/ lunes 18 de febrero de 2019

Chalecos amarillos en Francia caen en excesos

Alarma a los franceses sus últimos insultos antisemitas, hostigamientos sexistas y ataques contra la policía

PARÍS. Los chalecos amarillos, que hace tres meses tenían el respaldo de una amplia mayoría de franceses, están perdiendo ese caudal de simpatía debido a la creciente violencia de sus manifestaciones, las agresiones dirigidas contra personalidades políticas, el sectarismo y la intolerancia de algunos integrantes del movimiento y el pronunciado desliz antisemita y racista que afloró en los últimos días.

La mayoría de esas tendencias resurgieron abruptamente durante este último fin de semana. El episodio más inquietante se produjo el sábado, cuando un grupo de manifestantes reconoció al filósofo Alain Finkielkraut y lo cubrió de insultos antisemitas: “Vete de aquí, sionista de mierda”, “el pueblo somos nosotros”, “raza indigna”, “Francia es nuestra” y “Dios te va a castigar”, le gritaron durante largos instantes.

También se escucharon gritos de “facho”, “anti-sunita” y consignas a favor de Palestina. El episodio, filmado por transeúntes, fue difundido por televisión y por las redes sociales. La oportuna intervención de la policía impidió que fuera agredido físicamente por los militantes más enardecidos.

El escritor, que al principio simpatizaba con las reivindicaciones de los chalecos amarillos, en las últimas semanas adoptó una actitud crítica, precisamente por su creciente violencia y actitudes antisemitas.

La agresión contra Finkielkraut suscitó una inmensa ola de reacciones, empezando por el presidente Emmanuel Macron y toda la clase política que condenaron el acto. Pero al mismo reactivó el debate sobre los excesos de un movimiento social que se ha dejado tentar por la violencia a medida que disminuye su capacidad de movilización.

Esa misma tarde un grupo de chalecos amarillos atacó con piedras y palos un patrullero policial que se encontraba inmovilizado en medio de un atasco de tránsito. Algunos testigos afirmaron que uno de los manifestantes exhibió un arma, pero esa denuncia no fue confirmada.

Foto: AFP

Otro episodio de esa tendencia se produjo ayer en París durante una manifestación convocada para evocar el tercer mes de la primera movilización, el 17 de noviembre pasado. Una de las figuras emblemáticas del movimiento, Ingrid Levavasseur, recibió una lluvia de insultos sexistas por parte de un grupo de militantes radicalizados y se vio obligada a abandonar la marcha.

El miércoles, las acusaciones de “traición” y la presión de esos sectores intolerantes obligaron a Levavasseur a abandonar su proyecto de crear un partido, denominado Reunión de Iniciativa Ciudadana, para presentarse a las próximas elecciones europeas. Otra figura conocida, Sophie Tissier, denunció haber sido hostigada física y verbalmente por dos militantes.

PARÍS. Los chalecos amarillos, que hace tres meses tenían el respaldo de una amplia mayoría de franceses, están perdiendo ese caudal de simpatía debido a la creciente violencia de sus manifestaciones, las agresiones dirigidas contra personalidades políticas, el sectarismo y la intolerancia de algunos integrantes del movimiento y el pronunciado desliz antisemita y racista que afloró en los últimos días.

La mayoría de esas tendencias resurgieron abruptamente durante este último fin de semana. El episodio más inquietante se produjo el sábado, cuando un grupo de manifestantes reconoció al filósofo Alain Finkielkraut y lo cubrió de insultos antisemitas: “Vete de aquí, sionista de mierda”, “el pueblo somos nosotros”, “raza indigna”, “Francia es nuestra” y “Dios te va a castigar”, le gritaron durante largos instantes.

También se escucharon gritos de “facho”, “anti-sunita” y consignas a favor de Palestina. El episodio, filmado por transeúntes, fue difundido por televisión y por las redes sociales. La oportuna intervención de la policía impidió que fuera agredido físicamente por los militantes más enardecidos.

El escritor, que al principio simpatizaba con las reivindicaciones de los chalecos amarillos, en las últimas semanas adoptó una actitud crítica, precisamente por su creciente violencia y actitudes antisemitas.

La agresión contra Finkielkraut suscitó una inmensa ola de reacciones, empezando por el presidente Emmanuel Macron y toda la clase política que condenaron el acto. Pero al mismo reactivó el debate sobre los excesos de un movimiento social que se ha dejado tentar por la violencia a medida que disminuye su capacidad de movilización.

Esa misma tarde un grupo de chalecos amarillos atacó con piedras y palos un patrullero policial que se encontraba inmovilizado en medio de un atasco de tránsito. Algunos testigos afirmaron que uno de los manifestantes exhibió un arma, pero esa denuncia no fue confirmada.

Foto: AFP

Otro episodio de esa tendencia se produjo ayer en París durante una manifestación convocada para evocar el tercer mes de la primera movilización, el 17 de noviembre pasado. Una de las figuras emblemáticas del movimiento, Ingrid Levavasseur, recibió una lluvia de insultos sexistas por parte de un grupo de militantes radicalizados y se vio obligada a abandonar la marcha.

El miércoles, las acusaciones de “traición” y la presión de esos sectores intolerantes obligaron a Levavasseur a abandonar su proyecto de crear un partido, denominado Reunión de Iniciativa Ciudadana, para presentarse a las próximas elecciones europeas. Otra figura conocida, Sophie Tissier, denunció haber sido hostigada física y verbalmente por dos militantes.

CDMX

Balacera en paradero de Metro Indios Verdes deja un muerto

De acuerdo con los primeros reportes, una persona falleció dentro de un camión al resistirse a un asalto

New Articles

Odebrecht acusa denegación de justicia de la Corte

La empresa quiere se analicen sus impugnaciones a las sanciones que le impuso el Gobierno mexicano luego el escándalo que vinculó a Emilio Lozoya

Ecología

Incendios en el Amazonas son crisis internacional: Macron

Líderes mundiales, Gobiernos y varias personalidades se sumaron al llamado mundial por la protección de esa zona selvática en llamas

CDMX

PAOT suspende remodelación sin permiso en edificio Trevi

La Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial colocó sellos de suspensión

Finanzas

10 empresas van por ampliación de terminal 2 del AICM

La obra se trata de construir nuevas posiciones de contacto con la terminal 2 para que los pasajeros puedan llegar más rápido sin tener que tomar transporte

CDMX

Balacera en paradero de Metro Indios Verdes deja un muerto

De acuerdo con los primeros reportes, una persona falleció dentro de un camión al resistirse a un asalto

Ecología

¿Quieres ayudar al Amazonas? Aquí te decimos cómo hacerlo desde tu casa

Hoy te traemos algunas opciones para poder ayudar y contribuir a la causa

New Articles

Odebrecht acusa denegación de justicia del poder judicial mexicano

La empresa quiere se analicen sus impugnaciones a las sanciones que le impuso el Gobierno mexicano luego el escándalo que vinculó a Emilio Lozoya

Cultura

Subastarán en México plano de la catedral más antigua de Latinoamérica

El plano será subastado el próximo miércoles 29 de agosto en Ciudad de México