/ viernes 24 de marzo de 2023

[Entrevista] El pop futurista de Brandt Brauer Frick

La banda, conocida por su refinada fusión de música clásica y electrónica, habla de su propuesta en la que también caben el diseño, la dirección de videos y la danza contemporánea

Hace unos días el trío berlinés de música electrónica Brandt Brauer Frick anunció la salida de su próximo álbum que tendrá por nombre Multi Faith Prayer Room, y cuyo primer adelanto es un sencillo en colaboración con el rapero, artista, poeta y activista Mykki Blanco.

La canción, que se titula “Act One” es un encuentro de la lírica poética y mordaz de Blanco con el soul electrónico y futurista de los alemanes, en una historia en la que se mezcla un discurso medioambiental con la fiesta y el sexo; una especie de canción-protesta revitalizada y puesta al día, como quizá nadie lo había hecho hasta hoy.

Escucha más: [Entrevista] La experiencia vanguardista de Sleaford Mods

Tienen una nueva canción que realizaron junto con Mykki Blanco. ¿Qué nos puedes decir de ella?

Bueno, cuando comenzamos a trabajar en ella era básicamente un track instrumental, pero luego se la enviamos a Mykki, en principio porque todo el álbum se basa de alguna manera en preguntas, preguntas sobre el futuro, la fé, etcétera… Así que ella terminó la letra y el resultado fue perfecto para lo que queríamos, porque una vez que tuvimos esa parte, el resto de la canción se desarrolló sobre esa historia que relata una experiencia techno-rave muy extasiada.


¿Cómo surgió esa idea de la orgía después de una protesta climática? Me pareció algo novedoso y sumamente divertido.

Sí, es genial porque es moralizante, pero no de una manera simple. Porque al principio cualquiera puede venir y decirte que está bien o está mal, pero esto en realidad tiene otro giro. Cuando Daniel grabó a Mykki y luego escuchamos todo terminado nos pareció increíble. Obviamente pensamos que el cambio climático es algo muy serio, pero cuando la historia tiene ese giro resulta algo maravilloso.



¿Y ya que la canción se titula “Act One”, podremos esperar una segunda parte?

Ya viene un nuevo sencillo, que saldrá en pocos días, y que tiene una colaboración de la cantante suiza Sophie Hunger, y es una canción que trata sobre el estado de la mente humana, que es algo que de alguna manera está presente en todo el álbum, pero más que haber una continuación de “Act One”, el panorama se irá abriendo, para que dicha pista sea más bien como una introducción al disco, por eso la titulamos así.


La colaboración, llevada a otro nivel

El título de su nuevo disco, Multi Faith Prayer Room, que verá la luz el 2 de junio, también es una referencia al espacio comunitario e inclusivo en el que la banda trata de cohabitar. En esta ocasión, el trío llevó este enfoque más lejos y preparó un cuestionario que se envió a 500 personas de diversos orígenes y procedencias, preguntándoles por sus visiones sobre el mañana, su fe en el futuro y su relación con los rituales actuales.

A través de ese enfoque estético y social, el trío creó una instalación interactiva en colaboración con el galerista Max Dax, y haciendo una gran entrada en el mundo de las artes visuales y el diseño la dieron a conocer en la Feria de Arte de Miami a finales del 2022.


Ustedes tienen una formación clásica, un elemento que está muy presente en su obra. Pero cuando estaban estudiando música, ¿se imaginaban haciendo bailar a cientos de personas con ritmos electrónicos?

Sí, sólo nos tomó un tiempo aprender cómo hacerlo, pero en realidad nuestros inicios también están muy relacionados con la música dance, de hecho en algún momento dimos algunos giros hacia el post punk o el kraut, con diferentes sonidos con los que queríamos experimentar… Pero volviendo a tu pregunta, sí… Siempre soñamos con hacer bailar a la gente.

"Antes soñábamos como una extraña traducción de la música clásica. Pero esta vez sólo la hemos tomado como un punto de partida para construir un puente entre el pop y la música de club", añaden.

Decidimos volver a conectar con el concepto de utopía y fomentar el pensamiento positivo sobre el futuro

Una parte del mundo de la música clásica aún es muy cerrado y elitista. ¿Qué tipo de retroalimentación han recibido de ese círculo?

Bueno, de hecho tenemos este formato del ensamble de diez músicos, con los que también actuamos en salas de concierto y el cual solemos implementar cuando nos invitan a ese tipo de contextos. Por lo menos en Alemania y otros países, eso se está abriendo, en parte gracias a internet, sobre todo entre la gente más joven… Obviamente cuando éramos más jóvenes todo se trataba más de tribus, de personas que decían: Yo sólo escucho heavy metal o sólo escucho hip-hop, y así sucesivamente, pero ahora la gente escucha cosas muy diferentes y bueno, en ese sentido el mundo de la música clásica también tiene que abrirse, para no quedarse sólo como algo para el museo… Y en esas estamos.

Volver a pensar en el futuro

Tras años viajando por el mundo, el trío llegó a una conclusión sumamente interesante:

"Sentimos que nos ahogamos en el presente. La gente es incapaz de proyectarse en una idea de futuro del mismo modo que algunos lo hacían en los años setenta, por ejemplo. Decidimos volver a conectar con el concepto de utopía y fomentar el pensamiento positivo sobre el futuro a nuestra manera, lejos del auge del populismo".


¿Por qué decidieron nombrar a la banda con cada uno de sus apellidos, como suelen hacer los bufetes de abogados?

(Ríen) Bueno, no lo hicimos por los bufetes de abogados, en realidad no sabemos muy bien por qué lo hicimos. Simplemente nos parecía que sonaba bien o que tenía ese tipo de connotación como del jazz… Es divertido porque son tres nombres alemanes y es un poco complicado traducirlo o pronunciarlo en otros países, pero evidentemente no estábamos pensando en eso o en qué tan fácil sería googlear nuestro nombre… Sólo dijimos: Está bien, suena genial, vamos a hacerlo. Si hoy tuviéramos que elegir un nombre para la banda seguramente elegiríamos uno diferente… Lo que nos gusta del nombre es que no podemos cambiar de miembros, porque entonces ya no nos podríamos llamar así, ¡a menos que encontráramos a alguien que tuviera el mismo apellido!


¿Es un reto hacer música electrónica en Alemania, con toda la gran historia que tiene su país en ese renglón?

Más que un reto, es algo positivo. Es interesante ser parte de ese mundo, ver de dónde viene todo y tratar de buscarnos un espacio allí. Al principio ya conocíamos muchas de las grandes bandas alemanas, pero quizá no éramos tan conscientes de todo ese bagaje y del hecho de que Alemania juega un papel en la música electrónica global. Obviamente eso es algo genial.

Queremos tener una perspectiva amplia de lo que es una obra de arte, y no sólo coros pegadizos y videos cortos de TikTok | Slitscan | Felix Bassler

Paul, hablando de la historia de la música alemana. Ahora también eres miembro de Tangerine Dream. ¿Cómo ocurrió eso?

Sucedió porque primero sólo me invitaron a tocar con ellos en un concierto, pero iba sólo como invitado… Creo que de alguna manera les gustó, así que fue genial… De hecho acabamos de tener un concierto con Control Freak y Tangerine Dream, todos en el mismo lugar.


Ya han tocado algunas veces en México, ¿cómo recuerdan esas experiencias?

Han sido increíbles. Ya hemos tocado como tres veces allá y siempre ha sido en una versión diferente, lo hemos hecho como trío, pero luego también con el ensamble de diez músicos en una sala de conciertos. Y la última vez fue afuera del Museo Tamayo, al aire libre, con la orquesta. Esa fue una experiencia increíble y estuvimos allí durante una semana entera ensayando con la orquesta. Somos grandes fanáticos de México y de la Ciudad de México, así que cada vez que nos invitan decimos que sí. México es uno de los mejores países para ir a tocar música, porque todos son muy amables y es un lugar hermoso.


Su propuesta no es solamente musical, ya que también ponen mucho empeño en sus videoclips, los cuales destacan por su valor estético.

Siempre nos esforzamos mucho con los videos, y tenemos la suerte de tener un director de cine en nuestra banda, que es Daniel, y quien dirigió la mayoría de nuestros videos, y creo que eso ha ayudado mucho a nuestra banda.


Hablando de sus videoclips, otro elemento visual que está presente en varios de ellos es la danza contemporánea.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Sí, incluso desde el principio. El año pasado hicimos muchos videos con diferentes bailarines de danza contemporánea de todo el mundo. Siempre nos parece muy interesante crear el paquete completo, porque cuando empezamos a escuchar música íbamos a las tiendas de discos, veíamos la portada y nos gustaba cómo era todo eso visualmente, porque además no había internet y no había tanta información, así que era como descubrir la música y pensar en qué podría acompañarla visualmente, algo que no sucede por ejemplo con el metal, que realmente no suele acompañarse de un buen diseño, siempre tienen el mismo tipo de calaveras con tipografía divertidas y, bueno, ahora con Spotify la imagen y las portadas parecen no importar, así que para nosotros el aspecto visual es otro vehículo para dar a conocer nuestra música, es importante que haya un diseño, un concepto… En cierto modo deseamos preservar algo de esto, en una perspectiva más amplia de lo que puede ser una obra de arte y no sólo con coros pegadizos y videos cortos de TikTok que te hagan famoso.


Hace unos días el trío berlinés de música electrónica Brandt Brauer Frick anunció la salida de su próximo álbum que tendrá por nombre Multi Faith Prayer Room, y cuyo primer adelanto es un sencillo en colaboración con el rapero, artista, poeta y activista Mykki Blanco.

La canción, que se titula “Act One” es un encuentro de la lírica poética y mordaz de Blanco con el soul electrónico y futurista de los alemanes, en una historia en la que se mezcla un discurso medioambiental con la fiesta y el sexo; una especie de canción-protesta revitalizada y puesta al día, como quizá nadie lo había hecho hasta hoy.

Escucha más: [Entrevista] La experiencia vanguardista de Sleaford Mods

Tienen una nueva canción que realizaron junto con Mykki Blanco. ¿Qué nos puedes decir de ella?

Bueno, cuando comenzamos a trabajar en ella era básicamente un track instrumental, pero luego se la enviamos a Mykki, en principio porque todo el álbum se basa de alguna manera en preguntas, preguntas sobre el futuro, la fé, etcétera… Así que ella terminó la letra y el resultado fue perfecto para lo que queríamos, porque una vez que tuvimos esa parte, el resto de la canción se desarrolló sobre esa historia que relata una experiencia techno-rave muy extasiada.


¿Cómo surgió esa idea de la orgía después de una protesta climática? Me pareció algo novedoso y sumamente divertido.

Sí, es genial porque es moralizante, pero no de una manera simple. Porque al principio cualquiera puede venir y decirte que está bien o está mal, pero esto en realidad tiene otro giro. Cuando Daniel grabó a Mykki y luego escuchamos todo terminado nos pareció increíble. Obviamente pensamos que el cambio climático es algo muy serio, pero cuando la historia tiene ese giro resulta algo maravilloso.



¿Y ya que la canción se titula “Act One”, podremos esperar una segunda parte?

Ya viene un nuevo sencillo, que saldrá en pocos días, y que tiene una colaboración de la cantante suiza Sophie Hunger, y es una canción que trata sobre el estado de la mente humana, que es algo que de alguna manera está presente en todo el álbum, pero más que haber una continuación de “Act One”, el panorama se irá abriendo, para que dicha pista sea más bien como una introducción al disco, por eso la titulamos así.


La colaboración, llevada a otro nivel

El título de su nuevo disco, Multi Faith Prayer Room, que verá la luz el 2 de junio, también es una referencia al espacio comunitario e inclusivo en el que la banda trata de cohabitar. En esta ocasión, el trío llevó este enfoque más lejos y preparó un cuestionario que se envió a 500 personas de diversos orígenes y procedencias, preguntándoles por sus visiones sobre el mañana, su fe en el futuro y su relación con los rituales actuales.

A través de ese enfoque estético y social, el trío creó una instalación interactiva en colaboración con el galerista Max Dax, y haciendo una gran entrada en el mundo de las artes visuales y el diseño la dieron a conocer en la Feria de Arte de Miami a finales del 2022.


Ustedes tienen una formación clásica, un elemento que está muy presente en su obra. Pero cuando estaban estudiando música, ¿se imaginaban haciendo bailar a cientos de personas con ritmos electrónicos?

Sí, sólo nos tomó un tiempo aprender cómo hacerlo, pero en realidad nuestros inicios también están muy relacionados con la música dance, de hecho en algún momento dimos algunos giros hacia el post punk o el kraut, con diferentes sonidos con los que queríamos experimentar… Pero volviendo a tu pregunta, sí… Siempre soñamos con hacer bailar a la gente.

"Antes soñábamos como una extraña traducción de la música clásica. Pero esta vez sólo la hemos tomado como un punto de partida para construir un puente entre el pop y la música de club", añaden.

Decidimos volver a conectar con el concepto de utopía y fomentar el pensamiento positivo sobre el futuro

Una parte del mundo de la música clásica aún es muy cerrado y elitista. ¿Qué tipo de retroalimentación han recibido de ese círculo?

Bueno, de hecho tenemos este formato del ensamble de diez músicos, con los que también actuamos en salas de concierto y el cual solemos implementar cuando nos invitan a ese tipo de contextos. Por lo menos en Alemania y otros países, eso se está abriendo, en parte gracias a internet, sobre todo entre la gente más joven… Obviamente cuando éramos más jóvenes todo se trataba más de tribus, de personas que decían: Yo sólo escucho heavy metal o sólo escucho hip-hop, y así sucesivamente, pero ahora la gente escucha cosas muy diferentes y bueno, en ese sentido el mundo de la música clásica también tiene que abrirse, para no quedarse sólo como algo para el museo… Y en esas estamos.

Volver a pensar en el futuro

Tras años viajando por el mundo, el trío llegó a una conclusión sumamente interesante:

"Sentimos que nos ahogamos en el presente. La gente es incapaz de proyectarse en una idea de futuro del mismo modo que algunos lo hacían en los años setenta, por ejemplo. Decidimos volver a conectar con el concepto de utopía y fomentar el pensamiento positivo sobre el futuro a nuestra manera, lejos del auge del populismo".


¿Por qué decidieron nombrar a la banda con cada uno de sus apellidos, como suelen hacer los bufetes de abogados?

(Ríen) Bueno, no lo hicimos por los bufetes de abogados, en realidad no sabemos muy bien por qué lo hicimos. Simplemente nos parecía que sonaba bien o que tenía ese tipo de connotación como del jazz… Es divertido porque son tres nombres alemanes y es un poco complicado traducirlo o pronunciarlo en otros países, pero evidentemente no estábamos pensando en eso o en qué tan fácil sería googlear nuestro nombre… Sólo dijimos: Está bien, suena genial, vamos a hacerlo. Si hoy tuviéramos que elegir un nombre para la banda seguramente elegiríamos uno diferente… Lo que nos gusta del nombre es que no podemos cambiar de miembros, porque entonces ya no nos podríamos llamar así, ¡a menos que encontráramos a alguien que tuviera el mismo apellido!


¿Es un reto hacer música electrónica en Alemania, con toda la gran historia que tiene su país en ese renglón?

Más que un reto, es algo positivo. Es interesante ser parte de ese mundo, ver de dónde viene todo y tratar de buscarnos un espacio allí. Al principio ya conocíamos muchas de las grandes bandas alemanas, pero quizá no éramos tan conscientes de todo ese bagaje y del hecho de que Alemania juega un papel en la música electrónica global. Obviamente eso es algo genial.

Queremos tener una perspectiva amplia de lo que es una obra de arte, y no sólo coros pegadizos y videos cortos de TikTok | Slitscan | Felix Bassler

Paul, hablando de la historia de la música alemana. Ahora también eres miembro de Tangerine Dream. ¿Cómo ocurrió eso?

Sucedió porque primero sólo me invitaron a tocar con ellos en un concierto, pero iba sólo como invitado… Creo que de alguna manera les gustó, así que fue genial… De hecho acabamos de tener un concierto con Control Freak y Tangerine Dream, todos en el mismo lugar.


Ya han tocado algunas veces en México, ¿cómo recuerdan esas experiencias?

Han sido increíbles. Ya hemos tocado como tres veces allá y siempre ha sido en una versión diferente, lo hemos hecho como trío, pero luego también con el ensamble de diez músicos en una sala de conciertos. Y la última vez fue afuera del Museo Tamayo, al aire libre, con la orquesta. Esa fue una experiencia increíble y estuvimos allí durante una semana entera ensayando con la orquesta. Somos grandes fanáticos de México y de la Ciudad de México, así que cada vez que nos invitan decimos que sí. México es uno de los mejores países para ir a tocar música, porque todos son muy amables y es un lugar hermoso.


Su propuesta no es solamente musical, ya que también ponen mucho empeño en sus videoclips, los cuales destacan por su valor estético.

Siempre nos esforzamos mucho con los videos, y tenemos la suerte de tener un director de cine en nuestra banda, que es Daniel, y quien dirigió la mayoría de nuestros videos, y creo que eso ha ayudado mucho a nuestra banda.


Hablando de sus videoclips, otro elemento visual que está presente en varios de ellos es la danza contemporánea.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Sí, incluso desde el principio. El año pasado hicimos muchos videos con diferentes bailarines de danza contemporánea de todo el mundo. Siempre nos parece muy interesante crear el paquete completo, porque cuando empezamos a escuchar música íbamos a las tiendas de discos, veíamos la portada y nos gustaba cómo era todo eso visualmente, porque además no había internet y no había tanta información, así que era como descubrir la música y pensar en qué podría acompañarla visualmente, algo que no sucede por ejemplo con el metal, que realmente no suele acompañarse de un buen diseño, siempre tienen el mismo tipo de calaveras con tipografía divertidas y, bueno, ahora con Spotify la imagen y las portadas parecen no importar, así que para nosotros el aspecto visual es otro vehículo para dar a conocer nuestra música, es importante que haya un diseño, un concepto… En cierto modo deseamos preservar algo de esto, en una perspectiva más amplia de lo que puede ser una obra de arte y no sólo con coros pegadizos y videos cortos de TikTok que te hagan famoso.


México

Acecha narco mexicano zonas arqueológicas de Guatemala

Autoridades del país vecino dicen que los grupos criminales usan esas áreas para pistas clandestinas

CDMX

Solo identifican al 50% de los feminicidas en casos de la CDMX

En la CdMx se reportaron 313 ilícitos en los últimos 4 años y sólo solicitaron 150 órdenes de captura

Tecnología

IA captura y memoriza sonidos para sordos

Los auxiliares de audio eligen el nivel del volumen, relatan la voz de las personas y son capaces de traducir conversaciones en tiempo real, dice el director de Audioclinic

Elecciones 2024

Por miedo, 16 candidatos de Guerrero se retiran de contienda electoral

Al menos 16 aspirantes decidieron dejar su campaña por temor o amenazas del crimen

Mundo

Han huido 600 mil palestinos de Rafah

EU comienza a entregar ayuda a través de su muelle artificial; no es suficiente, advierte la ONU

CDMX

Detienen a Kevin "N", hijo de "El Ojos", uno de los líderes del cártel de Tláhuac

Kevin y su cómplice eran buscados por autoridades de la capital por los delitos de secuestro, extorsión, cobro de piso y demás delitos