/ sábado 8 de mayo de 2021

Vuelven altas cifras de deforestación en Brasil

Bolsonaro rompe con el compromiso de frenar la actividad ilegal en la selva del Amazonas pese a la presión de sanciones comerciales

RÍO DE JANEIRO. La Amazonía brasileña perdió 580.55 kilómetros de selva en abril, un nuevo récord para el mes y la mayor área devastada para dicho periodo de los últimos seis años, desde que comenzó a hacerse la medición, según las alertas de deforestación divulgadas, un reporte que desafía las promesas del presidente Jair Bolsonaro de reducir la actividad.

De acuerdo con los datos mensuales captados por el Sistema de Detección de Deforestación de la Amazonía Legal en Tiempo Real (Deter) y divulgados por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), se trata de un área 42 por ciento mayor que la destruida en abril de 2020. El récord anterior fue en 2018, con 490 kilómetros de selva destruidos.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El de abril es el segundo récord mensual consecutivo que se registra este año.

En el pasado mes de marzo fueron devastados 367.6 kilómetros de selva, un área 12.6 por ciento mayor que la destruida en el mismo mes de 2020.

La metodología utilizada en el Deter se basa en imágenes satelitales y es utilizada por el INPE para ofrecer alertas anticipa- das sobre las áreas que están siendo desforestadas en la Amazonía. En total, fueron 1.566 advertencias de deforestación enviadas por el sistema en abril.

Según expertos, la cantidad de vegetación nativa devastada puede ser mayor, ya que durante el mes de abril el 26 por ciento de la Amazonía estaba cubierta de nubes, lo que hizo que esa porción de selva fuera invisible para el satélite.

"Es el porcentaje más alto de nubes para el mes en la serie que comenzó en 2015.

Puede haber más deforestación oculta, que se revelará cuando se abra el clima", aseguró en un comunicado la red Observatorio del Clima, una red que reúne a más de 50 organizaciones civiles en defensa de causas ambientales en Brasil y en el mundo.

En todo el 2020 fueron devastados cerca de 8,500 kilómetros cuadrados en la Amazonía brasileña, una marca que solo estuvo por debajo del récord histórico de 2019, cuando en la mayor selva tropical del mundo fueron talados 9,178 kilómetros cuadrados de árboles.

Durante la pasada Cumbre del Clima, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se comprometió a avanzar para conseguir eliminar la deforestación ilegal en Brasil para 2030. No obstante, desde que el líder ultraderechista llegó al poder, el 1 de enero de 2019, la devastación de la selva amazónica ha sido la peor en la historia de Brasil y sus políticas ambientalistas han sido duramente criticadas por ONG.

El mandatario defiende la explotación de los recursos naturales de la Amazonía, incluso en reservas indígenas y ha flexibilizado la fiscalización de actividades que atacan directamente al medioambiente, como la minería y el comercio de madera, en su mayoría practicado de forma ilegal en esa región.

La presión internacional sobre Brasil se acrecentó con la amenaza de grandes supermercados y productores alimentarios británicos y de la Unión Europea de boicotear los productos brasileños debido a un proyecto de ley que propiciaría una mayor deforestación amazónica.

RÍO DE JANEIRO. La Amazonía brasileña perdió 580.55 kilómetros de selva en abril, un nuevo récord para el mes y la mayor área devastada para dicho periodo de los últimos seis años, desde que comenzó a hacerse la medición, según las alertas de deforestación divulgadas, un reporte que desafía las promesas del presidente Jair Bolsonaro de reducir la actividad.

De acuerdo con los datos mensuales captados por el Sistema de Detección de Deforestación de la Amazonía Legal en Tiempo Real (Deter) y divulgados por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), se trata de un área 42 por ciento mayor que la destruida en abril de 2020. El récord anterior fue en 2018, con 490 kilómetros de selva destruidos.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El de abril es el segundo récord mensual consecutivo que se registra este año.

En el pasado mes de marzo fueron devastados 367.6 kilómetros de selva, un área 12.6 por ciento mayor que la destruida en el mismo mes de 2020.

La metodología utilizada en el Deter se basa en imágenes satelitales y es utilizada por el INPE para ofrecer alertas anticipa- das sobre las áreas que están siendo desforestadas en la Amazonía. En total, fueron 1.566 advertencias de deforestación enviadas por el sistema en abril.

Según expertos, la cantidad de vegetación nativa devastada puede ser mayor, ya que durante el mes de abril el 26 por ciento de la Amazonía estaba cubierta de nubes, lo que hizo que esa porción de selva fuera invisible para el satélite.

"Es el porcentaje más alto de nubes para el mes en la serie que comenzó en 2015.

Puede haber más deforestación oculta, que se revelará cuando se abra el clima", aseguró en un comunicado la red Observatorio del Clima, una red que reúne a más de 50 organizaciones civiles en defensa de causas ambientales en Brasil y en el mundo.

En todo el 2020 fueron devastados cerca de 8,500 kilómetros cuadrados en la Amazonía brasileña, una marca que solo estuvo por debajo del récord histórico de 2019, cuando en la mayor selva tropical del mundo fueron talados 9,178 kilómetros cuadrados de árboles.

Durante la pasada Cumbre del Clima, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se comprometió a avanzar para conseguir eliminar la deforestación ilegal en Brasil para 2030. No obstante, desde que el líder ultraderechista llegó al poder, el 1 de enero de 2019, la devastación de la selva amazónica ha sido la peor en la historia de Brasil y sus políticas ambientalistas han sido duramente criticadas por ONG.

El mandatario defiende la explotación de los recursos naturales de la Amazonía, incluso en reservas indígenas y ha flexibilizado la fiscalización de actividades que atacan directamente al medioambiente, como la minería y el comercio de madera, en su mayoría practicado de forma ilegal en esa región.

La presión internacional sobre Brasil se acrecentó con la amenaza de grandes supermercados y productores alimentarios británicos y de la Unión Europea de boicotear los productos brasileños debido a un proyecto de ley que propiciaría una mayor deforestación amazónica.

Sociedad

Sedena abandonó a militar desaparecido con normalistas de Ayotzinapa: Encinas

El subsecretario de Gobernación dijo también que estas omisiones en las acciones del mando militar evitó que los 43 normalistas fueran localizados con vida

Política

Layda Sansores da a conocer ratificación de solicitud para desaforar a Alito

La gobernadora de Campeche hizo entrega de los documentos que integran la carpeta de investigación

Política

Salud de la democracia depende de la relación entre poderes públicos: Olga Sánchez

La presidenta de la Mesa Directiva dijo que en el Primer Año de Ejercicio de la LXV Legislatura, el Senado cumplió con el cometido de representar la pluralidad de voces

Política

Layda Sansores da a conocer ratificación de solicitud para desaforar a Alito

La gobernadora de Campeche hizo entrega de los documentos que integran la carpeta de investigación

Finanzas

CCE condena actos de violencia en México

"Esto nos afecta, no sólo como empresarios, sino como ciudadanos, como parte de la sociedad civil", dijo Francisco Cervantes

Finanzas

Pemex acuerda con sindicato alza salarial de 4%

Pemex añadió que tras las negociaciones coincidió con el sindicato en la voluntad de construir un acuerdo justo en beneficio de la comunidad petrolera

Sociedad

Realizan nuevos estudios y extraen más agua para rescatar a mineros atrapados en Sabinas

Phoenix First Response, ingenieros de Mimosa y el Mando Unificado trabajarán coordinadamente para determinar el lugar exacto en donde se implementarán las estrategias

Mundo

Japón busca reactivar la industria del licor, ¡invitando a sus jóvenes a beber!

Con lo que la Agencia Tributaria de Japón no contaba es con el rechazo que la medida ha tenido a través de Twitter

Mundo

Colisión de dos avionetas en aeropuerto de California deja varios muertos

La FAA no especificó si todas las personas a bordo de los aviones murieron