/ miércoles 29 de septiembre de 2021

Ecoanarquistas cuidan los bosques alemanes

La amenaza de expansión de una mina de lignito está provocando que cada año se talen más árboles en el bosque del país

En los bosques entre Colonia y Aachen se susurran secretos, las comunicaciones se cifran, las reuniones se organizan al anochecer y las barricadas se construyen y destruyen constantemente en cada punto de entrada. Aquí, siempre se siente como si el apocalipsis estuviera a punto de ocurrir.

Hay personas que viven en este bosque, son decenas, quizá un centenar, no se sabe con exactitud. Pero estas personas están esperando la llegada del inevitable "Día X", cuando serán desalojados de sus casas en los árboles, las mismas que anteriormente han sido destruidas por la policía, y que esperan que sean lo último del bosque que será talado para siempre.

El bosque de Hambacher, en Alemania, es el hogar de un grupo de ecoanarquistas que luchan contra la segunda compañía eléctrica más grande del país, llamada RWE.

La amenaza de expansión de la mina de lignito vecina se acerca a medida que se talan más y más árboles cada año. La ocupación es un reflejo de un conflicto político y ambiental en curso más grande sobre el carbón marrón en el país.

Mientras genera el 35 por ciento de su energía a partir de recursos renovables y planea eliminar la energía nuclear para 2022, Alemania aún deforesta los bosques para extraer lignito.

➡️ El amarillo es el nuevo verde (y eso no tiene nada de malo)

Foto: Cortesía Neha Hirve

Y aunque aún no hay una gran escena de batalla aquí, sólo el lento tedio de una lucha constante, las casas en los árboles se construyen y desalojan cada pocos meses. La gente va y viene, entre arrestos y enfrentamientos, en espera de lo peor.

El 13 de septiembre de 2018 fue el día que los activistas denominaron “Día X”, cuando la policía inició un desalojo masivo de la zona, en lo que se estima que es una de las operaciones policiales más grandes y largas de North Rhine Westphalia.

Las fuerzas especiales y la policía desalojaron y destruyeron sistemáticamente las casas en los árboles y arrestaron a activistas durante cinco días, antes de que un periodista muriera accidentalmente, deteniendo el proceso temporalmente. El área fue marcada como zona de peligro, lo que restringió los derechos de los ocupantes e impidió que los civiles ingresaran al bosque.

Al final del desalojo, los activistas ya planeaban reconstruir la ocupación y seguir resistiendo, pero el futuro de Hambacher es preocupante. El día X probablemente llegará eventualmente.

Ya solo queda el 10 por ciento del recurso natural de 12 mil años de antigüedad que alguna vez fue. Al igual que el resto de nuestro planeta, camina por un precipicio crítico.

Foto: Cortesía Neha Hirve

“En una luz que ya se está yendo” es más la historia de la frustración que sentimos cuando miramos el estado del mundo que nos rodea, cuando no es suficiente compartir un enlace de Facebook o estar en la calle con un cartel de protesta... ¿Qué más tenemos, si no nuestra necesidad de seguir luchando ante el fin del mundo? ¿Y por qué debemos esperar a que actúe el fin del mundo? Dice uno de estos activistas.

'Así que esperamos, criando

estado de ánimo, hacer música

de declive. Nos sentamos

en el olor del pasado

y levántate en una luz

que ya se va.

- Rita Dove, noviembre para principiantes

➡️Desastres del mundo están interconectados y sí, por el cambio climático

* Esta historia, publicada por primera vez por Are We Europe, se ha compartido como parte del World News Day 2021, una campaña mundial para destacar el papel fundamental del periodismo basado en hechos a la hora de proporcionar noticias e información fiables al servicio de la humanidad. #JournalismMatters.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

En los bosques entre Colonia y Aachen se susurran secretos, las comunicaciones se cifran, las reuniones se organizan al anochecer y las barricadas se construyen y destruyen constantemente en cada punto de entrada. Aquí, siempre se siente como si el apocalipsis estuviera a punto de ocurrir.

Hay personas que viven en este bosque, son decenas, quizá un centenar, no se sabe con exactitud. Pero estas personas están esperando la llegada del inevitable "Día X", cuando serán desalojados de sus casas en los árboles, las mismas que anteriormente han sido destruidas por la policía, y que esperan que sean lo último del bosque que será talado para siempre.

El bosque de Hambacher, en Alemania, es el hogar de un grupo de ecoanarquistas que luchan contra la segunda compañía eléctrica más grande del país, llamada RWE.

La amenaza de expansión de la mina de lignito vecina se acerca a medida que se talan más y más árboles cada año. La ocupación es un reflejo de un conflicto político y ambiental en curso más grande sobre el carbón marrón en el país.

Mientras genera el 35 por ciento de su energía a partir de recursos renovables y planea eliminar la energía nuclear para 2022, Alemania aún deforesta los bosques para extraer lignito.

➡️ El amarillo es el nuevo verde (y eso no tiene nada de malo)

Foto: Cortesía Neha Hirve

Y aunque aún no hay una gran escena de batalla aquí, sólo el lento tedio de una lucha constante, las casas en los árboles se construyen y desalojan cada pocos meses. La gente va y viene, entre arrestos y enfrentamientos, en espera de lo peor.

El 13 de septiembre de 2018 fue el día que los activistas denominaron “Día X”, cuando la policía inició un desalojo masivo de la zona, en lo que se estima que es una de las operaciones policiales más grandes y largas de North Rhine Westphalia.

Las fuerzas especiales y la policía desalojaron y destruyeron sistemáticamente las casas en los árboles y arrestaron a activistas durante cinco días, antes de que un periodista muriera accidentalmente, deteniendo el proceso temporalmente. El área fue marcada como zona de peligro, lo que restringió los derechos de los ocupantes e impidió que los civiles ingresaran al bosque.

Al final del desalojo, los activistas ya planeaban reconstruir la ocupación y seguir resistiendo, pero el futuro de Hambacher es preocupante. El día X probablemente llegará eventualmente.

Ya solo queda el 10 por ciento del recurso natural de 12 mil años de antigüedad que alguna vez fue. Al igual que el resto de nuestro planeta, camina por un precipicio crítico.

Foto: Cortesía Neha Hirve

“En una luz que ya se está yendo” es más la historia de la frustración que sentimos cuando miramos el estado del mundo que nos rodea, cuando no es suficiente compartir un enlace de Facebook o estar en la calle con un cartel de protesta... ¿Qué más tenemos, si no nuestra necesidad de seguir luchando ante el fin del mundo? ¿Y por qué debemos esperar a que actúe el fin del mundo? Dice uno de estos activistas.

'Así que esperamos, criando

estado de ánimo, hacer música

de declive. Nos sentamos

en el olor del pasado

y levántate en una luz

que ya se va.

- Rita Dove, noviembre para principiantes

➡️Desastres del mundo están interconectados y sí, por el cambio climático

* Esta historia, publicada por primera vez por Are We Europe, se ha compartido como parte del World News Day 2021, una campaña mundial para destacar el papel fundamental del periodismo basado en hechos a la hora de proporcionar noticias e información fiables al servicio de la humanidad. #JournalismMatters.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Mundo

Canadá confirma dos primeros casos de la variante Ómicron

El gobierno de Ontario confirmó que los dos casos fueron hallados en la capital, Ottawa

CDMX

Por variante ómicron refuerzan vigilancia epidemiológica del Aeropuerto de CDMX

Claudia Sheinbaum indicó que el Instituto Nacional de Medicina Genómica investiga la mutación del gen del virus del Covid para conocer si hay presencia de él en la CDMX

CDMX

Guardia Nacional llegará a calles de Cuajimalpa; despliegan 200 elementos

La presencia de los uniformados se deriva de la instalación del Gabinete de Seguridad en la demarcación

Moda

Virgil Abloh, director creativo de Louis Vuitton, fallece a los 41 años

El creador se dio a conocer como asesor creativo del rapero estadounidense Kanye West

Mundo

Canadá confirma dos primeros casos de la variante Ómicron

El gobierno de Ontario confirmó que los dos casos fueron hallados en la capital, Ottawa

Sociedad

En México, falta de coordinación e impunidad en la búsqueda de desaparecidos: ONU

Colectivos pidieron que se aplicar un protocolo de búsqueda a nivel internacional

Literatura

'Persona normal', 10 años de agradecer a la literatura: Benito Taibo

El escritor asistió a la edición 35 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara