/ jueves 2 de julio de 2020

Le arrebataron la oportunidad de vivir: Madre de joven asesinado en masacre de Irapuato

Todavía el domingo pasado, Rosa María González vio a su hijo Víctor Guadalupe

Todavía el domingo pasado, Rosa María González vio a su hijo Víctor Guadalupe. Antes de despedirse, lo persigno y le dijo que regresaría la semana entrante; este jueves, Rosa esperó afuera de las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), para que le dieran el cuerpo de sus hijo, pues fue uno de los 26 asesinados en el anexo de la comunidad Arandas.

Rosa María fue una de las más de 20 madres de familia que durante la mañana del jueves acudieron a las instalaciones de Semefo en espera de reconocer los cuerpos de las víctimas del ataque armado ocurrido por la tarde del martes en un anexo de la comunidad Arandas.

Rosa comentó que recibió la desgarradora noticia de lo sucedido apenas unos minutos después del hecho.

“Mi hermana fue quien me avisó por llamada telefónica, yo me encontraba laborando en Querétaro y de inmediato tuve que venir hasta acá, me decían que estaba muerto y yo todavía quería llegar y que me dijeran que era un error”.

Su hijo Víctor Guadalupe Rodríguez tenia apenas seis meses internado en el centro de rehabilitación, pues de acuerdo con su progenitora había tenido problemas anteriormente con las drogas y aunque consiguió dejarla, tuvo una recaída en el alcoholismo.

“Apenas el domingo había hablado con él, me decía que se sentía muy a gusto con lo que estaba haciendo para salir adelante y le arrebataron la oportunidad”.

Junto con Rosa María venían al menos ocho personas más como apoyo para el difícil momento que les esperaba: identificar el cuerpo de Víctor.

“Aunque mi hijo estaba enfermo por el consumo de sustancias, jamás tuvo problemas de agresividad, en realidad era muy tranquilo y tenia la intención de salir adelante”, agregó Rosa entre lagrimas que no pudo contener.

Taxis y camionetas iban y venían a las instalaciones del Semefo, pero llegar no fue el único trajín que tuvieron que pasar, incluso algunos de ellos atravesaron charcos de lodo para realizar los tramites correspondientes y de acuerdo con algunos testimonios, la mayoría tendrán que esperar al menos hasta este viernes para que les entreguen los restos de sus seres queridos para darles sepultura.

Te recomendamos el video ⬇️

Todavía el domingo pasado, Rosa María González vio a su hijo Víctor Guadalupe. Antes de despedirse, lo persigno y le dijo que regresaría la semana entrante; este jueves, Rosa esperó afuera de las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), para que le dieran el cuerpo de sus hijo, pues fue uno de los 26 asesinados en el anexo de la comunidad Arandas.

Rosa María fue una de las más de 20 madres de familia que durante la mañana del jueves acudieron a las instalaciones de Semefo en espera de reconocer los cuerpos de las víctimas del ataque armado ocurrido por la tarde del martes en un anexo de la comunidad Arandas.

Rosa comentó que recibió la desgarradora noticia de lo sucedido apenas unos minutos después del hecho.

“Mi hermana fue quien me avisó por llamada telefónica, yo me encontraba laborando en Querétaro y de inmediato tuve que venir hasta acá, me decían que estaba muerto y yo todavía quería llegar y que me dijeran que era un error”.

Su hijo Víctor Guadalupe Rodríguez tenia apenas seis meses internado en el centro de rehabilitación, pues de acuerdo con su progenitora había tenido problemas anteriormente con las drogas y aunque consiguió dejarla, tuvo una recaída en el alcoholismo.

“Apenas el domingo había hablado con él, me decía que se sentía muy a gusto con lo que estaba haciendo para salir adelante y le arrebataron la oportunidad”.

Junto con Rosa María venían al menos ocho personas más como apoyo para el difícil momento que les esperaba: identificar el cuerpo de Víctor.

“Aunque mi hijo estaba enfermo por el consumo de sustancias, jamás tuvo problemas de agresividad, en realidad era muy tranquilo y tenia la intención de salir adelante”, agregó Rosa entre lagrimas que no pudo contener.

Taxis y camionetas iban y venían a las instalaciones del Semefo, pero llegar no fue el único trajín que tuvieron que pasar, incluso algunos de ellos atravesaron charcos de lodo para realizar los tramites correspondientes y de acuerdo con algunos testimonios, la mayoría tendrán que esperar al menos hasta este viernes para que les entreguen los restos de sus seres queridos para darles sepultura.

Te recomendamos el video ⬇️

México

A un año de la masacre en El Paso, flujo de armas sigue sin freno

Defensores de las víctimas expresaron su frustración porque autoridades prometieron leyes de control de armas para reducir la probabilidad de que más tiroteos masivos se presenten

Sociedad

Ciudades, una trampa mortal en las pandemias

Las urbes son el mejor invento del hombre, pues acumulan todas las comodidades imaginables, pero su sobrepoblación es un caldo de cultivo para las enfermedades

Finanzas

Pierde la CNBV al 19% de su personal

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores perdió en menos de un año a 327 colaboradores

Mundo

Partidos opositores boicotearán comicios en Venezuela

Grupo de los 27 partidos más importantes en el Parlamento acuerdan no participar en las legislativas por considerarlas “un fraude”

Mundo

América Latina duplica muertes por Covid-19 en un mes

Toque de queda en ciudad de Australia ante rebrote; en el mundo, 18 millones de contagios

Sociedad

Buscan que termoeléctrica de Tuxpan amplié la generación de energía

Rocío Nahle anunció inversiones del sector para la entidad en el 2021

Finanzas

Por austeridad, recortan 560.1 mdp a la Secretaría de Economía

La dependencia a cargo de Graciela Márquez ya enfrentaba un recorte presupuestal de 31 por ciento en este año,

Celebridades

Demi Moore, desde su interior

La actriz pone al descubierto parte de su infancia en el primer capítulo de su nuevo libro Inside Out: A memoir, del que Rocaeditorial nos cedió un extracto para conocer las experiencias y sinsabores de la vida de este polémico personaje

Política

En Puebla, hacemos las cosas a nuestra manera: Miguel Barbosa

Admira a López Obrador desde hace 20 años y agradece su apoyo, pero asegura saber que no pertenece a su círculo cercano