/ martes 9 de mayo de 2023

La elección de ser mamá | Buscar a una madre desaparecida, un camino de más de una década

Cecilia Navarro desapareció después de dar clases y su hija, quien lleva su nombre, no ha parado de buscarla

He visto cuerpos quemados, ahorcados, desmembrados, huesos, dientes, pelos, uñas, y ropa, pero creo que no es ella, hasta ahora no ha sido ella, la busco entre los muertos, pero la pienso siempre con vida”, cuenta Cecilia Campos, quien lleva 11 años buscando a su mamá.

Cecilia Navarro Sánchez tenía 51 años cuando desapareció, era mamá de cuatro hijos y profesora de la Escuela Normal de Naucalpan, Estado de México. El 4 de septiembre de 2012 Cecilia terminó de dar clases, pasó a la escuela por su hijo de 12 años lo dejó en su casa, y avisó que saldría al Sindicato de Trabajadores de Toluca. Nunca regresó. Ella es una de las 111 mil mujeres que han desaparecido en México.

Continúa leyendo: La elección de ser mamá | Joanna eligió ser madre y subrogar su vientre

Cuando yo llego en la noche le pregunto a mi hermano por qué no estaba el coche de mi mamá, me dice que se fue a Toluca, y como había veces que se iba a congresos o daba conferencias y se quedaba en Toluca nos pareció normal que no llegara”, explicó su hija.

Desde ese momento su familia no volvió a saber nada de ella, por lo que Ceci, su padre y hermanos comenzaron con la búsqueda. Denunciaron su desaparición ante las Fiscalías del Estado de México y de la Ciudad de México y acumulan 11 años sin tener una sola pista de su desaparición.

Cecilia terminó de dar clases, pasó a la escuela por su hijo de 12 años lo dejó en su casa, y avisó que saldría al Sindicato de Trabajadores de Toluca. Nunca regresó

Cabello teñido de rubio, manchas de paño en las mejillas y manos, son las señas particulares que se leen en la ficha de búsqueda que ha circulado en las calles y redes sociales durante más de una década. La hija de Cecilia Navarro ha tenido que sacar muestras genéticas más de 10 veces para continuar con la investigación con la esperanza de poder encontrarla.

Once años después no tengo ni una pista para encontrar a mi mamá, se ha rotado la carpeta de investigación aproximadamente en 30 ministerios públicos, es desgastante y revictimizante”, señaló en entrevista con El Sol de México.

Al inicio de la investigación fueron los del ministerio público a las oficinas de mi mamá, recaudaron documentos, libretas, computadoras, de todo | Foto: Omar Flores /El Sol de México


Cecilia explicó que el carro de su mamá apareció tres meses después en Naucalpan, pero de nada sirvió porque la carpeta de investigación creció y ahora es de 12 tomos de los que se ha perdido y filtrado información.

Al inicio de la investigación fueron los del ministerio público a las oficinas de mi mamá, recaudaron documentos, libretas, computadoras, de todo. Lo guardaron en una bodega en Tecámac, la bodega se inundó y me dijeron que no hay rastro de todas las cosas que sacaron”, acusó.

Yo no sé si en esa libreta había un rastro que mi mamá hubiera dicho me fui a tal lado, o me voy a ver con equis persona, que pudo ser una pista para encontrar algo”, lamentó.

Es increíble que suceda esto en pleno siglo XXI y que pueda tener el estado esa ligereza para perder el cuerpo de una persona | Foto: Omar Flores /El Sol de México

El coordinador del Proyecto sobre Desaparición Forzada en México y América Latina de la Universidad Autónoma de Metropolitana (UAM), Edgar Chávez Hernández, explicó que los ministerios públicos son clave en las investigaciones de personas desaparecidas, pero muchas veces entorpecen los procesos pues cambian constantemente a los funcionarios públicos.

En esta rotación y falta de responsabilidad que existe en las instituciones del estado se vulnera a las víctimas porque no solamente es lo engorroso de contar la historia una y otra vez, sino la revictimización de las personas que tienen que situarse de nuevo en ese momento traumatizante por la pérdida de su familiar”, señaló Chávez resaltó que no existe una guía de pasos para comenzar con la búsqueda de los familiares, pero es importante que sepan los derechos con los que cuentan y dónde pueden exigirlos.

Agregó que la forma de tipificar los delitos pueden llegar a confundir a los buscadores, ya que hay veces que las personas desaparecidas fueron asesinadas, atropelladas en vía pública o tuvieron algún accidente, pero se pierden en algún servicio forense o en alguna institución del estado, por lo que es una forma de revictimizar a las familias y alejarlos de la posibilidad de encontrarlos.

Amaba su trabajo, le encantaba ser maestra, era súper estudiosa | Fotos: Omar Flores /El Sol de México

Cecilia ha vivido una serie de irregularidades en los ministerios públicos que no le han permitido obtener información o una pista de su madre.

Hay casos de personas que han buscado a sus familiares en toda la República cuando estaban en dos municipios aledaños de donde vivía la persona desaparecida, es increíble que suceda esto en pleno siglo XXI y que pueda tener el estado esa ligereza para perder el cuerpo de una persona”, argumentó.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

A la hija buscadora la desaparición de Cecilia le parece muy extraña ya que la recuerda como una mujer muy alegre y comprometida con su trabajo, por lo que no entienden la razón de por qué alguien querría hacerle daño. “Amaba su trabajo, le encantaba ser maestra, era súper estudiosa, tenía dos maestrías, un doctorado y muchos diplomados, siempre se estabapreparando”.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

He visto cuerpos quemados, ahorcados, desmembrados, huesos, dientes, pelos, uñas, y ropa, pero creo que no es ella, hasta ahora no ha sido ella, la busco entre los muertos, pero la pienso siempre con vida”, cuenta Cecilia Campos, quien lleva 11 años buscando a su mamá.

Cecilia Navarro Sánchez tenía 51 años cuando desapareció, era mamá de cuatro hijos y profesora de la Escuela Normal de Naucalpan, Estado de México. El 4 de septiembre de 2012 Cecilia terminó de dar clases, pasó a la escuela por su hijo de 12 años lo dejó en su casa, y avisó que saldría al Sindicato de Trabajadores de Toluca. Nunca regresó. Ella es una de las 111 mil mujeres que han desaparecido en México.

Continúa leyendo: La elección de ser mamá | Joanna eligió ser madre y subrogar su vientre

Cuando yo llego en la noche le pregunto a mi hermano por qué no estaba el coche de mi mamá, me dice que se fue a Toluca, y como había veces que se iba a congresos o daba conferencias y se quedaba en Toluca nos pareció normal que no llegara”, explicó su hija.

Desde ese momento su familia no volvió a saber nada de ella, por lo que Ceci, su padre y hermanos comenzaron con la búsqueda. Denunciaron su desaparición ante las Fiscalías del Estado de México y de la Ciudad de México y acumulan 11 años sin tener una sola pista de su desaparición.

Cecilia terminó de dar clases, pasó a la escuela por su hijo de 12 años lo dejó en su casa, y avisó que saldría al Sindicato de Trabajadores de Toluca. Nunca regresó

Cabello teñido de rubio, manchas de paño en las mejillas y manos, son las señas particulares que se leen en la ficha de búsqueda que ha circulado en las calles y redes sociales durante más de una década. La hija de Cecilia Navarro ha tenido que sacar muestras genéticas más de 10 veces para continuar con la investigación con la esperanza de poder encontrarla.

Once años después no tengo ni una pista para encontrar a mi mamá, se ha rotado la carpeta de investigación aproximadamente en 30 ministerios públicos, es desgastante y revictimizante”, señaló en entrevista con El Sol de México.

Al inicio de la investigación fueron los del ministerio público a las oficinas de mi mamá, recaudaron documentos, libretas, computadoras, de todo | Foto: Omar Flores /El Sol de México


Cecilia explicó que el carro de su mamá apareció tres meses después en Naucalpan, pero de nada sirvió porque la carpeta de investigación creció y ahora es de 12 tomos de los que se ha perdido y filtrado información.

Al inicio de la investigación fueron los del ministerio público a las oficinas de mi mamá, recaudaron documentos, libretas, computadoras, de todo. Lo guardaron en una bodega en Tecámac, la bodega se inundó y me dijeron que no hay rastro de todas las cosas que sacaron”, acusó.

Yo no sé si en esa libreta había un rastro que mi mamá hubiera dicho me fui a tal lado, o me voy a ver con equis persona, que pudo ser una pista para encontrar algo”, lamentó.

Es increíble que suceda esto en pleno siglo XXI y que pueda tener el estado esa ligereza para perder el cuerpo de una persona | Foto: Omar Flores /El Sol de México

El coordinador del Proyecto sobre Desaparición Forzada en México y América Latina de la Universidad Autónoma de Metropolitana (UAM), Edgar Chávez Hernández, explicó que los ministerios públicos son clave en las investigaciones de personas desaparecidas, pero muchas veces entorpecen los procesos pues cambian constantemente a los funcionarios públicos.

En esta rotación y falta de responsabilidad que existe en las instituciones del estado se vulnera a las víctimas porque no solamente es lo engorroso de contar la historia una y otra vez, sino la revictimización de las personas que tienen que situarse de nuevo en ese momento traumatizante por la pérdida de su familiar”, señaló Chávez resaltó que no existe una guía de pasos para comenzar con la búsqueda de los familiares, pero es importante que sepan los derechos con los que cuentan y dónde pueden exigirlos.

Agregó que la forma de tipificar los delitos pueden llegar a confundir a los buscadores, ya que hay veces que las personas desaparecidas fueron asesinadas, atropelladas en vía pública o tuvieron algún accidente, pero se pierden en algún servicio forense o en alguna institución del estado, por lo que es una forma de revictimizar a las familias y alejarlos de la posibilidad de encontrarlos.

Amaba su trabajo, le encantaba ser maestra, era súper estudiosa | Fotos: Omar Flores /El Sol de México

Cecilia ha vivido una serie de irregularidades en los ministerios públicos que no le han permitido obtener información o una pista de su madre.

Hay casos de personas que han buscado a sus familiares en toda la República cuando estaban en dos municipios aledaños de donde vivía la persona desaparecida, es increíble que suceda esto en pleno siglo XXI y que pueda tener el estado esa ligereza para perder el cuerpo de una persona”, argumentó.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

A la hija buscadora la desaparición de Cecilia le parece muy extraña ya que la recuerda como una mujer muy alegre y comprometida con su trabajo, por lo que no entienden la razón de por qué alguien querría hacerle daño. “Amaba su trabajo, le encantaba ser maestra, era súper estudiosa, tenía dos maestrías, un doctorado y muchos diplomados, siempre se estabapreparando”.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

Sociedad

Lluvias en Oaxaca provocan inundación en hospital infantil

Cuerpos de rescate trabajan en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña para trasladar a pacientes y familias afectados por la inundación en el inmueble

Sociedad

Liberan el Arco Norte luego de 3 días de bloqueo

Ejidatarios bloquearon el Arco Norte durante tres días para reclamar el pago por sus tierras, que fueron usadas para construir la autopista

Política

Congreso de Baja California aprueba ley de infancias trans

La reforma aprobada por el Congreso de Baja California permitirá que menores de edad cambien su género en el acta de nacimiento

CDMX

Himno de la Ciudad de México: esta es la letra del nuevo símbolo para los capitalinos

El Himno de la Ciudad de México es el primero creado 100% por mujeres

Política

El Poder Judicial exige una preparación especial: Consejero de la Judicatura Federal

El consejero Bernardo Bátiz Vázquez afirmó que las y los juzgadores del PJF deben contar con un perfil destacado

Finanzas

EU reanudará inspección de aguacates una vez revise condiciones de seguridad en Michoacán

Las inspecciones se interrumpieron el 17 de junio, lo que provocó la suspensión de las importaciones