/ martes 23 de agosto de 2022

¿Eres poco generoso?, la razón puede ser por una noche sin dormir bien

Un estudio señala que alguien que no pudo dormir bien, es menos probable que ayude a otras personas

Una mala noche nos puede provocar graves problemas de atención, concentración, así como de humor para afrontar el siguiente día, sin embargo, un estudio en Estados Unidos señala que además, las personas que duermen menos son menos propensas de ayudar al prójimo.

Un grupo de científicos de una Universidad en California realizó un estudio que muestra como la pérdida de sueño provoca que las personas retiren su decisión de ayudar a otros, es más, si esto se da de manera colectiva, se registró que las donaciones benéficas caían un diez por ciento.

Te puede interesar: ¿No sabes qué museo visitar? En esta app encontrarás costos y horarios de los museos de la UNAM

¿Cómo se hizo el estudio?

Mediante tres experimentos, el grupo examinó como la pérdida de sueño afecta al comportamiento humano de prestar ayuda a los demás.

El primer estudio examinó a 24 voluntarios a una resonancia después de ocho horas de sueño y de una noche sin dormir, para después analizar las redes del cerebro que se activan cuando las personas empatizan con otras o intentan comprender sus deseos y necesidades estaban menos activas.

Esa red “estaba notablemente deteriorada”, como si esas partes del cerebro “no respondieran cuando intentamos interactuar con otras personas después de no haber dormido lo suficiente", consideró el grupo de especialistas.

El equipo continuó analizando a las personas, pero ahora durante tres o cuatro noches, para medir la calidad y cantidad del sueño y evaluar su deseo de ayudar a los demás, como sostener la puerta de un ascensor, ser voluntarios o ayudar a un extraño herido en la calle.

Los que durmieron mal la noche anterior fueron los que declararon estar menos dispuestos y deseosos de ayudar a los demás al día siguiente.

La investigación también extrajo una base de datos de tres millones de donaciones benéficas en Estados Unidos entre 2001 y 2016 y ver si variaba en número tras la transición al horario de verano y la posible pérdida de una hora de sueño para todos.

Donaciones también se ven afectadas por el sueño

El análisis señaló que las donaciones en la semana posterior al cambio de horario se redujeron en un 10 por ciento, una disminución que no se observaba en las zonas de EU donde no se cambiaron los relojes o cuando se volvía a la hora estándar de invierno, que se puede dormir una hora más.

Los que durmieron mal la noche anterior fueron los que declararon estar menos dispuestos y deseosos de ayudar a los demás / Foto: Reuters

La investigación demostraron que la falta de sueño no solo perjudica el bienestar mental y físico de una persona, “sino que degrada el propio tejido de la sociedad humana. La forma en que funcionamos como especie social -y somos una especie social- parece depender profundamente de cuánto dormimos", destacó Walker, profesor en psicología.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Incluso una "dosis" muy modesta de privación de sueño -en este caso, la pérdida de una sola relacionada con el horario de verano- tiene “un impacto muy medible y real en la generosidad de las personas y, por tanto, en cómo funcionamos como sociedad conectada".



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Una mala noche nos puede provocar graves problemas de atención, concentración, así como de humor para afrontar el siguiente día, sin embargo, un estudio en Estados Unidos señala que además, las personas que duermen menos son menos propensas de ayudar al prójimo.

Un grupo de científicos de una Universidad en California realizó un estudio que muestra como la pérdida de sueño provoca que las personas retiren su decisión de ayudar a otros, es más, si esto se da de manera colectiva, se registró que las donaciones benéficas caían un diez por ciento.

Te puede interesar: ¿No sabes qué museo visitar? En esta app encontrarás costos y horarios de los museos de la UNAM

¿Cómo se hizo el estudio?

Mediante tres experimentos, el grupo examinó como la pérdida de sueño afecta al comportamiento humano de prestar ayuda a los demás.

El primer estudio examinó a 24 voluntarios a una resonancia después de ocho horas de sueño y de una noche sin dormir, para después analizar las redes del cerebro que se activan cuando las personas empatizan con otras o intentan comprender sus deseos y necesidades estaban menos activas.

Esa red “estaba notablemente deteriorada”, como si esas partes del cerebro “no respondieran cuando intentamos interactuar con otras personas después de no haber dormido lo suficiente", consideró el grupo de especialistas.

El equipo continuó analizando a las personas, pero ahora durante tres o cuatro noches, para medir la calidad y cantidad del sueño y evaluar su deseo de ayudar a los demás, como sostener la puerta de un ascensor, ser voluntarios o ayudar a un extraño herido en la calle.

Los que durmieron mal la noche anterior fueron los que declararon estar menos dispuestos y deseosos de ayudar a los demás al día siguiente.

La investigación también extrajo una base de datos de tres millones de donaciones benéficas en Estados Unidos entre 2001 y 2016 y ver si variaba en número tras la transición al horario de verano y la posible pérdida de una hora de sueño para todos.

Donaciones también se ven afectadas por el sueño

El análisis señaló que las donaciones en la semana posterior al cambio de horario se redujeron en un 10 por ciento, una disminución que no se observaba en las zonas de EU donde no se cambiaron los relojes o cuando se volvía a la hora estándar de invierno, que se puede dormir una hora más.

Los que durmieron mal la noche anterior fueron los que declararon estar menos dispuestos y deseosos de ayudar a los demás / Foto: Reuters

La investigación demostraron que la falta de sueño no solo perjudica el bienestar mental y físico de una persona, “sino que degrada el propio tejido de la sociedad humana. La forma en que funcionamos como especie social -y somos una especie social- parece depender profundamente de cuánto dormimos", destacó Walker, profesor en psicología.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Incluso una "dosis" muy modesta de privación de sueño -en este caso, la pérdida de una sola relacionada con el horario de verano- tiene “un impacto muy medible y real en la generosidad de las personas y, por tanto, en cómo funcionamos como sociedad conectada".



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Finanzas

Buscan conexión del aeropuerto de Cancún al Tren Maya

La Secretaría de Infraestructura sometió a valoración de Semarnat el proyecto para construir un camino

Política

Sin experiencia, 13 familiares de políticos llegan a legislar

El hermano y un primo de Mario Delgado serán parte de la próxima legislatura en San Lázaro

Política

Foros sobre reforma judicial inician el 27 de junio

El primer foro sobre la reforma judicial será el jueves 27 de junio, a las 17:00 horas, en la Cámara de Diputados y el último, el 8 de agosto, en Sinaloa

CDMX

Denuncian maltrato animal por abandono de perros en pensión de Tlalpan

Al menos 25 tutores de los canes reclamaron a sus mascotas y denunciaron al responsable del lugar

Sociedad

Chihuahua, entidad peligrosa para chóferes de apps

Hasta el 14 de junio, 13 conductores de plataforma tienen reportes de desaparición activos en ese estado

Mundo

Clima extremo azota cada rincón del planeta

Altas temperaturas en América, Europa y Medio Oriente, y fuertes lluvias en Centroamérica y Asia