/ lunes 4 de diciembre de 2023

Los retos de ser un científico religioso 

Los estereotipos refuerzan la idea de que la religión y la ciencia no sólo son diferentes entre sí, sino que también están en conflicto

Dadas las representaciones populares, se le perdonaría asumir que el tipo de persona que es un científico no es el tipo de persona que sería religiosa. Consideremos el popular programa de televisión “The Big Bang Theory”, que trata sobre amigos que tienen títulos avanzados en física, biología o neurociencia. El personaje principal, Sheldon, un físico que a menudo desdeña la religión, se yuxtapone con su devota madre cristiana, que no está interesada en la ciencia y la ignora.

Estos estereotipos refuerzan la idea de que la religión y la ciencia no sólo son diferentes entre sí, sino que también están en conflicto. Sin embargo, los científicos sociales han descubierto que la mayoría del público estadounidense en realidad no considera que la religión y la ciencia estén en conflicto.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe noticias relevantes sobre más negocios disruptores

Cuando la religión parece reducir la aceptación de las ideas científicas por parte de los individuos, normalmente no se debe a los hechos en sí. Más bien, las objeciones de los individuos religiosos a menudo se basan en las implicaciones morales de esa investigación o en el papel percibido de los científicos en la formulación de políticas.


Y muchos científicos son religiosos, lo que socava los supuestos de que la fe y la ciencia están inherentemente en conflicto. Tomemos como ejemplo a Francis Collins, exdirector de los Institutos Nacionales de Salud, que es abierto sobre sus creencias cristianas.

Por otro lado, las personas religiosas enfrentan desafíos cuando trabajan en ciencia. Estos desafíos tienen poco que ver con luchas internas sobre cuestiones estereotipadas como los orígenes de la vida humana. En cambio, los científicos religiosos informan con mayor frecuencia que enfrentan la hostilidad de sus pares y una cultura profesional que plantea desafíos para otros objetivos de la vida, como formar una familia.

Llegué a esta conclusión después de encuestar a más de mil 300 estudiantes estadounidenses de posgrado en biología, química, física, psicología y sociología (uno de los muchos estudios sociológicos que he realizado para tratar de comprender la dinámica social de la religión y la ciencia). Los hallazgos de esta investigación se presentan en un libro que publiqué en octubre de 2023, El científico fiel: experiencias de sesgo antirreligioso en la formación científica.


Ateísmo asumido

Según mi encuesta, el 22 por ciento de los estudiantes de posgrado en ciencias dicen que creen en Dios y el 20 por ciento se describen a sí mismos como “muy” o “moderadamente” religiosos. Estos porcentajes son similares a los que se ven entre los profesores de ciencias, pero mucho menos que los que se ven en el público general de Estados Unidos.

Según encuestas del Pew Research Center, alrededor de la mitad de los estadounidenses dicen creer en “Dios tal como se describe en la Biblia”, mientras que otro tercio cree en algún tipo de poder superior. Gallup ha descubierto que 3 de cada 4 estadounidenses dicen que la religión es muy o bastante importante en sus vidas.

La composición relativamente no religiosa de sus pares y profesores puede crear desafíos para los estudiantes graduados religiosos. Muchos de los estudiantes religiosos con los que hablé describieron una cultura que asumía que todos en un laboratorio o salón de clases eran ateos y permitían comentarios abiertamente hostiles hacia la religión o las personas religiosas.

Beneficios de la diversidad religiosa

Es posible que muchos desestimen estos desafíos, ya que la religión no suele ser parte de la conversación sobre el apoyo y el aumento de la diversidad en la ciencia.

Sin embargo, como mínimo, hacer comentarios despectivos o mostrar otras formas de hostilidad hacia la religión de un individuo podría violar las leyes contra la discriminación y el acoso.

Es más, las dimensiones de la diversidad no están aisladas unas de otras. Los datos recopilados para mi libro encuentran que las estudiantes de posgrado en ciencias mujeres y negras tienen significativamente más probabilidades de identificarse como religiosas que los estudiantes hombres y blancos.

Yo diría que la diversidad religiosa también podría aportar otros beneficios a la comunidad científica. Dada la mayor importancia de las cuestiones entre el trabajo y la familia entre los científicos religiosos, estos individuos podrían ser agentes importantes en el cambio de normas y políticas que mejoren el equilibrio entre el trabajo y la vida personal de todos los científicos.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

De manera similar, los científicos religiosos también podrían servir como embajadores, o lo que la socióloga Elaine Howard Ecklund llama “constructores de puentes”, entre las comunidades científica y religiosa.

A corto plazo, los programas de posgrado en ciencias podrían considerar cómo abordan y hablan sobre la religión, teniendo en cuenta que aproximadamente uno de cada cinco de sus estudiantes probablemente sea religioso.


* Profesor asociado de Sociología, Universidad de Virginia Occidental.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Dadas las representaciones populares, se le perdonaría asumir que el tipo de persona que es un científico no es el tipo de persona que sería religiosa. Consideremos el popular programa de televisión “The Big Bang Theory”, que trata sobre amigos que tienen títulos avanzados en física, biología o neurociencia. El personaje principal, Sheldon, un físico que a menudo desdeña la religión, se yuxtapone con su devota madre cristiana, que no está interesada en la ciencia y la ignora.

Estos estereotipos refuerzan la idea de que la religión y la ciencia no sólo son diferentes entre sí, sino que también están en conflicto. Sin embargo, los científicos sociales han descubierto que la mayoría del público estadounidense en realidad no considera que la religión y la ciencia estén en conflicto.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe noticias relevantes sobre más negocios disruptores

Cuando la religión parece reducir la aceptación de las ideas científicas por parte de los individuos, normalmente no se debe a los hechos en sí. Más bien, las objeciones de los individuos religiosos a menudo se basan en las implicaciones morales de esa investigación o en el papel percibido de los científicos en la formulación de políticas.


Y muchos científicos son religiosos, lo que socava los supuestos de que la fe y la ciencia están inherentemente en conflicto. Tomemos como ejemplo a Francis Collins, exdirector de los Institutos Nacionales de Salud, que es abierto sobre sus creencias cristianas.

Por otro lado, las personas religiosas enfrentan desafíos cuando trabajan en ciencia. Estos desafíos tienen poco que ver con luchas internas sobre cuestiones estereotipadas como los orígenes de la vida humana. En cambio, los científicos religiosos informan con mayor frecuencia que enfrentan la hostilidad de sus pares y una cultura profesional que plantea desafíos para otros objetivos de la vida, como formar una familia.

Llegué a esta conclusión después de encuestar a más de mil 300 estudiantes estadounidenses de posgrado en biología, química, física, psicología y sociología (uno de los muchos estudios sociológicos que he realizado para tratar de comprender la dinámica social de la religión y la ciencia). Los hallazgos de esta investigación se presentan en un libro que publiqué en octubre de 2023, El científico fiel: experiencias de sesgo antirreligioso en la formación científica.


Ateísmo asumido

Según mi encuesta, el 22 por ciento de los estudiantes de posgrado en ciencias dicen que creen en Dios y el 20 por ciento se describen a sí mismos como “muy” o “moderadamente” religiosos. Estos porcentajes son similares a los que se ven entre los profesores de ciencias, pero mucho menos que los que se ven en el público general de Estados Unidos.

Según encuestas del Pew Research Center, alrededor de la mitad de los estadounidenses dicen creer en “Dios tal como se describe en la Biblia”, mientras que otro tercio cree en algún tipo de poder superior. Gallup ha descubierto que 3 de cada 4 estadounidenses dicen que la religión es muy o bastante importante en sus vidas.

La composición relativamente no religiosa de sus pares y profesores puede crear desafíos para los estudiantes graduados religiosos. Muchos de los estudiantes religiosos con los que hablé describieron una cultura que asumía que todos en un laboratorio o salón de clases eran ateos y permitían comentarios abiertamente hostiles hacia la religión o las personas religiosas.

Beneficios de la diversidad religiosa

Es posible que muchos desestimen estos desafíos, ya que la religión no suele ser parte de la conversación sobre el apoyo y el aumento de la diversidad en la ciencia.

Sin embargo, como mínimo, hacer comentarios despectivos o mostrar otras formas de hostilidad hacia la religión de un individuo podría violar las leyes contra la discriminación y el acoso.

Es más, las dimensiones de la diversidad no están aisladas unas de otras. Los datos recopilados para mi libro encuentran que las estudiantes de posgrado en ciencias mujeres y negras tienen significativamente más probabilidades de identificarse como religiosas que los estudiantes hombres y blancos.

Yo diría que la diversidad religiosa también podría aportar otros beneficios a la comunidad científica. Dada la mayor importancia de las cuestiones entre el trabajo y la familia entre los científicos religiosos, estos individuos podrían ser agentes importantes en el cambio de normas y políticas que mejoren el equilibrio entre el trabajo y la vida personal de todos los científicos.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

De manera similar, los científicos religiosos también podrían servir como embajadores, o lo que la socióloga Elaine Howard Ecklund llama “constructores de puentes”, entre las comunidades científica y religiosa.

A corto plazo, los programas de posgrado en ciencias podrían considerar cómo abordan y hablan sobre la religión, teniendo en cuenta que aproximadamente uno de cada cinco de sus estudiantes probablemente sea religioso.


* Profesor asociado de Sociología, Universidad de Virginia Occidental.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Justicia

Sólo se ve que lo amenacé: Tomás Zerón sobre supuesta tortura a "El Cepillo" por Caso Ayotzinapa

Tomás Zerón de Lucio, actualmente se encuentra en Israel, pese a las peticiones de México al gobierno de ese país para que lo detenga y extradite

Política

Premia Morena a 34 políticos “chapulines” con candidaturas

Militaban en el PRI, PAN, PRD o Movimiento Ciudadano, hoy buscan una diputación federal bajo la marca de Morena

Finanzas

Muere César Castro, líder de los industriales en Jalisco

Nació en Tepic, Nayarit y estudió la licenciatura en Ingeniería Mecánica Eléctrica en la Universidad de Guadalajara

Sociedad

Grupo armado ataca a policías de Tulancingo, Hidalgo

Sujetos armados a bordo de una camioneta blindada dispararon contra uniformados de Seguridad Pública de Tulancingo, los agresores huyeron 

Mundo

Marcha en favor de Bolsonaro tras acusaciones de golpismo

La marcha fue convocada por el propio Jair Bolsonaro, en Sao Paulo

Sociedad

Cuitzeo, el segundo lago más grande del país pierde 70% de su agua

Está condenado si no se actúa ante la falta de lluvias y la presión que ejerce el cultivo de aguacate, alertan