/ viernes 16 de octubre de 2020

Pie de Nota | El penacho y el no-futuro

"Hoy estamos como si no hubiera futuro", ha dicho certeramente en una entrevista reciente el poeta portugués José Luís Peixoto

"Hoy estamos como si no hubiera futuro", ha dicho certeramente en una entrevista reciente el poeta portugués José Luís Peixoto.

En estos tiempos de pandemia los planes que teníamos fueron cancelados o pospuestos, tiempos que obligan a la reflexión sobre cuál es nuestro destino y quiénes somos, según explicó el laureado escritor al periódico El Universal en su edición del 13 de octubre.

▶️ México, gravemente enfermo al concentrar el poder sólo en el Ejecutivo: Signos Vitales

Lo cito para no plagiar, a la vez que no haría justicia a la precisión de sus palabras: "En este tiempo de pandemia hemos tenido la oportunidad de parar y mirar quiénes somos, vivimos en un tiempo en el que el futuro cambió, su concepto es muy distinto de lo que era, antes teníamos la ilusión de que el futuro era mucho más claro de lo que es ahora".

Foto: Alejandro Aguilar | El Sol de México

No he encontrado una descripción más precisa de estos tiempos tan raros. Añadiría quien escribe que ante esta imposibilidad de hacer planes por el no-futuro parece que queremos regresar a un pasado que creemos más feliz. Todos estamos extrañando algo.

Son tiempos, los nuestros, con notas de postmodernismo, nihilismo y existencialismo, en los que estamos en el camino de aceptar que como cultura hemos sido derrotados con el desencanto como la marca, cuando la vida futura pierde sentido porque ya no se puede planear casi nada. Entonces nos volcamos a pensar en la condición humana, la libertad y la responsabilidad individual, las emociones, así como el significado de la vida.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Disculpará usted el trance filosófico, pero los recientes eventos en México y el mundo me obligan a pensar seriamente sobre en dónde estamos parados y hacia dónde vamos.

En los usos y costumbres regresamos al uso masivo del plástico y el auto individual para no contagiarnos. La otredad, el miedo al otro, se hace presente porque no sabemos dónde anduvo o si andaba enfermo.

En lo político, inexplicable es que en pleno 2020 exista algo como el FRENAAA y personajes del calibre de Juan Bosco Abascal, que buscan activamente hacer gobierno al medievo para evitar la igualdad entre los sexos, la libertad individual y la democracia.

Buena parte de la política en México todavía la hacen hombres viejos y necios con ideas viejas y necias, mientras que a los cuadros jóvenes se les adhiere o se les rechaza.

Ante ello, los inconformes llamaron este sábado a sus seguidores de todo el país para intentar reunir a las 100 mil personas, pero según estimaciones al Zócalo llegaron unas 5 mil. Foto: Daniel Hidalgo | El Sol de México

Desde el gobierno seguimos quemando dinero en las llamas del finito pensamiento petrolero cuando a la ciencia se le cuentan los centavos, esto, con el agravante de mandar a los niños a educarse para el futuro con tecnologías de hace 50 años.

Entonces como máxima expresión de este desandar lo avanzado mandamos a la primera dama a suplicar para que Europa nos regrese el penacho de Moctezuma, mito del México prehispánico y en consecuencia simbólico de una grandeza pasada.

➡️ Penacho de Moctezuma no podrá trasladarse "al menos en 10 años"

Todavía no podemos cerrar las heridas que dejó la colonia y por eso queremos destruir las estatuas de Cristóbal Colón y los conquistadores, exigirles que se disculpen sus hijos como si no fueran nuestros medios hermanos y que nos regresen nuestro pasado.

Foto: AFP

Por eso queremos el penacho de vuelta, para ver si nos da una idea de lo que fuimos, lo que somos y hacia dónde vamos, ahorita que andamos a oscuras.

Espero que esta depresión de las ideas sea pasajera. Debe de serlo. Este 2020, el anti-año, debe ser una pausa para repensarnos y ver hacia adelante con la esperanza como fuerza, pues en el pasado no vamos a encontrar las respuestas para el futuro.

➡️ Coronavirus llega a México y así se enfrenta la emergencia

De nuevo cito a Peixoto: "La esperanza nos salvará, la esperanza es el combustible, es lo que tenemos para seguir viviendo aun con dificultades tan grandes como la que estamos atravesando".


Lee más del autor aquí ⬇️

"Hoy estamos como si no hubiera futuro", ha dicho certeramente en una entrevista reciente el poeta portugués José Luís Peixoto.

En estos tiempos de pandemia los planes que teníamos fueron cancelados o pospuestos, tiempos que obligan a la reflexión sobre cuál es nuestro destino y quiénes somos, según explicó el laureado escritor al periódico El Universal en su edición del 13 de octubre.

▶️ México, gravemente enfermo al concentrar el poder sólo en el Ejecutivo: Signos Vitales

Lo cito para no plagiar, a la vez que no haría justicia a la precisión de sus palabras: "En este tiempo de pandemia hemos tenido la oportunidad de parar y mirar quiénes somos, vivimos en un tiempo en el que el futuro cambió, su concepto es muy distinto de lo que era, antes teníamos la ilusión de que el futuro era mucho más claro de lo que es ahora".

Foto: Alejandro Aguilar | El Sol de México

No he encontrado una descripción más precisa de estos tiempos tan raros. Añadiría quien escribe que ante esta imposibilidad de hacer planes por el no-futuro parece que queremos regresar a un pasado que creemos más feliz. Todos estamos extrañando algo.

Son tiempos, los nuestros, con notas de postmodernismo, nihilismo y existencialismo, en los que estamos en el camino de aceptar que como cultura hemos sido derrotados con el desencanto como la marca, cuando la vida futura pierde sentido porque ya no se puede planear casi nada. Entonces nos volcamos a pensar en la condición humana, la libertad y la responsabilidad individual, las emociones, así como el significado de la vida.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Disculpará usted el trance filosófico, pero los recientes eventos en México y el mundo me obligan a pensar seriamente sobre en dónde estamos parados y hacia dónde vamos.

En los usos y costumbres regresamos al uso masivo del plástico y el auto individual para no contagiarnos. La otredad, el miedo al otro, se hace presente porque no sabemos dónde anduvo o si andaba enfermo.

En lo político, inexplicable es que en pleno 2020 exista algo como el FRENAAA y personajes del calibre de Juan Bosco Abascal, que buscan activamente hacer gobierno al medievo para evitar la igualdad entre los sexos, la libertad individual y la democracia.

Buena parte de la política en México todavía la hacen hombres viejos y necios con ideas viejas y necias, mientras que a los cuadros jóvenes se les adhiere o se les rechaza.

Ante ello, los inconformes llamaron este sábado a sus seguidores de todo el país para intentar reunir a las 100 mil personas, pero según estimaciones al Zócalo llegaron unas 5 mil. Foto: Daniel Hidalgo | El Sol de México

Desde el gobierno seguimos quemando dinero en las llamas del finito pensamiento petrolero cuando a la ciencia se le cuentan los centavos, esto, con el agravante de mandar a los niños a educarse para el futuro con tecnologías de hace 50 años.

Entonces como máxima expresión de este desandar lo avanzado mandamos a la primera dama a suplicar para que Europa nos regrese el penacho de Moctezuma, mito del México prehispánico y en consecuencia simbólico de una grandeza pasada.

➡️ Penacho de Moctezuma no podrá trasladarse "al menos en 10 años"

Todavía no podemos cerrar las heridas que dejó la colonia y por eso queremos destruir las estatuas de Cristóbal Colón y los conquistadores, exigirles que se disculpen sus hijos como si no fueran nuestros medios hermanos y que nos regresen nuestro pasado.

Foto: AFP

Por eso queremos el penacho de vuelta, para ver si nos da una idea de lo que fuimos, lo que somos y hacia dónde vamos, ahorita que andamos a oscuras.

Espero que esta depresión de las ideas sea pasajera. Debe de serlo. Este 2020, el anti-año, debe ser una pausa para repensarnos y ver hacia adelante con la esperanza como fuerza, pues en el pasado no vamos a encontrar las respuestas para el futuro.

➡️ Coronavirus llega a México y así se enfrenta la emergencia

De nuevo cito a Peixoto: "La esperanza nos salvará, la esperanza es el combustible, es lo que tenemos para seguir viviendo aun con dificultades tan grandes como la que estamos atravesando".


Lee más del autor aquí ⬇️

Mundo

Joe Biden, con la tarea de regular las redes sociales

Mantendrá en la agenda la supervisión de la libertad de expresión y el control de “fake news” en las plataformas

CDMX

CDMX sigue en rojo, pero con aperturas

Anuncia jefa de Gobierno que el lunes restaurantes vuelven a servir mesas únicamente al aire libre

Mundo

Caravana migrante rompe cerco militar en Guatemala y avanza a México

Más de cuatro mil migrantes avanzan ahora por territorio guatemalteco con rumbo hacia México

Turismo

Adiós a los Alpes, adiós a Don Juan

Covid-19: el enemigo público de cafeterías tradicionales

Turismo

Van por espacios turísticos abiertos en Querétaro

Secretario de Turismo señaló que durante el año pasado hicieron una difusión “discreta” del estado, lo que generó más visitantes de la Ciudad de México, Jalisco, Guanajuato y Zacatecas

Turismo

Callejoneadas en Zacatecas... un atractivo en espera

Las callejoneadas se consolidaron como una experiencia obligada para los visitantes

Turismo

El adiós de sitios emblemáticos tras la llegada de la pandemia

Lárrosoir dÁrthur, Celofán y el balneario El Texcal son algunos de los lugares que cerraron sus puertas durante esta contingencia

Doble Vía

Mexicanos no heredan dinero, sino sus smartphones

Siete de cada 10 celulares que se reemplazan tienen segundo uso, la mayoría se dan a familiares o amigos

Mundo

Joe Biden, con la tarea de regular las redes sociales

Mantendrá en la agenda la supervisión de la libertad de expresión y el control de “fake news” en las plataformas