/ martes 15 de noviembre de 2016

Ministro ruso fue detenido cuando recibía soborno millonario

Moscú, Rusia.- El ministro ruso de Desarrollo Económico, Alexey Uliukáev, fue detenido como presunto responsable de haber recibido un soborno de dos millones de dólares, informó el Comité de Investigación.

El soborno fue para que el ministerio de Desarrollo Económico diera su visto bueno a la compra del 50 por ciento de acciones de la sexta productora rusa de petróleo, Bashneft, por parte de Rosneft, la principal petrolera de Rusia.

La detención fue hecha la víspera "en el momento de recibir un soborno de la compañía petrolera Rosneft", aseveró Sputnik news.

Añadió que la detención coronó más de un año de vigilancia por parte del servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa (FSB) sobre quien aún las agencias rusas denominan "ministro".

Desde 1991 no se detenía a un funcionario de ese nivel, señaló por su parte la BBC.

Uliukáev, de 60 años de edad, llegó al ministerio de Desarrollo Económico a fines de junio de 2013, cuando se desempeñaba como primer vicepresidente del Banco Central de Rusia, tras ocupar por cuatro años el viceministerio de Hacienda.

Rosneft explora, extrae y vende petróleo y gas, además de incursionar en la refinación, transporte y comercialización de productos petrolíferos.

Bashneft, en operación desde 1932, por su parte es la sexta petrolera rusa en producción con más de 19 millones de toneladas (mt) anuales de extracción, y la cuarta por su capacidad de refinación, también superior a los 19 mt anuales.

Esta empresa estaba controlada por el gobierno de la república rusa de Bashkortostan, al oriente de Moscú, hasta 2003, y privatizada por completo en 2009, recordó la Agencia Rusa de Información Legal (RAPSI).

Ahora Rosneft compró el 50 por ciento de las acciones de Bashneft, para lo cual recibió el visto bueno del ministerio que encabeza Uliukáev. La principal petrolera rusa subrayó que esta operación no corre riesgo pues fue legal.

En su momento el funcionario detenido objetó esa operación ya que dijo que empresas estatales no deberían de participar en operaciones de privatización.

La operación quedó firmada el pasado 10 de octubre por un monto de cinco mil 200 millones de dólares.

En su momento el vocero gubernamental Dmitry Peskov indicó que Rosneft no es de manera formal una empresa estatal.

Tanto el presidente como el primer ministro rusos, Vladimir Putin y Dmitry Medvedev, respectivamente, se encuentran al tanto de la detención y han pedido que la investigación sea a fondo, señaló un despacho de Itar Tass.

Moscú, Rusia.- El ministro ruso de Desarrollo Económico, Alexey Uliukáev, fue detenido como presunto responsable de haber recibido un soborno de dos millones de dólares, informó el Comité de Investigación.

El soborno fue para que el ministerio de Desarrollo Económico diera su visto bueno a la compra del 50 por ciento de acciones de la sexta productora rusa de petróleo, Bashneft, por parte de Rosneft, la principal petrolera de Rusia.

La detención fue hecha la víspera "en el momento de recibir un soborno de la compañía petrolera Rosneft", aseveró Sputnik news.

Añadió que la detención coronó más de un año de vigilancia por parte del servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa (FSB) sobre quien aún las agencias rusas denominan "ministro".

Desde 1991 no se detenía a un funcionario de ese nivel, señaló por su parte la BBC.

Uliukáev, de 60 años de edad, llegó al ministerio de Desarrollo Económico a fines de junio de 2013, cuando se desempeñaba como primer vicepresidente del Banco Central de Rusia, tras ocupar por cuatro años el viceministerio de Hacienda.

Rosneft explora, extrae y vende petróleo y gas, además de incursionar en la refinación, transporte y comercialización de productos petrolíferos.

Bashneft, en operación desde 1932, por su parte es la sexta petrolera rusa en producción con más de 19 millones de toneladas (mt) anuales de extracción, y la cuarta por su capacidad de refinación, también superior a los 19 mt anuales.

Esta empresa estaba controlada por el gobierno de la república rusa de Bashkortostan, al oriente de Moscú, hasta 2003, y privatizada por completo en 2009, recordó la Agencia Rusa de Información Legal (RAPSI).

Ahora Rosneft compró el 50 por ciento de las acciones de Bashneft, para lo cual recibió el visto bueno del ministerio que encabeza Uliukáev. La principal petrolera rusa subrayó que esta operación no corre riesgo pues fue legal.

En su momento el funcionario detenido objetó esa operación ya que dijo que empresas estatales no deberían de participar en operaciones de privatización.

La operación quedó firmada el pasado 10 de octubre por un monto de cinco mil 200 millones de dólares.

En su momento el vocero gubernamental Dmitry Peskov indicó que Rosneft no es de manera formal una empresa estatal.

Tanto el presidente como el primer ministro rusos, Vladimir Putin y Dmitry Medvedev, respectivamente, se encuentran al tanto de la detención y han pedido que la investigación sea a fondo, señaló un despacho de Itar Tass.