/ miércoles 24 de abril de 2019

Continúa producción de Peñafiel en Tehuacán, pese a alerta de arsénico

La Cofepris hará una visita de verificación con toma de muestra “para determinar la calidad de su fuente de abastecimiento; así como del tratamiento del agua si fuera el caso

Tras el reporte de altos contenidos de arsénico en productos de la empresa Peñafiel, entre ellas el agua mineral, la planta con mayor producción de este producto ubicada en Tehuacán, Puebla, no detuvo su producción ni su distribución, por lo que las actividades se realizaron de manera normal y el personal se abstuvo de dar una postura ante lo difundido.

La información dada a conocer ayer desde muy temprana hora, generó inquietud en los tehuacaneros, debido a que de las tres plantas existentes en todo el país que son Tlajomulco, Jalisco, Xalostoc, Estado de México y la de Tehuacán, ésta última sigue siendo la de mayor producción de agua mineral que se obtiene de su manantial.

Mediante un recorrido realizado por El Sol de Puebla, a la zona donde se ubica la empresa, se pudo observar que los trabajadores estuvieron laborando de manera normal, la distribución se dio sin ningún problema, solo que la noticia fue comentada por los trabajadores durante todo el horario laboral.

Ante esta situación, El Sol de Puebla buscó un diálogo con el gerente de la empresa, Octavio Huerta Arciniega, sin embargo, personal de la planta informó que durante la mañana se fijaría una postura.

Durante la tarde, nuevamente se preguntó sobre el comunicado que se daría a conocer, pero el mismo personal reiteró que el asunto estaba siendo tratado por el área de Asuntos Corporativos, por lo que el comunicado se daría a conocer a nivel nacional, sin embargo, hasta el cierre de esta edición no había sido dado a conocer.

Su historia

Conocedores de las virtudes y fama de las aguas minerales, los señores José María Garci Crespo de la Vega y Carlos Silva, fundaron en junio de 1928 la empresa “Manantiales de Tehuacán, S.A.” cuyo objetivo fue embotellar y distribuir agua mineral en México. En noviembre de 1937, la empresa cambia de razón social a “Manantiales Garci Crespo, S.A.”, y dos años después abren la primera distribuidora en el Valle de México.

En 1948, el señor Garci Crespo deja la sociedad y con su salida la empresa decide cambiar de denominación a “Manantiales Peñafiel, S.A.”. Este nombre se debe a la roca o peña que obstaculiza las corrientes subterráneas, y da lugar a los manantiales. En Tehuacán, Puebla, esta peña ha hecho brotar agua durante muchos años permaneciendo fiel e inamovible, por tanto, se propuso el nombre Peñafiel.


En 1980 la empresa es adquirida por el grupo regiomontano “Valores Industriales, S.A.”, que reorganiza su estructura y readapta sus sistemas de trabajo. Años después, en 1992 el grupo británico creador de la primera bebida carbonatada, Cadbury Schweppes, identifica su valor y la adquiere. Con este proceso, Manantiales Peñafiel adopta el nombre de Cadbury Schweppes Bebidas México.

El crecimiento continuo del grupo se basó en la inversión de activos fijos, adquisiciones claves y asociaciones con otras empresas, lo que ha servido para desarrollar las estrategias del mismo. Por mencionar algunas adquisiciones: en 1993 A&W, Squirt y Vernor’s; en 1995, Crystal Light, Orange Crush, Dr Pepper y 7up, las cuales forman una extensa lista de marcas.

El 7 de mayo de 2008, Cadbury Schweppes anunció la separación del negocio de bebidas y el de confitería. Con este proceso, la compañía toma el nombre de Dr Pepper Snapple Group (DPSG) y se convirtió en una empresa pública.

Verificará la Cofepris

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) respondió a El Sol de México que continúa con las investigaciones correspondientes respecto a la información que se ha difundido en diferentes medios de comunicación.

Para ello, adelantó que hará una visita de verificación con toma de muestra “para determinar la calidad de su fuente de abastecimiento; así como del tratamiento del agua si fuera el caso.

Consumer Reports, la publicación de la influyente organización Consumer Union en EU, publicó que 11 marcas de un total de más de 130 tenían cantidades detectables de arsénico, una de estas es Peñafiel de México (propiedad de Keurig Dr Pepper).

La bebida tiene además una alerta de importación emitida por la FDA por tener niveles de arsénico por encima del límite federal de 10 partes por billón.

Esa alerta, explica la organización busca evitar que se distribuyan productos potencialmente infractores en Estados Unidos, pero aún así compró fácilmente la bebida en tiendas minoristas en dos estados de la Unión Americana y en Amazon.

Si bien el límite permisible de arsénico para aguas embotelladas es de 10 partes por millón tanto en Estados Unidos como en México, Consumer Reports sugiere que esta debería establecerse en tres partes por billón.

Las investigaciones actuales, advierte, sugieren que las cantidades por encima de las tres partes por billón son potencialmente peligrosas de beber durante largos periodos de tiempo.

“Beber un solo vaso de agua con tres ppb de arsénico probablemente no te hará daño”, declaró James Dickerson, el director científico de Consumer Reports, pero el consumo regular durante periodos prolongados aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, puede disminuir el desarrollo en niños y puede causar ciertos tipos de cáncer y otros problemas de salud.

Tras el reporte de altos contenidos de arsénico en productos de la empresa Peñafiel, entre ellas el agua mineral, la planta con mayor producción de este producto ubicada en Tehuacán, Puebla, no detuvo su producción ni su distribución, por lo que las actividades se realizaron de manera normal y el personal se abstuvo de dar una postura ante lo difundido.

La información dada a conocer ayer desde muy temprana hora, generó inquietud en los tehuacaneros, debido a que de las tres plantas existentes en todo el país que son Tlajomulco, Jalisco, Xalostoc, Estado de México y la de Tehuacán, ésta última sigue siendo la de mayor producción de agua mineral que se obtiene de su manantial.

Mediante un recorrido realizado por El Sol de Puebla, a la zona donde se ubica la empresa, se pudo observar que los trabajadores estuvieron laborando de manera normal, la distribución se dio sin ningún problema, solo que la noticia fue comentada por los trabajadores durante todo el horario laboral.

Ante esta situación, El Sol de Puebla buscó un diálogo con el gerente de la empresa, Octavio Huerta Arciniega, sin embargo, personal de la planta informó que durante la mañana se fijaría una postura.

Durante la tarde, nuevamente se preguntó sobre el comunicado que se daría a conocer, pero el mismo personal reiteró que el asunto estaba siendo tratado por el área de Asuntos Corporativos, por lo que el comunicado se daría a conocer a nivel nacional, sin embargo, hasta el cierre de esta edición no había sido dado a conocer.

Su historia

Conocedores de las virtudes y fama de las aguas minerales, los señores José María Garci Crespo de la Vega y Carlos Silva, fundaron en junio de 1928 la empresa “Manantiales de Tehuacán, S.A.” cuyo objetivo fue embotellar y distribuir agua mineral en México. En noviembre de 1937, la empresa cambia de razón social a “Manantiales Garci Crespo, S.A.”, y dos años después abren la primera distribuidora en el Valle de México.

En 1948, el señor Garci Crespo deja la sociedad y con su salida la empresa decide cambiar de denominación a “Manantiales Peñafiel, S.A.”. Este nombre se debe a la roca o peña que obstaculiza las corrientes subterráneas, y da lugar a los manantiales. En Tehuacán, Puebla, esta peña ha hecho brotar agua durante muchos años permaneciendo fiel e inamovible, por tanto, se propuso el nombre Peñafiel.


En 1980 la empresa es adquirida por el grupo regiomontano “Valores Industriales, S.A.”, que reorganiza su estructura y readapta sus sistemas de trabajo. Años después, en 1992 el grupo británico creador de la primera bebida carbonatada, Cadbury Schweppes, identifica su valor y la adquiere. Con este proceso, Manantiales Peñafiel adopta el nombre de Cadbury Schweppes Bebidas México.

El crecimiento continuo del grupo se basó en la inversión de activos fijos, adquisiciones claves y asociaciones con otras empresas, lo que ha servido para desarrollar las estrategias del mismo. Por mencionar algunas adquisiciones: en 1993 A&W, Squirt y Vernor’s; en 1995, Crystal Light, Orange Crush, Dr Pepper y 7up, las cuales forman una extensa lista de marcas.

El 7 de mayo de 2008, Cadbury Schweppes anunció la separación del negocio de bebidas y el de confitería. Con este proceso, la compañía toma el nombre de Dr Pepper Snapple Group (DPSG) y se convirtió en una empresa pública.

Verificará la Cofepris

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) respondió a El Sol de México que continúa con las investigaciones correspondientes respecto a la información que se ha difundido en diferentes medios de comunicación.

Para ello, adelantó que hará una visita de verificación con toma de muestra “para determinar la calidad de su fuente de abastecimiento; así como del tratamiento del agua si fuera el caso.

Consumer Reports, la publicación de la influyente organización Consumer Union en EU, publicó que 11 marcas de un total de más de 130 tenían cantidades detectables de arsénico, una de estas es Peñafiel de México (propiedad de Keurig Dr Pepper).

La bebida tiene además una alerta de importación emitida por la FDA por tener niveles de arsénico por encima del límite federal de 10 partes por billón.

Esa alerta, explica la organización busca evitar que se distribuyan productos potencialmente infractores en Estados Unidos, pero aún así compró fácilmente la bebida en tiendas minoristas en dos estados de la Unión Americana y en Amazon.

Si bien el límite permisible de arsénico para aguas embotelladas es de 10 partes por millón tanto en Estados Unidos como en México, Consumer Reports sugiere que esta debería establecerse en tres partes por billón.

Las investigaciones actuales, advierte, sugieren que las cantidades por encima de las tres partes por billón son potencialmente peligrosas de beber durante largos periodos de tiempo.

“Beber un solo vaso de agua con tres ppb de arsénico probablemente no te hará daño”, declaró James Dickerson, el director científico de Consumer Reports, pero el consumo regular durante periodos prolongados aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, puede disminuir el desarrollo en niños y puede causar ciertos tipos de cáncer y otros problemas de salud.

Política

No hay condiciones de igualdad en sucesión de la UNAM: Daniel Velázquez

Sugiere nombrar a un auditor externo para dar seguimiento a la gestión de los recursos del erario público que recibe la UNAM

Finanzas

Fuimos ignorados en ley sobre delitos fiscales: CCE

La iniciativa privada critica la aprobación de la legislación que compara a defraudadores fiscales con narcotraficantes o terroristas

CDMX

Arranca ampliación de L3 del Metrobús

Semovi y Obras contemplan una consulta con los vecinos para el trazo de la recta final

CDMX

Arranca ampliación de L3 del Metrobús

Semovi y Obras contemplan una consulta con los vecinos para el trazo de la recta final

Mundo

Dan prisión preventiva a gobernadora "correísta" en Ecuador

Cuatro legisladores siguen en Embajada de México; suprimen alza a gasolinas

Finanzas

Disminuye la utilidad de América Móvil

De acuerdo con su reporte financiero, la empresa de Carlos Slim las ganancias por 13 mil 28 millones de pesos fueron menores a las del tercer trimestre de 2018

Finanzas

Fuimos ignorados en ley sobre delitos fiscales: CCE

La iniciativa privada critica la aprobación de la legislación que compara a defraudadores fiscales con narcotraficantes o terroristas

Finanzas

Lista la iniciativa de ley sobre APP

La deuda de Coahuila, Nuevo León, Chihuahua, Sonora, Q Roo, BC y Oaxaca está en observación

Finanzas

Commvault le entra al negocio del respaldo de datos

Las soluciones de resguardo de información crecen mientras el uso de datos se multiplica