/ lunes 26 de septiembre de 2016

La homosexualidad aún es considerada enfermedad por la OMS: Arquidiócesis

  • Son quienes más padecen y contagian males de transmisión sexual, afirma

A través de su sitio web del semanario “Desde la Fe”, la Arquidiócesis de México señaló que es falso que la Organización Mundial de la Salud haya retirado en 1974 la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, debido a la presión del lobby gay.

El texto que es una contrearréplica a la comunidad lésbica, gay, bisexual, travesti, transexual, transgénero e intersexual (LGBTTTI), los acusa no sOlo de “enfermos mentales” sino de que “los homosexuales son quienes más padecen y contagian enfermedades de transmisión sexual según estudios de la propia Organización Mundial de la Salud, casi el 80 por ciento de los enfermos de enfermedades de transmisión sexual son hombres homosexuales”.

----A través de su órgano oficial la Arquidiócesis cuestiona “¿Dónde está ese estudio, supuestamente iniciado en 1944, en plena Segunda Guerra Mundial? Tendría que haber sido muy famoso e importante, y haber sido dado a conocer, pero no lo fue porque no existe”.

En el texto se señala que el llamado matrimonio igualitario afecta el matrimonio heterosexual porque “promueven el estilo de vida homosexual Ya que de la unión estable de un hombre y una mujer depende la continuidad de la especie y el desarrollo integral de los nuevos ciudadanos.

Enseguida afirma que está probado que los hijos de padres homosexuales sí son afectados: en su autoestima, en su identidad sexual, en su estabilidad emocional, en su rendimiento escolar, etc.

“Dicen que no hay un solo estudio científico que demuestre el daño psicológico que han sufrido niños o niñas adoptados por padres homosexuales.

“Tal vez en México no lo haya todavía, porque los niños adoptados están demasiado pequeños para expresarse, pero sí hay estudios de otros países y numerosos testimonios de jóvenes que explican cómo los afectó negativamente haber sido criados por padres homosexuales”, advierte.

Asimismo asevera que ni la jerarquía católica ni el Semanario Desde la Fe han realizado campaña de odio ni han proferido blasfemias (en contra de la comunidad LGBTTTI), así que no pueden detener lo que no existe. Como órgano de la Iglesia, que es madre y maestra, Desde la Fe se limita a enseñar, haciendo uso de su derecho a la libertad de expresión.

  • Son quienes más padecen y contagian males de transmisión sexual, afirma

A través de su sitio web del semanario “Desde la Fe”, la Arquidiócesis de México señaló que es falso que la Organización Mundial de la Salud haya retirado en 1974 la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, debido a la presión del lobby gay.

El texto que es una contrearréplica a la comunidad lésbica, gay, bisexual, travesti, transexual, transgénero e intersexual (LGBTTTI), los acusa no sOlo de “enfermos mentales” sino de que “los homosexuales son quienes más padecen y contagian enfermedades de transmisión sexual según estudios de la propia Organización Mundial de la Salud, casi el 80 por ciento de los enfermos de enfermedades de transmisión sexual son hombres homosexuales”.

----A través de su órgano oficial la Arquidiócesis cuestiona “¿Dónde está ese estudio, supuestamente iniciado en 1944, en plena Segunda Guerra Mundial? Tendría que haber sido muy famoso e importante, y haber sido dado a conocer, pero no lo fue porque no existe”.

En el texto se señala que el llamado matrimonio igualitario afecta el matrimonio heterosexual porque “promueven el estilo de vida homosexual Ya que de la unión estable de un hombre y una mujer depende la continuidad de la especie y el desarrollo integral de los nuevos ciudadanos.

Enseguida afirma que está probado que los hijos de padres homosexuales sí son afectados: en su autoestima, en su identidad sexual, en su estabilidad emocional, en su rendimiento escolar, etc.

“Dicen que no hay un solo estudio científico que demuestre el daño psicológico que han sufrido niños o niñas adoptados por padres homosexuales.

“Tal vez en México no lo haya todavía, porque los niños adoptados están demasiado pequeños para expresarse, pero sí hay estudios de otros países y numerosos testimonios de jóvenes que explican cómo los afectó negativamente haber sido criados por padres homosexuales”, advierte.

Asimismo asevera que ni la jerarquía católica ni el Semanario Desde la Fe han realizado campaña de odio ni han proferido blasfemias (en contra de la comunidad LGBTTTI), así que no pueden detener lo que no existe. Como órgano de la Iglesia, que es madre y maestra, Desde la Fe se limita a enseñar, haciendo uso de su derecho a la libertad de expresión.