/ jueves 9 de febrero de 2017

Renuncia ministro de Justicia rumano tras ola de protestas

Bucarest, Rumania.- El ministro de Justicia rumano, Florin Iordache, anunció su dimisión este jueves, tras la ola de protestas populares, sin precedentes desde la caída del comunismo, contra un decreto del gobierno que flexibilizaba la legislación anticorrupción.

"Decidí presentar mi renuncia", declaró Iordache, quien fuera uno de los artífices del decreto promulgado el 31 de enero por el gobierno, que finalmente lo abrogó el domingo ante la amplitud de las manifestaciones.

Foto: AP

Medio millón de rumanos se lanzaron a las calles de las grandes ciudades del país para manifestarse contra la voluntad del gobierno socialdemócrata, que entró en funciones el 4 de enero, de despenalizar ciertas formas de abusos de poder por parte de los dirigentes y responsables políticos. Esta medida fue también muy criticada por la Unión Europea (UE).

"Desde que llegué al ministerio de Justicia, he realizado todas las gestiones necesarias para remediar una serie de problemas sensibles (...) Todas mis iniciativas han sido legales y constitucionales", se defendió Iordache durante una conferencia de prensa en la sede del gobierno rumano.

Foto: AP

Florin Iordache, de 56 años de edad, se convirtió en ministro de Justicia tras haber trabajado como ingeniero en una fábrica de muebles, habiendo sido entre medio alcalde y diputado.

El gobierno aún no comunicó el nombre de su sucesor al frente de la cartera.

El miércoles, el primer ministro Sorin Grindeanu logró mantener su gobierno tras el fracaso de una moción de censura en el Parlamento.

Foto: AP

/parg

Bucarest, Rumania.- El ministro de Justicia rumano, Florin Iordache, anunció su dimisión este jueves, tras la ola de protestas populares, sin precedentes desde la caída del comunismo, contra un decreto del gobierno que flexibilizaba la legislación anticorrupción.

"Decidí presentar mi renuncia", declaró Iordache, quien fuera uno de los artífices del decreto promulgado el 31 de enero por el gobierno, que finalmente lo abrogó el domingo ante la amplitud de las manifestaciones.

Foto: AP

Medio millón de rumanos se lanzaron a las calles de las grandes ciudades del país para manifestarse contra la voluntad del gobierno socialdemócrata, que entró en funciones el 4 de enero, de despenalizar ciertas formas de abusos de poder por parte de los dirigentes y responsables políticos. Esta medida fue también muy criticada por la Unión Europea (UE).

"Desde que llegué al ministerio de Justicia, he realizado todas las gestiones necesarias para remediar una serie de problemas sensibles (...) Todas mis iniciativas han sido legales y constitucionales", se defendió Iordache durante una conferencia de prensa en la sede del gobierno rumano.

Foto: AP

Florin Iordache, de 56 años de edad, se convirtió en ministro de Justicia tras haber trabajado como ingeniero en una fábrica de muebles, habiendo sido entre medio alcalde y diputado.

El gobierno aún no comunicó el nombre de su sucesor al frente de la cartera.

El miércoles, el primer ministro Sorin Grindeanu logró mantener su gobierno tras el fracaso de una moción de censura en el Parlamento.

Foto: AP

/parg