/ martes 2 de abril de 2024

[Entrevista] Russian Red: Como en una película romántica

Tras una década sin lanzar un disco inédito, la cantante estrena un disco que arroja varias novedades, desde la forma en que se compuso hasta el idioma en el que canta, como ella misma comparte en esta conversación

No es rusa, sino española. Aunque desde hace una década radica en Los Ángeles, California. Pero lo más interesante cuando hablamos de Lourdes Hernández -la mente detrás de este proyecto musical- es que casi nada acerca de ella y de su obra es previsible.

Comenzó en 2007, en plena efervescencia del indie rock y del ascenso de plataformas como MySpace. Pero, a diferencia de la mayoría de sus colegas madrileñas, ella decidió comenzar cantando en la misma lengua que sus ídolos, que, según ha dicho, iban desde The Beatles hasta PJ Harvey, pasando por Feist, Cat Power o Dolly Parton.

Te puede interesar: Ramones: Cinco décadas del nacimiento de una leyenda

Indie folk, fue la etiqueta que muchos encontraron para tratar de comprender mejor los primeros trabajos de la artista, titulados I love your glasses (2008) y Fuerteventura (2011).

Aunque la llegada de la segunda década del siglo 21 supuso nuevos retos para ella, como la inquietud por decantarse hacia un sonido más guitarrero, lo cual consiguió en alianza con el productor Joe Chiccarelli (The White Stripes, The Strokes, U2, My Morning Jacket), quien le ayudó a cristalizar estas ambiciones en su tercer asalto discográfico, titulado Agent Cooper.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre cultura

Tras la presentación de aquella placa, lanzada hace un decenio, la artista se involucró más en la actuación y lanzó un disco de covers que, según ha confesado, sólo intentaba reflejar su gusto por el placer culposo de asistir regularmente a los karaokes de su ciudad.

Pero ahora está de vuelta con otro disco de canciones propias, titulado Volverme a enamorar, el cual además arroja varias novedades, como ella misma cuenta en entrevista con El Sol de México.

No bien comienza la conversación, le comentamos que ya hemos escuchado este material, y que todo parece indicar que no hay quinto malo, ante lo cual suelta una carcajada y escupe el agua que bebía mientras nos saludábamos.

“Sí, bueno. Original sería el cuarto, pero sí, es el quinto en total”.


A diferencia de tus discos anteriores, éste tiene un aire muy particular, como de película o de cuento romántico.

Totalmente, sí. La verdad es que me esforcé en seguir la línea del sonido con el que nos encontramos desde el principio, porque nos pareció una especie de hallazgo en el que podíamos seguir investigando. Compuse la mayor parte del disco y lo coproduje con “Luichi”, que es el guitarrista de Cupido y con un productor que se llama René… Durante un año estuvimos viéndonos para hacer canciones sin ninguna pretensión y sin la idea de hacer un disco, simplemente para pasárnoslo bien… Pero fue cuando encontramos ese sonido, que empezamos a entender que había una especie de banda sonora y una especie de encuentro muy lúdico en el que, aunque no nos estábamos tomando nada muy en serio, sí estaba ya una idea ferviente de trabajar con este nivel vocal y en esta especie de universo en el que siento que hay muchos jardines o cosas así.

El universo musical al que Lourdes hace referencia es un matiz intimista y sugerente que parece musicalizar escenas de una vieja película romántica y que atraviesa todas las canciones del disco acompañando a una voz, que en lugar de hacerse omnipresente por momentos raya en el susurro.

El hallazgo del que Lourdes habla se hace patente en canciones como “Me gustan todos los chicos”, “Intelectual sexual”, “This is un volcán” y “Tus putos labios”.

Su nuevo álbum se edita en varios formatos, incluido vinil / Cortesía: Sonido Muchacho

Llama la atención que es un disco muy breve. Únicamente son ocho canciones que apenas alcanzan los 20 minutos de duración.

Sí, aunque al mismo tiempo siento que es muy disco, es decir, creo que hay un concepto muy claro y que por primera vez hay una especie de historia dentro del disco, con una introducción, un nudo y un desenlace; hay un subconsciente de la cantante volcado y muy íntimo, y más allá de las canciones hay pensamientos musicales, entonces siento que aunque sea el disco más corto que he hecho también es el disco más completo que he hecho, con un principio y un fin.


Aunque este es el disco más corto que he hecho, creo que también es el disco más conceptual, con una introducción, un nudo y desenlace


Y además es tu primer disco grabado completamente en español.

Sí, sí… Con excepción de un par de palabras o frases que hay por ahí, pero sí es un disco cantado íntegramente en español.


Siempre les digo a los artistas de origen hispano que empiezan cantando en inglés y que en algún momento brincan al español, que después de eso ya no hay un punto de retorno.

Sí, seguro…

Puedo equivocarme, pero creo que eso te puede suceder.

La verdad es que tienes razón. Para mí realmente supone una cosa muy fácil el seguir intercambiando los idiomas, porque ya llevo viviendo en Los Ángeles desde hace diez años entonces, entonces para mí hay una cosa como exotismo a la inversa, porque después de llevar diez años aquí, justo ahora me pongo a cantar en español, ¿no? Pero creo que sí, que me apetece estar intercambiando los idiomas en las canciones, me gusta eso.

Durante los años que Russian Red estuvo un poco menos visible en la escena musical, se dedicó a actuar en películas como El Beso (2015) y Ramona (2023) y en series como Un cuento perfecto; una faceta que al parecer cada vez le llama más la atención.


¿Cómo ha sido para ti la experiencia de actuar?

Bueno, creo que es algo que me ha ayudado a expandirme como artista, pero es que la música creo que ya me había ayudado mucho también a identificar un poco al personaje, ¿sabes? O sea, como que antes yo pensaba que la cantante era mi único personaje, y que si yo cantaba canciones de amor, parecía que mi mundo empezaba y acababa en ese discurso. Pero la interpretación me ha dado la oportunidad de identificarme con el personaje de la cantante, que sí que está como queriendo cantarle a la muerte, al desamor, al enamoramiento y al deseo… Por eso con este disco me he dado por crear este personaje.


Antes pensaba que la cantante era mi único personaje… Pero la actuación me ayudó a identificar al personaje que quiere cantarle a la muerte, al desamor, al enamoramiento, al deseo


Sobre Los Ángeles, que es una ciudad tan eminentemente musical, ¿crees que ha influido de alguna manera en tu obra?

Es que la ciudad me ha inspirado muchísimo y a muchos niveles. Si bien es cierto que no es ahí donde he continuado mi carrera musical y que no me he conectado casi con la escena local, sí he conocido a gente muy interesante, aunque no pensando en continuar ahí mi carrera, sino en dedicarme quizá a otras cosas… Es verdad que hay una escena musical excelente en California, y de hecho pienso que este disco sí tiene por ahí un poquito de ese indie angelino, como soft, como ensoñador, me parece que sí bebe un poquito de esa onda, porque es algo que me encanta escuchar en el coche, cuando estoy ahí.

Háblanos de la gira por teatros en la que estás presentando Volverme a enamorar.

La verdad es que los conciertos están siendo bastante teatrales, porque de hecho hay dos tipos de actos, entonces están siendo muy bonitos y muy dinámicos, aparte de que llevo una banda de ensueño, con gente que ha tenido o tiene otros proyectos bastante exitosos. Afortunadamente se han alineado los astros para que vengan de gira todos ellos, entonces todo tiene muy buen flow y la verdad es que nos lo pasamos genial.


Y ya que hablamos de conciertos, ¿hay planes de regresar a México?

Sí, por supuesto. Porque además mis encuentros con México han sido siempre absolutamente memorables, me han cambiado la vida. En realidad me parece que he ido demasiado poco para lo que crepa que realmente debería haber estado por allá. La idea es que a finales de verano o principios de otoño esté por allá, sobre todo ahora que es más fácil volar hacia México desde Los Ángeles que desde Madrid.

Y así, con un disco que dura menos que una canción de King Gizzard and the Lizzard Wizard, Lourdes Hernández, a.k.a. Russian Red nos deja con ganas de más, dejando sólo una promesa sobre la mesa: Esta vez no volverán a pasar otros diez años para que volvamos a escuchar nueva música de parte suya.

No es rusa, sino española. Aunque desde hace una década radica en Los Ángeles, California. Pero lo más interesante cuando hablamos de Lourdes Hernández -la mente detrás de este proyecto musical- es que casi nada acerca de ella y de su obra es previsible.

Comenzó en 2007, en plena efervescencia del indie rock y del ascenso de plataformas como MySpace. Pero, a diferencia de la mayoría de sus colegas madrileñas, ella decidió comenzar cantando en la misma lengua que sus ídolos, que, según ha dicho, iban desde The Beatles hasta PJ Harvey, pasando por Feist, Cat Power o Dolly Parton.

Te puede interesar: Ramones: Cinco décadas del nacimiento de una leyenda

Indie folk, fue la etiqueta que muchos encontraron para tratar de comprender mejor los primeros trabajos de la artista, titulados I love your glasses (2008) y Fuerteventura (2011).

Aunque la llegada de la segunda década del siglo 21 supuso nuevos retos para ella, como la inquietud por decantarse hacia un sonido más guitarrero, lo cual consiguió en alianza con el productor Joe Chiccarelli (The White Stripes, The Strokes, U2, My Morning Jacket), quien le ayudó a cristalizar estas ambiciones en su tercer asalto discográfico, titulado Agent Cooper.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre cultura

Tras la presentación de aquella placa, lanzada hace un decenio, la artista se involucró más en la actuación y lanzó un disco de covers que, según ha confesado, sólo intentaba reflejar su gusto por el placer culposo de asistir regularmente a los karaokes de su ciudad.

Pero ahora está de vuelta con otro disco de canciones propias, titulado Volverme a enamorar, el cual además arroja varias novedades, como ella misma cuenta en entrevista con El Sol de México.

No bien comienza la conversación, le comentamos que ya hemos escuchado este material, y que todo parece indicar que no hay quinto malo, ante lo cual suelta una carcajada y escupe el agua que bebía mientras nos saludábamos.

“Sí, bueno. Original sería el cuarto, pero sí, es el quinto en total”.


A diferencia de tus discos anteriores, éste tiene un aire muy particular, como de película o de cuento romántico.

Totalmente, sí. La verdad es que me esforcé en seguir la línea del sonido con el que nos encontramos desde el principio, porque nos pareció una especie de hallazgo en el que podíamos seguir investigando. Compuse la mayor parte del disco y lo coproduje con “Luichi”, que es el guitarrista de Cupido y con un productor que se llama René… Durante un año estuvimos viéndonos para hacer canciones sin ninguna pretensión y sin la idea de hacer un disco, simplemente para pasárnoslo bien… Pero fue cuando encontramos ese sonido, que empezamos a entender que había una especie de banda sonora y una especie de encuentro muy lúdico en el que, aunque no nos estábamos tomando nada muy en serio, sí estaba ya una idea ferviente de trabajar con este nivel vocal y en esta especie de universo en el que siento que hay muchos jardines o cosas así.

El universo musical al que Lourdes hace referencia es un matiz intimista y sugerente que parece musicalizar escenas de una vieja película romántica y que atraviesa todas las canciones del disco acompañando a una voz, que en lugar de hacerse omnipresente por momentos raya en el susurro.

El hallazgo del que Lourdes habla se hace patente en canciones como “Me gustan todos los chicos”, “Intelectual sexual”, “This is un volcán” y “Tus putos labios”.

Su nuevo álbum se edita en varios formatos, incluido vinil / Cortesía: Sonido Muchacho

Llama la atención que es un disco muy breve. Únicamente son ocho canciones que apenas alcanzan los 20 minutos de duración.

Sí, aunque al mismo tiempo siento que es muy disco, es decir, creo que hay un concepto muy claro y que por primera vez hay una especie de historia dentro del disco, con una introducción, un nudo y un desenlace; hay un subconsciente de la cantante volcado y muy íntimo, y más allá de las canciones hay pensamientos musicales, entonces siento que aunque sea el disco más corto que he hecho también es el disco más completo que he hecho, con un principio y un fin.


Aunque este es el disco más corto que he hecho, creo que también es el disco más conceptual, con una introducción, un nudo y desenlace


Y además es tu primer disco grabado completamente en español.

Sí, sí… Con excepción de un par de palabras o frases que hay por ahí, pero sí es un disco cantado íntegramente en español.


Siempre les digo a los artistas de origen hispano que empiezan cantando en inglés y que en algún momento brincan al español, que después de eso ya no hay un punto de retorno.

Sí, seguro…

Puedo equivocarme, pero creo que eso te puede suceder.

La verdad es que tienes razón. Para mí realmente supone una cosa muy fácil el seguir intercambiando los idiomas, porque ya llevo viviendo en Los Ángeles desde hace diez años entonces, entonces para mí hay una cosa como exotismo a la inversa, porque después de llevar diez años aquí, justo ahora me pongo a cantar en español, ¿no? Pero creo que sí, que me apetece estar intercambiando los idiomas en las canciones, me gusta eso.

Durante los años que Russian Red estuvo un poco menos visible en la escena musical, se dedicó a actuar en películas como El Beso (2015) y Ramona (2023) y en series como Un cuento perfecto; una faceta que al parecer cada vez le llama más la atención.


¿Cómo ha sido para ti la experiencia de actuar?

Bueno, creo que es algo que me ha ayudado a expandirme como artista, pero es que la música creo que ya me había ayudado mucho también a identificar un poco al personaje, ¿sabes? O sea, como que antes yo pensaba que la cantante era mi único personaje, y que si yo cantaba canciones de amor, parecía que mi mundo empezaba y acababa en ese discurso. Pero la interpretación me ha dado la oportunidad de identificarme con el personaje de la cantante, que sí que está como queriendo cantarle a la muerte, al desamor, al enamoramiento y al deseo… Por eso con este disco me he dado por crear este personaje.


Antes pensaba que la cantante era mi único personaje… Pero la actuación me ayudó a identificar al personaje que quiere cantarle a la muerte, al desamor, al enamoramiento, al deseo


Sobre Los Ángeles, que es una ciudad tan eminentemente musical, ¿crees que ha influido de alguna manera en tu obra?

Es que la ciudad me ha inspirado muchísimo y a muchos niveles. Si bien es cierto que no es ahí donde he continuado mi carrera musical y que no me he conectado casi con la escena local, sí he conocido a gente muy interesante, aunque no pensando en continuar ahí mi carrera, sino en dedicarme quizá a otras cosas… Es verdad que hay una escena musical excelente en California, y de hecho pienso que este disco sí tiene por ahí un poquito de ese indie angelino, como soft, como ensoñador, me parece que sí bebe un poquito de esa onda, porque es algo que me encanta escuchar en el coche, cuando estoy ahí.

Háblanos de la gira por teatros en la que estás presentando Volverme a enamorar.

La verdad es que los conciertos están siendo bastante teatrales, porque de hecho hay dos tipos de actos, entonces están siendo muy bonitos y muy dinámicos, aparte de que llevo una banda de ensueño, con gente que ha tenido o tiene otros proyectos bastante exitosos. Afortunadamente se han alineado los astros para que vengan de gira todos ellos, entonces todo tiene muy buen flow y la verdad es que nos lo pasamos genial.


Y ya que hablamos de conciertos, ¿hay planes de regresar a México?

Sí, por supuesto. Porque además mis encuentros con México han sido siempre absolutamente memorables, me han cambiado la vida. En realidad me parece que he ido demasiado poco para lo que crepa que realmente debería haber estado por allá. La idea es que a finales de verano o principios de otoño esté por allá, sobre todo ahora que es más fácil volar hacia México desde Los Ángeles que desde Madrid.

Y así, con un disco que dura menos que una canción de King Gizzard and the Lizzard Wizard, Lourdes Hernández, a.k.a. Russian Red nos deja con ganas de más, dejando sólo una promesa sobre la mesa: Esta vez no volverán a pasar otros diez años para que volvamos a escuchar nueva música de parte suya.

Sociedad

Habitantes de Pantelhó, Chiapas, abandonan sus casas por miedo a los grupos armados

A 5 días de las elecciones, más de 500 habitantes de Pantelho abandonaron sus domicilios ante la ola de violencia en este municipio

Sociedad

Acapulco registra la semana más violenta en lo que va del 2024

Del 20 al 24 de mayo se contabilizaron en promedio de 6 a 10 muertos diarios, sumando de enero a la fecha 38 asesinatos en la ciudad

Mundo

Ataque de Rusia en un supermercado de Ucrania deja dos muertos y varios heridos

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski dijo que se cree que había más de 200 personas en el establecimiento

Sociedad

Reportan 200 monos saraguatos muertos en Tabasco y Chiapas

La AZCARM alerta que Semarnat está retirando de la zona a expertos en primates

Metrópoli

Abandona la Semovi tarifa de Bicitaxis en el Centro Histórico

Las autoridades capitalinas llevan más de cuatro años sin regular las cuotas; usuarios acusan abusos

Mundo

Palestina denuncia torturas de Israel a los prisioneros de Gaza

En la nota acusa a los servicios de seguridad de Israel de someter a los detenidos a todo tipo de torturas