/ viernes 21 de octubre de 2016

Enfrentamiento contra gasoducto deja un indígena yaqui muerto

Leonardo Rodríguez y Germán Murrieta

La riña campal entre dos facciones de la tribu Yaqui, una en contra y otra a favor de la construcción del gasoducto en las comunidades de Lomas de Bacum y Lomas de Guamúchil, dejó un saldo de un occiso, 8 heridos y 13 autos calcinados, confirmaron autoridades estatales en rueda de prensa.

De acuerdo al Secretario de Seguridad Pública Estatal, Adolfo García Morales, todo inició cerca de las 8:00 horas, cuando un grupo de miembros de la etnia se manifestaban en contra de la construcción del mencionado Gasoducto por fuera de una escuela de la localidad, contingencia cuyos ánimos se fueron caldeando hasta llegar a la violencia.

De manera preventiva, y ante los enérgicos reclamos de algunos miembros de la etnia, la Policía Estatal de Seguridad Pública ya contaba con dos unidades en el área antes de que iniciara todo y al ver cómo se incrementaba la tensión, solicitaron el apoyo de otras dos en el área, pero no fue suficiente.

Las autoridades no contaban con que el grupo de manifestantes crecería hasta contabilizar cerca de 400 personas hasta que iniciaron las agresiones poco después del mediodía, cuando se dieron los disparos, los golpes y hasta machetazos.

Ante este panorama, inmediatamente se activó el código rojo, ingresando a la zona elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública en diversos tipos de unidades, tanto aéreas, como blindadas y demás vehículos terrestres, mismos que iniciaron un protocolo de contención a fin de evitar más bajas, pero no lo suficientemente a tiempo como para evitar el deceso de Cruz N, quien cayó víctima de los disparos de una persona que hasta el momento sigue libre.

No te pierdas: 

 

Sin detenidos

Hasta el momento no se tiene conocimiento de personas detenidas ya sea por el incendio de vehículos, las heridas con arma blanca, golpes contusos y el homicidio.

El Procurador de Justicia, Rodolfo Montes de Oca Mena, informó que ya iniciaron las averiguaciones pertinentes por parte de la Policía Estatal investigadora y la PGJE, instancia a la que representa, a fin de dar con los responsables.

A estas acciones se suman las de la PGR, instancia representada en Sonora por el delegado Darío Figueroa Navarro, quien expuso que coadyuvarán de manera total con las autoridades estatales.

Reveló que cuentan con 15 elementos de la Policía Federal Ministerial apoyándolos en las pesquisas derivadas de este acto violento.

La zona sigue en el ojo de las autoridades

En este momento, además de los agentes investigadores de los niveles Federal y Estatal, en las comunidades de Lomas de Guamúchil y Lomas de Bacum se cuenta con presencia de 150 oficiales de la Policía Estatal de Seguridad Pública, quienes apoyados por fuerzas castrenses, vigilan cielo y tierra a fin de mantener las cosas en calma y desalentar a los miembros de la etnia Yaqui de buscar represalias contra los miembros de sus respectivos grupos antagónicos.

García Morales aclaró que su presencia en el lugar es únicamente en cuestión de vigilancia, pues al ser un problema étnico, se tienen que respetar las leyes internas de la Tribu, así como su organización y formas de gobierno.

“La policía Estatal de Seguridad Pública desde días anteriores realizaba rondines de prevención para lo cual se notificó a las autoridades de Lomas de Bacum como es la costumbre en virtud de que se debe respetar las formas de organización y de gobierno de las etnias yaquis y las demás etnias”, señaló.

Por su parte y en cuestión de investigaciones, Montes de Oca Mena, expuso que el delito de Homicidio escapa a la autonomía de las etnias en México, por lo que en lo que respecta al homicida se le buscará para procesarlo como la ley lo demanda.

Lee también: 

Asegura vocero de etnia desconocer hechos

Mario Luna Romero uno de los voceros de la Tribu Yaqui dijo desconocer los hechos en donde, un enfrentamiento armado se presentó en la comunidad de Lomas de Bacum, cuyo resultado es al menos una persona fallecida y otra con heridas, adicionalmente al menos 10 vehículos fueron incendios en la reyerta.

“La verdad es que no tenemos conocimiento  exacto de lo que está sucediendo, en primer lugar porque nosotros no estábamos muy metidos en el tema, pero vamos para allá, vamos a mandar una comisión para enterarnos, no queremos cometer el error de replicar información que no nos consta”, indicó Luna Romero.

El vocero comentó que al interior de la etnia tradicionalmente se han dado enfrentamientos por varios temas, pero que en esta ocasión, no tiene mayor conocimiento de los hechos.

“La verdad que ahorita no sé, ha habido varios enfrentamientos por diferentes motivos, la verdad no sabría decirle, denme la oportunidad de investigar, estamos en eso, tratando de obtener información”, aseveró.

En la comunidad de Loma de Bacum existe la negativa por parte de los habitantes de la etnia yaqui, por permitir el paso por esos terrenos de la obra denominada Gasoducto Sonora, pese a que el resto de los 8 pueblos yaquis han dado su aprobación para la obra.

Aunque no se ha logrado precisar que sea este el motivo del enfrentamiento, si se tiene conocimiento de la presencia de grupos de la etnia yaqui, pertenecientes a las otras 7 comunidades, quienes dicen resguardar la construcción del gasoducto, buscando evitar que los inconformes realicen una acción en contra de la obra.

Aproximadamente 30 minutos después del primer contacto con el vocero de la etnia, cuando aseguro no tener conocimiento de los hechos, se insistió en una nueva comunicación telefónica, sin embargo, para ese momento ya no respondió las llamadas realizadas.

Leonardo Rodríguez y Germán Murrieta

La riña campal entre dos facciones de la tribu Yaqui, una en contra y otra a favor de la construcción del gasoducto en las comunidades de Lomas de Bacum y Lomas de Guamúchil, dejó un saldo de un occiso, 8 heridos y 13 autos calcinados, confirmaron autoridades estatales en rueda de prensa.

De acuerdo al Secretario de Seguridad Pública Estatal, Adolfo García Morales, todo inició cerca de las 8:00 horas, cuando un grupo de miembros de la etnia se manifestaban en contra de la construcción del mencionado Gasoducto por fuera de una escuela de la localidad, contingencia cuyos ánimos se fueron caldeando hasta llegar a la violencia.

De manera preventiva, y ante los enérgicos reclamos de algunos miembros de la etnia, la Policía Estatal de Seguridad Pública ya contaba con dos unidades en el área antes de que iniciara todo y al ver cómo se incrementaba la tensión, solicitaron el apoyo de otras dos en el área, pero no fue suficiente.

Las autoridades no contaban con que el grupo de manifestantes crecería hasta contabilizar cerca de 400 personas hasta que iniciaron las agresiones poco después del mediodía, cuando se dieron los disparos, los golpes y hasta machetazos.

Ante este panorama, inmediatamente se activó el código rojo, ingresando a la zona elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública en diversos tipos de unidades, tanto aéreas, como blindadas y demás vehículos terrestres, mismos que iniciaron un protocolo de contención a fin de evitar más bajas, pero no lo suficientemente a tiempo como para evitar el deceso de Cruz N, quien cayó víctima de los disparos de una persona que hasta el momento sigue libre.

No te pierdas: 

 

Sin detenidos

Hasta el momento no se tiene conocimiento de personas detenidas ya sea por el incendio de vehículos, las heridas con arma blanca, golpes contusos y el homicidio.

El Procurador de Justicia, Rodolfo Montes de Oca Mena, informó que ya iniciaron las averiguaciones pertinentes por parte de la Policía Estatal investigadora y la PGJE, instancia a la que representa, a fin de dar con los responsables.

A estas acciones se suman las de la PGR, instancia representada en Sonora por el delegado Darío Figueroa Navarro, quien expuso que coadyuvarán de manera total con las autoridades estatales.

Reveló que cuentan con 15 elementos de la Policía Federal Ministerial apoyándolos en las pesquisas derivadas de este acto violento.

La zona sigue en el ojo de las autoridades

En este momento, además de los agentes investigadores de los niveles Federal y Estatal, en las comunidades de Lomas de Guamúchil y Lomas de Bacum se cuenta con presencia de 150 oficiales de la Policía Estatal de Seguridad Pública, quienes apoyados por fuerzas castrenses, vigilan cielo y tierra a fin de mantener las cosas en calma y desalentar a los miembros de la etnia Yaqui de buscar represalias contra los miembros de sus respectivos grupos antagónicos.

García Morales aclaró que su presencia en el lugar es únicamente en cuestión de vigilancia, pues al ser un problema étnico, se tienen que respetar las leyes internas de la Tribu, así como su organización y formas de gobierno.

“La policía Estatal de Seguridad Pública desde días anteriores realizaba rondines de prevención para lo cual se notificó a las autoridades de Lomas de Bacum como es la costumbre en virtud de que se debe respetar las formas de organización y de gobierno de las etnias yaquis y las demás etnias”, señaló.

Por su parte y en cuestión de investigaciones, Montes de Oca Mena, expuso que el delito de Homicidio escapa a la autonomía de las etnias en México, por lo que en lo que respecta al homicida se le buscará para procesarlo como la ley lo demanda.

Lee también: 

Asegura vocero de etnia desconocer hechos

Mario Luna Romero uno de los voceros de la Tribu Yaqui dijo desconocer los hechos en donde, un enfrentamiento armado se presentó en la comunidad de Lomas de Bacum, cuyo resultado es al menos una persona fallecida y otra con heridas, adicionalmente al menos 10 vehículos fueron incendios en la reyerta.

“La verdad es que no tenemos conocimiento  exacto de lo que está sucediendo, en primer lugar porque nosotros no estábamos muy metidos en el tema, pero vamos para allá, vamos a mandar una comisión para enterarnos, no queremos cometer el error de replicar información que no nos consta”, indicó Luna Romero.

El vocero comentó que al interior de la etnia tradicionalmente se han dado enfrentamientos por varios temas, pero que en esta ocasión, no tiene mayor conocimiento de los hechos.

“La verdad que ahorita no sé, ha habido varios enfrentamientos por diferentes motivos, la verdad no sabría decirle, denme la oportunidad de investigar, estamos en eso, tratando de obtener información”, aseveró.

En la comunidad de Loma de Bacum existe la negativa por parte de los habitantes de la etnia yaqui, por permitir el paso por esos terrenos de la obra denominada Gasoducto Sonora, pese a que el resto de los 8 pueblos yaquis han dado su aprobación para la obra.

Aunque no se ha logrado precisar que sea este el motivo del enfrentamiento, si se tiene conocimiento de la presencia de grupos de la etnia yaqui, pertenecientes a las otras 7 comunidades, quienes dicen resguardar la construcción del gasoducto, buscando evitar que los inconformes realicen una acción en contra de la obra.

Aproximadamente 30 minutos después del primer contacto con el vocero de la etnia, cuando aseguro no tener conocimiento de los hechos, se insistió en una nueva comunicación telefónica, sin embargo, para ese momento ya no respondió las llamadas realizadas.