/ lunes 13 de mayo de 2024

[ESPECIAL] El escudo de chips de Taiwán

México dice enfocarse en nuevas tecnologías, educación y desarrollo para el futuro, sin embargo, está pensando en petróleo y tomar empresas sin pensar en las consecuencias. Es el caso de Air Liquide, una francesa que fue expropiada en esta nación y que forma parte del desarrollo avanzado de semiconductores en la nación más poderosa en este campo

TAIPEI, Taiwán. Cuando comenzó a mostrar las gráficas para explicar la cadena de producción de chips de Taiwán, el nombre de la empresa Air Liquide apareció en la parte superior derecha de uno de los documentos que traían la leyenda CONFIDENCIAL.

Estamos en una helada sala de presentaciones de un centro de desarrollo de innovación en Taipei, por sus grises y gastados edificios semeja una especie de Ciudad Universitaria de la UNAM que ve entrar y salir por todos los flancos cientos de motonetas con jóvenes montando a gran velocidad, unos vestidos con traje y zapatos, otros con sandalias y todos con cascos de muchos colores. Decenas rebasan por la izquierda, muchos por el centro y cientos más siguen formando en los semáforos rojos esas oleadas de aparatos de dos ruedas que cuestan unos mil dólares americanos y son lo preferido para viajar en esta parte del mundo.

Te puede interesar: México debe buscar una autosuficiencia electrónica: Caname

Este lugar se llama Hsinchu Science Park y todos los días recibe a alrededor de 170 mil empleados de más de 600 empresas que aquí están instaladas, además de 10 mil investigadores de ocho laboratorios y más de 60 mil estudiantes de las siete universidades que lo rodean. No son empresas de gran escala, aquí esta nación logró conformar en 44 años el clúster de semiconductores más deseado del mundo. “La cadena de producción más completa de la industria”, dice Chia-Yi Yen, Subdirector de la División de Inversiones del parque.

China aún no ha llegado al grado de usar la fuerza contra Taiwán, porque ellos siguen a un antiguo filósofo militar llamado Sun Tzu, y la primera regla del Arte de la Guerra de Sun Tzu es someter al enemigo sin luchar, es decir, evitar la guerraJaushieh Joseph Wu, encargado de Relaciones Exteriores

Recuerda que fue en 1980 cuando un grupo de empresas, chiquitas, comenzaron a formar la cadena de producción de tecnología, estudiaron ideas de todo el mundo y generaron productos. En un momento, se hicieron fuertes fabricando computadoras, Acer y Asus, y después, su especialización los llevó a surtir a empresas del tamaño de Apple, o a fabricantes de teléfonos con sistema operativo Android.

Son los mejores. Según TrendForce, en 2023, Taiwán lideraba la producción mundial de semiconductores con aproximadamente el 46 por ciento del mercado, seguido por China con el 26 por ciento, Corea del Sur con el 12 por ciento, Estados Unidos con el 6 por ciento y Japón con el 2 por ciento. Pero la calidad de los chips es superior a la de muchas de estas naciones competidoras.

Afuera el calor te engulle como una boca húmeda, pero durante la presentación en el parque científico, un dato y el aire puede dejar helados a muchos de los mexicanos que piensan que con el sonado asunto del nearshoring, o relocalización, México de la noche a la mañana podrá convertirse en una potencia en la fabricación de chips y que podrá surtir a Estados Unidos y que podrá salir de su estancamiento en ese terreno. Saltar de las maquilas de ropa o piezas poco inteligentes de aparatos electrónicos, a la era de la inteligencia artificial.

Air Liquide es muy importante en la cadena de fabricación de semiconductores para Taiwán, es una pieza primordial dentro del clúster”, dice Chia-Yi Yen, cuando le preguntamos por qué esa empresa está en la lista de la cadena que mantiene a Taiwán en esta industria como el número uno.

“Air Liquide está basado mucho en lo que es innovación, y tenemos muchas tecnologías que hemos desarrollado durante los últimos años. Más de un tercio de todos los ingresos de Air Liquide vienen de proyectos que tienen tecnologías que se hicieron durante los últimos 10 a 15 años y lo que estamos buscando son oportunidades para traer estas nuevas tecnologías a clientes aquí en México y que tengan tecnologías de primer mundo”, dijo en marzo del 2014 el entonces director de la empresa para México, Albert Correa.

Casi 10 años después, el gobierno de México a través de la Secretaría de Energía, le dio un golpe a la francesa Air Liquide, que la hace evaluar si continuar haciendo negocios en el país o irse a donde la respeten. Le aplicaron una expropiación.

Aspectos de la ciudad de Taipéi / Pexels

El arte de la guerra

En las pantallas de las televisiones, él aparece una y otra vez a través de los canales de noticias locales. Se ve que molesto, rojo del rostro, le grita a una joven que algo le pregunta en chino. En persona, durante una reunión con reporteros de América Latina, el Ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Jaushieh Joseph Wu, no altera su sonrisa, muy al estilo de Jorge Álvarez Máynez en el primer debate de presidenciables. Por más fuertes que son los cuestionamientos, no deja de sonreír y en todo caso, ajustar las respuestas complejas gracias a las traductoras que batallan por seguirle el ritmo a su voz.

Sobre Nicaragua, Cuba y Venezuela, le recuerdan que tienen vínculos con China cada vez más estrechos en América Latina, lo que se puede leer como una expansión de ese sistema en la región. Joseph Wu cree que el papel de Taiwán en América debería ser proporcionar a los gobiernos de izquierda otro modelo a considerar, como el de ellos, que ha sido muy bueno en todos los aspectos: político, económico y social. “Creo que el gobierno y la sociedad taiwaneses están dispuestos a participar activamente en el diálogo con estas personas en América Latina para brindarles otra opción”.

Sus palabras tienen un peso importante en la geopolítica, sobretodo, porque a partir del 20 de mayo del 2024 estará encargado de la Seguridad Nacional de Taiwán con el nuevo gobierno, encabezado por Lai Ching-te, del Partido Progresista Democrático. Un presidente que asume con la fama de provenir de una familia muy pobre, dedicada a la minería, y una visión muy clara de que la isla no pertenece a China.

China es muy poderosa. ¿Cuáles cree que son los tres mayores problemas que enfrenta Taiwán? La primera respuesta del canciller es China. La segunda respuesta también es China. Y la tercera respuesta también es China. Para Taiwán, China representa todo tipo de problemas. Por ejemplo, Taiwán debe enfrentar la amenaza militar de China, la violación de China de su espacio diplomático (vuelos de aviones de combate sobre su territorio) y la coerción económica y comercial de China.

En particular, las relaciones económicas y comerciales de China son fácilmente utilizadas como arma contra Taiwán. Además, Taiwán también debe lidiar con la guerra híbrida de China contra la sociedad taiwanesa, como los ciberataques, la propaganda, la guerra política y la infiltración en la sociedad.

“Pero también debemos prepararnos para lo peor antes de que ocurra. Por ejemplo, debemos invertir más recursos en nuestra defensa nacional, tener un fuerte mensaje de autodefensa”, dijo el ministro. “Y nuestras políticas no deben ser provocativas, pero nuestra propia posición debe ser muy firme. Estas son todas cosas que estamos haciendo”.

El Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos recuerda que Taiwán, la democracia asiática autónoma que también se autodenomina la República de China (ROC), ha luchado por mantener un espacio internacional para sí misma en el mundo. La República Popular China, con su capital en Beijing, nunca ha controlado Taiwán, pero reclama soberanía sobre ella y ha prometido "unificarla", incluso por la fuerza si es necesario. Como parte de su esfuerzo por presionar a Taiwán para que acepte la unificación, ha pasado décadas buscando aislar a Taiwán internacionalmente.

China exige para establecer relaciones diplomáticas que sus socios se hagan amigos de Taiwán solamente de manera no oficial, es el caso de México. Cuando la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, asumió el cargo en mayo de 2016, Taiwán tenía 22 socios diplomáticos. Desde entonces, 10 socios han cambiado el reconocimiento diplomático para alinearse con el gobierno de Xi Jinping. Pero mantiene oficinas no oficiales en 62 estados miembros de la ONU y la Unión Europea.

2027 es el año en que se espera la invasión china, es cuando Xi Jinping pidió estar muy alerta a su ejército y vienen cambios políticos

El viceministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Remus Li-Kuo Chen, recuerda que las amenazas de China son diarias e incesantes. Desde agosto del año anterior, los aviones de combate de China han estado cruzando constantemente la línea media del Estrecho de Taiwán, e incluso a veces se han acercado mucho a las zonas densamente pobladas. Sus buques de guerra ahora también se acercan a Taiwán todos los días, entre cuatro y seis buques de guerra de diferentes tipos. A veces, simplemente se detienen fuera de las 24 millas náuticas marcadas.

Taiwán no es parte de China, reitera el vicecanciller, Taiwán tiene un desarrollo económico y comercial independiente. Dijo que los hechos han demostrado que durante los 8 años de mandato de la presidenta Tsai, su política ha sido muy consistente. No provocan a China, pero al mismo tiempo no muestran debilidad ni se someten a la presión de China.

Aunque espera que una vez que asuma el nuevo presidente, el 20 de mayo, aumente la presión de China. Tzu-Yun Su, del Instituto de Investigación para la Defensa Nacional y la Seguridad, recordó que ya se mencionan fechas de una invasión: 2025, 2027, 2030... La razón por la que se menciona específicamente el año 2027 es porque el gobierno chino de Xi Jinping ha pedido a su ejército que esté preparado para atacar Taiwán en 2027. Y esa versión circula por todas partes.

El investigador dice que para evitar que estalle la guerra, creen que para Taiwán hay cosas muy importantes. De entrada, su política debe ser impredecible, y muy madura y responsable. “No podemos ser la parte provocadora”. Por otro lado, si se quiere evitar la guerra, deben tener una fuerza militar muy fuerte. En el pasado, Taiwán ha invertido continuamente en armas y tecnología militar, lo que es un elemento disuasorio muy fuerte.

Y tienen en mente los del Instituto para la Defensa Nacional que China no se centra en el mandato de Xi Jinping, o en los próximos 3 o 5 años. Su visión es a más largo plazo, ven el futuro en los próximos 10, 20, 30 años, donde China espera convertirse en una potencia mundial.

“Creemos que es posible que China aún no haya llegado al punto de usar la fuerza, al grado de usar la fuerza contra Taiwán, porque ellos siguen a un antiguo filósofo militar llamado Sun Tzu, y la primera regla del Arte de la Guerra de Sun Tzu es someter al enemigo sin luchar, es decir, evitar la guerra. Por lo tanto, están aumentando la presión sobre Taiwán con la esperanza de que Taiwán ceda bajo su presión. Creo que esto es lo que China está haciendo ahora”, dijo el todavía encargado de Relaciones Exteriores Jaushieh Joseph Wu.

El Escudo de Chips de Taiwán / Ilustración: Alejandro Gómez

El escudo de los chips

En abril del 2022 comenzó a circular en México la versión de que esta nación podría convertirse en una zona de producción de semiconductores. La Secretaría de Economía, en ese entonces bajo el mando de Tatiana Clouthier, firmó un acuerdo con Intel para recibir “recursos de innovación” y capacitación a largo plazo, para generar mano de obra altamente especializada en tecnología.

Decían que el objetivo era impulsar el liderazgo de México como polo de innovación en la región y fortalecer su rol en la compleja cadena de suministro de semiconductores en el mundo. En realidad, lejos de los comunicados que lanzaron, se pensaba que la empresa estadounidense abriría una planta gigante en esta nación.

“El anuncio se deriva de la gira de trabajo que llevó a cabo la secretaria Clouthier en septiembre de 2021 a Washington D.C., en donde se reunió con Al Thompson, vicepresidente de relaciones con gobierno de Intel Corporation, y donde ambas partes expresaron su interés de construir puentes de colaboración en beneficio de los mexicanos”. Pensaron en utilizar el Conalep y otras instituciones educativas para lanzar su proyecto.

Jaushieh Joseph Wu, encargado de Relaciones Exteriores / X: @MOFA_Taiwan


Intel ha tratado de implementar un centro de desarrollo de sus tecnologías en Jalisco, desde hace muchos años, pero todavía no se puede presumir como el Silicon Valley mexicano. La empresa tiene más de mil 700 empleados en este país, pero se queda muy atrás de sus competidores taiwaneses.

Sin embargo, mensajes como el de los políticos mexicanos y los empresarios generaron mucha expectativa en varios sectores económicos de esta nación. En agosto de ese mismo año, incluso, se llevó a cabo un foro llamado “Fortalecimiento de las cadenas de suministro de semiconductores y TIC entre México y Estados Unidos, donde se acordó crear un grupo de trabajo para el fortalecimiento de cadenas de proveeduría, encabezado por la Secretaría de Economía y el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

En unos días, le presentaron a inversionistas y empresas estadunidenses las bondades de invertir en México y tejer una cadena de semiconductores. Economía explicó que esto se daba en el contexto de la aprobación del Congreso de Estados Unidos de la Ley Chips de 2022. La legislación contemplaba de arranque 52 mil millones de dólares en incentivos para la fabricación de semiconductores.

Jóvenes taiwaneses se transportan en motonetas / Pexels

“Así como inversiones en investigación y desarrollo, lo que estimulará las inversiones en la industria de Estados Unidos, y en la que México tiene gran potencial para ser un socio y aliado clave”, decía el Gobierno. Estuvieron presentes representantes de varias firmas estadounidenses, como Amkor, Intel, Micron, Infineon, Qualcomm, Skyworks y Texas Instruments, además de autoridades y potenciales clientes como IBM, Foxconn, Flex y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

La producción de semiconductores no la concretamos en días, o meses, es un trabajo constante de 44 años que hoy está dando frutos visibles, dijo Chia-Yi Yen, subdirector de la División de Inversiones del Hsinchu Science Park. Agregó que hoy juegan un rol importante en la cadena de suministro de tecnología global y un impacto muy relevante en la economía. Cuando se piensa que ellos pueden mudar su capacidad de producción de semiconductores a cualquier país que lo pida, dice que eso es casi imposible, pues trabajan como una plataforma de integración, de cientos de empresas que pieza por pieza se adaptan a los pedidos y diseños que les mandan. No trabajan como Intel, dice, que tiene todo en casa como una gran fábrica. Ellos reúnen un grupo que conforma una cadena gigantesca y altamente especializada. No podrían, por ejemplo, pasar a todas esas empresas a México y enseñarles a todos los trabajadores potenciales a desarrollar cada parte en unos meses. Es un trabajo en equipo, aceitado desde 1980.

Chia-Yi Yen, en el parque tecnológico de donde surge gran parte de estos desarrollos, trata de simplificar: el Gobierno está en el centro, y en tres extremos que une, está la academia, las empresas y organizaciones de investigación y desarrollo. Entre ellos crean el ambiente, hacen inversiones, interactúan y se retroalimentan, ponen en marcha tecnologías avanzadas y pagan los proyectos, cultivan talentos, los apoyan profesionalmente y los mezclan con los investigadores y las compañías, y así durante décadas. En su cadena aparecen empresas como ARM, Synopsys, eltrend, Raydium, GUC, Sunplus, REaltek, Machvision, ShinEtsu, Hoya, PDMC, Namics, Dow, Dupont, Aril Liquide, TSMC, UMC, PSMC, MXIC, ChipMOS, BPIL, Chipbond, Amkor, y muchas más.

Para tener una idea de su especialización, hay que tener en cuenta que la gran mayoría de estas empresas de diseño de chips dependen de servicios de fabricación por contrato para producir y empaquetar. En términos sencillos, Apple les manda un diseño, ellos lo hacen, y lo surten en tiempo y forma y casi sin errores. Es más, los chips de Inteligencia Artificial, los de mayor rendimiento con procesos de fabricación más complejos, dependen de las dos empresas de fabricación de chips: Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC) y Samsung.

Fuera de Taiwán se comenta que no quieren exportar su método de fabricación de chips a otros territorios, como México, porque eso le quitaría protagonismo y la dejaría vulnerable ante un ataque de China. Los expertos del Institute for National Defense and Security Research de Taiwán creen que la invasión será por aire y por mar, aunque consideran que son más afortunados que Ucrania o Gaza, pues Rusia e Israel están prácticamente separados por líneas imaginarias, mientras que ellos son una isla que al menos tiene más distancia de lo que llaman la nación comunista. Advierten también que si llega un ataque sorpresa la cadena de producción se desestabilizaría y eso tendría consecuencias irreparables en todo el mundo, pues ellos surten la tecnología de los teléfonos inteligentes, la inteligencia artificial, los autos y todo lo que lleva adentro un dispositivo del mundo moderno. Es decir, si replican esta cadena en otra nación, algunos creen que el escudo de los chips desaparecería.

Taiwán no quiere exportar su método de fabricación de chips a otros territorios, como México, porque eso le quitaría protagonismo y la dejaría vulnerable ante un ataque de China, porque algunos creen que si replican esta cadena en otra nación, el escudo de los chips desaparecería

Y Air Liquide, empresa esencial en la cadena que construyó Taiwán para generar tecnología sofisticada y envidiada por muchas naciones, sufrió un golpe en México de parte de la Secretaría de Economía este año. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a través del Diario Oficial de la Federación, dice que la declaración de utilidad pública de la Planta Productora de Hidrógeno U-3400, ubicada en la Refinería Miguel Hidalgo, en Tula de Allende, estado de Hidalgo, se fundamenta en la necesidad de garantizar la soberanía energética y el suministro de hidrógeno esencial para la producción de combustibles limpios.

La planta, propiedad de Pemex Transformación Industrial, es crucial para el proceso de refinación de petróleo y cumple con estándares de calidad para la generación de productos que benefician a la economía nacional, dicen las autoridades. Ni Christel des Royeries, directora de comunicaciones de la francesa; ni Ambroise Ecorcheville, Media Relations manager, ni Laure Montcel, también vocera de la empresa, respondieron a las peticiones de entrevista de este diario. Pero sin solicitarlo, mientras se redactaba este texto, llegó un correo:

“El 20 de mayo, se celebrará la ceremonia de toma de poder del nuevo responsable de la región de Taiwán. Con relación a dicha ceremonia en la región de Taiwán, la Embajada de China en México tiene a bien reiterar que el principio de una sola China es la base política para que China establezca y desarrolle relaciones diplomáticas con otros países (...) Sean cuales sean los cambios en la situación en la isla, no se puede cambiar el hecho básico de que en el mundo existe una sola China y de que Taiwan es parte de China. Por lo anterior, se les solicita de la manera más atenta que no se clasifique la región de Taiwan como un país, ni mencionar al nuevo responsable de Taiwán como “Presidente” en sus noticias, sino opte por mencionar la isla de Taiwán como “región o provincia de Taiwán”, y mencionar como “responsable” de Taiwán a la persona que encabeza esta región”.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

El representante del Hsinchu Science Park dice que ellos son responsables de 60 por ciento de los semiconductores que se consumen en el mundo, mientras que al hablar de chips avanzados, ellos controlan 90 por ciento de los que se utilizan a escala global. Lo que tratan de hacer, dice cuando le preguntan por el escudo de los chips, es mantener el desarrollo de tecnología en su nivel más avanzado.

El Gobierno invierte mucho en ellos para que siempre estén adelante de otros países en la parte de investigación. “Hablar de un escudo de silicio… es algo difícil de responder”, dice Chia-Yi Yen. Pero comenta que gracias a su tecnología, su relación con Estados Unidos y la Unión Europea es más directa y hay más comercio. Pero en un futuro no saben qué pasará. Solamente pueden ser los más avanzados en tecnología y esperar.


TAIPEI, Taiwán. Cuando comenzó a mostrar las gráficas para explicar la cadena de producción de chips de Taiwán, el nombre de la empresa Air Liquide apareció en la parte superior derecha de uno de los documentos que traían la leyenda CONFIDENCIAL.

Estamos en una helada sala de presentaciones de un centro de desarrollo de innovación en Taipei, por sus grises y gastados edificios semeja una especie de Ciudad Universitaria de la UNAM que ve entrar y salir por todos los flancos cientos de motonetas con jóvenes montando a gran velocidad, unos vestidos con traje y zapatos, otros con sandalias y todos con cascos de muchos colores. Decenas rebasan por la izquierda, muchos por el centro y cientos más siguen formando en los semáforos rojos esas oleadas de aparatos de dos ruedas que cuestan unos mil dólares americanos y son lo preferido para viajar en esta parte del mundo.

Te puede interesar: México debe buscar una autosuficiencia electrónica: Caname

Este lugar se llama Hsinchu Science Park y todos los días recibe a alrededor de 170 mil empleados de más de 600 empresas que aquí están instaladas, además de 10 mil investigadores de ocho laboratorios y más de 60 mil estudiantes de las siete universidades que lo rodean. No son empresas de gran escala, aquí esta nación logró conformar en 44 años el clúster de semiconductores más deseado del mundo. “La cadena de producción más completa de la industria”, dice Chia-Yi Yen, Subdirector de la División de Inversiones del parque.

China aún no ha llegado al grado de usar la fuerza contra Taiwán, porque ellos siguen a un antiguo filósofo militar llamado Sun Tzu, y la primera regla del Arte de la Guerra de Sun Tzu es someter al enemigo sin luchar, es decir, evitar la guerraJaushieh Joseph Wu, encargado de Relaciones Exteriores

Recuerda que fue en 1980 cuando un grupo de empresas, chiquitas, comenzaron a formar la cadena de producción de tecnología, estudiaron ideas de todo el mundo y generaron productos. En un momento, se hicieron fuertes fabricando computadoras, Acer y Asus, y después, su especialización los llevó a surtir a empresas del tamaño de Apple, o a fabricantes de teléfonos con sistema operativo Android.

Son los mejores. Según TrendForce, en 2023, Taiwán lideraba la producción mundial de semiconductores con aproximadamente el 46 por ciento del mercado, seguido por China con el 26 por ciento, Corea del Sur con el 12 por ciento, Estados Unidos con el 6 por ciento y Japón con el 2 por ciento. Pero la calidad de los chips es superior a la de muchas de estas naciones competidoras.

Afuera el calor te engulle como una boca húmeda, pero durante la presentación en el parque científico, un dato y el aire puede dejar helados a muchos de los mexicanos que piensan que con el sonado asunto del nearshoring, o relocalización, México de la noche a la mañana podrá convertirse en una potencia en la fabricación de chips y que podrá surtir a Estados Unidos y que podrá salir de su estancamiento en ese terreno. Saltar de las maquilas de ropa o piezas poco inteligentes de aparatos electrónicos, a la era de la inteligencia artificial.

Air Liquide es muy importante en la cadena de fabricación de semiconductores para Taiwán, es una pieza primordial dentro del clúster”, dice Chia-Yi Yen, cuando le preguntamos por qué esa empresa está en la lista de la cadena que mantiene a Taiwán en esta industria como el número uno.

“Air Liquide está basado mucho en lo que es innovación, y tenemos muchas tecnologías que hemos desarrollado durante los últimos años. Más de un tercio de todos los ingresos de Air Liquide vienen de proyectos que tienen tecnologías que se hicieron durante los últimos 10 a 15 años y lo que estamos buscando son oportunidades para traer estas nuevas tecnologías a clientes aquí en México y que tengan tecnologías de primer mundo”, dijo en marzo del 2014 el entonces director de la empresa para México, Albert Correa.

Casi 10 años después, el gobierno de México a través de la Secretaría de Energía, le dio un golpe a la francesa Air Liquide, que la hace evaluar si continuar haciendo negocios en el país o irse a donde la respeten. Le aplicaron una expropiación.

Aspectos de la ciudad de Taipéi / Pexels

El arte de la guerra

En las pantallas de las televisiones, él aparece una y otra vez a través de los canales de noticias locales. Se ve que molesto, rojo del rostro, le grita a una joven que algo le pregunta en chino. En persona, durante una reunión con reporteros de América Latina, el Ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Jaushieh Joseph Wu, no altera su sonrisa, muy al estilo de Jorge Álvarez Máynez en el primer debate de presidenciables. Por más fuertes que son los cuestionamientos, no deja de sonreír y en todo caso, ajustar las respuestas complejas gracias a las traductoras que batallan por seguirle el ritmo a su voz.

Sobre Nicaragua, Cuba y Venezuela, le recuerdan que tienen vínculos con China cada vez más estrechos en América Latina, lo que se puede leer como una expansión de ese sistema en la región. Joseph Wu cree que el papel de Taiwán en América debería ser proporcionar a los gobiernos de izquierda otro modelo a considerar, como el de ellos, que ha sido muy bueno en todos los aspectos: político, económico y social. “Creo que el gobierno y la sociedad taiwaneses están dispuestos a participar activamente en el diálogo con estas personas en América Latina para brindarles otra opción”.

Sus palabras tienen un peso importante en la geopolítica, sobretodo, porque a partir del 20 de mayo del 2024 estará encargado de la Seguridad Nacional de Taiwán con el nuevo gobierno, encabezado por Lai Ching-te, del Partido Progresista Democrático. Un presidente que asume con la fama de provenir de una familia muy pobre, dedicada a la minería, y una visión muy clara de que la isla no pertenece a China.

China es muy poderosa. ¿Cuáles cree que son los tres mayores problemas que enfrenta Taiwán? La primera respuesta del canciller es China. La segunda respuesta también es China. Y la tercera respuesta también es China. Para Taiwán, China representa todo tipo de problemas. Por ejemplo, Taiwán debe enfrentar la amenaza militar de China, la violación de China de su espacio diplomático (vuelos de aviones de combate sobre su territorio) y la coerción económica y comercial de China.

En particular, las relaciones económicas y comerciales de China son fácilmente utilizadas como arma contra Taiwán. Además, Taiwán también debe lidiar con la guerra híbrida de China contra la sociedad taiwanesa, como los ciberataques, la propaganda, la guerra política y la infiltración en la sociedad.

“Pero también debemos prepararnos para lo peor antes de que ocurra. Por ejemplo, debemos invertir más recursos en nuestra defensa nacional, tener un fuerte mensaje de autodefensa”, dijo el ministro. “Y nuestras políticas no deben ser provocativas, pero nuestra propia posición debe ser muy firme. Estas son todas cosas que estamos haciendo”.

El Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos recuerda que Taiwán, la democracia asiática autónoma que también se autodenomina la República de China (ROC), ha luchado por mantener un espacio internacional para sí misma en el mundo. La República Popular China, con su capital en Beijing, nunca ha controlado Taiwán, pero reclama soberanía sobre ella y ha prometido "unificarla", incluso por la fuerza si es necesario. Como parte de su esfuerzo por presionar a Taiwán para que acepte la unificación, ha pasado décadas buscando aislar a Taiwán internacionalmente.

China exige para establecer relaciones diplomáticas que sus socios se hagan amigos de Taiwán solamente de manera no oficial, es el caso de México. Cuando la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, asumió el cargo en mayo de 2016, Taiwán tenía 22 socios diplomáticos. Desde entonces, 10 socios han cambiado el reconocimiento diplomático para alinearse con el gobierno de Xi Jinping. Pero mantiene oficinas no oficiales en 62 estados miembros de la ONU y la Unión Europea.

2027 es el año en que se espera la invasión china, es cuando Xi Jinping pidió estar muy alerta a su ejército y vienen cambios políticos

El viceministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Remus Li-Kuo Chen, recuerda que las amenazas de China son diarias e incesantes. Desde agosto del año anterior, los aviones de combate de China han estado cruzando constantemente la línea media del Estrecho de Taiwán, e incluso a veces se han acercado mucho a las zonas densamente pobladas. Sus buques de guerra ahora también se acercan a Taiwán todos los días, entre cuatro y seis buques de guerra de diferentes tipos. A veces, simplemente se detienen fuera de las 24 millas náuticas marcadas.

Taiwán no es parte de China, reitera el vicecanciller, Taiwán tiene un desarrollo económico y comercial independiente. Dijo que los hechos han demostrado que durante los 8 años de mandato de la presidenta Tsai, su política ha sido muy consistente. No provocan a China, pero al mismo tiempo no muestran debilidad ni se someten a la presión de China.

Aunque espera que una vez que asuma el nuevo presidente, el 20 de mayo, aumente la presión de China. Tzu-Yun Su, del Instituto de Investigación para la Defensa Nacional y la Seguridad, recordó que ya se mencionan fechas de una invasión: 2025, 2027, 2030... La razón por la que se menciona específicamente el año 2027 es porque el gobierno chino de Xi Jinping ha pedido a su ejército que esté preparado para atacar Taiwán en 2027. Y esa versión circula por todas partes.

El investigador dice que para evitar que estalle la guerra, creen que para Taiwán hay cosas muy importantes. De entrada, su política debe ser impredecible, y muy madura y responsable. “No podemos ser la parte provocadora”. Por otro lado, si se quiere evitar la guerra, deben tener una fuerza militar muy fuerte. En el pasado, Taiwán ha invertido continuamente en armas y tecnología militar, lo que es un elemento disuasorio muy fuerte.

Y tienen en mente los del Instituto para la Defensa Nacional que China no se centra en el mandato de Xi Jinping, o en los próximos 3 o 5 años. Su visión es a más largo plazo, ven el futuro en los próximos 10, 20, 30 años, donde China espera convertirse en una potencia mundial.

“Creemos que es posible que China aún no haya llegado al punto de usar la fuerza, al grado de usar la fuerza contra Taiwán, porque ellos siguen a un antiguo filósofo militar llamado Sun Tzu, y la primera regla del Arte de la Guerra de Sun Tzu es someter al enemigo sin luchar, es decir, evitar la guerra. Por lo tanto, están aumentando la presión sobre Taiwán con la esperanza de que Taiwán ceda bajo su presión. Creo que esto es lo que China está haciendo ahora”, dijo el todavía encargado de Relaciones Exteriores Jaushieh Joseph Wu.

El Escudo de Chips de Taiwán / Ilustración: Alejandro Gómez

El escudo de los chips

En abril del 2022 comenzó a circular en México la versión de que esta nación podría convertirse en una zona de producción de semiconductores. La Secretaría de Economía, en ese entonces bajo el mando de Tatiana Clouthier, firmó un acuerdo con Intel para recibir “recursos de innovación” y capacitación a largo plazo, para generar mano de obra altamente especializada en tecnología.

Decían que el objetivo era impulsar el liderazgo de México como polo de innovación en la región y fortalecer su rol en la compleja cadena de suministro de semiconductores en el mundo. En realidad, lejos de los comunicados que lanzaron, se pensaba que la empresa estadounidense abriría una planta gigante en esta nación.

“El anuncio se deriva de la gira de trabajo que llevó a cabo la secretaria Clouthier en septiembre de 2021 a Washington D.C., en donde se reunió con Al Thompson, vicepresidente de relaciones con gobierno de Intel Corporation, y donde ambas partes expresaron su interés de construir puentes de colaboración en beneficio de los mexicanos”. Pensaron en utilizar el Conalep y otras instituciones educativas para lanzar su proyecto.

Jaushieh Joseph Wu, encargado de Relaciones Exteriores / X: @MOFA_Taiwan


Intel ha tratado de implementar un centro de desarrollo de sus tecnologías en Jalisco, desde hace muchos años, pero todavía no se puede presumir como el Silicon Valley mexicano. La empresa tiene más de mil 700 empleados en este país, pero se queda muy atrás de sus competidores taiwaneses.

Sin embargo, mensajes como el de los políticos mexicanos y los empresarios generaron mucha expectativa en varios sectores económicos de esta nación. En agosto de ese mismo año, incluso, se llevó a cabo un foro llamado “Fortalecimiento de las cadenas de suministro de semiconductores y TIC entre México y Estados Unidos, donde se acordó crear un grupo de trabajo para el fortalecimiento de cadenas de proveeduría, encabezado por la Secretaría de Economía y el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

En unos días, le presentaron a inversionistas y empresas estadunidenses las bondades de invertir en México y tejer una cadena de semiconductores. Economía explicó que esto se daba en el contexto de la aprobación del Congreso de Estados Unidos de la Ley Chips de 2022. La legislación contemplaba de arranque 52 mil millones de dólares en incentivos para la fabricación de semiconductores.

Jóvenes taiwaneses se transportan en motonetas / Pexels

“Así como inversiones en investigación y desarrollo, lo que estimulará las inversiones en la industria de Estados Unidos, y en la que México tiene gran potencial para ser un socio y aliado clave”, decía el Gobierno. Estuvieron presentes representantes de varias firmas estadounidenses, como Amkor, Intel, Micron, Infineon, Qualcomm, Skyworks y Texas Instruments, además de autoridades y potenciales clientes como IBM, Foxconn, Flex y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

La producción de semiconductores no la concretamos en días, o meses, es un trabajo constante de 44 años que hoy está dando frutos visibles, dijo Chia-Yi Yen, subdirector de la División de Inversiones del Hsinchu Science Park. Agregó que hoy juegan un rol importante en la cadena de suministro de tecnología global y un impacto muy relevante en la economía. Cuando se piensa que ellos pueden mudar su capacidad de producción de semiconductores a cualquier país que lo pida, dice que eso es casi imposible, pues trabajan como una plataforma de integración, de cientos de empresas que pieza por pieza se adaptan a los pedidos y diseños que les mandan. No trabajan como Intel, dice, que tiene todo en casa como una gran fábrica. Ellos reúnen un grupo que conforma una cadena gigantesca y altamente especializada. No podrían, por ejemplo, pasar a todas esas empresas a México y enseñarles a todos los trabajadores potenciales a desarrollar cada parte en unos meses. Es un trabajo en equipo, aceitado desde 1980.

Chia-Yi Yen, en el parque tecnológico de donde surge gran parte de estos desarrollos, trata de simplificar: el Gobierno está en el centro, y en tres extremos que une, está la academia, las empresas y organizaciones de investigación y desarrollo. Entre ellos crean el ambiente, hacen inversiones, interactúan y se retroalimentan, ponen en marcha tecnologías avanzadas y pagan los proyectos, cultivan talentos, los apoyan profesionalmente y los mezclan con los investigadores y las compañías, y así durante décadas. En su cadena aparecen empresas como ARM, Synopsys, eltrend, Raydium, GUC, Sunplus, REaltek, Machvision, ShinEtsu, Hoya, PDMC, Namics, Dow, Dupont, Aril Liquide, TSMC, UMC, PSMC, MXIC, ChipMOS, BPIL, Chipbond, Amkor, y muchas más.

Para tener una idea de su especialización, hay que tener en cuenta que la gran mayoría de estas empresas de diseño de chips dependen de servicios de fabricación por contrato para producir y empaquetar. En términos sencillos, Apple les manda un diseño, ellos lo hacen, y lo surten en tiempo y forma y casi sin errores. Es más, los chips de Inteligencia Artificial, los de mayor rendimiento con procesos de fabricación más complejos, dependen de las dos empresas de fabricación de chips: Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC) y Samsung.

Fuera de Taiwán se comenta que no quieren exportar su método de fabricación de chips a otros territorios, como México, porque eso le quitaría protagonismo y la dejaría vulnerable ante un ataque de China. Los expertos del Institute for National Defense and Security Research de Taiwán creen que la invasión será por aire y por mar, aunque consideran que son más afortunados que Ucrania o Gaza, pues Rusia e Israel están prácticamente separados por líneas imaginarias, mientras que ellos son una isla que al menos tiene más distancia de lo que llaman la nación comunista. Advierten también que si llega un ataque sorpresa la cadena de producción se desestabilizaría y eso tendría consecuencias irreparables en todo el mundo, pues ellos surten la tecnología de los teléfonos inteligentes, la inteligencia artificial, los autos y todo lo que lleva adentro un dispositivo del mundo moderno. Es decir, si replican esta cadena en otra nación, algunos creen que el escudo de los chips desaparecería.

Taiwán no quiere exportar su método de fabricación de chips a otros territorios, como México, porque eso le quitaría protagonismo y la dejaría vulnerable ante un ataque de China, porque algunos creen que si replican esta cadena en otra nación, el escudo de los chips desaparecería

Y Air Liquide, empresa esencial en la cadena que construyó Taiwán para generar tecnología sofisticada y envidiada por muchas naciones, sufrió un golpe en México de parte de la Secretaría de Economía este año. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a través del Diario Oficial de la Federación, dice que la declaración de utilidad pública de la Planta Productora de Hidrógeno U-3400, ubicada en la Refinería Miguel Hidalgo, en Tula de Allende, estado de Hidalgo, se fundamenta en la necesidad de garantizar la soberanía energética y el suministro de hidrógeno esencial para la producción de combustibles limpios.

La planta, propiedad de Pemex Transformación Industrial, es crucial para el proceso de refinación de petróleo y cumple con estándares de calidad para la generación de productos que benefician a la economía nacional, dicen las autoridades. Ni Christel des Royeries, directora de comunicaciones de la francesa; ni Ambroise Ecorcheville, Media Relations manager, ni Laure Montcel, también vocera de la empresa, respondieron a las peticiones de entrevista de este diario. Pero sin solicitarlo, mientras se redactaba este texto, llegó un correo:

“El 20 de mayo, se celebrará la ceremonia de toma de poder del nuevo responsable de la región de Taiwán. Con relación a dicha ceremonia en la región de Taiwán, la Embajada de China en México tiene a bien reiterar que el principio de una sola China es la base política para que China establezca y desarrolle relaciones diplomáticas con otros países (...) Sean cuales sean los cambios en la situación en la isla, no se puede cambiar el hecho básico de que en el mundo existe una sola China y de que Taiwan es parte de China. Por lo anterior, se les solicita de la manera más atenta que no se clasifique la región de Taiwan como un país, ni mencionar al nuevo responsable de Taiwán como “Presidente” en sus noticias, sino opte por mencionar la isla de Taiwán como “región o provincia de Taiwán”, y mencionar como “responsable” de Taiwán a la persona que encabeza esta región”.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

El representante del Hsinchu Science Park dice que ellos son responsables de 60 por ciento de los semiconductores que se consumen en el mundo, mientras que al hablar de chips avanzados, ellos controlan 90 por ciento de los que se utilizan a escala global. Lo que tratan de hacer, dice cuando le preguntan por el escudo de los chips, es mantener el desarrollo de tecnología en su nivel más avanzado.

El Gobierno invierte mucho en ellos para que siempre estén adelante de otros países en la parte de investigación. “Hablar de un escudo de silicio… es algo difícil de responder”, dice Chia-Yi Yen. Pero comenta que gracias a su tecnología, su relación con Estados Unidos y la Unión Europea es más directa y hay más comercio. Pero en un futuro no saben qué pasará. Solamente pueden ser los más avanzados en tecnología y esperar.


Mundo

El presidente de Irán y el ministro de Relaciones Exteriores murieron en el accidente del helicóptero

15 horas después de la desaparición del helicóptero, los equipos de rescate encontraron restos en el flanco de una montaña contra la que se estrelló

Elecciones 2024

Candidata a alcaldesa de Rincón Chamula, Chiapas, sufre atentado: hay un muerto

María de la Luz Hernández, candidata a alcaldesa de Rincón Chamula, Chiapas, resultó lesionada, mientras que una persona que la acompañaba perdió la vida

Mundo

No hay señales de vida en el helicóptero accidentado del presidente iraní: TV estatal

De acuerdo con los reportes de la TV estatal, no hay reportes de vida tras localizar el helicóptero accidentado

Elecciones 2024

Balean automóvil en el que viajaba Nancy Valdez, candidata a la alcaldía de Ocoyoacac

De acuerdo con los primeros reportes, los hechos se registraron cuando la candidata se dirigía a las instalaciones del IEEM para participar en un debate con el candidato Miguel Ángel Pichardo

Metrópoli

Suspenden contingencia ambiental en el Valle de México

Tras los bajos niveles de Ozono registrados en el Valle de México, se suspende la contingencia ambiental y sus medidas

Sociedad

Cajas de cigarros tendrán más advertencias de riesgo por fumar

La Comisión Nacional de Salud Mental y Adicciones (Conasama) advirtió que entre las advertencias que se contemplan los agravantes que genera ante el virus de Covid-19