/ viernes 21 de julio de 2023

Un siglo después, París recibe sus terceros Juegos Olímpicos

La justa que se llevará a cabo el próximo verano en la ciudad de la luz será la tercera, después de las ediciones de 1900 y 1924

Cien años después, París volverá a sentir la emoción de unos Juegos Olímpicos en sus calles. La justa que se llevará a cabo el próximo verano en la ciudad de la luz será la tercera, después de las ediciones de 1900 y 1924, cuando la fiesta del olimpismo recién buscaba fortalecerse. En pleno siglo XXI, con todo lo que ha cambiado, para la capital francesa será como la primera vez.

La figura de París fue fundamental en los albores del olimpismo. Tras la celebración de los primeros juegos modernos, en 1896, el barón Pierre de Coubertin buscó la manera de darle visibilidad a su movimiento, por lo que se acercó a la capital francesa, que por aquel entonces tenía los reflectores de la llamada Exposición Universal.

Te podría interesar: La Ciudad de la Luz…Olímpica

El precio que tuvo que pagar fue alto, porque la segunda edición de los Juegos Olímpicos no fue como tal una fiesta independiente, sino que formó parte del programa de la exposición, en un formato distinto al que tuvo cuatro años antes, en Grecia.

Aún así, París vivió una fiesta deportiva durante los cinco meses que duraron las competencias. Según los registros, participaron 24 países y un total de 997 atletas, divididos en 22 mujeres y 975 hombres.

Existen varias historias que surgieron en aquella justa. De acuerdo a la página oficial de los Juegos Olímpicos, uno de los integrantes de la pareja neerlandesa de remo no pudo participar, por lo que tuvieron que recurrir a un desconocido para poder competir. De manera sorprendente, la dupla se llevó la victoria, sin embargo, tras la premiación, nunca se supo la identidad del campeón, nombrado como el campeón desconocido.

La justa, por su contexto, tuvo sus peculiaridades. Hubo deportes como polo, vela, atletismo y tenis que otorgaron medallas a equipos compuestos por competidores de distintas nacionalidades, también hubo disciplinas que sólo contaban con competidores franceses, lo que generó un excesivo número de medallas para los atletas locales.

Entre las máximas figuras de esa segunda edición están los estadounidenses Alvin Kraenzlein e Irving Baxter. El primero brilló con cuatro metales dorados, mientras que el segundo se colgó cinco preseas totales, con dos de oro y tres de plata.

Más rápido, más alto, más fuerte

Bajo el tradicional lema del olimpismo, ese que apela a superarse a sí mismo, “más rápido, más alto y más fuerte”, los Juegos Olímpicos volvieron a París en 1924. De acuerdo a los registros, aquella justa marcó un antes y un después en la manera en la que el mundo concebía el evento, para darle paso a lo que poco a poco se convirtió en una verdadera atracción.

A diferencia de lo que ocurrió 24 años atrás, no fueron cinco meses de competencia, sino dos, y el número de atletas creció de manera exponencial con un total de tres mil 088 participantes, provenientes de 44 países.

Durante aquella justa se realizaron varios experimentos que hasta hoy siguen vigentes, como el hecho de darle vida a una ceremonia de clausura, o configurar el concepto de villa olímpica, ese espacio donde los deportistas tuvieran todas las comodidades a lo largo de su participación.

Entre las grandes historias que dejaron aquellos Juegos Olímpicos está la del nadador estadounidense Johny Weissmuller, quien se convirtió en una de las figuras de la justa al ganar tres metales dorados. Tras su éxito deportivo, decidió incursionar en el cine, donde se lanzó a la fama al interpretar a Tarzán.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

En términos deportivos, la gran figura fue el corredor finlandés Paavo Nurmi, quien se consagró con cinco preseas doradas en las pruebas de fondo. El atleta demostró sus dotes atléticos al ganar dos medallas en un solo día y con una diferencia de apenas 55 minutos. Primero lo logró en los mil 500 metros y después lo hizo en los cinco mil.

Cien años después, París volverá a sentir la emoción de unos Juegos Olímpicos en sus calles. La justa que se llevará a cabo el próximo verano en la ciudad de la luz será la tercera, después de las ediciones de 1900 y 1924, cuando la fiesta del olimpismo recién buscaba fortalecerse. En pleno siglo XXI, con todo lo que ha cambiado, para la capital francesa será como la primera vez.

La figura de París fue fundamental en los albores del olimpismo. Tras la celebración de los primeros juegos modernos, en 1896, el barón Pierre de Coubertin buscó la manera de darle visibilidad a su movimiento, por lo que se acercó a la capital francesa, que por aquel entonces tenía los reflectores de la llamada Exposición Universal.

Te podría interesar: La Ciudad de la Luz…Olímpica

El precio que tuvo que pagar fue alto, porque la segunda edición de los Juegos Olímpicos no fue como tal una fiesta independiente, sino que formó parte del programa de la exposición, en un formato distinto al que tuvo cuatro años antes, en Grecia.

Aún así, París vivió una fiesta deportiva durante los cinco meses que duraron las competencias. Según los registros, participaron 24 países y un total de 997 atletas, divididos en 22 mujeres y 975 hombres.

Existen varias historias que surgieron en aquella justa. De acuerdo a la página oficial de los Juegos Olímpicos, uno de los integrantes de la pareja neerlandesa de remo no pudo participar, por lo que tuvieron que recurrir a un desconocido para poder competir. De manera sorprendente, la dupla se llevó la victoria, sin embargo, tras la premiación, nunca se supo la identidad del campeón, nombrado como el campeón desconocido.

La justa, por su contexto, tuvo sus peculiaridades. Hubo deportes como polo, vela, atletismo y tenis que otorgaron medallas a equipos compuestos por competidores de distintas nacionalidades, también hubo disciplinas que sólo contaban con competidores franceses, lo que generó un excesivo número de medallas para los atletas locales.

Entre las máximas figuras de esa segunda edición están los estadounidenses Alvin Kraenzlein e Irving Baxter. El primero brilló con cuatro metales dorados, mientras que el segundo se colgó cinco preseas totales, con dos de oro y tres de plata.

Más rápido, más alto, más fuerte

Bajo el tradicional lema del olimpismo, ese que apela a superarse a sí mismo, “más rápido, más alto y más fuerte”, los Juegos Olímpicos volvieron a París en 1924. De acuerdo a los registros, aquella justa marcó un antes y un después en la manera en la que el mundo concebía el evento, para darle paso a lo que poco a poco se convirtió en una verdadera atracción.

A diferencia de lo que ocurrió 24 años atrás, no fueron cinco meses de competencia, sino dos, y el número de atletas creció de manera exponencial con un total de tres mil 088 participantes, provenientes de 44 países.

Durante aquella justa se realizaron varios experimentos que hasta hoy siguen vigentes, como el hecho de darle vida a una ceremonia de clausura, o configurar el concepto de villa olímpica, ese espacio donde los deportistas tuvieran todas las comodidades a lo largo de su participación.

Entre las grandes historias que dejaron aquellos Juegos Olímpicos está la del nadador estadounidense Johny Weissmuller, quien se convirtió en una de las figuras de la justa al ganar tres metales dorados. Tras su éxito deportivo, decidió incursionar en el cine, donde se lanzó a la fama al interpretar a Tarzán.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

En términos deportivos, la gran figura fue el corredor finlandés Paavo Nurmi, quien se consagró con cinco preseas doradas en las pruebas de fondo. El atleta demostró sus dotes atléticos al ganar dos medallas en un solo día y con una diferencia de apenas 55 minutos. Primero lo logró en los mil 500 metros y después lo hizo en los cinco mil.

Elecciones 2024

Clara Brugada anuncia declinación de candidatos de MC por Morena

Integrantes emecistas figuraron una acto simbólico en Tlalpan cambiando los tenis "fosfo" por tenis color "guinda"

Metrópoli

Mantienen contingencia ambiental; este domingo aplica el Hoy No Circula

Los siguientes vehículos deben suspender su circulación en domingo, de las 5 a las 22 horas

Sociedad

Crimen organizado quiere influir en elecciones: Obispo de Cuernavaca

En Cuernavaca se llevó a cabo la Caminata por la Paz que congresó a 20 mil personas, donde la Iglesia católica llamó a la población a votar sin miedo

Metrópoli

Cerro se desgaja en Ecatepec y sepulta una casa

Autoridades creen que las lluvias de la madrugada pudieron ser la causa del deslave

Justicia

Rescatan a 17 mujeres víctimas de trata en Playa del Carmen

Un grupo de mujeres conformado por 15 argentinas y 2 mexicanas fueron rescatadas en un establecimiento en la vía federal Cancún-Tulum; eran obligadas a trabajar largas jornadas

Elecciones 2024

Abre hoy el sistema de voto electrónico para mexicanos en el extranjero

El voto electrónico por internet es una de las tres modalidades que habilitó el INE para los comicios en los que se renovarán más de 20 mil cargos de elección popular