/ jueves 20 de junio de 2019

Gula: De sesos y lengua | Un nuevo comer

Comer estando conscientes de ello. Un ritual personalísimo o colectivo, en que no estemos apresurados sino protegidos del caos...

“Y ese tesoro es la llave para vivir en paz, con verdad, tomar fuerzas para seguir plantándonos con vigor y defender lo nuestro sobre el planeta tierra”.

Habrá que poner los puntos sobre las íes y aseverar que cocinar en este momento histórico, sea esto para una, quinientas o mil personas, deberá constituir un acto más cercano al ritual que a la mera alimentación, más de cara a la ética que a la estética, más propio de la vida que hayamos soñado que de lo que los corporativos han querido que pensemos de ella.

Comer estando conscientes de ello. Un ritual personalísimo o colectivo, en que no estemos apresurados sino protegidos del caos en que nos sumerge el frenesí productivo. No de pie, incómodos, engullendo los alimentos sin disfrutarlos. Así el ritual, no sólo alimentaremos nuestro cuerpo sino también nuestro adentro, avivaremos el sentirnos en paz con nosotros mismos y los nuestros, fortificaremos nuestras defensas contra lo que no queremos que sea normalizado en nuestras vidas. A saber: que sólo vivimos para trabajar y descansar para volver a hacerlo, y no para sentirnos vivos, seres de sensaciones y necesitados de placeres profundos y hasta efímeros.

Cercano este comer a la ética porque sabemos que llevar alimentos a nuestra mesa es el final de un proceso cada vez más complejo; porque sabemos que cientos de manos, cientos de elementos tuvieron que conjugarse para que eso fuera posible y, congruente con el humanismo más radical, merece ser valorado, agradecido (al Dios que queramos, pero también a nosotros y a tantos humanos desconocidos), y sobre todo, nunca desperdiciado. Nunca tirado a la basura en este mundo en donde la mitad de su población tiene muy poco o casi nada que comer.

Atendido así un nuevo comer por todos, sin importar nuestra capacidad adquisitiva, nuestra clase social, nuestro nivel educativo, sabremos que para lograr una sensación de placidez y belleza por medio de la comida, rozar por decirlo de alguna manera eso que llamamos felicidad, se requiere algo que comer y, en el mejor de los casos, alguien con quien hacerlo. Que eso basta y no un gran emplatado, eso y no un alto artificio, para crear, entre todos los hombres de todos los países, un relato conjunto. Y ese tesoro es la llave para vivir en paz, tomar fuerzas para seguir plantándonos con vigor y defender lo nuestro sobre el planeta tierra.

“Y ese tesoro es la llave para vivir en paz, con verdad, tomar fuerzas para seguir plantándonos con vigor y defender lo nuestro sobre el planeta tierra”.

Habrá que poner los puntos sobre las íes y aseverar que cocinar en este momento histórico, sea esto para una, quinientas o mil personas, deberá constituir un acto más cercano al ritual que a la mera alimentación, más de cara a la ética que a la estética, más propio de la vida que hayamos soñado que de lo que los corporativos han querido que pensemos de ella.

Comer estando conscientes de ello. Un ritual personalísimo o colectivo, en que no estemos apresurados sino protegidos del caos en que nos sumerge el frenesí productivo. No de pie, incómodos, engullendo los alimentos sin disfrutarlos. Así el ritual, no sólo alimentaremos nuestro cuerpo sino también nuestro adentro, avivaremos el sentirnos en paz con nosotros mismos y los nuestros, fortificaremos nuestras defensas contra lo que no queremos que sea normalizado en nuestras vidas. A saber: que sólo vivimos para trabajar y descansar para volver a hacerlo, y no para sentirnos vivos, seres de sensaciones y necesitados de placeres profundos y hasta efímeros.

Cercano este comer a la ética porque sabemos que llevar alimentos a nuestra mesa es el final de un proceso cada vez más complejo; porque sabemos que cientos de manos, cientos de elementos tuvieron que conjugarse para que eso fuera posible y, congruente con el humanismo más radical, merece ser valorado, agradecido (al Dios que queramos, pero también a nosotros y a tantos humanos desconocidos), y sobre todo, nunca desperdiciado. Nunca tirado a la basura en este mundo en donde la mitad de su población tiene muy poco o casi nada que comer.

Atendido así un nuevo comer por todos, sin importar nuestra capacidad adquisitiva, nuestra clase social, nuestro nivel educativo, sabremos que para lograr una sensación de placidez y belleza por medio de la comida, rozar por decirlo de alguna manera eso que llamamos felicidad, se requiere algo que comer y, en el mejor de los casos, alguien con quien hacerlo. Que eso basta y no un gran emplatado, eso y no un alto artificio, para crear, entre todos los hombres de todos los países, un relato conjunto. Y ese tesoro es la llave para vivir en paz, tomar fuerzas para seguir plantándonos con vigor y defender lo nuestro sobre el planeta tierra.

México

México suma 256 mil 848 casos confirmados de Covid-19

De los casos confirmados, 26 mil 295 se mantienen activos y 71 mil 305 son casos sospechosos

CDMX

Intensa lluvia en CDMX deja encharcamientos sobre Circuito Interior

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil activó la Alerta Naranja en las demarcaciones de Coyoacán y Venustiano Carranza

Sociedad

Guardia Nacional blinda Casa Jalisco por presunto plan de ataque del CJNG a Alfaro

Este presunto plan lo dio a conocer uno de los detenidos por el ataque contra Omar García Harfuch, secretario de Saguridad de CDMX

Mundo

Bajo observación | Durante junio, EU estrenó tres nuevos epicentros

Atrás quedó Nueva York como el epicentro mundial de la pandemia

CDMX

Intensa lluvia en CDMX deja encharcamientos sobre Circuito Interior

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil activó la Alerta Naranja en las demarcaciones de Coyoacán y Venustiano Carranza

Justicia

Caen tres presuntos autores de la masacre en anexo de Irapuato

Este lunes, el fiscal Carlos Zamarripa dará más detalles sobre la detención de los sujetos

Moda

Guía de calzado para definir tu estilo

Son el accesorio que transforman tu look y en esta cuarentena puedes atreverte a jugar con la creatividad y elegir el que más te defina

Moda

Tiffany & Co. presenta su campaña “Fuerza infinita”

Por tiempo limitado, el 100% de las ganancias de la colección Infinity respaldará la capacidad de recuperación financiera de las comunidades vulnerables afectadas por Covid-19

CDMX

Proponen visitar el Centro Histórico por inicial de apellido

"Si necesitas ir al Centro Histórico, te invitamos a que acudas de manera individual y de acuerdo con la inicial de tu primer apellido", dice el Gobierno