/ miércoles 27 de diciembre de 2017

El empleo formal

El empleo es el indicador que mejor ejemplifica los resultados del crecimiento, sobre todo el empleo formal, que es aquél que le da al trabajador una percepción salarial y un esquema de protección social, como atención a la salud para el trabajador y su familia, una pensión o jubilación, prestaciones de vivienda, principalmente.

En los últimos años el indicador de empleo ha ido al alza, particularmente, el empleo formal. De enero a noviembre de 2017 se crearon más de un 1.1 millones de empleos formales; con esta cifra, de diciembre de 2012 al mes de noviembre de 2017, se tiene un registro de creación de 3.4 millones de puestos de trabajo. El incremento es 2.2 veces superior a lo creado en el mismo periodo de la administración anterior, que fue de 1.5 millones e incluso mayor a lo creado por cualquiera de las administraciones pasadas.

Esta dinámica de creación de empleos formales llevó a que al 30 de noviembre de 2017, se tuviera un registro récord de 19 millones 755 mil 991 plazas, de las cuales el 85% son empleos permanentes y el resto eventuales. Es importante destacar que a nivel nacional la tasa de desocupación en el año 2012, se ubicaba en 4.9%, actualmente es de  3.6%.

El avance en el empleo formal contribuyó a reducir las cifras de la informalidad. El INEGI informó que después de la actualización de la metodología para la medición de la economía informal, en el 2016 alrededor de una quinta de la producción la llevo a cabo el sector informal, en tanto que el resto fue realizado por el sector formal.

De este modo, en 2016, de cada 100 pesos de riqueza producida, 77 pesos provinieron de la economía formal y 23 pesos fueron generados por la economía informal, lo cual da cuenta de la importancia de la economía mexicana.

Esta realidad del empleo en México, revela que se ha hecho un esfuerzo sin precedentes por formalizar la economía y elevar el nivel del empleo. Es importante señalar que tras el éxito en el aumento de la formalidad y la generación de empleo, los sectores productivos y los principales actores económicos, así como el sector  público deben seguir fortaleciendo la combinación de capacidades para continuar en el objetivo de mejorar la calidad del empleo y de los salarios y con ello contribuir a elevar  los niveles de bienestar de los mexicanos.

La generación de empleo formal, está sustentada en la ruta de la estabilidad, el crecimiento económico y con el trabajo de todos los mexicanos, que son fundamentales para seguir avanzando en nuestro desarrollo.

Directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas

El empleo es el indicador que mejor ejemplifica los resultados del crecimiento, sobre todo el empleo formal, que es aquél que le da al trabajador una percepción salarial y un esquema de protección social, como atención a la salud para el trabajador y su familia, una pensión o jubilación, prestaciones de vivienda, principalmente.

En los últimos años el indicador de empleo ha ido al alza, particularmente, el empleo formal. De enero a noviembre de 2017 se crearon más de un 1.1 millones de empleos formales; con esta cifra, de diciembre de 2012 al mes de noviembre de 2017, se tiene un registro de creación de 3.4 millones de puestos de trabajo. El incremento es 2.2 veces superior a lo creado en el mismo periodo de la administración anterior, que fue de 1.5 millones e incluso mayor a lo creado por cualquiera de las administraciones pasadas.

Esta dinámica de creación de empleos formales llevó a que al 30 de noviembre de 2017, se tuviera un registro récord de 19 millones 755 mil 991 plazas, de las cuales el 85% son empleos permanentes y el resto eventuales. Es importante destacar que a nivel nacional la tasa de desocupación en el año 2012, se ubicaba en 4.9%, actualmente es de  3.6%.

El avance en el empleo formal contribuyó a reducir las cifras de la informalidad. El INEGI informó que después de la actualización de la metodología para la medición de la economía informal, en el 2016 alrededor de una quinta de la producción la llevo a cabo el sector informal, en tanto que el resto fue realizado por el sector formal.

De este modo, en 2016, de cada 100 pesos de riqueza producida, 77 pesos provinieron de la economía formal y 23 pesos fueron generados por la economía informal, lo cual da cuenta de la importancia de la economía mexicana.

Esta realidad del empleo en México, revela que se ha hecho un esfuerzo sin precedentes por formalizar la economía y elevar el nivel del empleo. Es importante señalar que tras el éxito en el aumento de la formalidad y la generación de empleo, los sectores productivos y los principales actores económicos, así como el sector  público deben seguir fortaleciendo la combinación de capacidades para continuar en el objetivo de mejorar la calidad del empleo y de los salarios y con ello contribuir a elevar  los niveles de bienestar de los mexicanos.

La generación de empleo formal, está sustentada en la ruta de la estabilidad, el crecimiento económico y con el trabajo de todos los mexicanos, que son fundamentales para seguir avanzando en nuestro desarrollo.

Directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas

viernes 12 de octubre de 2018

Los datos del campo

miércoles 03 de octubre de 2018

Trilateral

domingo 30 de septiembre de 2018

La guerra comercial

jueves 17 de mayo de 2018

El día internacional de la Tierra

miércoles 18 de abril de 2018

Siria y la condena al uso de armas químicas

jueves 12 de abril de 2018

Soberanía y política

miércoles 28 de marzo de 2018

El inédito riesgo internacional

sábado 17 de marzo de 2018

Igualdad de género

miércoles 21 de febrero de 2018

Sismos y resilencia

Cargar Más