/ martes 30 de enero de 2024

La sociedad actual tiene la edad de un adolescente: Agustín Laje

El escritor y filósofo argentino explica que en las redes sociales se configura la cultura de todos los días

¿Qué edad tendría la sociedad si se tratara de un individuo?, con esa pregunta el politólogo y filósofo argentino Agustín Laje se lanzó a la lectura y crítica de nuestra sociedad contemporánea. La respuesta aparece como un ensayo político y cultural en su más reciente libro Generación Idiota. Una crítica al adolescentrismo, de reciente publicación, bajo el sello de Harper Collins México.

Como primeros pasos de su investigación, el filósofo encontró que cada época en la historia de occidente ha dado una prominencia a una edad en particular: las sociedades antiguas, los ancianos eran los trasmisores de la tradición, mientras que en la edad moderna era el adulto responsable de sí mismo con vista hacia el futuro.

Te puede interesar: David Faitelson lleva su estilo polémico a la radio

“Nuestra sociedad no es gerontocéntrica, ni adultocéntrica, sino adolescéntrica. Y esta idea tiene que ver con muchos aspectos, uno de ellos, y que es fundamental, es que la tecnología del siglo XXI es bien manejada por los adolescentes.

“En el mundo antiguo la tecnología cultural era la voz, en el mundo moderno era fundamentalmente el libro, mientras que en el siglo XXI son las redes sociales, que de hecho varias fueron hechas por adolescentes”, explica Laje, en entrevista con El Sol de México.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“En las redes sociales se configura la cultura de todos los días. Y es ahí donde empezamos a ver una cultura adolescéntrica, en el hecho de que los adultos estén tan desesperados por parecer adolescentes y que los niños no puedan ser niños y que se les empuje a hipersexualizarse, a la sociedad de consumo”, agrega.

ANDAR SIN SENTIDO

Ante este pensamiento, Laje hace la acotación de que su crítica no va dirigida a los adolescentes, sino al hecho de que varios de sus rasgos psicológicos se han convertido en rasgos sociológicos de nuestras comunidades políticas, lo cual, considera como un problema.

“De estos rasgos se encuentra la falta de sentido. La adolescencia es un momento sin sentido porque el pasado del adolescente, que es su niñez, se le presenta como una amenaza, ya que no quiere regresar ahí, y porque su futuro le está totalmente vedado y ni siquiera tiene un plan, por lo que vive el presente.

“Si lo trasladamos esto a nuestra sociedad contemporánea podemos ver que es una cultura de la inmediatez y el presentismo absoluto: vive hoy porque mañana puedes estar muerto, no planifiques y mires hacia atrás”, asegura Laje, quien señala que este rasgo deriva en una sociedad con adicciones y ansiedad.

Otro rasgo que menciona es la falta de identidad, característica de los adolescentes, y que Laje encontró en los estudios del psicólogo Erik Erikson, es la carencia de identidad, sin presencia de un “yo continuo en el tiempo”. Esto hace que la sociedad tenga una crisis de identidad, concepto que antes estaba limitado a la psicología para volverse en un concepto politológico.

GENERACIÓN IDIOTA

El libro también se detiene a pensar en el significado de la palabra “idiota”, que se vuelve clave para todo el ensayo, la cual, explica el filósofo, utiliza a partir de su etimolología griega: idiṓtēs, cuya raíz es “idios”, que significa lo propio y “tēs”, que sería “aquel que tiene sólo ojos para sí mismo, para ocuparse de lo propio, concepto que llegó a ser mencionado por Platón, en su libro La República.

“Para el antiguo griego, no participar de lo público equivale a no tener conocimiento. Algo que a nosotros nos podría parecer chocante, porque ¿Qué tiene que ver ser un idiota o un tonto con no ocuparse de asuntos públicos? Pero para los griegos lo más importante era tener participación política, por eso la libertad era esencialmente política en la antigua Grecia.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Es por eso que este origen ideológico me resulta riquísimo comprender en la sociedad del siglo XXI y su cultura antipolítica o, más bien, apolítica. Porque nuestra cultura quiere del político aquello que no es político: con quien se acuesta el político, cuál es el nombre del perro, es decir lo íntimo, no lo político. En este sentido, la generación idiota es una generación tan ensimismada que no puede reconocer las cosas que nos son comunes a todos”, finaliza

Sobre estas y otras reflexiones, como los peligros que estos comportamientos forman parte de esta nueva publicación.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

 

 

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

¿Qué edad tendría la sociedad si se tratara de un individuo?, con esa pregunta el politólogo y filósofo argentino Agustín Laje se lanzó a la lectura y crítica de nuestra sociedad contemporánea. La respuesta aparece como un ensayo político y cultural en su más reciente libro Generación Idiota. Una crítica al adolescentrismo, de reciente publicación, bajo el sello de Harper Collins México.

Como primeros pasos de su investigación, el filósofo encontró que cada época en la historia de occidente ha dado una prominencia a una edad en particular: las sociedades antiguas, los ancianos eran los trasmisores de la tradición, mientras que en la edad moderna era el adulto responsable de sí mismo con vista hacia el futuro.

Te puede interesar: David Faitelson lleva su estilo polémico a la radio

“Nuestra sociedad no es gerontocéntrica, ni adultocéntrica, sino adolescéntrica. Y esta idea tiene que ver con muchos aspectos, uno de ellos, y que es fundamental, es que la tecnología del siglo XXI es bien manejada por los adolescentes.

“En el mundo antiguo la tecnología cultural era la voz, en el mundo moderno era fundamentalmente el libro, mientras que en el siglo XXI son las redes sociales, que de hecho varias fueron hechas por adolescentes”, explica Laje, en entrevista con El Sol de México.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“En las redes sociales se configura la cultura de todos los días. Y es ahí donde empezamos a ver una cultura adolescéntrica, en el hecho de que los adultos estén tan desesperados por parecer adolescentes y que los niños no puedan ser niños y que se les empuje a hipersexualizarse, a la sociedad de consumo”, agrega.

ANDAR SIN SENTIDO

Ante este pensamiento, Laje hace la acotación de que su crítica no va dirigida a los adolescentes, sino al hecho de que varios de sus rasgos psicológicos se han convertido en rasgos sociológicos de nuestras comunidades políticas, lo cual, considera como un problema.

“De estos rasgos se encuentra la falta de sentido. La adolescencia es un momento sin sentido porque el pasado del adolescente, que es su niñez, se le presenta como una amenaza, ya que no quiere regresar ahí, y porque su futuro le está totalmente vedado y ni siquiera tiene un plan, por lo que vive el presente.

“Si lo trasladamos esto a nuestra sociedad contemporánea podemos ver que es una cultura de la inmediatez y el presentismo absoluto: vive hoy porque mañana puedes estar muerto, no planifiques y mires hacia atrás”, asegura Laje, quien señala que este rasgo deriva en una sociedad con adicciones y ansiedad.

Otro rasgo que menciona es la falta de identidad, característica de los adolescentes, y que Laje encontró en los estudios del psicólogo Erik Erikson, es la carencia de identidad, sin presencia de un “yo continuo en el tiempo”. Esto hace que la sociedad tenga una crisis de identidad, concepto que antes estaba limitado a la psicología para volverse en un concepto politológico.

GENERACIÓN IDIOTA

El libro también se detiene a pensar en el significado de la palabra “idiota”, que se vuelve clave para todo el ensayo, la cual, explica el filósofo, utiliza a partir de su etimolología griega: idiṓtēs, cuya raíz es “idios”, que significa lo propio y “tēs”, que sería “aquel que tiene sólo ojos para sí mismo, para ocuparse de lo propio, concepto que llegó a ser mencionado por Platón, en su libro La República.

“Para el antiguo griego, no participar de lo público equivale a no tener conocimiento. Algo que a nosotros nos podría parecer chocante, porque ¿Qué tiene que ver ser un idiota o un tonto con no ocuparse de asuntos públicos? Pero para los griegos lo más importante era tener participación política, por eso la libertad era esencialmente política en la antigua Grecia.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Es por eso que este origen ideológico me resulta riquísimo comprender en la sociedad del siglo XXI y su cultura antipolítica o, más bien, apolítica. Porque nuestra cultura quiere del político aquello que no es político: con quien se acuesta el político, cuál es el nombre del perro, es decir lo íntimo, no lo político. En este sentido, la generación idiota es una generación tan ensimismada que no puede reconocer las cosas que nos son comunes a todos”, finaliza

Sobre estas y otras reflexiones, como los peligros que estos comportamientos forman parte de esta nueva publicación.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

 

 

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Finanzas

Peso gana 1.41% en tercera semana de junio

De acuerdo con Banxico, este viernes el tipo de cambio cerró en 18.18 pesos por dólar, el equivalente a una recuperación de 1.4 por ciento frente al pasado 14 de junio

Justicia

Confirman libertad del hermano de El Mencho: Tribunal ratifica no vincularlo a proceso

El juez determinó que el hecho delictuoso que se imputó "Don Rodo" -no fue legalmente probado- por la FGR

República

Arde bodega de combustibles en la zona industrial de Lerma, Edomex

Bomberos de varios municipios acuden al sitio para sofocar las llamas

CDMX

Sistema Cutzamala reduce entrega de agua para CDMX y Edomex

Dicha disminución responde al bajo almacenamiento de las tres presas que conforman el sistema

Sociedad

Seguirán las lluvias: Conagua alerta de formación de ciclones tropicales

En un pronóstico a 48 horas, hay 50% de posibilidades de que los canales de baja presión puedan convertirse en ciclones tropicales

CDMX

Se desata pelea campal en Eje Central entre comerciantes y policías

Los ambulantes ya habían bloqueado el jueves el mismo punto por más de 9 horas