/ viernes 5 de marzo de 2021

Mi mamá y el sexo | Todos somos Jazz

La vida de Jazz Jennings ha sido ejemplo de cómo unos padres en Estados Unidos supieron guiar a su hijo más pequeño en la transición para reasignar su género

*Periodista y divulgadora en sexualidad saludable

Jazz es una niña trans. Corrijo. Ya es toda una jovencita de 20 años, pero cuando publicó “I am Jazz”, en el 2014, era aún muy pequeña. Después del libro, incluso le propusieron que protagonizara un reality show para mostrar cómo es la vida de una adolescente transgénero.

La vida de Jazz Jennings ha sido ejemplo de cómo unos padres en Estados Unidos supieron guiar a su hijo más pequeño en la transición para reasignar su género. No los quiero confundir. Aunque Jazz nació con genitales masculinos, desde los tres años decía identificarse con el género femenino.

Al escribir su libro, Jazz no sólo quería referirse a las infancias transgénero. “Quería hablarle a cualquier niño que se sintiera diferente, porque el libro muestra que tú solo tienes que ser tú mismo. Puedes hacer lo que más te guste hacer. Y debes ser feliz y estar orgulloso de quien eres”, cuenta la joven autora, en una entrevista con Human Rights Campaign, un movimiento LGBTQ en Estados Unidos.

Desde los 13 años, Jazz da conferencias. Su mensaje es poderoso. Les pide a los niños y a los adolescentes trans que salgan de las sombras y se expresen, porque sólo son niños y todos los niños merecen ser felices.

“Nací con un cerebro de niña, pero con un cuerpo de varón”, escribió en este libro que también se puede conseguir en español. La versión digital está disponible en 228 pesos y el impreso puede costar 900 pesos. La opción de escucharlo de manera gratuita, en YouTube, leído por la propia Jazz y con subtítulos funciona bastante bien.

La tristeza en el rostro de un niño que no se siente cómodo con el género que le han sido asignado parece un común denominador. Siendo tan pequeños, a los tres años, corrigen a sus padres y les dicen: “No soy niño. Soy niña”. O viceversa.

La sociedad occidental da muy pocas herramientas a un padre o a una madre que no sabe qué contestar cuando su chiquitín les pregunta: “¿Cuándo vendrá el hada que cambiará mi pene por una vagina?”. Eso escuchaba la madre de Jazz y acudieron con ayuda especializada.

Esta niña nos ha permitido entrar a su vida desde hace 8 años. Tiene dos hermanos varones que son gemelos y una hermana mujer. Jazz incluso ha permitido que se siga, paso a paso, su procedimiento quirúrgico de reasignación de sexo.

El año pasado, compartió las complicaciones que se presentaron después de su primera operación y cómo se corrigió tras dos intervenciones más. Más que un reality show, esta serie de televisión producida por Travel & Living Channel es un documental que muestra las proezas por las que una familia debe pasar. El proceso es complicado.

Hablar de “infancias trans” nos hace comprender mejor la diversidad sexual. Las historias de estos niños son muy poderosas. Siendo tan pequeños los dejamos sin posibilidad de que incluso puedan usar el baño con el que se sienten cómodos.

La cantante Cher públicamente siempre ha abrazado la bandera de la diversidad. De 2008 a 2010, su hija Chastity vivió su proceso de reasignación de sexo cuando rondaba los 40 años. A esa edad, concretó el cambio legal de su género y nombre como Chaz Salvatore Bono. Su madre, la Diosa del pop, comentó que al principio le fue complicado aceptar a su hijo trans. Explicaba que durante cuatro décadas había convivido con una hija que ahora era un hijo.

Usted dirá: ¡A Cher le costó trabajo asimilarlo! ¿Qué nos dejan a quienes tenemos una educación conservadora y tradicional? Nos deja la posibilidad de reflexionar sobre el tema.

Mis juguetes sexuales

Esta es la escena. Una mujer ve una película en la que aparece una pareja teniendo relaciones sexuales. La acompaña su hija adolescente ciega que solamente escucha gemidos. Le pregunta a la madre: ¿Qué sucede? ¿Qué pasa?

La mujer contesta: “Mmmmm. Sólo están contentos”. La respuesta no coincide con lo que esa joven invidente está escuchando.

Jeff Migliozzi, profesor invidente de la Escuela Perkins para Ciegos, en Massachusetts, cuenta esta anécdota para explicar la importancia de enseñar explícitamente a los niños invidentes muchos de los conceptos sobre educación sexual que los niños videntes aprenden de manera incidental al observar el mundo que los rodea.

En el programa “Abordar problemas de sexualidad con estudiantes con discapacidad visual”, el académico explica cómo aquellos niños que nacieron con ceguera no tienen esos referentes sobre el lenguaje corporal involucrado en el ejercicio de la sexualidad. Ejemplo: Una pareja se abraza y se besa. A lo lejos, un niño vidente los observa y desde esa temprana edad aprenderá que así se expresa el afecto entre los adultos. Los niños invidentes necesitan que alguien les describa la escena.

Hablar de la sexualidad desde la discapacidad ha sido uno de los principales motores de las iniciativas de educación sexual integral. Tratar de entender cómo explicamos a los niños y a los adolescentes ciegos cuáles son las diferencias genitales entre sexos, cuáles son los cambios que experimentarán en la pubertad, además de darles herramientas para que no sean víctimas de abuso fueron algunos de los motores para confeccionar materiales como los muñecos sexuados, también llamados anatómicamente correctos.

Estos muñecos de tela son herramientas fundamentales para los educadores sexuales, pues permiten explicar las diferencias anatómicas entre sexos y enseñar cómo realizar la higiene correcta de los genitales.

Mostrar un muñeco de tela a un menor es una manera elegante de platicar sobre sexualidad, con temas adecuados a la edad del niño. La tridimensionalidad y las texturas permiten ofrecer mejores explicaciones.

Los peritos especializados también los usan para identificar casos de abuso sexual infantil y conocer de qué manera fue agredido un menor. Es por ello que pueden utilizar distintos muñecos sexuados para representar padres, tíos y abuelos.

Se confeccionan artesanalmente, así que una familia completa sexuada cuesta alrededor de 2 mil 500 pesos, en librerías especializadas como El Armario Abierto.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Facebook: @mimamayelsekso




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



*Periodista y divulgadora en sexualidad saludable

Jazz es una niña trans. Corrijo. Ya es toda una jovencita de 20 años, pero cuando publicó “I am Jazz”, en el 2014, era aún muy pequeña. Después del libro, incluso le propusieron que protagonizara un reality show para mostrar cómo es la vida de una adolescente transgénero.

La vida de Jazz Jennings ha sido ejemplo de cómo unos padres en Estados Unidos supieron guiar a su hijo más pequeño en la transición para reasignar su género. No los quiero confundir. Aunque Jazz nació con genitales masculinos, desde los tres años decía identificarse con el género femenino.

Al escribir su libro, Jazz no sólo quería referirse a las infancias transgénero. “Quería hablarle a cualquier niño que se sintiera diferente, porque el libro muestra que tú solo tienes que ser tú mismo. Puedes hacer lo que más te guste hacer. Y debes ser feliz y estar orgulloso de quien eres”, cuenta la joven autora, en una entrevista con Human Rights Campaign, un movimiento LGBTQ en Estados Unidos.

Desde los 13 años, Jazz da conferencias. Su mensaje es poderoso. Les pide a los niños y a los adolescentes trans que salgan de las sombras y se expresen, porque sólo son niños y todos los niños merecen ser felices.

“Nací con un cerebro de niña, pero con un cuerpo de varón”, escribió en este libro que también se puede conseguir en español. La versión digital está disponible en 228 pesos y el impreso puede costar 900 pesos. La opción de escucharlo de manera gratuita, en YouTube, leído por la propia Jazz y con subtítulos funciona bastante bien.

La tristeza en el rostro de un niño que no se siente cómodo con el género que le han sido asignado parece un común denominador. Siendo tan pequeños, a los tres años, corrigen a sus padres y les dicen: “No soy niño. Soy niña”. O viceversa.

La sociedad occidental da muy pocas herramientas a un padre o a una madre que no sabe qué contestar cuando su chiquitín les pregunta: “¿Cuándo vendrá el hada que cambiará mi pene por una vagina?”. Eso escuchaba la madre de Jazz y acudieron con ayuda especializada.

Esta niña nos ha permitido entrar a su vida desde hace 8 años. Tiene dos hermanos varones que son gemelos y una hermana mujer. Jazz incluso ha permitido que se siga, paso a paso, su procedimiento quirúrgico de reasignación de sexo.

El año pasado, compartió las complicaciones que se presentaron después de su primera operación y cómo se corrigió tras dos intervenciones más. Más que un reality show, esta serie de televisión producida por Travel & Living Channel es un documental que muestra las proezas por las que una familia debe pasar. El proceso es complicado.

Hablar de “infancias trans” nos hace comprender mejor la diversidad sexual. Las historias de estos niños son muy poderosas. Siendo tan pequeños los dejamos sin posibilidad de que incluso puedan usar el baño con el que se sienten cómodos.

La cantante Cher públicamente siempre ha abrazado la bandera de la diversidad. De 2008 a 2010, su hija Chastity vivió su proceso de reasignación de sexo cuando rondaba los 40 años. A esa edad, concretó el cambio legal de su género y nombre como Chaz Salvatore Bono. Su madre, la Diosa del pop, comentó que al principio le fue complicado aceptar a su hijo trans. Explicaba que durante cuatro décadas había convivido con una hija que ahora era un hijo.

Usted dirá: ¡A Cher le costó trabajo asimilarlo! ¿Qué nos dejan a quienes tenemos una educación conservadora y tradicional? Nos deja la posibilidad de reflexionar sobre el tema.

Mis juguetes sexuales

Esta es la escena. Una mujer ve una película en la que aparece una pareja teniendo relaciones sexuales. La acompaña su hija adolescente ciega que solamente escucha gemidos. Le pregunta a la madre: ¿Qué sucede? ¿Qué pasa?

La mujer contesta: “Mmmmm. Sólo están contentos”. La respuesta no coincide con lo que esa joven invidente está escuchando.

Jeff Migliozzi, profesor invidente de la Escuela Perkins para Ciegos, en Massachusetts, cuenta esta anécdota para explicar la importancia de enseñar explícitamente a los niños invidentes muchos de los conceptos sobre educación sexual que los niños videntes aprenden de manera incidental al observar el mundo que los rodea.

En el programa “Abordar problemas de sexualidad con estudiantes con discapacidad visual”, el académico explica cómo aquellos niños que nacieron con ceguera no tienen esos referentes sobre el lenguaje corporal involucrado en el ejercicio de la sexualidad. Ejemplo: Una pareja se abraza y se besa. A lo lejos, un niño vidente los observa y desde esa temprana edad aprenderá que así se expresa el afecto entre los adultos. Los niños invidentes necesitan que alguien les describa la escena.

Hablar de la sexualidad desde la discapacidad ha sido uno de los principales motores de las iniciativas de educación sexual integral. Tratar de entender cómo explicamos a los niños y a los adolescentes ciegos cuáles son las diferencias genitales entre sexos, cuáles son los cambios que experimentarán en la pubertad, además de darles herramientas para que no sean víctimas de abuso fueron algunos de los motores para confeccionar materiales como los muñecos sexuados, también llamados anatómicamente correctos.

Estos muñecos de tela son herramientas fundamentales para los educadores sexuales, pues permiten explicar las diferencias anatómicas entre sexos y enseñar cómo realizar la higiene correcta de los genitales.

Mostrar un muñeco de tela a un menor es una manera elegante de platicar sobre sexualidad, con temas adecuados a la edad del niño. La tridimensionalidad y las texturas permiten ofrecer mejores explicaciones.

Los peritos especializados también los usan para identificar casos de abuso sexual infantil y conocer de qué manera fue agredido un menor. Es por ello que pueden utilizar distintos muñecos sexuados para representar padres, tíos y abuelos.

Se confeccionan artesanalmente, así que una familia completa sexuada cuesta alrededor de 2 mil 500 pesos, en librerías especializadas como El Armario Abierto.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Facebook: @mimamayelsekso




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



Finanzas

Vivienda mantiene a flote a la industria de la construcción: Francisco Solares

Casas de interés social y caminos, el sector sorteó la crisis, dice Francisco Solares, presidente de CMIC

CDMX

En venta, edificios del ISSSTE desocupados en la CDMX

El gobierno federal analiza cuál opción les generará mejores ganancias: hoteles, oficinas o viviendas

Política

Ricardo Sheffield busca mando único para pacificar León

Incluirá el aspirante de Morena a la Guardia Nacional y policía estatal para pacificar León

Mundo

Bajo observación | Completamente vacunados, 25 de cada 100 estadounidenses

Estados Unidos alcanzó este lunes 31,733,400 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 567,666 fallecidos

Sociedad

#Data | El reto de vacunar a los docentes 

El gobierno federal ha dado comienzo al proceso de vacunación de todos los docentes del país

Política

Ricardo Sheffield busca mando único para pacificar León

Incluirá el aspirante de Morena a la Guardia Nacional y policía estatal para pacificar León

CDMX

En venta, edificios del ISSSTE desocupados en la CDMX

El gobierno federal analiza cuál opción les generará mejores ganancias: hoteles, oficinas o viviendas

Finanzas

Analistas prevén caída superior a 3% del PIB para el primer trimestre

Analistas estiman que el Producto Interno Bruto comenzará a recuperarse entre abril y junio

CDMX

Crecen quejas por cooperativas en Sacmex

Ya son tres las concesionarias que cobran el agua las que están en desacuerdo con el cambio de Sacmex