/ jueves 26 de marzo de 2020

Teorías de la conspiración: ciencia, mentiras y rumores

Vivimos tiempos extraños. Hay quienes creen que Elvis Presley sigue vivo, que el hombre nunca ha pisado la Luna, que seres reptilianos nos gobiernan y que el cambio climático es un mito financiado por George Soros


Una teoría de la conspiración, por lo general, es el intento de explicar hechos sucedidos o por suceder, de importancia política, histórica o científica, mediante la existencia de grupos secretos de gran poder que por lo regular tienen intenciones siniestras o egoístas.

Durante varias décadas hemos visto verdades alternas en hechos históricos relevantes, y el paso del tiempo va avivando cada una de estas realidades que con los engranes precisos forman una historia alternativa que alimenta nuestra curiosidad.

Estas son algunas de las nuevas teorías de la conspiración, que hasta la fecha siguen generando polarización e incertidumbre.


ANTIVACUNAS: IGNORANCIA QUE MATA

En pleno siglo XXI, cuando la ciencia ha alcanzado límites inimaginables para la humanidad, aparece un grupo que nos invita a tomar el camino de la involución, se trata del movimiento antivacunas.

Un grupo minoritario de personas ha conseguido que la Organización Mundial de la Salud encienda las alarmas ante un movimiento en auge que se alimenta de teorías infundadas que se viralizan en las redes sociales y que se transmiten de boca en boca sin ni siquiera consultar versiones de especialistas respaldadas por autoridades sanitarias.

La ideología contra la aplicación de las vacunas surgió desde la creación de éstas, pero basadas en una doctrina religiosa, en la que se creía que las enfermedades eran creación de un Dios y por ende el ser humano tenía que adaptarse a ellas y que nuestro propio sistema tendría que desarrollar por sí solo la cura.

En 1998, sin rigor científico, un médico publicó supuestos riesgos asociados a la vacuna del sarampión. Ahí empezó el movimiento antivacunas / CUARTOSCURO

Sin embargo, en la actualidad, una nueva creencia nació a través de un polémico estudio realizado en 1998 y que fue publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet. Se trataba de una investigación practicada por el entonces médico británico Andrew Wakefield en el que mostraba una relación directa en la aplicación de la vacuna de la triple viral (sarampión, rubiola y paperas) con casos de autismo en menores de edad, haciendo responsable a las inoculaciones, la situación fue que este estudio sólo se aplicó a ocho niños.

La publicación de estos estudios propició que varios padres decidieran no vacunar a sus hijos, ya que comenzaron a cuestionar la efectividad de las vacunas. Incluso muchos de ellos consideran que las secuelas por la aplicación de una vacuna pueden ser mucho peor que las enfermedades que se evitan en sí, alimentados por los testimonios de supuestos denunciantes en la industria farmacéutica que aseguran que sus componentes son dudosos y que son ocultados.

En años subsecuentes, científicos y especialistas en varios países realizaron decenas estudios en el que refutaban los resultados de Wekefield; la revista The Lancet se retractó de la teoría de las antivacunas, incluso demandó a su realizador, quien más tarde perdió su licencia médica y ahora se dedica a predicar su activismo antivacuna.

Desafortunadamente la idea ya estaba incubada en la cabeza de miles de personas que adoptaron la tendencia de no vacunar a sus hijos, incluso ya bajo la tesis desacreditada de la relación con el autismo.

En México no hay grupos antivacunas muy importantes, sin embargo, existen / Foto: Cuartoscuro

Por ahora, tan sólo en Estados Unidos, más de siete millones de estadounidenses cuestionan la veracidad de las vacunas y están registrados en varios perfiles en redes sociales a un movimiento que sigue en expansión.

Pero no sólo en Estados Unidos, sino también en Europa, de hecho en este continente la incredulidad de los resultados de las vacunas es mucho mayor. En naciones como Italia, Reino Unido, Francia y países bálticos han aumentado considerablemente los fieles a esta falsa teoría, y en estos mismos países, al igual que en Estados Unidos, los casos de sarampión y otras enfermedades que se creían erradicadas han vuelto en el mapa médico internacional.

En México, el movimiento es muy débil, pero de cuidado, actualmente la Ciudad de México enfrenta un brote de sarampión por falta de vacunación en los niños

CORONAVIRUS: DESAFÍO INFORMATIVO

El coronavirus es una guerra biológica entre potencias, un experimento de laboratorio o una gran estrategia de publicidad. Estas teorías conspiratorias ganan día a día más seguidores y suponen un enorme desafío en el combate al Covid-19.

Desde el inicio de la ahora globalizada crisis del coronavirus, no tardaron en aparecer grupos negacionistas que rechazan lo establecido por la comunidad científica -el patógeno es más letal y contagioso que el que causa la gripe común- y que minimizan la gravedad de la pandemia, a pesar de los miles de muertos que ha causado.

Algunos gobernantes también han adoptado una posición escéptica, como el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien calificó la emergencia sanitaria como "histeria" o "fantasía" alimentada por la prensa.

Foto especial: Francisco Rueda | El Sudcaliforniano

En aquellos actos alentados por el dirigente, muchos sostenían pancartas con frases como "Yo no le tengo miedo a un virus" o "¿Qué es un coronavirus para quien ha sobrevivido al comunismo?".

Entre las teorías que cada vez ganan más terreno a nivel global destaca la que defiende que la pandemia, en realidad, es una "guerra biológica" entre las mayores potencias del mundo.

Ante el acelerado ritmo de aumento de casos, tanto de infectados como de muertes, en las redes sociales y cadenas de WhatsApp se han diseminado un sinfín de noticias falsas, vídeos y textos atribuidos a expertos de salud con las más diversas teorías sobre una "invención" de la epidemia, que tendría intereses oscuros detrás.

Estas creencias defienden desde que el coronavirus sería una "estrategia de marketing" de grandes grupos farmacéuticos hasta una invención de China para asumir el liderazgo global.

Foto: El Sol de Puebla | El Sol de Puebla

Ni siquiera los países más afectados, como China, la cuna de la epidemia, o Italia, el nuevo epicentro de la enfermedad, están inmunes a los bulos, negaciones o noticias ficticias.

Un grupo de Facebook, creado en el país mediterráneo y titulado "Fake News Coronavirus", se propone a discutir "el increíble engaño" del Covid-19 y trae en sus discusiones teorías de que el virus sería un "experimento controlado por EU" o que la crisis ha sido "inventada" para colapsar la economía mundial.

Las autoridades alrededor del mundo advierten de que las consecuencias de las noticias falsas podrían ser tan o más letales que el propio coronavirus, por lo que diversos países están adoptando estrategias para frenar la diseminación de las fakenews.

TERRAPLANISMO: UN COMPLOT DE LA NASA

Algunos le llaman “la reina de las teorías de la conspiración”. Sin embargo, este grupo acusa a sus detractores de precisamente lo mismo y esgrime un arsenal de pruebas científicas e imágenes antiguas para sustentar su teoría: la tierra es plana pero el gobierno y la NASA no quieren que la humanidad se dé cuenta.

Son los terraplansitas, quienes creen genuinamente que la tierra no es esférica y está rodeada de una muralla de hielo que impide que los océanos se desborden. ¿Cómo puede existir quien sostenga estas ideas en pleno siglo XXI?

La respuesta puede estar en el coctel de redes sociales, desinformación y anticiencia.

Febrero de 2020. Mike Huges, apodado el Loco Max, intenta lanzarse en un cohete de su propia fabricación en el desierto de California. El objetivo: alcanzar unos mil 500 metros de altura, llegar al espacio y demostrar que la tierra es plana.

Segundos después del despegue, algo falla, el cohete pierde el paracaídas, se pierde entre las nubes a pocos kilómetros del sitio del lanzamiento y Mike se precipita fatalmente contra los secos matorrales del desierto de Bartow. Todo fue grabado en video para la serie de TV Astronautas caseros.

No era la primera vez que lo intentaba, pero el abogado de Huges confesaría tras su muerte que en realidad no eraterraplanista y sólo se unió al movimiento para conseguir financiamiento para sus extravagantes proyectos.

Desde hacía años que el Loco Max sostenía que el hombre nunca había salido del espacio terrestre, por tanto, tampoco había pisado la Luna, y por ello buscaba ser el primero en ver con sus propios ojos que la tierra es plana.

Los vídeos de Huges tienen miles de reproducciones, al igual que otros cientos con “pruebas” de que la esfericidad de nuestro planeta es un invento de la NASA, con cada vez más legiones de conspiranóicos gracias a Facebook y YouTube, donde reinan el subjetivismo de “nada es verdad, nada es mentira”, y en este relativismo siempre cabrá la duda.

La Flat EarthSociety, uno de los principales sitios de internet del terraplanismo, detalla con gran seriedad y basados en “hechos científicos” que la Tierra realmente es un inmenso disco redondo con el Polo Norte como centro del disco, mientras que la Antártida rodea la superficie plana creando una muralla de hielo que impide que los océanos se desborden.

Por supuesto, entre sus principales blancos están Issac Newton y su teoría de la gravedad, así como Albert Einstein y el espacio-tiempo curvo. Ninguno explica, según la Flat EarthSociety, cómo los mares no se precipitan hacia el sur si existiera la gravedad.

¿Pero quién dirige esta conspiración mundial? Según los terraplanistas, la NASA no ha hecho más que mentirnos con montajes, videos falsos y astronautas sobornados.

La realidad es lo más difícil de explicar, y esto es aprovechado por los amantes de esta teoría de la conspiración para creer y difundir las teorías más simples. “Hace mucho viento afuera, la Tierra debe estar girando más rápido hoy”, dice uno de los miles de memes que comparten en sus redes sociales. Por lo menos hilarantes sí lo son.


CAMBIO CLIMÁTICO: NO EXISTE

En 2012, el magnate de los bienes raíces Donald Trump, cuando el mundo aún no sospechaba en lo que se convertiría cuatro años después, tuiteó: “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para conseguir que los productos manufacturados estadounidenses no fueran competitivos”.

Si el terraplanismo es considerado la madre de las teorías de la conspiración, palidece ante los negacionistas del cambio climático, mucho más peligrosos para la humanidad.

Hay un consenso científico de que la actividad del hombre está detrás del incremento de la temperatura mundial, sin embargo, durante una tormenta invernal que congeló el noreste de EU en enero de 2019, el ahora presidente escribió: "En el hermoso Medio Oeste, la temperatura del viento está bajando hasta los -60 (-51 ºC), el mayor frío registrado. En los próximos días, se espera que (los termómetros) caigan aún más. La gente no puede estar afuera ni siquiera unos minutos. ¿Qué diablos está pasando con el calentamiento global? Por favor, vuelve rápido, ¡te necesitamos!".

Así como el líder de la nación más poderosa del mundo, millones de sus seguidores que defienden engendros como el creacionismo -los seres humanos surgimos de un acto creador, por lo tanto, la evolución es un invento- también son capaces de negar siglos de avance científico y los efectos en la Terra del cambio climático.

Otros líderes mundiales como el brasileño Jair Bolsonaro y el ruso Vladimir Putin han esgrimido argumentos similares para negar el cambio climático, y en el último año a todos los ha unido su odio a la joven activista sueca Greta Thunberg, quien se ha convertido en la voz de millones de jóvenes que exigen a los gobiernos actuar ya para detener lo que consideran la amenaza más grande para el planeta y humanidad.

Así, en las redes sociales empezaron a viralizarse notas falsas sobre el supuesto financiamiento a Thunberg por parte del millonario George Soros, uno de los personajes favoritos de los conspiranoicos a la hora de buscar chivos expiatorios.

Foto: Ilustrativa | Pixabay.com

El negacionismo del cambio climático une así a extremistas religiosos, ultranacionalistas y ultraliberales que ven en ese hecho el intento de algunos de frenar la libre empresa y el desarrollo industrial.

Varios estudios indican que las personas que más aceptan las conspiraciones también aceptan la correlación causa-efecto de acciones que no tienen vinculación alguna en la vida real. Por ejemplo, que el consumo de chocolate incide en los países que más premios Nobel han ganado, o que, a más calor, más dinero para grupos ecologistas.

La desinformación, la inseguridad, los patrones ilusorios y hasta el realismo mágico seguirán alimentando las teorías de la conspiración. Ante ello, la ciencia y el conocimiento no pueden dar certezas porque la duda es su esencia, pero siempre será la respuesta para combatir los extremismos.

Teorías de la vieja escuela

Muerte de Kennedy

Verdad oficial. - El 22 de noviembre de 1963 el entonces presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, fue asesinado por un francotirador, más tarde sería culpado Lee Harvey Oswald quien siempre negó la autoría. Nunca se supieron los motivos, ya que dos días más tarde sería asesinado. Recientemente se hicieron públicos los archivos secretos del caso, que el entonces presidente recibió impactos de balas de más de un tirador.

Verdad alternativa.- Existen varias vertientes sobre la muerte del mandatario, las más fuertes están relacionadas con la CIA, quien aseguran que estuvo involucrada en su asesinato, esto por estar en contra de las políticas para relajar el embargo a Cuba, en una época de paranoia y lucha anticomunista y además de los supuestos rumores de que Kennedy la desintegraría. También se acusa a Oswald de ser un miembro comunista que fue entrenado por la KGB, la policía secreta rusa.

Hombre en la Luna

Verdad oficial. - El 25 de mayo de 1961, el hombre llegó por primera vez a la Luna, la misión fue encabezada por un equipo de tres astronautas estadounidenses en plena carrera espacial contra la Unión Soviética. Como olvidar la famosa frase “un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad” de Neil Armstrong; el siguiente acto fue colocar una bandera de Estados Unidos en la superficie lunar en señal de conquista.

Verdad alternativa. - Estados Unidos trató de adelantarse a la URSS en la conquista del espacio, pero no desarrolló la tecnología necesaria para salir al espacio y grabó una película en el desierto de Nevada al mando del famoso director Stanley Kubrick simulando ser la superficie lunar. Más tarde Kubrick moriría (envenenado, según otra teoría conspirativa) luego de enviar mensajes ocultos en sus siguientes películas sobre la supuesta farsa.

Ataque a las Torres Gemelas

Verdad oficial. - Al Qaeda, comandada por Osama bin Laden, orquestó desde Afganistán un ataque terrorista contra las Torres Gemelas en la ciudad de Nueva York, un atentado que acabó con la vida de más de tres mil personas y permitió la declaración de guerra contra el terrorismo y permitió la intervención militar de EU a algunos países de Medio Oriente para acabar con las células extremistas y confiscar armamento nuclear de destrucción masiva.

Verdad alternativa. - Fue un autoataque orquestado por el mismo gobierno de Estados Unidos, y que fue realizado por miembros de un grupo de entrenamiento de la CIA, entre ellos Bin Laden, para justificar la intervención estadounidense a Afganistán e Irak con el pretexto de buscar las armas de destrucción masiva (que nunca encontraron).

Se cree que semanas antes, el dueño de las torres del WTC había asegurado con una importante suma millonaria sus dos torres contra un posible ataque terrorista.

Reptilianos

Verdad oficial. - No existe ninguna postura o declaración de gobierno sobre esta teoría, aunque si es un tema que a las élites no les gusta tocar.

Verdad alternativa. - Son invasores de otro planeta, tienen forma de reptil humanoide y tienen la capacidad de tomar formas humanas y supuestamente ocupan los puestos de las cúpulas del poder para controlar a la humanidad. Algunos reptilianos famosos son la Reina Isable II, Hillary Clinton, Barack Obama, Lady Gaga, Justin Bieber, entre otros.




Una teoría de la conspiración, por lo general, es el intento de explicar hechos sucedidos o por suceder, de importancia política, histórica o científica, mediante la existencia de grupos secretos de gran poder que por lo regular tienen intenciones siniestras o egoístas.

Durante varias décadas hemos visto verdades alternas en hechos históricos relevantes, y el paso del tiempo va avivando cada una de estas realidades que con los engranes precisos forman una historia alternativa que alimenta nuestra curiosidad.

Estas son algunas de las nuevas teorías de la conspiración, que hasta la fecha siguen generando polarización e incertidumbre.


ANTIVACUNAS: IGNORANCIA QUE MATA

En pleno siglo XXI, cuando la ciencia ha alcanzado límites inimaginables para la humanidad, aparece un grupo que nos invita a tomar el camino de la involución, se trata del movimiento antivacunas.

Un grupo minoritario de personas ha conseguido que la Organización Mundial de la Salud encienda las alarmas ante un movimiento en auge que se alimenta de teorías infundadas que se viralizan en las redes sociales y que se transmiten de boca en boca sin ni siquiera consultar versiones de especialistas respaldadas por autoridades sanitarias.

La ideología contra la aplicación de las vacunas surgió desde la creación de éstas, pero basadas en una doctrina religiosa, en la que se creía que las enfermedades eran creación de un Dios y por ende el ser humano tenía que adaptarse a ellas y que nuestro propio sistema tendría que desarrollar por sí solo la cura.

En 1998, sin rigor científico, un médico publicó supuestos riesgos asociados a la vacuna del sarampión. Ahí empezó el movimiento antivacunas / CUARTOSCURO

Sin embargo, en la actualidad, una nueva creencia nació a través de un polémico estudio realizado en 1998 y que fue publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet. Se trataba de una investigación practicada por el entonces médico británico Andrew Wakefield en el que mostraba una relación directa en la aplicación de la vacuna de la triple viral (sarampión, rubiola y paperas) con casos de autismo en menores de edad, haciendo responsable a las inoculaciones, la situación fue que este estudio sólo se aplicó a ocho niños.

La publicación de estos estudios propició que varios padres decidieran no vacunar a sus hijos, ya que comenzaron a cuestionar la efectividad de las vacunas. Incluso muchos de ellos consideran que las secuelas por la aplicación de una vacuna pueden ser mucho peor que las enfermedades que se evitan en sí, alimentados por los testimonios de supuestos denunciantes en la industria farmacéutica que aseguran que sus componentes son dudosos y que son ocultados.

En años subsecuentes, científicos y especialistas en varios países realizaron decenas estudios en el que refutaban los resultados de Wekefield; la revista The Lancet se retractó de la teoría de las antivacunas, incluso demandó a su realizador, quien más tarde perdió su licencia médica y ahora se dedica a predicar su activismo antivacuna.

Desafortunadamente la idea ya estaba incubada en la cabeza de miles de personas que adoptaron la tendencia de no vacunar a sus hijos, incluso ya bajo la tesis desacreditada de la relación con el autismo.

En México no hay grupos antivacunas muy importantes, sin embargo, existen / Foto: Cuartoscuro

Por ahora, tan sólo en Estados Unidos, más de siete millones de estadounidenses cuestionan la veracidad de las vacunas y están registrados en varios perfiles en redes sociales a un movimiento que sigue en expansión.

Pero no sólo en Estados Unidos, sino también en Europa, de hecho en este continente la incredulidad de los resultados de las vacunas es mucho mayor. En naciones como Italia, Reino Unido, Francia y países bálticos han aumentado considerablemente los fieles a esta falsa teoría, y en estos mismos países, al igual que en Estados Unidos, los casos de sarampión y otras enfermedades que se creían erradicadas han vuelto en el mapa médico internacional.

En México, el movimiento es muy débil, pero de cuidado, actualmente la Ciudad de México enfrenta un brote de sarampión por falta de vacunación en los niños

CORONAVIRUS: DESAFÍO INFORMATIVO

El coronavirus es una guerra biológica entre potencias, un experimento de laboratorio o una gran estrategia de publicidad. Estas teorías conspiratorias ganan día a día más seguidores y suponen un enorme desafío en el combate al Covid-19.

Desde el inicio de la ahora globalizada crisis del coronavirus, no tardaron en aparecer grupos negacionistas que rechazan lo establecido por la comunidad científica -el patógeno es más letal y contagioso que el que causa la gripe común- y que minimizan la gravedad de la pandemia, a pesar de los miles de muertos que ha causado.

Algunos gobernantes también han adoptado una posición escéptica, como el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien calificó la emergencia sanitaria como "histeria" o "fantasía" alimentada por la prensa.

Foto especial: Francisco Rueda | El Sudcaliforniano

En aquellos actos alentados por el dirigente, muchos sostenían pancartas con frases como "Yo no le tengo miedo a un virus" o "¿Qué es un coronavirus para quien ha sobrevivido al comunismo?".

Entre las teorías que cada vez ganan más terreno a nivel global destaca la que defiende que la pandemia, en realidad, es una "guerra biológica" entre las mayores potencias del mundo.

Ante el acelerado ritmo de aumento de casos, tanto de infectados como de muertes, en las redes sociales y cadenas de WhatsApp se han diseminado un sinfín de noticias falsas, vídeos y textos atribuidos a expertos de salud con las más diversas teorías sobre una "invención" de la epidemia, que tendría intereses oscuros detrás.

Estas creencias defienden desde que el coronavirus sería una "estrategia de marketing" de grandes grupos farmacéuticos hasta una invención de China para asumir el liderazgo global.

Foto: El Sol de Puebla | El Sol de Puebla

Ni siquiera los países más afectados, como China, la cuna de la epidemia, o Italia, el nuevo epicentro de la enfermedad, están inmunes a los bulos, negaciones o noticias ficticias.

Un grupo de Facebook, creado en el país mediterráneo y titulado "Fake News Coronavirus", se propone a discutir "el increíble engaño" del Covid-19 y trae en sus discusiones teorías de que el virus sería un "experimento controlado por EU" o que la crisis ha sido "inventada" para colapsar la economía mundial.

Las autoridades alrededor del mundo advierten de que las consecuencias de las noticias falsas podrían ser tan o más letales que el propio coronavirus, por lo que diversos países están adoptando estrategias para frenar la diseminación de las fakenews.

TERRAPLANISMO: UN COMPLOT DE LA NASA

Algunos le llaman “la reina de las teorías de la conspiración”. Sin embargo, este grupo acusa a sus detractores de precisamente lo mismo y esgrime un arsenal de pruebas científicas e imágenes antiguas para sustentar su teoría: la tierra es plana pero el gobierno y la NASA no quieren que la humanidad se dé cuenta.

Son los terraplansitas, quienes creen genuinamente que la tierra no es esférica y está rodeada de una muralla de hielo que impide que los océanos se desborden. ¿Cómo puede existir quien sostenga estas ideas en pleno siglo XXI?

La respuesta puede estar en el coctel de redes sociales, desinformación y anticiencia.

Febrero de 2020. Mike Huges, apodado el Loco Max, intenta lanzarse en un cohete de su propia fabricación en el desierto de California. El objetivo: alcanzar unos mil 500 metros de altura, llegar al espacio y demostrar que la tierra es plana.

Segundos después del despegue, algo falla, el cohete pierde el paracaídas, se pierde entre las nubes a pocos kilómetros del sitio del lanzamiento y Mike se precipita fatalmente contra los secos matorrales del desierto de Bartow. Todo fue grabado en video para la serie de TV Astronautas caseros.

No era la primera vez que lo intentaba, pero el abogado de Huges confesaría tras su muerte que en realidad no eraterraplanista y sólo se unió al movimiento para conseguir financiamiento para sus extravagantes proyectos.

Desde hacía años que el Loco Max sostenía que el hombre nunca había salido del espacio terrestre, por tanto, tampoco había pisado la Luna, y por ello buscaba ser el primero en ver con sus propios ojos que la tierra es plana.

Los vídeos de Huges tienen miles de reproducciones, al igual que otros cientos con “pruebas” de que la esfericidad de nuestro planeta es un invento de la NASA, con cada vez más legiones de conspiranóicos gracias a Facebook y YouTube, donde reinan el subjetivismo de “nada es verdad, nada es mentira”, y en este relativismo siempre cabrá la duda.

La Flat EarthSociety, uno de los principales sitios de internet del terraplanismo, detalla con gran seriedad y basados en “hechos científicos” que la Tierra realmente es un inmenso disco redondo con el Polo Norte como centro del disco, mientras que la Antártida rodea la superficie plana creando una muralla de hielo que impide que los océanos se desborden.

Por supuesto, entre sus principales blancos están Issac Newton y su teoría de la gravedad, así como Albert Einstein y el espacio-tiempo curvo. Ninguno explica, según la Flat EarthSociety, cómo los mares no se precipitan hacia el sur si existiera la gravedad.

¿Pero quién dirige esta conspiración mundial? Según los terraplanistas, la NASA no ha hecho más que mentirnos con montajes, videos falsos y astronautas sobornados.

La realidad es lo más difícil de explicar, y esto es aprovechado por los amantes de esta teoría de la conspiración para creer y difundir las teorías más simples. “Hace mucho viento afuera, la Tierra debe estar girando más rápido hoy”, dice uno de los miles de memes que comparten en sus redes sociales. Por lo menos hilarantes sí lo son.


CAMBIO CLIMÁTICO: NO EXISTE

En 2012, el magnate de los bienes raíces Donald Trump, cuando el mundo aún no sospechaba en lo que se convertiría cuatro años después, tuiteó: “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para conseguir que los productos manufacturados estadounidenses no fueran competitivos”.

Si el terraplanismo es considerado la madre de las teorías de la conspiración, palidece ante los negacionistas del cambio climático, mucho más peligrosos para la humanidad.

Hay un consenso científico de que la actividad del hombre está detrás del incremento de la temperatura mundial, sin embargo, durante una tormenta invernal que congeló el noreste de EU en enero de 2019, el ahora presidente escribió: "En el hermoso Medio Oeste, la temperatura del viento está bajando hasta los -60 (-51 ºC), el mayor frío registrado. En los próximos días, se espera que (los termómetros) caigan aún más. La gente no puede estar afuera ni siquiera unos minutos. ¿Qué diablos está pasando con el calentamiento global? Por favor, vuelve rápido, ¡te necesitamos!".

Así como el líder de la nación más poderosa del mundo, millones de sus seguidores que defienden engendros como el creacionismo -los seres humanos surgimos de un acto creador, por lo tanto, la evolución es un invento- también son capaces de negar siglos de avance científico y los efectos en la Terra del cambio climático.

Otros líderes mundiales como el brasileño Jair Bolsonaro y el ruso Vladimir Putin han esgrimido argumentos similares para negar el cambio climático, y en el último año a todos los ha unido su odio a la joven activista sueca Greta Thunberg, quien se ha convertido en la voz de millones de jóvenes que exigen a los gobiernos actuar ya para detener lo que consideran la amenaza más grande para el planeta y humanidad.

Así, en las redes sociales empezaron a viralizarse notas falsas sobre el supuesto financiamiento a Thunberg por parte del millonario George Soros, uno de los personajes favoritos de los conspiranoicos a la hora de buscar chivos expiatorios.

Foto: Ilustrativa | Pixabay.com

El negacionismo del cambio climático une así a extremistas religiosos, ultranacionalistas y ultraliberales que ven en ese hecho el intento de algunos de frenar la libre empresa y el desarrollo industrial.

Varios estudios indican que las personas que más aceptan las conspiraciones también aceptan la correlación causa-efecto de acciones que no tienen vinculación alguna en la vida real. Por ejemplo, que el consumo de chocolate incide en los países que más premios Nobel han ganado, o que, a más calor, más dinero para grupos ecologistas.

La desinformación, la inseguridad, los patrones ilusorios y hasta el realismo mágico seguirán alimentando las teorías de la conspiración. Ante ello, la ciencia y el conocimiento no pueden dar certezas porque la duda es su esencia, pero siempre será la respuesta para combatir los extremismos.

Teorías de la vieja escuela

Muerte de Kennedy

Verdad oficial. - El 22 de noviembre de 1963 el entonces presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, fue asesinado por un francotirador, más tarde sería culpado Lee Harvey Oswald quien siempre negó la autoría. Nunca se supieron los motivos, ya que dos días más tarde sería asesinado. Recientemente se hicieron públicos los archivos secretos del caso, que el entonces presidente recibió impactos de balas de más de un tirador.

Verdad alternativa.- Existen varias vertientes sobre la muerte del mandatario, las más fuertes están relacionadas con la CIA, quien aseguran que estuvo involucrada en su asesinato, esto por estar en contra de las políticas para relajar el embargo a Cuba, en una época de paranoia y lucha anticomunista y además de los supuestos rumores de que Kennedy la desintegraría. También se acusa a Oswald de ser un miembro comunista que fue entrenado por la KGB, la policía secreta rusa.

Hombre en la Luna

Verdad oficial. - El 25 de mayo de 1961, el hombre llegó por primera vez a la Luna, la misión fue encabezada por un equipo de tres astronautas estadounidenses en plena carrera espacial contra la Unión Soviética. Como olvidar la famosa frase “un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad” de Neil Armstrong; el siguiente acto fue colocar una bandera de Estados Unidos en la superficie lunar en señal de conquista.

Verdad alternativa. - Estados Unidos trató de adelantarse a la URSS en la conquista del espacio, pero no desarrolló la tecnología necesaria para salir al espacio y grabó una película en el desierto de Nevada al mando del famoso director Stanley Kubrick simulando ser la superficie lunar. Más tarde Kubrick moriría (envenenado, según otra teoría conspirativa) luego de enviar mensajes ocultos en sus siguientes películas sobre la supuesta farsa.

Ataque a las Torres Gemelas

Verdad oficial. - Al Qaeda, comandada por Osama bin Laden, orquestó desde Afganistán un ataque terrorista contra las Torres Gemelas en la ciudad de Nueva York, un atentado que acabó con la vida de más de tres mil personas y permitió la declaración de guerra contra el terrorismo y permitió la intervención militar de EU a algunos países de Medio Oriente para acabar con las células extremistas y confiscar armamento nuclear de destrucción masiva.

Verdad alternativa. - Fue un autoataque orquestado por el mismo gobierno de Estados Unidos, y que fue realizado por miembros de un grupo de entrenamiento de la CIA, entre ellos Bin Laden, para justificar la intervención estadounidense a Afganistán e Irak con el pretexto de buscar las armas de destrucción masiva (que nunca encontraron).

Se cree que semanas antes, el dueño de las torres del WTC había asegurado con una importante suma millonaria sus dos torres contra un posible ataque terrorista.

Reptilianos

Verdad oficial. - No existe ninguna postura o declaración de gobierno sobre esta teoría, aunque si es un tema que a las élites no les gusta tocar.

Verdad alternativa. - Son invasores de otro planeta, tienen forma de reptil humanoide y tienen la capacidad de tomar formas humanas y supuestamente ocupan los puestos de las cúpulas del poder para controlar a la humanidad. Algunos reptilianos famosos son la Reina Isable II, Hillary Clinton, Barack Obama, Lady Gaga, Justin Bieber, entre otros.



Sociedad

Dejan a alcaldes a merced del crimen

Luego de 14 años, no existen protocolos, a nivel federal, para garantizar la seguridad de los funcionarios

Política

Gobierno presenta segundo paquete de inversiones con IP

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, detalló que se trata de 29 proyectos con un total de 228 mil millones de pesos

CDMX

Más de 30 mil personas se quedan sin luz por incendio en Xoco

Vecinos señalan que no es la primera vez que esa subestación eléctrica se quema. El primer siniestro fue hace 10 años

Mundo

Biden anuncia equipo económico y elige a Yellen para secretaria del Tesoro

De ser confirmada por el Senado, Janet Yellen será la primera mujer en ponerse al frente del Departamento del Tesoro en sus 231 años de historia

Finanzas

Farméutica Moderna se dispara en Wall Street por efectividad de vacuna contra Covid-19

Tras la apertura del mercado, los títulos de Moderna ganaban un 16.15 por ciento en el Nasdaq de Nueva York, hasta situarse en 147.55 dólares

Política

Manejo de pandemia ha sido criminal: Ricardo Anaya

El excandidato presidencial señaló a Hugo López-Gatell que solo le importa quedar bien con su jefe y “su lambisconería” llegó al extremo de decir que “la fuerza del presidente es moral

Mundo

Escuelas de Hong Kong cerrarán hasta 2021 por repunte de Covid-19

En las últimas 24 horas se contabilizaron 115 nuevos casos, el mayor número desde el 1 de agosto, informó hoy el Ejecutivo local

Justicia

Vinculan a “El 32”, acusado de ser autor intelectual de la masacre a los LeBarón

Le pedí al imputado que ayudara a llevar más gente a la justicia para que México pueda aprender a vivir como un país justo”, dijo Adrían LeBarón

Política

AMLO imputa a INAI opacidad de FGR por caso Odebrecht

López Obrador criticó al INAI por supuestamente ordenar reservar la información sobre las investigaciones por corrupción contra Odebrecht