/ lunes 27 de febrero de 2017

No basta la Reforma Penal: Luis Raúl González Perez

El ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, rechazó que la solución a los problemas delincuenciales en el país sea incrementar penas o agravar delitos. Aseguró que el tema del sistema penitenciario ha estado fuera de la agenda de atención prioritaria, ignorando que cualquier éxito de la seguridad ciudadana puede ignorar.

Durante la firma del convenio de colaboración entre la CNDH y el Observatorio Ciudadano del Sistema Penitenciario (OCSP), González Pérez sostuvo que no basta la Reforma Penal para seguir los procesos de quien se le imputa una responsabilidad, sino que surge una nueva etapa cuando las personas procesadas o sentenciadas deben pagar su deuda con la sociedad de acuerdo con los principios del artículo 18 constitucional que dispone claramente la reinserción social.

González Pérez manifestó que hoy no se puede entender ninguna función pública sin la participación de la sociedad civil, mucho menos cuando se defienden los derechos humanos y la dignidad de las personas.

“Hoy es un binomio inseparable que por fortuna se ha venido fortaleciendo la participación social, todavía es insuficiente, pero es el camino correcto de interacción de las instituciones y organismos públicos con la sociedad”, puntualizó.

Ante el ombudsman del Estado de Morelos, Jorge Arturo Olivares Brito, y la tercera visitadora General de la CNDH, Ruth Villanueva Castilleja, González Pérez llamó a rechazar las voces que demeritan tanto de defensores civiles como de organismos públicos de derechos humanos con la falacia que defienden delincuentes. El objetivo de la defensa de los derechos humanos de la persona que está en situación de vulnerabilidad es que se respete su dignidad, enfatizó.

En este contexto, el defensor enfatizó que cuando alguien comete un delito, debe pagar las consecuencias de acuerdo con la ley, pero no por ello perder su dignidad como persona ni se le deben cancelar múltiples derechos.

Recalcó que la dependencia a su cargo ha hecho diferentes pronunciamientos penitenciarios que buscan generar políticas públicas, así como dos recomendaciones generales, tres informes especiales, tres diagnósticos nacionales anuales de supervisión penitenciaria, dos informes del Mecanismo Nacional de la Tortura, 12 recomendaciones particulares y dos colecciones de publicaciones penitenciarias.

El ombudsman nacional celebró el Acuerdo firmado, que permitirá ir de la mano con el Observatorio para tener una voz conjunta y no quedar solo en el reproche de lo que está mal, sino llegar a propuestas. Recomendó tomar en cuenta a las comisiones estatales para trabajar en la defensa de la dignidad de las personas que están en situación de vulnerabilidad.

El ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, rechazó que la solución a los problemas delincuenciales en el país sea incrementar penas o agravar delitos. Aseguró que el tema del sistema penitenciario ha estado fuera de la agenda de atención prioritaria, ignorando que cualquier éxito de la seguridad ciudadana puede ignorar.

Durante la firma del convenio de colaboración entre la CNDH y el Observatorio Ciudadano del Sistema Penitenciario (OCSP), González Pérez sostuvo que no basta la Reforma Penal para seguir los procesos de quien se le imputa una responsabilidad, sino que surge una nueva etapa cuando las personas procesadas o sentenciadas deben pagar su deuda con la sociedad de acuerdo con los principios del artículo 18 constitucional que dispone claramente la reinserción social.

González Pérez manifestó que hoy no se puede entender ninguna función pública sin la participación de la sociedad civil, mucho menos cuando se defienden los derechos humanos y la dignidad de las personas.

“Hoy es un binomio inseparable que por fortuna se ha venido fortaleciendo la participación social, todavía es insuficiente, pero es el camino correcto de interacción de las instituciones y organismos públicos con la sociedad”, puntualizó.

Ante el ombudsman del Estado de Morelos, Jorge Arturo Olivares Brito, y la tercera visitadora General de la CNDH, Ruth Villanueva Castilleja, González Pérez llamó a rechazar las voces que demeritan tanto de defensores civiles como de organismos públicos de derechos humanos con la falacia que defienden delincuentes. El objetivo de la defensa de los derechos humanos de la persona que está en situación de vulnerabilidad es que se respete su dignidad, enfatizó.

En este contexto, el defensor enfatizó que cuando alguien comete un delito, debe pagar las consecuencias de acuerdo con la ley, pero no por ello perder su dignidad como persona ni se le deben cancelar múltiples derechos.

Recalcó que la dependencia a su cargo ha hecho diferentes pronunciamientos penitenciarios que buscan generar políticas públicas, así como dos recomendaciones generales, tres informes especiales, tres diagnósticos nacionales anuales de supervisión penitenciaria, dos informes del Mecanismo Nacional de la Tortura, 12 recomendaciones particulares y dos colecciones de publicaciones penitenciarias.

El ombudsman nacional celebró el Acuerdo firmado, que permitirá ir de la mano con el Observatorio para tener una voz conjunta y no quedar solo en el reproche de lo que está mal, sino llegar a propuestas. Recomendó tomar en cuenta a las comisiones estatales para trabajar en la defensa de la dignidad de las personas que están en situación de vulnerabilidad.