/ lunes 7 de septiembre de 2015

Baja secuestro 60% en Tabasco: Osorio Chong; participa A. Núñez en reunión de seguridad

El Heraldo de Chiapas

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- La incidencia en el delito de secuestro se

ha reducido en Tabasco hasta en 60 por ciento en lo que va del año como

resultado de la acción coordinada entre autoridades federales y

estatales, subrayó aquí el titular de la Secretaría de Gobernación

(Segob), Miguel Ángel Osorio Chong.

En la Octava Reunión Seguridad Zona Sureste, a la que acudió el

gobernador tabasqueño Arturo Núñez Jiménez y otros seis mandatarios

estatales de la zona, Osorio Chong destacó el trabajo que se realiza en

esta parte del territorio nacional para combatir este delito de alto

impacto social, y puso como ejemplo los resultados obtenidos en los

estados de Veracruz y Tabasco.

“Así como hace dos reuniones pudimos encontrar que el secuestro,

particularmente en Veracruz y Tabasco estaba teniendo efectos delicados,

hoy podemos decirles que en estas mismas entidades, gracias a una

política de coordinación con sus gobiernos, hemos podido reducir en 50

y 60 por ciento su incidencia, respectivamente”, acentuó.

En la sede de la Comandancia de la Séptima Región Militar, el

funcionario federal indicó que estas mismas medidas de cooperación

institucional se están fortaleciendo para atenuar otros delitos como

robos a casas-habitación y de vehículos, y al mismo tiempo tomar

decisiones oportunas en materia preventiva.

Puntualizó que el propósito es mantener una tendencia en materia

criminal que, producto de la acción de gobierno, cada vez va más a la

baja en el país.

Recordó que recientemente, con motivo de su tercer informe el presidente

Enrique Peña Nieto dio cuenta de cómo en los municipios del país donde

existen programas de prevención se ha logrado disminuir hasta en 35 por

ciento la incidencia delictiva, y adelantó que el objetivo es

transformar este tipo de acciones en una política pública para llevarla

a los lugares donde no la hay, de modo que se pueda responder a

escenarios de coyuntura y prever los delitos en el futuro.

El gobernador Arturo Núñez destacó que la Estrategia Nacional de

Seguridad Pública, que da un tratamiento especial a los delitos de mayor

impacto social, continúa arrojando resultados positivos, en gran medida

porque privilegia esquemas de coordinación estrecha con las entidades

federativas.

El mandatario de Tabasco remarcó que tan sólo en el delito de

secuestro, entre 2014 y 2015 en la región se desarticularon 81 bandas,

conformadas por 407 presuntos secuestradores, y se logró el rescate de

430 víctimas.

Núñez Jiménez resaltó que la estrategia nacional antisecuestro

permitió focalizar la atención en las entidades con mayor problema en

este ilícito; crear la Comisión Nacional en la materia y de unidades

especializadas en las entidades, y contribuir en el fortalecimiento de

las labores de inteligencia y equipamiento tecnológico.

Los logros obtenidos a la fecha “son producto del trabajo coordinado

entre el Gabinete Federal de Seguridad y los gobiernos del Sur-Sureste, y

así vamos a seguirlo haciendo porque no se puede bajar la guardia ante

los abatimientos que hayamos tenido en la incidencia porque es un mal que

tiende a ser recurrente”, advirtió.

El jefe del Ejecutivo estatal dejó claro que “de ninguna manera

pretendemos tener una actitud triunfalista en el tema, pero sí decir que

estamos avanzando y que la sociedad mexicana y particularmente la de la

región, sepan que este delito no se mantiene impune y que hay un combate

decidido”.

Durante la reunión se revisaron cifras que reflejan una baja en la

mayoría de los delitos en todo el país, además de los resultados de

programas preventivos, y temas relacionados con la política migratoria

en la frontera sur y la protección de los derechos humanos de los

migrantes.

Participaron el gobernador anfitrión Manuel Velasco Coello y sus colegas

de Yucatán, Rolando Zapata Bello; Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo;

Veracruz, Javier Duarte de Ochoa; Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, y

Campeche, Fernando Ortega Bernés, a cuya gestión –que concluirá el

15 de septiembre– se extendió un reconocimiento.

También estuvieron los secretarios de la Marina Armada de México,

Francisco Soberón Sanz, y de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos

Zepeda, así como la procuradora General de la República, Arely Gómez

González; el comisionado nacional de seguridad, Renato Sales Heredia; y

el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen),

Eugenio Ímaz Gispert, entre otros.

El Heraldo de Chiapas

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- La incidencia en el delito de secuestro se

ha reducido en Tabasco hasta en 60 por ciento en lo que va del año como

resultado de la acción coordinada entre autoridades federales y

estatales, subrayó aquí el titular de la Secretaría de Gobernación

(Segob), Miguel Ángel Osorio Chong.

En la Octava Reunión Seguridad Zona Sureste, a la que acudió el

gobernador tabasqueño Arturo Núñez Jiménez y otros seis mandatarios

estatales de la zona, Osorio Chong destacó el trabajo que se realiza en

esta parte del territorio nacional para combatir este delito de alto

impacto social, y puso como ejemplo los resultados obtenidos en los

estados de Veracruz y Tabasco.

“Así como hace dos reuniones pudimos encontrar que el secuestro,

particularmente en Veracruz y Tabasco estaba teniendo efectos delicados,

hoy podemos decirles que en estas mismas entidades, gracias a una

política de coordinación con sus gobiernos, hemos podido reducir en 50

y 60 por ciento su incidencia, respectivamente”, acentuó.

En la sede de la Comandancia de la Séptima Región Militar, el

funcionario federal indicó que estas mismas medidas de cooperación

institucional se están fortaleciendo para atenuar otros delitos como

robos a casas-habitación y de vehículos, y al mismo tiempo tomar

decisiones oportunas en materia preventiva.

Puntualizó que el propósito es mantener una tendencia en materia

criminal que, producto de la acción de gobierno, cada vez va más a la

baja en el país.

Recordó que recientemente, con motivo de su tercer informe el presidente

Enrique Peña Nieto dio cuenta de cómo en los municipios del país donde

existen programas de prevención se ha logrado disminuir hasta en 35 por

ciento la incidencia delictiva, y adelantó que el objetivo es

transformar este tipo de acciones en una política pública para llevarla

a los lugares donde no la hay, de modo que se pueda responder a

escenarios de coyuntura y prever los delitos en el futuro.

El gobernador Arturo Núñez destacó que la Estrategia Nacional de

Seguridad Pública, que da un tratamiento especial a los delitos de mayor

impacto social, continúa arrojando resultados positivos, en gran medida

porque privilegia esquemas de coordinación estrecha con las entidades

federativas.

El mandatario de Tabasco remarcó que tan sólo en el delito de

secuestro, entre 2014 y 2015 en la región se desarticularon 81 bandas,

conformadas por 407 presuntos secuestradores, y se logró el rescate de

430 víctimas.

Núñez Jiménez resaltó que la estrategia nacional antisecuestro

permitió focalizar la atención en las entidades con mayor problema en

este ilícito; crear la Comisión Nacional en la materia y de unidades

especializadas en las entidades, y contribuir en el fortalecimiento de

las labores de inteligencia y equipamiento tecnológico.

Los logros obtenidos a la fecha “son producto del trabajo coordinado

entre el Gabinete Federal de Seguridad y los gobiernos del Sur-Sureste, y

así vamos a seguirlo haciendo porque no se puede bajar la guardia ante

los abatimientos que hayamos tenido en la incidencia porque es un mal que

tiende a ser recurrente”, advirtió.

El jefe del Ejecutivo estatal dejó claro que “de ninguna manera

pretendemos tener una actitud triunfalista en el tema, pero sí decir que

estamos avanzando y que la sociedad mexicana y particularmente la de la

región, sepan que este delito no se mantiene impune y que hay un combate

decidido”.

Durante la reunión se revisaron cifras que reflejan una baja en la

mayoría de los delitos en todo el país, además de los resultados de

programas preventivos, y temas relacionados con la política migratoria

en la frontera sur y la protección de los derechos humanos de los

migrantes.

Participaron el gobernador anfitrión Manuel Velasco Coello y sus colegas

de Yucatán, Rolando Zapata Bello; Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo;

Veracruz, Javier Duarte de Ochoa; Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, y

Campeche, Fernando Ortega Bernés, a cuya gestión –que concluirá el

15 de septiembre– se extendió un reconocimiento.

También estuvieron los secretarios de la Marina Armada de México,

Francisco Soberón Sanz, y de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos

Zepeda, así como la procuradora General de la República, Arely Gómez

González; el comisionado nacional de seguridad, Renato Sales Heredia; y

el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen),

Eugenio Ímaz Gispert, entre otros.