/ viernes 4 de diciembre de 2020

Se adelantó la era de la robotización durante pandemia

La crisis sanitaria global orilló a acelerar los procesos de automatización en diversos sectores, primordialmente en los de contacto humano por la necesidad de garantizar la seguridad

La automatización o robotización de labores esenciales de la humanidad ya era una realidad prevista para la próxima década, pero la llegada de la pandemia ha acelerado el panorama en el que los humanos son reemplazados por máquinas capaces de hacer un mayor trabajo sin ningún tipo de remuneración, un tema que las empresas veían con buenos ojos para su cartera, pero en tiempos del coronavirus se ha vuelto en una necesidad de seguridad.

Con el pretexto de la sostenibilidad social, las empresas se dieron cuenta que el camino de la automatización es totalmente rentable a nivel financiero, al grado que las industrias, desde años pasados, han reinventado sus procesos y el uso de tecnología de vanguardia (como la inteligencia artificial), para garantizar un futuro eficiente. Pero hablar de esto en un punto crítico para la humanidad como lo es la pandemia ha dejado en segundo término esta postura y ahora se enfoca en el proceso de garantizar seguridad sanitaria en todo el mundo, en un punto en el que el personal sanitario, el primer frente ante el brote y el más afectado, se está viendo rebasado para afrontar la enfermedad.

➡️ Descarga aquí A un año... Historia breve del Covid-19

Hace un año, cuando aún era impensable un mundo cercado por un virus, el sector salud no imaginaría que su personal médico sería reemplazado por motivos de seguridad por un robot capaz de hacer su trabajo. En un intento por minimizar el contacto entre pacientes infectados de Covid-19 y los médicos y doctores, decenas de países, incluido México, ha desplegado un ejército de robots para realizar tareas como la toma de temperatura o el monitoreo de pacientes.

El Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo distribuyó en varias naciones pobres, carentes de infraestructura y material médico para atender a los enfermos, varios equipos autónomos de apariencia humanoide que han ayudado a sobrellevar la crisis, por ejemplo en África Oriental.

Otras naciones también han desarrollado un robot totalmente automatizado que puede tomar muestras de coronavirus para que los profesionales de la salud n estén expuestos al riesgo de infección.

Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

También existen otros tipos de robots más específicos para tareas de investigación del virus. En Londres se han colocado estos aparatos en estaciones de tren que apuntan con luz ultravioleta a un objetivo y es capaz de matar al coronavirus.

El escenario de la pandemia ha hecho imprescindibles este tipo de tecnologías, y por eso mismo su desarrollo sufrió un aceleramiento devastador colocándonos en un escenario que se preveía hasta la década de los 30.

La sociedad ya estaba consciente y preparada para la llegada de la robotización, ya se sabía que sería parte de nuestras vidas y que iban a sustituir a los humanos en diversas actividades, pero desde el siglo pasado la noción marcaba que solo se enfocarían en tareas de alto riesgo para la gente y que en paralelo generaría más empleos referentes al control o mantenimiento de estos robots.

Foto AFP

En una era preCovid, la previsión respecto a la robotización reportaba que para el 2030 más de 20 millones de empleos de fabricación global podrían desaparecer, según un informe de Oxford Economics. En Paralelo, la Universidad de Oxford a través de su informe “The Future of Employment” reveló que el 47 por ciento de los empleos están en riesgo de desaparecer por culpa de la inteligencia artificial.

Una cifra bastante alta en comparación de décadas anteriores, donde le tecnología comenzaba a desarrollarse y formar parte de la vida diaria de la sociedad. Un estudio de la Universidad de Chicago revela que entre los años 1947 y 1987, los robots acabaron con el 17 por ciento de empleos humanos, pero se crearon 19 por ciento de trabajos nuevos. Sin embargo, entre los años 1987 y 2016 se desplazó al 16 por ciento de trabajos, pero solo se creó un 10 por ciento adicional.

Antes de la era del coronavirus, en una planta en la que se introdujera un robot, los investigadores estiman que destruye las tareas que realizan 6.6 empleados.

Foto AFP

El riesgo actual de arrasar con empleos ya es inminente, no solo por la pérdida de trabajos a nivel mundial empujada por una crisis económica global, si no por el hecho que un gran número de esos trabajos no se podrán recuperar, sobre todo de trabajos que impliquen el contacto humano.

En primer lugar, como lo mencionábamos anteriormente, el sector salud tendrá un incremento importante de la robotización, en este caso, aunque no se ha registrado una caída de puestos de los trabajadores de la salud, si registrará un alza de equipo autónomo capaz de interactuar con pacientes con un alto riesgo de contagio.

Otro de los sectores que mostrará un impacto muy fuerte de pérdida de empleos es el restaurantero. Con la flexibilización de restricciones en varios países del mundo diversos comercios volvieron abrir, pero no todo ha sido igual, en países desarrollados como en Japón, o Corea del Sur, robots han tomado el lugar de los meseros y cocineros con el fin de evitar el contacto de los alimentos entre varias personas y de esta manera garantizar un consumo libre del coronavirus.

Foto AFP

En la educación, desde los primeros meses hemos visto el rezago de las escuelas, ahora se incluye la enseñanza y aprendizaje en línea, mientras que el trabajo a distancia también se convirtió en un método accesible para las empresas.

De hecho, bastantes empresas han apostado por acelerar esta digitalización y automatización para mejorar la productividad industrial, utilizando la robótica para sustituir a los humanos en las fábricas.

El destino nos alcanzó antes de lo planeado, por lo pronto la sociedad deberá lidiar con la crisis sanitaria global, la económica y la laboral, a la espera de que el fin de la pandemia concluya y se defina el porvenir de los humanos.


La automatización o robotización de labores esenciales de la humanidad ya era una realidad prevista para la próxima década, pero la llegada de la pandemia ha acelerado el panorama en el que los humanos son reemplazados por máquinas capaces de hacer un mayor trabajo sin ningún tipo de remuneración, un tema que las empresas veían con buenos ojos para su cartera, pero en tiempos del coronavirus se ha vuelto en una necesidad de seguridad.

Con el pretexto de la sostenibilidad social, las empresas se dieron cuenta que el camino de la automatización es totalmente rentable a nivel financiero, al grado que las industrias, desde años pasados, han reinventado sus procesos y el uso de tecnología de vanguardia (como la inteligencia artificial), para garantizar un futuro eficiente. Pero hablar de esto en un punto crítico para la humanidad como lo es la pandemia ha dejado en segundo término esta postura y ahora se enfoca en el proceso de garantizar seguridad sanitaria en todo el mundo, en un punto en el que el personal sanitario, el primer frente ante el brote y el más afectado, se está viendo rebasado para afrontar la enfermedad.

➡️ Descarga aquí A un año... Historia breve del Covid-19

Hace un año, cuando aún era impensable un mundo cercado por un virus, el sector salud no imaginaría que su personal médico sería reemplazado por motivos de seguridad por un robot capaz de hacer su trabajo. En un intento por minimizar el contacto entre pacientes infectados de Covid-19 y los médicos y doctores, decenas de países, incluido México, ha desplegado un ejército de robots para realizar tareas como la toma de temperatura o el monitoreo de pacientes.

El Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo distribuyó en varias naciones pobres, carentes de infraestructura y material médico para atender a los enfermos, varios equipos autónomos de apariencia humanoide que han ayudado a sobrellevar la crisis, por ejemplo en África Oriental.

Otras naciones también han desarrollado un robot totalmente automatizado que puede tomar muestras de coronavirus para que los profesionales de la salud n estén expuestos al riesgo de infección.

Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

También existen otros tipos de robots más específicos para tareas de investigación del virus. En Londres se han colocado estos aparatos en estaciones de tren que apuntan con luz ultravioleta a un objetivo y es capaz de matar al coronavirus.

El escenario de la pandemia ha hecho imprescindibles este tipo de tecnologías, y por eso mismo su desarrollo sufrió un aceleramiento devastador colocándonos en un escenario que se preveía hasta la década de los 30.

La sociedad ya estaba consciente y preparada para la llegada de la robotización, ya se sabía que sería parte de nuestras vidas y que iban a sustituir a los humanos en diversas actividades, pero desde el siglo pasado la noción marcaba que solo se enfocarían en tareas de alto riesgo para la gente y que en paralelo generaría más empleos referentes al control o mantenimiento de estos robots.

Foto AFP

En una era preCovid, la previsión respecto a la robotización reportaba que para el 2030 más de 20 millones de empleos de fabricación global podrían desaparecer, según un informe de Oxford Economics. En Paralelo, la Universidad de Oxford a través de su informe “The Future of Employment” reveló que el 47 por ciento de los empleos están en riesgo de desaparecer por culpa de la inteligencia artificial.

Una cifra bastante alta en comparación de décadas anteriores, donde le tecnología comenzaba a desarrollarse y formar parte de la vida diaria de la sociedad. Un estudio de la Universidad de Chicago revela que entre los años 1947 y 1987, los robots acabaron con el 17 por ciento de empleos humanos, pero se crearon 19 por ciento de trabajos nuevos. Sin embargo, entre los años 1987 y 2016 se desplazó al 16 por ciento de trabajos, pero solo se creó un 10 por ciento adicional.

Antes de la era del coronavirus, en una planta en la que se introdujera un robot, los investigadores estiman que destruye las tareas que realizan 6.6 empleados.

Foto AFP

El riesgo actual de arrasar con empleos ya es inminente, no solo por la pérdida de trabajos a nivel mundial empujada por una crisis económica global, si no por el hecho que un gran número de esos trabajos no se podrán recuperar, sobre todo de trabajos que impliquen el contacto humano.

En primer lugar, como lo mencionábamos anteriormente, el sector salud tendrá un incremento importante de la robotización, en este caso, aunque no se ha registrado una caída de puestos de los trabajadores de la salud, si registrará un alza de equipo autónomo capaz de interactuar con pacientes con un alto riesgo de contagio.

Otro de los sectores que mostrará un impacto muy fuerte de pérdida de empleos es el restaurantero. Con la flexibilización de restricciones en varios países del mundo diversos comercios volvieron abrir, pero no todo ha sido igual, en países desarrollados como en Japón, o Corea del Sur, robots han tomado el lugar de los meseros y cocineros con el fin de evitar el contacto de los alimentos entre varias personas y de esta manera garantizar un consumo libre del coronavirus.

Foto AFP

En la educación, desde los primeros meses hemos visto el rezago de las escuelas, ahora se incluye la enseñanza y aprendizaje en línea, mientras que el trabajo a distancia también se convirtió en un método accesible para las empresas.

De hecho, bastantes empresas han apostado por acelerar esta digitalización y automatización para mejorar la productividad industrial, utilizando la robótica para sustituir a los humanos en las fábricas.

El destino nos alcanzó antes de lo planeado, por lo pronto la sociedad deberá lidiar con la crisis sanitaria global, la económica y la laboral, a la espera de que el fin de la pandemia concluya y se defina el porvenir de los humanos.


Finanzas

México debe mejorar el ambiente de inversión: BBVA

Eduardo Osuna Osuna, el director general de BBVA México, anticipa una lenta recuperación económica

Sociedad

Cierran ciudad migrante a la orilla del Río bravo

En el lugar aún se encuentran 60 personas en espera de que se defina su situación jurídica

CDMX

Sacmex mapeará zonas de inundación en CDMX

Sacmex prevé elaborar un Plan Maestro de Manejo Hidrológico e Hidráulico de las Cuencas del Poniente y Sur de la capital del país

Justicia

Ejército y Guardia Nacional toman calles de Guanajuato

A las dos entidades llegarán mil 980 elementos para reforzar las tareas de seguridad, dice la Defensa Nacional

Finanzas

México debe mejorar el ambiente de inversión: BBVA

Eduardo Osuna Osuna, el director general de BBVA México, anticipa una lenta recuperación económica

Sociedad

El Gobierno no cree en las víctimas: Arussi Unda, fundadora de Brujas de Mar

Arussi Unda, fundadora de Brujas del Mar, dice que a la administración federal no le importan las mujeres

Sociedad

Científicos mexicanos piden 200 mdp para vacuna anticovid

Científicos requieren apoyo para iniciar las tres fases clínicas, el proceso administrativo para el registro, aprobación y producción del biológico que podría combatir al coronavirus en el país

Celebridades

"No debemos detenernos", voces femeninas del espectáculo se hacen escuchar

Hay mujeres a quienes no se les reconoce su labor y otras que avanzan aún con muchas piedras en el camino.

Sociedad

Cierran ciudad migrante a la orilla del Río bravo

En el lugar aún se encuentran 60 personas en espera de que se defina su situación jurídica