/ domingo 8 de diciembre de 2019

Al menos 43 muertos en el incendio de una fábrica en Nueva Delhi

La policía y los bomberos afirmaron que al menos 58 personas habían sido rescatadas

Al menos 43 personas murieron el domingo de madrugada en el incendio de una fábrica en Nueva Delhi, en la que igualmente dormían algunos de sus empleados.

El incendio se produjo a primera hora de la mañana en un barrio antiguo y sobrepoblado de la capital.

Las familias devastadas contaron que hacia las cinco de la mañana recibieron llamadas de los obreros que suplicaban que les liberaran de las llamas en el barrio comercial de Sadar Bazar, un gran mercado de venta al por mayor poco iluminado.

Las víctimas son "obreros que dormían en el interior del edificio de cuatro o cinco pisos", dijo a la AFP Sunil Choudhary, jefe adjunto de los bomberos de Nueva Delhi.

El edificio albergaba varias unidades de producción en las que se fabricaban mochilas escolares y material de embalaje, lo que agravó el incendio, afirmaron responsables indios.

Las autoridades locales anunciaron un balance de 43 muertos. La policía y los bomberos afirmaron que al menos 58 personas habían sido rescatadas.

Asfixiadas

"Durante el incendio, las personas no sabían cómo salir", contó Mohammed Khalil, un testigo.

"La mayoría de las personas que murieron estaban durmiendo cuando comenzó el incendio y fallecieron asfixiadas", explicó Monika Bhardwaj, comisaria adjunta a cargo de esta zona del norte de Nueva Delhi.

En numerosas ciudades indias, las fábricas y talleres se sitúan en barrios antiguos y modestos, donde los alquileres tienen precios asequibles.

Por la noche, los trabajadores más pobres duermen en sus lugares de trabajo. Muchos de estos empleados son migrantes y esto les permite ahorrar dinero.

Los vecinos de la zona llamaron a los servicios de emergencia al ver el fuego. Los bomberos tuvieron dificultades para acceder hasta las personas atrapadas por las llamas, debido a la estrechez de las callejuelas que rodean el mercado.

Cerca del lugar del drama, en el exterior de una morgue, familiares de las víctimas acudieron para identificar los cadáveres.

"Esta tragedia era inevitable", afirmó Naushad Ahmad, que buscaba a un amigo desaparecido.

"Solo había una entrada y salida en el edificio, y todos los contadores de electricidad estaban instalados cerca de la puerta principal. La gente no tenía ninguna oportunidad de salir", añadió.

Al menos 43 personas murieron el domingo de madrugada en el incendio de una fábrica en Nueva Delhi, en la que igualmente dormían algunos de sus empleados.

El incendio se produjo a primera hora de la mañana en un barrio antiguo y sobrepoblado de la capital.

Las familias devastadas contaron que hacia las cinco de la mañana recibieron llamadas de los obreros que suplicaban que les liberaran de las llamas en el barrio comercial de Sadar Bazar, un gran mercado de venta al por mayor poco iluminado.

Las víctimas son "obreros que dormían en el interior del edificio de cuatro o cinco pisos", dijo a la AFP Sunil Choudhary, jefe adjunto de los bomberos de Nueva Delhi.

El edificio albergaba varias unidades de producción en las que se fabricaban mochilas escolares y material de embalaje, lo que agravó el incendio, afirmaron responsables indios.

Las autoridades locales anunciaron un balance de 43 muertos. La policía y los bomberos afirmaron que al menos 58 personas habían sido rescatadas.

Asfixiadas

"Durante el incendio, las personas no sabían cómo salir", contó Mohammed Khalil, un testigo.

"La mayoría de las personas que murieron estaban durmiendo cuando comenzó el incendio y fallecieron asfixiadas", explicó Monika Bhardwaj, comisaria adjunta a cargo de esta zona del norte de Nueva Delhi.

En numerosas ciudades indias, las fábricas y talleres se sitúan en barrios antiguos y modestos, donde los alquileres tienen precios asequibles.

Por la noche, los trabajadores más pobres duermen en sus lugares de trabajo. Muchos de estos empleados son migrantes y esto les permite ahorrar dinero.

Los vecinos de la zona llamaron a los servicios de emergencia al ver el fuego. Los bomberos tuvieron dificultades para acceder hasta las personas atrapadas por las llamas, debido a la estrechez de las callejuelas que rodean el mercado.

Cerca del lugar del drama, en el exterior de una morgue, familiares de las víctimas acudieron para identificar los cadáveres.

"Esta tragedia era inevitable", afirmó Naushad Ahmad, que buscaba a un amigo desaparecido.

"Solo había una entrada y salida en el edificio, y todos los contadores de electricidad estaban instalados cerca de la puerta principal. La gente no tenía ninguna oportunidad de salir", añadió.

Finanzas

Ómicron se propaga más rápido que Delta

En Sudáfrica lo hace a más del doble de velocidad y declaran cuarta ola; prueba “peligro de las desigualdades”

Mundo

Diplomáticos de EU fueron espiados con Pegasus

Los ataques recientes estaban enfocados en funcionarios activos en Uganda y el este de África; NSO se deslinda

Finanzas

Fintech impulsa la digitalización de los pagos en el campo

Lanzan campaña para que los agricultores tengan una nueva opción de pago para sus operaciones diarias

Gossip

Gorra de Octavio Ocaña no tiene marca de bala: abogado revela más inconsistencias

La familia del actor realiza una investigación independiente, mediante la cual han obtenido detalles que contradicen la versión de las autoridades

México

Industria automotriz rechaza incentivos para autos eléctricos en EU

La industria automotriz en México asegura que van en detrimento de las exportaciones y la producción

Mundo

Diplomáticos de EU fueron espiados con Pegasus

Los ataques recientes estaban enfocados en funcionarios activos en Uganda y el este de África; NSO se deslinda

Finanzas

Fintech impulsa la digitalización de los pagos en el campo

Lanzan campaña para que los agricultores tengan una nueva opción de pago para sus operaciones diarias

Finanzas

Invadir la privacidad de un dispositivo móvil es tan fácil como descargar una app

Indispensable saber y consentir ser monitoreado, de lo contrario, debe evitarse

Finanzas

Ómicron se propaga más rápido que Delta

En Sudáfrica lo hace a más del doble de velocidad y declaran cuarta ola; prueba “peligro de las desigualdades”