/ lunes 20 de febrero de 2017

Gustos caros de familia Trump meten en aprietos a Servicio Secreto de EU

Washington.- Las escapadas de Donald Trump aFlorida, los viajes de sus hijos por todo el mundoy la residencia de la primera dama en Nueva Yorkelevan las facturas a niveles insólitos y complican la labor delServicio Secreto en EU.

Este es el tercer fin de semana consecutivoque Trump pasa en su lujoso club privadoMar-a-Lago de Palm Beach (Florida), al que ya habautizado como "La Casa Blanca de invierno".

A los gastos de su desplazamiento -y del de su séquito deseguridad- desde Washington, se suman los de laprimera dama, Melania, quien ha viajado desdeNueva York los tres fines de semana paraacompañar a su marido en Florida.

La primera dama ha roto con la tradición al no mudarseinmediatamente a la Casa Blanca y quedarse en sulujoso ático de la Torre Trump enManhattan mientras su único hijo,Barron, termina el curso escolar.

El Servicio Secreto, que se encarga de laseguridad del presidente y su familia, se ve así con el reto develar por los Trump en varias residencias,estados e incluso continentes al mismo tiempo.

Los dos hijos adultos varones de Trump, aquienes transfirió el control de su conglomerado empresarial,viajaron este fin de semana a los Emiratos ÁrabesUnidos para la inauguración de un campo de golf de lamarca familiar.

Desde enero, Donald Jr. y Erichan viajado a Uruguay, RepúblicaDominicana y Emiratos Árabes Unidos, yestá previsto que el 28 de este mes asistan a la apertura de unrascacielos Trump en Vancouver(Canadá).

El viaje de Eric a la turística Puntadel Este (Uruguay) para promocionar la marca a principiosde enero costó a los contribuyentes estadounidenses 97.830dólares, según las facturas a las que tuvo acceso el diarioThe Washington Post.

Aunque se trató de un viaje de negocios, la seguridad deljoven, al ser parte de la familia del presidente, recae en elServicio Secreto, es decir, en el erario.Las habitaciones de hotel de los agentes -paraunas dos noches- costaron un total de 88.320dólares, mientras que las del personal de la embajadaestadounidense en Montevideo desplazado paraapoyar el despliegue de seguridad sumaron 9.510dólares más. El detalle de sus gastos se suma aotros números que han ido trascendiendo sobre la factura quesuponen las escapadas de fin de semanade Trump a Florida.

Se calcula que cada viaje del presidente al lujosoMar-a-Lago cuesta unos 3,6 millones de dólares,por lo que los tres que ya ha efectuado superarían los 10 millonesde dólares.

Estos son los cálculos que hacen el Post yPolítico con base en los datos de un viajecomparable del expresidente Barack Obama(2009-2017) en 2013 deWashington a Palm Beach, durantecuatro días, con una parada intermedia en Chicagopara dar un discurso.

Lee también | 

Los costes de ese viaje están documentados en un informe de lacontraloría estadounidense preparado en 2016 apetición del senador republicano John Barrasso.Trump fue durante años unode los mayores críticos de los viajes de Obama,pero los analistas apuntan a que, a este ritmo, su facturasuperará con creces a la de su predecesor. El grupoconservador Judicial Watch estima quelos gastos de viajes de Obama sumaron un totalde 97 millones en ocho años.

Teniendo en cuenta la factura de las primeras semanasde Trump en la Casa Blanca,solo cuatro años de mandato podrían arrojar "cientos de millonesde dólares más" en viajes, según estimaciones delPost.

Pero a Trump no solo le persiguen lascríticas que en su día hizo de Obama por susviajes, sino también la promesa que hizo a la publicaciónThe Hill en 2015: que solo seiría de la Casa Blanca "raramente" porque "haymucho trabajo que hacer". Sin embargo, hapasado en la residencia presidencial solo dos de sus primeros cincofines de semana en el cargo. Másinformación | 

Y además, circulan informaciones en la prensa sobre que seplantea pasar al menos 10 fines de semana al año en su club degolf de la pequeña localidad de Bedminster, enNueva Jersey.

Cuando se pregunta a sus portavoces por los viajes delpresidente, aseguran que Trump también estátrabajando allí donde esté, un mensaje que recuerda a esa citacomúnmente atribuida a la ex primera dama Nancy Reagan(1981-1989): "los presidentes no toman vacaciones, solocambian de escenario".

/amg

Washington.- Las escapadas de Donald Trump aFlorida, los viajes de sus hijos por todo el mundoy la residencia de la primera dama en Nueva Yorkelevan las facturas a niveles insólitos y complican la labor delServicio Secreto en EU.

Este es el tercer fin de semana consecutivoque Trump pasa en su lujoso club privadoMar-a-Lago de Palm Beach (Florida), al que ya habautizado como "La Casa Blanca de invierno".

A los gastos de su desplazamiento -y del de su séquito deseguridad- desde Washington, se suman los de laprimera dama, Melania, quien ha viajado desdeNueva York los tres fines de semana paraacompañar a su marido en Florida.

La primera dama ha roto con la tradición al no mudarseinmediatamente a la Casa Blanca y quedarse en sulujoso ático de la Torre Trump enManhattan mientras su único hijo,Barron, termina el curso escolar.

El Servicio Secreto, que se encarga de laseguridad del presidente y su familia, se ve así con el reto develar por los Trump en varias residencias,estados e incluso continentes al mismo tiempo.

Los dos hijos adultos varones de Trump, aquienes transfirió el control de su conglomerado empresarial,viajaron este fin de semana a los Emiratos ÁrabesUnidos para la inauguración de un campo de golf de lamarca familiar.

Desde enero, Donald Jr. y Erichan viajado a Uruguay, RepúblicaDominicana y Emiratos Árabes Unidos, yestá previsto que el 28 de este mes asistan a la apertura de unrascacielos Trump en Vancouver(Canadá).

El viaje de Eric a la turística Puntadel Este (Uruguay) para promocionar la marca a principiosde enero costó a los contribuyentes estadounidenses 97.830dólares, según las facturas a las que tuvo acceso el diarioThe Washington Post.

Aunque se trató de un viaje de negocios, la seguridad deljoven, al ser parte de la familia del presidente, recae en elServicio Secreto, es decir, en el erario.Las habitaciones de hotel de los agentes -paraunas dos noches- costaron un total de 88.320dólares, mientras que las del personal de la embajadaestadounidense en Montevideo desplazado paraapoyar el despliegue de seguridad sumaron 9.510dólares más. El detalle de sus gastos se suma aotros números que han ido trascendiendo sobre la factura quesuponen las escapadas de fin de semanade Trump a Florida.

Se calcula que cada viaje del presidente al lujosoMar-a-Lago cuesta unos 3,6 millones de dólares,por lo que los tres que ya ha efectuado superarían los 10 millonesde dólares.

Estos son los cálculos que hacen el Post yPolítico con base en los datos de un viajecomparable del expresidente Barack Obama(2009-2017) en 2013 deWashington a Palm Beach, durantecuatro días, con una parada intermedia en Chicagopara dar un discurso.

Lee también | 

Los costes de ese viaje están documentados en un informe de lacontraloría estadounidense preparado en 2016 apetición del senador republicano John Barrasso.Trump fue durante años unode los mayores críticos de los viajes de Obama,pero los analistas apuntan a que, a este ritmo, su facturasuperará con creces a la de su predecesor. El grupoconservador Judicial Watch estima quelos gastos de viajes de Obama sumaron un totalde 97 millones en ocho años.

Teniendo en cuenta la factura de las primeras semanasde Trump en la Casa Blanca,solo cuatro años de mandato podrían arrojar "cientos de millonesde dólares más" en viajes, según estimaciones delPost.

Pero a Trump no solo le persiguen lascríticas que en su día hizo de Obama por susviajes, sino también la promesa que hizo a la publicaciónThe Hill en 2015: que solo seiría de la Casa Blanca "raramente" porque "haymucho trabajo que hacer". Sin embargo, hapasado en la residencia presidencial solo dos de sus primeros cincofines de semana en el cargo. Másinformación | 

Y además, circulan informaciones en la prensa sobre que seplantea pasar al menos 10 fines de semana al año en su club degolf de la pequeña localidad de Bedminster, enNueva Jersey.

Cuando se pregunta a sus portavoces por los viajes delpresidente, aseguran que Trump también estátrabajando allí donde esté, un mensaje que recuerda a esa citacomúnmente atribuida a la ex primera dama Nancy Reagan(1981-1989): "los presidentes no toman vacaciones, solocambian de escenario".

/amg

Finanzas

Al igual que el acero, Trump analiza aplicar aranceles a los autos importados

Lanzó una investigación de seguridad nacional sobre las importaciones de automóviles y camiones que podría llevar a la imposición de nuevos impuestos

Finanzas

Frenan multa a Pemex por vender gasolina de mala calidad

El amparo fue promovido el 11 de mayo, y la suspensión definitiva estará vigente durante todo el tiempo que tomará el trámite del juicio

Política

Detente enemigo que el corazón de Jesús está conmigo: AMLO

El candidato presidencial aseguró que Anaya le quiso hacer lo mismo que Trump a Clinton en el debate

CDMX

Cinismo de Barrales por utilizar a bomberos en contra de Morena: Sheinbaum

Criticó a su adversaria Alejandra Barrales por haberse reunido con los bomberos pese a que sabía que era horario laboral

Política

[En vivo] Primer debate ciudadano a la Gubernatura de Jalisco presenta formato más ágil

Sorprende la ausencia de Carlos Lomelí, aspirante de la coalición (Morena- PT-PES) para Jalisco, que nunca confirmó su asistencia

Política

Meade sigue contra Nestora Salgado; sostiene rechazo de fuero a delincuentes

Ofrece un desarrollo en la entidad con el impulso del turismo y una mejor infraestructura carretera

Política

Partidos no tendrán acceso a firmas ciudadanas de independientes: TEPJF

Los magistrados tomaron el caso luego de que la Sala Regional Monterrey permitió a los partidos de Nuevo León revisar la información de los apoyos

Política

Detente enemigo que el corazón de Jesús está conmigo: AMLO

El candidato presidencial aseguró que Anaya le quiso hacer lo mismo que Trump a Clinton en el debate