/ sábado 24 de febrero de 2024

A 2 años de la guerra en Ucrania: un devastador costo humano por la invasión

La invasión a Ucrania se ha visto desplazada por la guerra en Gaza; sin embargo, también se habla de un genocidio que está escasamente documetado

KIEV. La operación militar rusa sobre Ucrania cumple hoy dos años, y la guerra en Gaza ha relegado a un segundo plano la atención pública a la invasión de las fuerzas rusas a gran escala al territorio ucraniano, pese a un mayor número de pérdidas humanas, militares, culturales y materiales.

La intensa atención puesta en Gaza ha provocado comparaciones entre los dos conflictos que tienden a oscurecer o minimizar la escala de destrucción en Ucrania. La “ fatiga de Ucrania ” también se ha profundizado en todo el mundo, a medida que los combates se prolongan a lo largo de líneas del frente relativamente estáticas.

La escala general de la destrucción, así como la represión del pueblo ucraniano y la eliminación de la identidad ucraniana en los territorios anexados por Rusia, respaldan las acusaciones de que Rusia ha cometido actos de genocidio.

La cifra de muertos palestinos en Gaza ha sido ampliamente informada desde que comenzó la guerra: actualmente asciende a casi 30 mil. La cifra de muertes de civiles en Ucrania es mucho menos segura o discutida.

A dos días del segundo aniversario de la guerra, las Naciones Unidas habían verificado la muerte de al menos 10 mil civiles en Ucrania.

Sin embargo, es probable que esto sea una subestimación, “sólo la punta del iceberg”, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Esto se debe a que Rusia ha bloqueado los esfuerzos de la ONU para investigar en las zonas controladas por Rusia en el sur y el este de Ucrania , donde probablemente han ocurrido la mayoría de las muertes de civiles.

El caso más notorio es Mariupol, que alguna vez fue una ciudad de 450 mil habitantes, que sufrió un devastador bombardeo y bloqueo durante casi tres meses en 2022. Las estimaciones de muertes de civiles allí oscilan entre 22 mil y 87 mil.

A diferencia de las autoridades de Gaza, el gobierno ucraniano se ha mostrado reacio a hacer estimaciones de muertes de civiles, tal vez por razones de moral

Mystyslav Chernov, el camarógrafo de Associated Press cuyo documental sobre el asedio, 20 días en Mariupol, ha sido nominado al Premio de la Academia, estima que probablemente han muerto entre 70 mil y 80 mil personas. Otro informe de AP proporciona una estimación similar, basada en entrevistas con trabajadores que documentan la recogida de cadáveres en las calles.

A diferencia de las autoridades de Gaza, el gobierno ucraniano se ha mostrado reacio a hacer estimaciones de muertes de civiles, tal vez por razones de moral. El fiscal de crímenes de guerra de Ucrania dijo en febrero de 2023 que el número total de civiles ucranianos asesinados podría ser superior a 100 mil. Teniendo en cuenta la destrucción en Mariupol y otras ciudades, esto parece plausible.

Pérdidas militares

Más allá de la pérdida de vidas civiles, no se puede ignorar el desperdicio innecesario de vidas de soldados en ambos lados. Ni Rusia ni Ucrania han sido sinceros sobre sus pérdidas en el campo de batalla.

Las estimaciones estadounidenses del pasado mes de agosto cifraron las muertes de soldados rusos entre 100 mil y 120 mil y las muertes de soldados ucranianos en 70 mil. Estados Unidos estimó quizás un total de 500 mil bajas en el campo de batalla (muertos y heridos) en ambos bandos.

Militares ucranianos llevan el retrato y el ataúd de la alemana Diana Wagner, voluntaria del Batallón Sich de los Cárpatos, durante su funeral en la Catedral de San Miguel en Kiev. Foto: AFP

El Ministerio de Defensa de Reino Unido proporcionó cifras similares. Esto también coincide con una investigación conjunta del servicio ruso de la BBC y el sitio de noticias ruso independiente Mediazona, basándose en los medios de comunicación y las redes sociales rusos. Estimó alrededor de 107 mil soldados rusos muertos y 321 mil heridos a finales de 2023.

La mayoría de las pérdidas ucranianas son jóvenes que se alistaron para defender a su país de una invasión no provocada. Se han contado extensamente las historias de los muertos: médicos, poetas y otros creativos, trabajadores siderúrgicos, administradores de transporte, estudiantes, apicultores, por nombrar algunos.

Unas 60 mil mujeres también han servido en las fuerzas armadas, y más de 100 han muerto en combate.

Militares ucranianos llevan ataúd de la alemana Diana Wagner, voluntaria del Batallón Sich de los Cárpatos. Foto: AFP

Entre las víctimas se encuentran amputados, tal vez hasta 50 mil. En comparación, se estima que 41 mil británicos sufrieron amputaciones durante la Primera Guerra Mundial.

Las organizaciones internacionales informan que más de 14 millones de personas han huido de Ucrania desde que comenzó la guerra, mientras que 6.5 millones han sido desplazadas dentro del país. Esto es aproximadamente una cuarta parte de la población total anterior a 2022 de 41 millones.

Además, alrededor de 17.6 millones de personas necesitan asistencia humanitaria, más de una cuarta parte de las cuales se consideran en un nivel “catastrófico”.

Destrucción material

La destrucción de la infraestructura de Ucrania por miles de ataques con misiles y drones ha sido igualmente horrible. Según el Banco Mundial y las agencias de la ONU, esto incluye: 10 por ciento del parque de viviendas de Ucrania, ocho mil 400 kilómetros de carreteras, 13 por ciento de la infraestructura educativa de Ucrania, incluidas casi tres mil 600 escuelas, guarderías y universidades.

El lugar de un ataque nocturno con drones contra una fábrica privada en la ciudad de Odesa, en el sur de Ucrania. Foto: EFE

Más de mil 500 ataques a instalaciones sanitarias, cerca de cuatro mil 800 sitios en el sector cultural, patrimonial y turístico y una extensa devastación ambiental, como la voladura de la presa de Kakhovka, que inundó cientos de kilómetros cuadrados de tierra y provocó que alrededor de un millón de personas se quedaran sin agua potable.

La economía de Ucrania se contrajo un 30 por ciento durante el primer año de la guerra. El Banco Mundial estimó este mes el costo total de reconstruir el país en 486 mil millones de dólares durante 10 años, lo que representa casi tres veces el PIB de Ucrania en 2023.

Los rescatistas trabajan en el lugar de un ataque nocturno con drones contra un edificio residencial en Dnipro, región de Dnipropetrovsk, sureste de Ucrania. Foto: EFE

Rusia ocupa ahora alrededor del 18 por ciento del territorio de Ucrania, un área aproximadamente del tamaño de Corea del Sur. “Anexó” oficialmente cuatro regiones a finales de 2022, tras la anexión de Crimea en 2014. Desde entonces, Rusia se ha embarcado en un ambicioso programa para cambiar la composición étnica de estas regiones, borrar su identidad ucraniana y su posible resistencia, e integrarlas en la Federación Rusa.

Expertos consideran que el Kremlin espera crear una nueva realidad sobre el terreno que será difícil de desafiar en el futuro. Informa que un ejército de tecnócratas está supervisando una absorción integral de los territorios ocupados, alineando sus leyes, regulaciones y sistemas impositivos y bancarios con Rusia.

En otro estudio sobre la rusificación de la Ucrania ocupada , Karolina Hird señala que se está obligando a los locales a obtener pasaportes rusos para obtener servicios como la atención médica. De manera similar, los funcionarios de ocupación utilizan la emisión de certificados de nacimiento, pensiones, nóminas estatales y pagos de maternidad para obligar a los residentes a depender de las nuevas administraciones gubernamentales.

Tortura y violaciones

Los ocupantes también utilizan la violencia para consolidar su control. Una comisión especial de la ONU ha documentado asesinatos, torturas, violencia sexual, detenciones arbitrarias, deportaciones y violaciones.

El Instituto Danés Contra la Tortura documentó al menos 100 centros de tortura en prisiones y comisarías de policía en el sureste de Ucrania . Emplearon métodos como descargas eléctricas, palizas, asfixia, privación del sueño, simulacros de ejecución, amenazas y humillaciones:

Nuestros hallazgos sugieren que establecer cámaras de tortura y torturar a personas en ellas era una práctica rutinaria en todos los lugares ocupados por las fuerzas rusas.

Civiles ucranianos evacuan a un hombre que simula estar herido durante un entrenamiento militar cerca de la ciudad de Lviv, en el oeste de Ucrania. Foto: EFE

El relator especial de la ONU sobre la tortura también describe estas prácticas de tortura rusas en Ucrania como “política de guerra de Estado”.

En un caso reciente, grupos de derechos humanos denunciaron la tortura y el asesinato del sacerdote ucraniano Stepan Podolchak en la región de Kherson el 13 de febrero. Podolchak había celebrado servicios religiosos en ucraniano y estaba bajo presión de la policía de seguridad rusa para cambiar su lealtad a la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Rusia está borrando activamente su identidad ucraniana e infligiéndoles un daño emocional y psicológico increíble

Edgars Rinkēvič, presidente de Letonia

Según una investigación de la BBC, miles de ucranianos están detenidos por cargos, en su mayoría falsos, en colonias penitenciarias y centros de detención dentro de Rusia, y algunos desaparecen o mueren.

Hace un año, la Corte Penal Internacional emitió órdenes de arresto contra el presidente ruso Vladimir Putin y la comisionada rusa para los derechos del niño, Maria Lvova-Belova, en relación con la deportación forzosa de niños de Ucrania a Rusia. Los funcionarios rusos se habían jactado abiertamente de su papel en las deportaciones, que según ellos eran en interés de los niños.

La intensa atención puesta en Gaza ha provocado comparaciones entre los dos conflictos. Foto: AFP

El gobierno de Ucrania ha confirmado las deportaciones de más de 19 mil 500 niños. A algunos de los pocos niños que regresaron de Rusia les dijeron en la escuela que nunca abandonarían Rusia, que Ucrania no existía y nunca había existido, y que todos eran realmente rusos.

Como lo expresó recientemente el presidente de Letonia, Edgars Rinkēvičs:

Rusia está borrando activamente su identidad ucraniana e infligiéndoles un daño emocional y psicológico increíble.

Cientos de miles de colonos rusos se han trasladado simultáneamente a las regiones ocupadas. Los líderes tártaros de Crimea estiman que entre 850 mil y 1 millón de rusos han emigrado sólo a Crimea desde 2014.

Se trata de una violación directa del Cuarto Convenio de Ginebra, que obliga a una potencia ocupante a no transferir partes de su propia población al territorio que ocupa.

El régimen de ocupación también está borrando la lengua y la cultura ucranianas. Esto es consistente con la ideología nacionalista rusa que retrata al ucraniano como un mero dialecto del ruso y a la nación ucraniana como una ficción. Putin y otros en la televisión estatal rusa han expuesto constantemente estos mitos.

Se ha introducido un plan de estudios ruso en más de 900 escuelas de las regiones ocupadas, reemplazando en algunas la instrucción anterior en ucraniano. Se cree que cientos de docentes han sido reubicados desde Rusia.

Amnistía Internacional informa que las personas corren el riesgo de sufrir represalias si intentan continuar con su educación ucraniana. Algunos padres optan por esconder a sus hijos para evitar que sean llevados a instituciones de “reeducación” o en adopción en Rusia.

Al menos tres mil 600 escuelas, guarderías y universidades han sido destruídas por los bombardeos. Foto: AFP

En una escuela de Kherson, informó Amnistía, funcionarios de seguridad ordenaron a una madre que enviara a su hijo de 15 años de regreso a la escuela o “la semana que viene llegará un autobús y [lo] llevará a un orfanato en Rusia”. Una bibliotecaria de la escuela dijo que organizó en secreto reuniones con estudiantes para darles libros ucranianos y evitar que las patrullas rusas realizaran búsquedas arbitrarias.

Además, muchas calles y ciudades ucranianas recibieron nuevos nombres rusos. Por ejemplo, en Melitopol, una calle que lleva el nombre de un teórico político ucraniano ahora lleva el nombre de Pavel Sudoplatov, un infame agente secreto estalinista que más tarde se jactó de haber organizado el asesinato de León Trotsky en México.

Para muchos observadores, la eliminación de la nacionalidad ucraniana en los territorios ocupados y la frecuente negación del derecho de Ucrania a existir son evidencia de que la invasión rusa es de naturaleza genocida. Unos 30 estudiosos del genocidio, la organización Genocide Watch y varios parlamentos nacionales han apoyado esta afirmación.

Se haya alcanzado o no el umbral del genocidio, la invasión constituye la apropiación de tierras más atroz del territorio de un Estado reconocido desde la Segunda Guerra Mundial, como he argumentado en otro lugar.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Sigue siendo un misterio por qué algunas personas piensan que los ucranianos, o la comunidad internacional, aceptarían o deberían aceptar que esta tierra y su gente sean intercambiadas en negociaciones a punta de pistola.

KIEV. La operación militar rusa sobre Ucrania cumple hoy dos años, y la guerra en Gaza ha relegado a un segundo plano la atención pública a la invasión de las fuerzas rusas a gran escala al territorio ucraniano, pese a un mayor número de pérdidas humanas, militares, culturales y materiales.

La intensa atención puesta en Gaza ha provocado comparaciones entre los dos conflictos que tienden a oscurecer o minimizar la escala de destrucción en Ucrania. La “ fatiga de Ucrania ” también se ha profundizado en todo el mundo, a medida que los combates se prolongan a lo largo de líneas del frente relativamente estáticas.

La escala general de la destrucción, así como la represión del pueblo ucraniano y la eliminación de la identidad ucraniana en los territorios anexados por Rusia, respaldan las acusaciones de que Rusia ha cometido actos de genocidio.

La cifra de muertos palestinos en Gaza ha sido ampliamente informada desde que comenzó la guerra: actualmente asciende a casi 30 mil. La cifra de muertes de civiles en Ucrania es mucho menos segura o discutida.

A dos días del segundo aniversario de la guerra, las Naciones Unidas habían verificado la muerte de al menos 10 mil civiles en Ucrania.

Sin embargo, es probable que esto sea una subestimación, “sólo la punta del iceberg”, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Esto se debe a que Rusia ha bloqueado los esfuerzos de la ONU para investigar en las zonas controladas por Rusia en el sur y el este de Ucrania , donde probablemente han ocurrido la mayoría de las muertes de civiles.

El caso más notorio es Mariupol, que alguna vez fue una ciudad de 450 mil habitantes, que sufrió un devastador bombardeo y bloqueo durante casi tres meses en 2022. Las estimaciones de muertes de civiles allí oscilan entre 22 mil y 87 mil.

A diferencia de las autoridades de Gaza, el gobierno ucraniano se ha mostrado reacio a hacer estimaciones de muertes de civiles, tal vez por razones de moral

Mystyslav Chernov, el camarógrafo de Associated Press cuyo documental sobre el asedio, 20 días en Mariupol, ha sido nominado al Premio de la Academia, estima que probablemente han muerto entre 70 mil y 80 mil personas. Otro informe de AP proporciona una estimación similar, basada en entrevistas con trabajadores que documentan la recogida de cadáveres en las calles.

A diferencia de las autoridades de Gaza, el gobierno ucraniano se ha mostrado reacio a hacer estimaciones de muertes de civiles, tal vez por razones de moral. El fiscal de crímenes de guerra de Ucrania dijo en febrero de 2023 que el número total de civiles ucranianos asesinados podría ser superior a 100 mil. Teniendo en cuenta la destrucción en Mariupol y otras ciudades, esto parece plausible.

Pérdidas militares

Más allá de la pérdida de vidas civiles, no se puede ignorar el desperdicio innecesario de vidas de soldados en ambos lados. Ni Rusia ni Ucrania han sido sinceros sobre sus pérdidas en el campo de batalla.

Las estimaciones estadounidenses del pasado mes de agosto cifraron las muertes de soldados rusos entre 100 mil y 120 mil y las muertes de soldados ucranianos en 70 mil. Estados Unidos estimó quizás un total de 500 mil bajas en el campo de batalla (muertos y heridos) en ambos bandos.

Militares ucranianos llevan el retrato y el ataúd de la alemana Diana Wagner, voluntaria del Batallón Sich de los Cárpatos, durante su funeral en la Catedral de San Miguel en Kiev. Foto: AFP

El Ministerio de Defensa de Reino Unido proporcionó cifras similares. Esto también coincide con una investigación conjunta del servicio ruso de la BBC y el sitio de noticias ruso independiente Mediazona, basándose en los medios de comunicación y las redes sociales rusos. Estimó alrededor de 107 mil soldados rusos muertos y 321 mil heridos a finales de 2023.

La mayoría de las pérdidas ucranianas son jóvenes que se alistaron para defender a su país de una invasión no provocada. Se han contado extensamente las historias de los muertos: médicos, poetas y otros creativos, trabajadores siderúrgicos, administradores de transporte, estudiantes, apicultores, por nombrar algunos.

Unas 60 mil mujeres también han servido en las fuerzas armadas, y más de 100 han muerto en combate.

Militares ucranianos llevan ataúd de la alemana Diana Wagner, voluntaria del Batallón Sich de los Cárpatos. Foto: AFP

Entre las víctimas se encuentran amputados, tal vez hasta 50 mil. En comparación, se estima que 41 mil británicos sufrieron amputaciones durante la Primera Guerra Mundial.

Las organizaciones internacionales informan que más de 14 millones de personas han huido de Ucrania desde que comenzó la guerra, mientras que 6.5 millones han sido desplazadas dentro del país. Esto es aproximadamente una cuarta parte de la población total anterior a 2022 de 41 millones.

Además, alrededor de 17.6 millones de personas necesitan asistencia humanitaria, más de una cuarta parte de las cuales se consideran en un nivel “catastrófico”.

Destrucción material

La destrucción de la infraestructura de Ucrania por miles de ataques con misiles y drones ha sido igualmente horrible. Según el Banco Mundial y las agencias de la ONU, esto incluye: 10 por ciento del parque de viviendas de Ucrania, ocho mil 400 kilómetros de carreteras, 13 por ciento de la infraestructura educativa de Ucrania, incluidas casi tres mil 600 escuelas, guarderías y universidades.

El lugar de un ataque nocturno con drones contra una fábrica privada en la ciudad de Odesa, en el sur de Ucrania. Foto: EFE

Más de mil 500 ataques a instalaciones sanitarias, cerca de cuatro mil 800 sitios en el sector cultural, patrimonial y turístico y una extensa devastación ambiental, como la voladura de la presa de Kakhovka, que inundó cientos de kilómetros cuadrados de tierra y provocó que alrededor de un millón de personas se quedaran sin agua potable.

La economía de Ucrania se contrajo un 30 por ciento durante el primer año de la guerra. El Banco Mundial estimó este mes el costo total de reconstruir el país en 486 mil millones de dólares durante 10 años, lo que representa casi tres veces el PIB de Ucrania en 2023.

Los rescatistas trabajan en el lugar de un ataque nocturno con drones contra un edificio residencial en Dnipro, región de Dnipropetrovsk, sureste de Ucrania. Foto: EFE

Rusia ocupa ahora alrededor del 18 por ciento del territorio de Ucrania, un área aproximadamente del tamaño de Corea del Sur. “Anexó” oficialmente cuatro regiones a finales de 2022, tras la anexión de Crimea en 2014. Desde entonces, Rusia se ha embarcado en un ambicioso programa para cambiar la composición étnica de estas regiones, borrar su identidad ucraniana y su posible resistencia, e integrarlas en la Federación Rusa.

Expertos consideran que el Kremlin espera crear una nueva realidad sobre el terreno que será difícil de desafiar en el futuro. Informa que un ejército de tecnócratas está supervisando una absorción integral de los territorios ocupados, alineando sus leyes, regulaciones y sistemas impositivos y bancarios con Rusia.

En otro estudio sobre la rusificación de la Ucrania ocupada , Karolina Hird señala que se está obligando a los locales a obtener pasaportes rusos para obtener servicios como la atención médica. De manera similar, los funcionarios de ocupación utilizan la emisión de certificados de nacimiento, pensiones, nóminas estatales y pagos de maternidad para obligar a los residentes a depender de las nuevas administraciones gubernamentales.

Tortura y violaciones

Los ocupantes también utilizan la violencia para consolidar su control. Una comisión especial de la ONU ha documentado asesinatos, torturas, violencia sexual, detenciones arbitrarias, deportaciones y violaciones.

El Instituto Danés Contra la Tortura documentó al menos 100 centros de tortura en prisiones y comisarías de policía en el sureste de Ucrania . Emplearon métodos como descargas eléctricas, palizas, asfixia, privación del sueño, simulacros de ejecución, amenazas y humillaciones:

Nuestros hallazgos sugieren que establecer cámaras de tortura y torturar a personas en ellas era una práctica rutinaria en todos los lugares ocupados por las fuerzas rusas.

Civiles ucranianos evacuan a un hombre que simula estar herido durante un entrenamiento militar cerca de la ciudad de Lviv, en el oeste de Ucrania. Foto: EFE

El relator especial de la ONU sobre la tortura también describe estas prácticas de tortura rusas en Ucrania como “política de guerra de Estado”.

En un caso reciente, grupos de derechos humanos denunciaron la tortura y el asesinato del sacerdote ucraniano Stepan Podolchak en la región de Kherson el 13 de febrero. Podolchak había celebrado servicios religiosos en ucraniano y estaba bajo presión de la policía de seguridad rusa para cambiar su lealtad a la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Rusia está borrando activamente su identidad ucraniana e infligiéndoles un daño emocional y psicológico increíble

Edgars Rinkēvič, presidente de Letonia

Según una investigación de la BBC, miles de ucranianos están detenidos por cargos, en su mayoría falsos, en colonias penitenciarias y centros de detención dentro de Rusia, y algunos desaparecen o mueren.

Hace un año, la Corte Penal Internacional emitió órdenes de arresto contra el presidente ruso Vladimir Putin y la comisionada rusa para los derechos del niño, Maria Lvova-Belova, en relación con la deportación forzosa de niños de Ucrania a Rusia. Los funcionarios rusos se habían jactado abiertamente de su papel en las deportaciones, que según ellos eran en interés de los niños.

La intensa atención puesta en Gaza ha provocado comparaciones entre los dos conflictos. Foto: AFP

El gobierno de Ucrania ha confirmado las deportaciones de más de 19 mil 500 niños. A algunos de los pocos niños que regresaron de Rusia les dijeron en la escuela que nunca abandonarían Rusia, que Ucrania no existía y nunca había existido, y que todos eran realmente rusos.

Como lo expresó recientemente el presidente de Letonia, Edgars Rinkēvičs:

Rusia está borrando activamente su identidad ucraniana e infligiéndoles un daño emocional y psicológico increíble.

Cientos de miles de colonos rusos se han trasladado simultáneamente a las regiones ocupadas. Los líderes tártaros de Crimea estiman que entre 850 mil y 1 millón de rusos han emigrado sólo a Crimea desde 2014.

Se trata de una violación directa del Cuarto Convenio de Ginebra, que obliga a una potencia ocupante a no transferir partes de su propia población al territorio que ocupa.

El régimen de ocupación también está borrando la lengua y la cultura ucranianas. Esto es consistente con la ideología nacionalista rusa que retrata al ucraniano como un mero dialecto del ruso y a la nación ucraniana como una ficción. Putin y otros en la televisión estatal rusa han expuesto constantemente estos mitos.

Se ha introducido un plan de estudios ruso en más de 900 escuelas de las regiones ocupadas, reemplazando en algunas la instrucción anterior en ucraniano. Se cree que cientos de docentes han sido reubicados desde Rusia.

Amnistía Internacional informa que las personas corren el riesgo de sufrir represalias si intentan continuar con su educación ucraniana. Algunos padres optan por esconder a sus hijos para evitar que sean llevados a instituciones de “reeducación” o en adopción en Rusia.

Al menos tres mil 600 escuelas, guarderías y universidades han sido destruídas por los bombardeos. Foto: AFP

En una escuela de Kherson, informó Amnistía, funcionarios de seguridad ordenaron a una madre que enviara a su hijo de 15 años de regreso a la escuela o “la semana que viene llegará un autobús y [lo] llevará a un orfanato en Rusia”. Una bibliotecaria de la escuela dijo que organizó en secreto reuniones con estudiantes para darles libros ucranianos y evitar que las patrullas rusas realizaran búsquedas arbitrarias.

Además, muchas calles y ciudades ucranianas recibieron nuevos nombres rusos. Por ejemplo, en Melitopol, una calle que lleva el nombre de un teórico político ucraniano ahora lleva el nombre de Pavel Sudoplatov, un infame agente secreto estalinista que más tarde se jactó de haber organizado el asesinato de León Trotsky en México.

Para muchos observadores, la eliminación de la nacionalidad ucraniana en los territorios ocupados y la frecuente negación del derecho de Ucrania a existir son evidencia de que la invasión rusa es de naturaleza genocida. Unos 30 estudiosos del genocidio, la organización Genocide Watch y varios parlamentos nacionales han apoyado esta afirmación.

Se haya alcanzado o no el umbral del genocidio, la invasión constituye la apropiación de tierras más atroz del territorio de un Estado reconocido desde la Segunda Guerra Mundial, como he argumentado en otro lugar.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Sigue siendo un misterio por qué algunas personas piensan que los ucranianos, o la comunidad internacional, aceptarían o deberían aceptar que esta tierra y su gente sean intercambiadas en negociaciones a punta de pistola.

Política

México exige la entrega de Jorge Glas, exvicepresidente de Ecuador

La canciller Alicia Bárcena informó que México pidió el apoyo de otros países con embajadas en Ecuador para solicitar la liberación de Jorge glas

Política

Pudo ser un montaje, dice AMLO sobre encapuchados que increparon a Sheinbaum

En su conferencia matutina, el presidente dijo que fue extraño porque quien "va a hacer un planteamiento, ni va encapuchado, ni está grabando"

Mundo

Fiscalía acusa a Trump de conspiración criminal y encubrimiento

El fiscal adjunto Matthew Colangelo cargó contra el exgobernante y calificó el caso de una trama de "conspiración criminal y encubrimiento"

Elecciones 2024

Claudia Sheinbaum firma "Pacto por la Primera Infancia"

Claudia Sheinbaum destacó la importancia de ciudar a las infancias desde las primeras etapas del desarrollo en temas de nutrición y salud

Sociedad

Rescatan a los 12 trabajadores secuestrados en Anáhuac, Nuevo León

Los 12 trabajadores que fueron secuetrados el domingo 21 de abril ya fueron localizados; once de ellos en Nuevo León y uno en Tamaulipas

Finanzas

Economía nacional rompe tendencia negativa en Febrero

La actividad económica se vió impulsada principalmente por el sector primario, como la agricultura