/ lunes 14 de mayo de 2018

Procesan a expresidenta Cristina Kirchner y sus dos hijos por lavado de dinero

Empresarios les pagaban a los Kirchner por el alquiler de habitaciones en los hoteles Las Dunas, Alto Calafate y La Aldea que, en realidad, nunca fueron ocupadas

El juez argentino Julián Ercolini procesó hoy por presunto lavado de dinero a la expresidenta Cristina Fernández y a sus hijos Máximo y Florencia, en el marco de la llamada causa “Hotesur”, una sociedad anónima propiedad de la familia Kirchner sospechosa de maniobras fraudulentas.



Según la fiscalía, los Kirchner fingían que les alquilaban habitaciones de hoteles de su propiedad a Lázaro Báez, un empresario que fue favorecido con millonarios contratos de obra pública durante el kirchnerismo.

Ercolini sospecha que esos alquileres eran ficticios y, en realidad, formaban parte de una cadena de corrupción en la que los empresarios pagaban un “retorno” (soborno) en agradecimiento por los contratos estatales recibidos.


Esto significa que tanto Báez como López, quienes están actualmente en prisión, les pagaban a los Kirchner por el alquiler de habitaciones en los hoteles Las Dunas, Alto Calafate y La Aldea que, en realidad, nunca fueron ocupadas.


De acuerdo con el fiscal, por lo menos 86 millones de pesos (unos 3.5 millones de dólares) que recibió la familia Kirchner provenía de los millonarios recursos públicos que los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández les habían entregado a los empresarios para que hicieran obras.


Además de la expresidenta y sus hijos, también fueron procesados Báez y su hijo Martín; el excontador de los Kirchner, Víctor Manzanares, y su exsocio Osvaldo Sanfelice, y la sobrina de la expresidenta, Romina Mercado.

Cuando la expresidenta declaró ante Ercolini, argumentó su inocencia y aseguró que la causa formaba parte de la persecución judicial de la que es objeto desde que dejó el gobierno, en diciembre de 2015.


En el mismo sentido se expreso su hijo, el diputado Máximo Kirchner, quien en el escrito que presentó ante el juez afirmó que todos los hechos que se describen en la acusación son operaciones comerciales absolutamente lícitas


También consideró que la acusación “es un relato vago que sólo describe operaciones comerciales absolutamente regulares y lícitas, que fueron declaradas por las partes intervinientes”.

El juez argentino Julián Ercolini procesó hoy por presunto lavado de dinero a la expresidenta Cristina Fernández y a sus hijos Máximo y Florencia, en el marco de la llamada causa “Hotesur”, una sociedad anónima propiedad de la familia Kirchner sospechosa de maniobras fraudulentas.



Según la fiscalía, los Kirchner fingían que les alquilaban habitaciones de hoteles de su propiedad a Lázaro Báez, un empresario que fue favorecido con millonarios contratos de obra pública durante el kirchnerismo.

Ercolini sospecha que esos alquileres eran ficticios y, en realidad, formaban parte de una cadena de corrupción en la que los empresarios pagaban un “retorno” (soborno) en agradecimiento por los contratos estatales recibidos.


Esto significa que tanto Báez como López, quienes están actualmente en prisión, les pagaban a los Kirchner por el alquiler de habitaciones en los hoteles Las Dunas, Alto Calafate y La Aldea que, en realidad, nunca fueron ocupadas.


De acuerdo con el fiscal, por lo menos 86 millones de pesos (unos 3.5 millones de dólares) que recibió la familia Kirchner provenía de los millonarios recursos públicos que los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández les habían entregado a los empresarios para que hicieran obras.


Además de la expresidenta y sus hijos, también fueron procesados Báez y su hijo Martín; el excontador de los Kirchner, Víctor Manzanares, y su exsocio Osvaldo Sanfelice, y la sobrina de la expresidenta, Romina Mercado.

Cuando la expresidenta declaró ante Ercolini, argumentó su inocencia y aseguró que la causa formaba parte de la persecución judicial de la que es objeto desde que dejó el gobierno, en diciembre de 2015.


En el mismo sentido se expreso su hijo, el diputado Máximo Kirchner, quien en el escrito que presentó ante el juez afirmó que todos los hechos que se describen en la acusación son operaciones comerciales absolutamente lícitas


También consideró que la acusación “es un relato vago que sólo describe operaciones comerciales absolutamente regulares y lícitas, que fueron declaradas por las partes intervinientes”.

Justicia

Suspenden sentencia de nueve años contra Javier Duarte

La resolución no implica la libertad del exmandatario veracruzano, pero sí se suspende la sentencia

Sociedad

Norberto le debía 700 mil pesos a "La Yuri", mujer que planeó su secuestro

Además de La Yuri, está involucrada la señora Elvia, dueña de la casa de seguridad y participante en la intercepción de la víctima

Sociedad

Impacto ambiental en Santa Lucía será mínimo: Semarnat

La dependencia señaló que habrá afectaciones ambientales, pero que en su mayoría serán temporales y el sistema ambiental local tendrá la capacidad de recuperarse

Sociedad

[Video] Rescatan a alpinista que sufrió fractura tras caída en el Iztaccíhuatl

El rescate duró más de cinco horas debido a que las maniobras se hicieron desde 4 mil metro sobre el nivel del mar

Justicia

Busca Juan Collado la devolución de sus cuentas bancarias

El juez Julio Veredín Sena Velázquez aún no admite a trámite la demanda

Finanzas

"Yo tengo otros datos": el debate sobre si México entró en recesión

El ahora secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo hace unos días que veía "muy, muy lejos" la posibilidad de una recesión

Finanzas

S&P ve en Plan de Negocios más riesgos para Pemex

La calificadora advirtió que no está clara cuál sería la respuesta frente a un escenario de sobrecostos o retrasos en la construcción de la refinería Dos Bocas

Justicia

Suspenden sentencia de nueve años contra Javier Duarte

La resolución no implica la libertad del exmandatario veracruzano, pero sí se suspende la sentencia

Sociedad

En plena Guelaguetza protestan danzantes contra plagio de bordados indígenas

Por primera vez, a Rotonda de las Azucenas se convirtió en el escenario de un reclamo cultural y de identidad hacia el exterior