito.

En el caso de la aplicación Caminandog, detalló que los paseadores pasan filtros de controles de confianza, manejo de estrés y preparación física, lo cual no ocurre con otros paseadores cuyos servicios se ofrecen de boca en boca.

Martín Sánchez, quien creó el concepto de “Paseadores perrones” desde hace tres años, para que dueños de canes soliciten sus servicios a través de redes sociales, comentó que es esencial el respeto hacia cada mascota y ahí partir promover que los dueños estén al pendiente de los servicios. Un error recurrente es ver el paseo de perros sólo como un negocio, lo que provoca que los paseadores revuelvan razas y tamaños, lo que puede generar casos que salgan de su control.

Gabriel Nava, quien pasea perros desde hace dos años en el Estado de México, señaló que lo más importante en el desempeño de este trabajo es garantizar la seguridad de los animales. Por ello, aseveró que hay que tener atención particular de acuerdo al tipo de perro y a su carácter. “Por ejemplo, perros que no conviven o que son agresivos, no los junto con otros perros, nos los llevamos aparte o vamos juntos pero una persona se lleva a esos perros y mis otros compañeros van adelante o atrás”, detalló.

Señaló que sería ideal tener una capacitación en cómo reaccionar ante situaciones de riesgo o incluso en cuestiones de seguros en caso de daños.

En tanto, Martín Sánchez manifestó su acuerdo en legislar el tema y propuso vincularlo con campañas de educación enfocadas a los jóvenes, en las que promuevan la adopción y, al mismo tiempo, se les capacite en caso de ser una opción para adentrarse al campo laboral.

Política

Asesinan a Ignacio Montoya, ex alcalde de Maravatío, Michoacán

Ignacio Montoya se encontraba en un negocio de su propiedad cuando sujetos armados dispararon contra él

Política

Calendario para foros de la reforma al Poder Judicial podría aprobarse el miércoles: Mier

Ignacio Mier anunció que empezarán las discusiones que permitan en paralelo informar a los ciudadanos y avanzar en el proceso legislativo de las reformas constitucionales

Política

Abuchean a gobernadores del PRI y AMLO los defiende: ya pasó la elección, ahora unidad

AMLO aseguró que los partidos son "una parte" y el gobierno es "todo" por lo que pueden trabajar en conjunto

Mundo

México rechaza firmar declaración conjunta en la Cumbre de la Paz

En la Cumbre de la Paz, México exigió que las negociaciones involucren a Rusia y sean bajo el paraguas de la ONU

Política

PAN y PRI rechazan foros simulados de Morena para reformar Poder Judicial

Los dirigentes del PRI y el PAN coincidieron en que reformar el Poder Judicial solo será una politización extrema

Política

“Comicios fortalecieron un régimen opresor”: EPR

El Ejército Popular Revolucionario critica los resultados de la elección y rechaza la posición del nuevo gobierno ante Estados Unidos