/ martes 17 de enero de 2017

Acuerda Jucopo medidas de austeridad

En sesión extraordinaria, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados acordó anoche una serie de medidas de austeridad como la eliminación del “bono secreto”, cancelar los viajes internacionales –salvo aquellos estrictamente indispensables que deberán autorizarse siempre en “clase económica”–, rescindir el servicio de telefonía celular, vales de gasolina para diputados, así como un descuento de 25 por ciento de gastos en alimentos.

En un segundo acuerdo, la Jucopo determinó expresar su enérgico rechazo a la anunciada política de Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, en contra de los migrantes mexicanos en aquella nación y a la construcción de un muro fronterizo entre ambas naciones.

Asimismo, después de casi tres horas de un encuentro a puertas cerradas que se retrasó por espacio de hora y media –estaba programado para las 17:00 horas-, se informó también que no hubo consenso para llevar a cabo un periodo extraordinario de sesiones en la Cámara Baja para analizar el tema del denominado “gasolinazo” y los impuestos a los hidrocarburos.”

“La Cámara de Diputados no puede ser omisa a los problemas económicos que padece el pueblo mexicano y desde luego el día de hoy, como parte del orden del día, incluimos este tema que nos parece de trascendental importancia”, manifestó el presidente de la Jucopo, Francisco Martínez Neri (PRD).

Los coordinadores y vicecoordinadores parlamentarios de las distintas fuerzas políticas en el Palacio Legislativo de San Lázaro, presentes en la reunión de anoche, acompañaron a Martínez Neri a hacer público lo acordado en rechazo a las intenciones de Donald Trump y las medidas de austeridad establecidas a las cuales se les dará “confeccionamiento” para presentarlas este martes en la sesión de la Comisión Permanente.

Al hacer el anuncio, Martínez Neri estuvo flanqueado por los dirigentes del PRI en ese recinto, César Camacho Quiroz y Jorge Carlos Ramírez Marín; del PAN, Marko Cortés; de Morena, Rocío Nahle García; Movimiento Ciudadano, Claudia Corichi; y del PVEM, Jesús Sesma Suárez.

“El documento final será presentado en la Comisión Permanente y será confeccionado, también concluido, solamente unos apuntes. Será concluido por la mañana”, agregó el coordinador del grupo parlamentario del PRD quien aseguró que los acuerdos tomados sobre el particular no son limitativos, sino que inician un proceso de discusión.

En concreto, el primero de los seis puntos de la medida de austeridad para los 500 diputados federales menciona que no habrá apoyos adicionales para los diputados por sus actividades parlamentarias con motivo de fin de año, como sucedió en diciembre pasado. Se termina esta política de entregar este tipo de partidas.

El segundo, que los apoyos complementarios que por norma reciben más allá de su dieta para el cumplimiento de sus funciones legislativas como representantes populares, serán plenamente comprobados conforme a la ley de transparencia, con recibos fiscales; cuando no sea así, los recursos deberán reintegrarse a la Cámara de Diputados.

El tercer punto cancela todos los viajes internacionales, salvo aquellos estrictamente indispensables que deberán ser autorizados por la Jucopo, siempre en clase económica; el cuarto, es la cancelación.

Los últimos tres puntos mencionan también que se cancelará la prestación del servicio de telefonía celular, eliminación de apoyos de vales de gasolina para diputados, y la disminución en 25 por ciento del gasto en alimentos.

“Estos son solamente algunos de los acuerdos que tomamos, no son limitativos, vamos a seguir trabajando sobre el tema porque hay necesidad de revisar integralmente el presupuesto y seguramente habrá algunas otras partidas de las que podamos echar mano para configurar un presupuesto ajustado”, subrayó Martínez Neri.

Dejó claro que lo expuesto es solamente un punto de entrada para revisar otras propuestas de las bancadas, “que seguramente serán de relevancia y que estarán anunciándose en su oportunidad, como ha hecho ya la Cámara de Senadores y otras instancias conforme a la política de austeridad que debe prevalecer en México”.

Previamente, el panista Marko Cortés adelantó que su bancada propondría disminuir al menos 500 millones de pesos al año al eliminar gastos en telefonía celular, combustibles que no sean plenamente justificables y en viajes internacionales, y que se analicen con absoluta responsabilidad las remuneraciones de diputados y servidores públicos.

A su vez, el ecologista Jesús Sesma también propondría eliminar los viajes de los diputados al extranjero, con lo que se estima un ahorro de 7.4 millones de pesos; la diputada de MC, Clemente Castañeda, mencionó que si bien su bancada ha renunciado a las prestaciones como seguro médico, la exigencia de la sociedad obliga a que el Congreso sea más austero.

En tanto, el del PES, Alejandro González Murillo, propuso la reducción de 20 por ciento del salario de los diputados y senadores, servidores públicos e integrantes del Poder Judicial de la Federación, la cancelación de bonos, vales de gasolina y seguros de gastos médicos mayores privados.

Así como la cancelación de publicidad gubernamental, la eliminación de pensiones vitalicias de los ex presidentes, eliminar el financiamiento a los partidos políticos, entre otros.

En sesión extraordinaria, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados acordó anoche una serie de medidas de austeridad como la eliminación del “bono secreto”, cancelar los viajes internacionales –salvo aquellos estrictamente indispensables que deberán autorizarse siempre en “clase económica”–, rescindir el servicio de telefonía celular, vales de gasolina para diputados, así como un descuento de 25 por ciento de gastos en alimentos.

En un segundo acuerdo, la Jucopo determinó expresar su enérgico rechazo a la anunciada política de Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, en contra de los migrantes mexicanos en aquella nación y a la construcción de un muro fronterizo entre ambas naciones.

Asimismo, después de casi tres horas de un encuentro a puertas cerradas que se retrasó por espacio de hora y media –estaba programado para las 17:00 horas-, se informó también que no hubo consenso para llevar a cabo un periodo extraordinario de sesiones en la Cámara Baja para analizar el tema del denominado “gasolinazo” y los impuestos a los hidrocarburos.”

“La Cámara de Diputados no puede ser omisa a los problemas económicos que padece el pueblo mexicano y desde luego el día de hoy, como parte del orden del día, incluimos este tema que nos parece de trascendental importancia”, manifestó el presidente de la Jucopo, Francisco Martínez Neri (PRD).

Los coordinadores y vicecoordinadores parlamentarios de las distintas fuerzas políticas en el Palacio Legislativo de San Lázaro, presentes en la reunión de anoche, acompañaron a Martínez Neri a hacer público lo acordado en rechazo a las intenciones de Donald Trump y las medidas de austeridad establecidas a las cuales se les dará “confeccionamiento” para presentarlas este martes en la sesión de la Comisión Permanente.

Al hacer el anuncio, Martínez Neri estuvo flanqueado por los dirigentes del PRI en ese recinto, César Camacho Quiroz y Jorge Carlos Ramírez Marín; del PAN, Marko Cortés; de Morena, Rocío Nahle García; Movimiento Ciudadano, Claudia Corichi; y del PVEM, Jesús Sesma Suárez.

“El documento final será presentado en la Comisión Permanente y será confeccionado, también concluido, solamente unos apuntes. Será concluido por la mañana”, agregó el coordinador del grupo parlamentario del PRD quien aseguró que los acuerdos tomados sobre el particular no son limitativos, sino que inician un proceso de discusión.

En concreto, el primero de los seis puntos de la medida de austeridad para los 500 diputados federales menciona que no habrá apoyos adicionales para los diputados por sus actividades parlamentarias con motivo de fin de año, como sucedió en diciembre pasado. Se termina esta política de entregar este tipo de partidas.

El segundo, que los apoyos complementarios que por norma reciben más allá de su dieta para el cumplimiento de sus funciones legislativas como representantes populares, serán plenamente comprobados conforme a la ley de transparencia, con recibos fiscales; cuando no sea así, los recursos deberán reintegrarse a la Cámara de Diputados.

El tercer punto cancela todos los viajes internacionales, salvo aquellos estrictamente indispensables que deberán ser autorizados por la Jucopo, siempre en clase económica; el cuarto, es la cancelación.

Los últimos tres puntos mencionan también que se cancelará la prestación del servicio de telefonía celular, eliminación de apoyos de vales de gasolina para diputados, y la disminución en 25 por ciento del gasto en alimentos.

“Estos son solamente algunos de los acuerdos que tomamos, no son limitativos, vamos a seguir trabajando sobre el tema porque hay necesidad de revisar integralmente el presupuesto y seguramente habrá algunas otras partidas de las que podamos echar mano para configurar un presupuesto ajustado”, subrayó Martínez Neri.

Dejó claro que lo expuesto es solamente un punto de entrada para revisar otras propuestas de las bancadas, “que seguramente serán de relevancia y que estarán anunciándose en su oportunidad, como ha hecho ya la Cámara de Senadores y otras instancias conforme a la política de austeridad que debe prevalecer en México”.

Previamente, el panista Marko Cortés adelantó que su bancada propondría disminuir al menos 500 millones de pesos al año al eliminar gastos en telefonía celular, combustibles que no sean plenamente justificables y en viajes internacionales, y que se analicen con absoluta responsabilidad las remuneraciones de diputados y servidores públicos.

A su vez, el ecologista Jesús Sesma también propondría eliminar los viajes de los diputados al extranjero, con lo que se estima un ahorro de 7.4 millones de pesos; la diputada de MC, Clemente Castañeda, mencionó que si bien su bancada ha renunciado a las prestaciones como seguro médico, la exigencia de la sociedad obliga a que el Congreso sea más austero.

En tanto, el del PES, Alejandro González Murillo, propuso la reducción de 20 por ciento del salario de los diputados y senadores, servidores públicos e integrantes del Poder Judicial de la Federación, la cancelación de bonos, vales de gasolina y seguros de gastos médicos mayores privados.

Así como la cancelación de publicidad gubernamental, la eliminación de pensiones vitalicias de los ex presidentes, eliminar el financiamiento a los partidos políticos, entre otros.