/ lunes 13 de marzo de 2017

Propone México puentes de cooperación con EU en lucha contra las drogas

En medio de la tensión creada por la posible construcción de un muro de separación entre ambos países, México propone "puentes de cooperación" con Estados Unidos para intensificar la lucha contra las drogas y el narcotráfico.

Así lo manifestó hoy en Viena el subsecretario de Estado mexicano para Asuntos Multilaterales, Miguel Ruiz Cabañas, en el marco de la 60 sesión de la Comisión de Narcóticos de la Naciones Unidas. En declaraciones a Efe, el representante mexicano destacó que su país "se dedica a eso, a hacer puentes. Puentes de cooperación en estas y muchas otras materias".

"México coopera y vamos a seguir cooperando (con EU). Nada de lo que hagamos en México o en Estados Unidos puede ser indiferente al otro. Son realidades interconectadas", aseguró Ruiz Cabañas.

"La cooperación no solo es indispensable sino insustituible. Yo creo que esa es la convicción que se está poco a poco reasumiendo. Tenemos que trabajar juntos", agregó.

En ese sentido, expresó su esperanza de que la administración de Donald Trump vaya a mantener "una política de cooperación bilateral y regional".

Ruiz Cabañas acudió hoy a la reunión anual de la Comisión de Narcóticos con el objetivo de "profundizar" el debate internacional en materia de control de drogas, "para enriquecer las políticas regionales, nacionales e internacionales".

Según el Gobierno mexicano, el enfoque exclusivo de prohibición "no es suficiente", destacó el subsecretario.

"No vamos a legalizar todo, no se va crear ese vacío, por supuesto que la aplicación de la ley y el enfoque punitivo deben estar allí", explicó la postura mexicana, compartida a nivel regional sobre todo por Colombia y Guatemala.

"Por eso, proponemos un enfoque de salud más amplio, un enfoque de prevención, de tratamiento, de mayor equilibrio en la políticas de drogas", concluyó Ruiz Cabañas.

La reunión de la Comisión de Narcóticos de la ONU de esta semana está dominada por la exigencia de varios países latinoamericanos, con México y Colombia a la cabeza, de cambiar la política global contra las drogas, centrada más en el factor humano y de salud, y no tanto en acciones policiales.

/cpg

En medio de la tensión creada por la posible construcción de un muro de separación entre ambos países, México propone "puentes de cooperación" con Estados Unidos para intensificar la lucha contra las drogas y el narcotráfico.

Así lo manifestó hoy en Viena el subsecretario de Estado mexicano para Asuntos Multilaterales, Miguel Ruiz Cabañas, en el marco de la 60 sesión de la Comisión de Narcóticos de la Naciones Unidas. En declaraciones a Efe, el representante mexicano destacó que su país "se dedica a eso, a hacer puentes. Puentes de cooperación en estas y muchas otras materias".

"México coopera y vamos a seguir cooperando (con EU). Nada de lo que hagamos en México o en Estados Unidos puede ser indiferente al otro. Son realidades interconectadas", aseguró Ruiz Cabañas.

"La cooperación no solo es indispensable sino insustituible. Yo creo que esa es la convicción que se está poco a poco reasumiendo. Tenemos que trabajar juntos", agregó.

En ese sentido, expresó su esperanza de que la administración de Donald Trump vaya a mantener "una política de cooperación bilateral y regional".

Ruiz Cabañas acudió hoy a la reunión anual de la Comisión de Narcóticos con el objetivo de "profundizar" el debate internacional en materia de control de drogas, "para enriquecer las políticas regionales, nacionales e internacionales".

Según el Gobierno mexicano, el enfoque exclusivo de prohibición "no es suficiente", destacó el subsecretario.

"No vamos a legalizar todo, no se va crear ese vacío, por supuesto que la aplicación de la ley y el enfoque punitivo deben estar allí", explicó la postura mexicana, compartida a nivel regional sobre todo por Colombia y Guatemala.

"Por eso, proponemos un enfoque de salud más amplio, un enfoque de prevención, de tratamiento, de mayor equilibrio en la políticas de drogas", concluyó Ruiz Cabañas.

La reunión de la Comisión de Narcóticos de la ONU de esta semana está dominada por la exigencia de varios países latinoamericanos, con México y Colombia a la cabeza, de cambiar la política global contra las drogas, centrada más en el factor humano y de salud, y no tanto en acciones policiales.

/cpg