/ jueves 11 de julio de 2019

Disruptores | Voom: El sueño de ícaro

La solución al problema de la saturación en las calles de las urbes está en el uso de helicópteros, asegura Enrique Aguilar director general de la empresa en México

Para el año 2030 se estima que 60 por ciento de la población mundial vivirá en una ciudad. Los patrones internacionales de redensificación de los núcleos urbanos, vivienda vertical y de migración vendrán a complicar aún más los problemas de movilidad en las ciudades.

Pero donde hay crisis hay oportunidades. Para algunos, como Enrique Aguilar, la solución está sobre nuestras cabezas, en el aire.

Voom, la empresa que dirige en México, apuesta a que dentro de poco las personas comiencen a transportarse vía aérea dentro de las grandes metrópolis del mundo. El cielo –dice– dejará de pertenecer a las aves y los magnates, y se convertirá en los nuevos caminos del hombre común.

“Estamos muy acostumbrados a vivir en la segunda dimensión, que es el piso, y Voom te ofrece la posibilidad de llegar a la tercera dimensión, que es el aire.

“Hay una revolución en la movilidad de la Ciudad de México, tenemos los scooters, tienes Uber, las motonetas, pero nadie tiene el aire”, dice.

Voom es el primer servicio en México de transporte aéreo que ha importado el modelo de Uber. Mediante la aplicación, usuarios de la Ciudad de México entran en contacto con empresas de taxis aéreos, agendan un viaje y son llevados a su destino.

Normalmente esta industria se maneja mediante reservaciones para la renta de helicópteros con 24 horas de anticipación y con costos que empiezan en 45 mil pesos la hora. Un mercado relegado para políticos o altos ejecutivos.

Foto: Cortesía

La promesa de Voom es reducir el tiempo de reservación a sólo una hora y cobrar desde tres mil 500 pesos, una reducción de 90 por ciento, con lo que una persona con un presupuesto más moderado puede acceder al servicio.

Según estadísticas de la empresa, para 75 por ciento de sus pasajeros es la primera vez que experimentan un viaje en helicóptero y el objetivo es hacer de esta experiencia parte de la cotidianidad de los mexicanos.

La mayoría de clientes que hasta el momento han usado la plataforma en la Ciudad de México son ejecutivos medios o familias enteras que necesitan llegar al aeropuerto. Otra meta es hacer más heterogénea esta comunidad.

“Rentar un helicóptero en México es carísimo, porque la ciudad de México es muy alta y muy caliente, entonces necesitas máquinas muy potentes para poder volar. Es por eso que el acceso al helicóptero la tenía tan poca gente.

“Lo que estamos haciendo no es robarnos clientes (de otras empresas), sino abrirle el mercado a más gente como yo, que nunca me había subido a un helicóptero hasta que me subí a un Voom”.

ALTOS VUELOS

Voom es producto de un desdoblamiento corporativo del más alto nivel dentro de la industria aeronáutica, la cual busca llevar su tecnología más allá de los aeropuertos para alcanzar a las ciudades y el espacio.

Como parte de su estrategia de diversificación de negocio, el gigante de la aviación, Airbus, inició en 2016 las operaciones de su centro de desarrollo tecnológico en Sillicon Valley al que bautizó A^3. En él, Airbus se ha encargado de localizar, invertir y desarrollar más de 150 millones de dólares en empresas disruptivas del sector aeroespacial.

Dentro del portafolio de A^3 se encuentran soluciones de inteligencia artificial para el tráfico aéreo, nuevas patentes de diseño aeronáutico y mejoras en la experiencia de vuelos comerciales como interiores modulares.

Voom es una de esas empresas. Según Airbus, el transporte en tierra “ha llegado a sus límites”, por lo que la empresa busca generar soluciones a los problemas de tráfico utilizando las flotillas existentes de helicópteros para mejorar la eficiencia en los tiempos, en beneficio de los usuarios y los operadores.

De acuerdo con un estudio realizado por la empresa holandesa de GPS, Tom Tom, la Ciudad de México cuenta con el peor tráfico del mundo, pues sus habitantes pasan cada año el equivalente a nueve días encerrados en sus autos durante los embotellamientos.

Mientras que en 1990 la velocidad promedio de un carro en la capital de México era de 35 kilómetros por hora, en la actualidad alcanza 13 kilómetros a medida que la población y el parque vehicular van en aumento.

Al mismo tiempo, con el desarrollo de la actividad petrolera en México, explica Enrique, el país desarrolló con los años una buena infraestructura de helipuertos para el desplazamiento de personal hacia las plataformas de perforación, al tiempo que tiene pilotos bien capacitados, así como suficientes aeronaves.

Por estas razones, Voom inició operaciones a nivel global en Brasil hace dos años y en México un año después. “Nosotros no vendemos lujo, vendemos eficiencia. Al helicóptero ahora lo podemos ver como alternativa (de movilidad) y es un poco más accesible. Lo que te permite el aire es eficientar trayectos muy largos en poco tiempo, cosa que te resolvería el tren, pero no lo tenemos en México.

Foto: Roberto Hernández

“Es una nueva forma de contribuir a la movilidad de alto rango (de distancia) que antes no teníamos y que no lo tienen todas estas nuevas empresas (como Uber, Lime o Econduce), que son muy buenas, pero para trayectos cortos y dentro de zonas específicas. Nadie te ofrece la modalidad de tener un recorrido de distancia larga en donde no experimentes absolutamente nada de tráfico”.

Antes de llevar a Voom convencido de su potencial para cambiar a las ciudades, Enrique trabajó durante tres años para la consultoría Bain & Company en la que asesoró a empresas del sector aeronáutico para cumplir regulaciones.

Luego de trabajar para Cargill y Pay- Pal, Voom contactó a Enrique por sus conocimientos en tecnología, en servicio al cliente y en el sector aeronáutico.

“Me dijeron que tenían un proyecto de Uber con helicópteros y dije 'esto es broma', pero ya que vi que es el futuro de la movilidad y me vine para acá. De verdad estamos redefiniendo la forma de moverse en el aire”.

ALAS PARA TODOS

Pero aún existen limitantes para el modelo de negocios. Al momento, la gran mayoría de helipuertos en la Ciudad de México son privados y sólo existen seis con permiso para la operación de terceros: los de Montes Urales, Interlomas, Santa Fe, y los de los aeropuertos de Toluca, Ciudad de México, y Atizapán.

Sólo en estas terminales puede operar Voom actualmente. El reto, explica Enrique, es convencer a los dueños de helipuertos en el país de realizar la inversión para modernizarlos y migrar a un esquema en el que puedan monetizarlos mediante la alianza con Voom.

“Un helipuerto es un pedazo de real state que tienes completamente estacionado y con Voom lo puedes monetizar. Es un súper deal porque también le das flujo a tu edificio”, dice.

Del lado de los operadores de taxis aéreos también se encuentra un beneficio extra al tener las naves en el aire más tiempo, lo que permite reducir los costos fijos.

“Ha sido un shock para todos el tener un servicio bajo demanda de helicópteros que nunca había existido. Para los operadores ha sido complicado adaptarse al modelo de negocio, (...) tienen que planear los vuelos rápido pero se han ido acostumbrando. Fue un proceso difícil convencerlos, pero ya que vieron el volumen de horas que volamos están contentos con el negocio”.

Con 15 mil vuelos agendados en sólo dos años de existencia en Brasil y México, Voom tiene planeado llegar a Estados Unidos en el mediano plazo, así como llevar el servicio a otras ciudades de México.

“Queremos estar en más de 50 ciudades en los próximos 50 años. Para México, consolidar la red de helipuertos para tener una mejor oferta y aumentar la flota de helicópteros para el final de 2020 y luego empezar a explorar puentes aéreos a otras ciudades del país”.

Foto: Cortesía

Según explica Enrique, Voom es parte de una primera etapa en un gran plan de ruta para las siguientes décadas en Airbus, en el cual, el objetivo es lograr una masificación del transporte aéreo dentro de las ciudades.

Vahana, empresa hermana de Voom, se encuentra desarrollando un vehículo de despegue vertical completamente eléctrico, que tiene como misión desplazar a una o hasta cuatro personas dentro de ciudades de forma eficiente.

“Voom no existiría si no fuera para masificarse. Con el helicóptero va a ser un poco complicado, pero es una forma de acostumbrar a la gente al aire, a que vuele, y esa es una herramienta para luego llegar a masificarlo a través del vehículo autónomo eléctrico.

“Suena a que es de los Supersónicos, pero es un vehículo que ya está en pruebas y no sólo por AirBus, por 60 compañías diferentes. Es un panorama que va a llegar entre los próximos cinco o 10 años. Es una carrera armamentista, alguien va a llegar y va a llegar rápido y de forma segura.

“Lo que para nuestros padres ha sido ver lo que es ya una laptop, un celular, para nosotros va a ser ver la revolución en movilidad. Uber revolucionó la movilidad con un vehículo que lleva 100 años, ahora vamos a revolucionar la forma de movernos pero con un vehículo nuevo por el aire”, concluye.

Para el año 2030 se estima que 60 por ciento de la población mundial vivirá en una ciudad. Los patrones internacionales de redensificación de los núcleos urbanos, vivienda vertical y de migración vendrán a complicar aún más los problemas de movilidad en las ciudades.

Pero donde hay crisis hay oportunidades. Para algunos, como Enrique Aguilar, la solución está sobre nuestras cabezas, en el aire.

Voom, la empresa que dirige en México, apuesta a que dentro de poco las personas comiencen a transportarse vía aérea dentro de las grandes metrópolis del mundo. El cielo –dice– dejará de pertenecer a las aves y los magnates, y se convertirá en los nuevos caminos del hombre común.

“Estamos muy acostumbrados a vivir en la segunda dimensión, que es el piso, y Voom te ofrece la posibilidad de llegar a la tercera dimensión, que es el aire.

“Hay una revolución en la movilidad de la Ciudad de México, tenemos los scooters, tienes Uber, las motonetas, pero nadie tiene el aire”, dice.

Voom es el primer servicio en México de transporte aéreo que ha importado el modelo de Uber. Mediante la aplicación, usuarios de la Ciudad de México entran en contacto con empresas de taxis aéreos, agendan un viaje y son llevados a su destino.

Normalmente esta industria se maneja mediante reservaciones para la renta de helicópteros con 24 horas de anticipación y con costos que empiezan en 45 mil pesos la hora. Un mercado relegado para políticos o altos ejecutivos.

Foto: Cortesía

La promesa de Voom es reducir el tiempo de reservación a sólo una hora y cobrar desde tres mil 500 pesos, una reducción de 90 por ciento, con lo que una persona con un presupuesto más moderado puede acceder al servicio.

Según estadísticas de la empresa, para 75 por ciento de sus pasajeros es la primera vez que experimentan un viaje en helicóptero y el objetivo es hacer de esta experiencia parte de la cotidianidad de los mexicanos.

La mayoría de clientes que hasta el momento han usado la plataforma en la Ciudad de México son ejecutivos medios o familias enteras que necesitan llegar al aeropuerto. Otra meta es hacer más heterogénea esta comunidad.

“Rentar un helicóptero en México es carísimo, porque la ciudad de México es muy alta y muy caliente, entonces necesitas máquinas muy potentes para poder volar. Es por eso que el acceso al helicóptero la tenía tan poca gente.

“Lo que estamos haciendo no es robarnos clientes (de otras empresas), sino abrirle el mercado a más gente como yo, que nunca me había subido a un helicóptero hasta que me subí a un Voom”.

ALTOS VUELOS

Voom es producto de un desdoblamiento corporativo del más alto nivel dentro de la industria aeronáutica, la cual busca llevar su tecnología más allá de los aeropuertos para alcanzar a las ciudades y el espacio.

Como parte de su estrategia de diversificación de negocio, el gigante de la aviación, Airbus, inició en 2016 las operaciones de su centro de desarrollo tecnológico en Sillicon Valley al que bautizó A^3. En él, Airbus se ha encargado de localizar, invertir y desarrollar más de 150 millones de dólares en empresas disruptivas del sector aeroespacial.

Dentro del portafolio de A^3 se encuentran soluciones de inteligencia artificial para el tráfico aéreo, nuevas patentes de diseño aeronáutico y mejoras en la experiencia de vuelos comerciales como interiores modulares.

Voom es una de esas empresas. Según Airbus, el transporte en tierra “ha llegado a sus límites”, por lo que la empresa busca generar soluciones a los problemas de tráfico utilizando las flotillas existentes de helicópteros para mejorar la eficiencia en los tiempos, en beneficio de los usuarios y los operadores.

De acuerdo con un estudio realizado por la empresa holandesa de GPS, Tom Tom, la Ciudad de México cuenta con el peor tráfico del mundo, pues sus habitantes pasan cada año el equivalente a nueve días encerrados en sus autos durante los embotellamientos.

Mientras que en 1990 la velocidad promedio de un carro en la capital de México era de 35 kilómetros por hora, en la actualidad alcanza 13 kilómetros a medida que la población y el parque vehicular van en aumento.

Al mismo tiempo, con el desarrollo de la actividad petrolera en México, explica Enrique, el país desarrolló con los años una buena infraestructura de helipuertos para el desplazamiento de personal hacia las plataformas de perforación, al tiempo que tiene pilotos bien capacitados, así como suficientes aeronaves.

Por estas razones, Voom inició operaciones a nivel global en Brasil hace dos años y en México un año después. “Nosotros no vendemos lujo, vendemos eficiencia. Al helicóptero ahora lo podemos ver como alternativa (de movilidad) y es un poco más accesible. Lo que te permite el aire es eficientar trayectos muy largos en poco tiempo, cosa que te resolvería el tren, pero no lo tenemos en México.

Foto: Roberto Hernández

“Es una nueva forma de contribuir a la movilidad de alto rango (de distancia) que antes no teníamos y que no lo tienen todas estas nuevas empresas (como Uber, Lime o Econduce), que son muy buenas, pero para trayectos cortos y dentro de zonas específicas. Nadie te ofrece la modalidad de tener un recorrido de distancia larga en donde no experimentes absolutamente nada de tráfico”.

Antes de llevar a Voom convencido de su potencial para cambiar a las ciudades, Enrique trabajó durante tres años para la consultoría Bain & Company en la que asesoró a empresas del sector aeronáutico para cumplir regulaciones.

Luego de trabajar para Cargill y Pay- Pal, Voom contactó a Enrique por sus conocimientos en tecnología, en servicio al cliente y en el sector aeronáutico.

“Me dijeron que tenían un proyecto de Uber con helicópteros y dije 'esto es broma', pero ya que vi que es el futuro de la movilidad y me vine para acá. De verdad estamos redefiniendo la forma de moverse en el aire”.

ALAS PARA TODOS

Pero aún existen limitantes para el modelo de negocios. Al momento, la gran mayoría de helipuertos en la Ciudad de México son privados y sólo existen seis con permiso para la operación de terceros: los de Montes Urales, Interlomas, Santa Fe, y los de los aeropuertos de Toluca, Ciudad de México, y Atizapán.

Sólo en estas terminales puede operar Voom actualmente. El reto, explica Enrique, es convencer a los dueños de helipuertos en el país de realizar la inversión para modernizarlos y migrar a un esquema en el que puedan monetizarlos mediante la alianza con Voom.

“Un helipuerto es un pedazo de real state que tienes completamente estacionado y con Voom lo puedes monetizar. Es un súper deal porque también le das flujo a tu edificio”, dice.

Del lado de los operadores de taxis aéreos también se encuentra un beneficio extra al tener las naves en el aire más tiempo, lo que permite reducir los costos fijos.

“Ha sido un shock para todos el tener un servicio bajo demanda de helicópteros que nunca había existido. Para los operadores ha sido complicado adaptarse al modelo de negocio, (...) tienen que planear los vuelos rápido pero se han ido acostumbrando. Fue un proceso difícil convencerlos, pero ya que vieron el volumen de horas que volamos están contentos con el negocio”.

Con 15 mil vuelos agendados en sólo dos años de existencia en Brasil y México, Voom tiene planeado llegar a Estados Unidos en el mediano plazo, así como llevar el servicio a otras ciudades de México.

“Queremos estar en más de 50 ciudades en los próximos 50 años. Para México, consolidar la red de helipuertos para tener una mejor oferta y aumentar la flota de helicópteros para el final de 2020 y luego empezar a explorar puentes aéreos a otras ciudades del país”.

Foto: Cortesía

Según explica Enrique, Voom es parte de una primera etapa en un gran plan de ruta para las siguientes décadas en Airbus, en el cual, el objetivo es lograr una masificación del transporte aéreo dentro de las ciudades.

Vahana, empresa hermana de Voom, se encuentra desarrollando un vehículo de despegue vertical completamente eléctrico, que tiene como misión desplazar a una o hasta cuatro personas dentro de ciudades de forma eficiente.

“Voom no existiría si no fuera para masificarse. Con el helicóptero va a ser un poco complicado, pero es una forma de acostumbrar a la gente al aire, a que vuele, y esa es una herramienta para luego llegar a masificarlo a través del vehículo autónomo eléctrico.

“Suena a que es de los Supersónicos, pero es un vehículo que ya está en pruebas y no sólo por AirBus, por 60 compañías diferentes. Es un panorama que va a llegar entre los próximos cinco o 10 años. Es una carrera armamentista, alguien va a llegar y va a llegar rápido y de forma segura.

“Lo que para nuestros padres ha sido ver lo que es ya una laptop, un celular, para nosotros va a ser ver la revolución en movilidad. Uber revolucionó la movilidad con un vehículo que lleva 100 años, ahora vamos a revolucionar la forma de movernos pero con un vehículo nuevo por el aire”, concluye.

Justicia

Tras Estafa Maestra, 20 universidades rendirán cuentas claras

Se sumarán a la Comunidad del Programa Interdisciplinario de Rendición de Cuentas (PIRC) del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE)

Política

"No tengo cola que me pisen", gobernador de Veracruz a senadores del PAN

Cuitláhuac García dijo que no teme al juicio político que planean en su contra y a la desaparición de poderes en Veracruz

Política

Alistan protocolo en San Lázaro ante amago de nuevos bloqueos de CNTE

Laura Rojas dijo que ya tiene previsto implementar algunas medidas para evitar que los maestros vuelvan a bloquear la Cámara de Diputados

Política

“Hay cierre de filas”, Marko Cortés rechaza división en el PAN

Como parte de su aniversario 80, Acción Nacional realizó un foro sobre el populismo. "México está a tiempo de evitarlo"

Sociedad

Tras Estafa Maestra, 20 universidades rendirán cuentas claras

20 universidades, centros de investigación y colegios se sumaron a la Comunidad del Programa Interdisciplinario de Rendición de Cuentas (PIRC) del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE)

República

Activan plan DN-III tras intensas lluvias en Tapachula

Migrantes también se sumaron a las labores de limpieza de viviendas

Sociedad

Interjet investiga a empleada que sugirió lanzar una bomba en el Zócalo

La aerolínea dijo que lamenta la inaceptable publicación en redes atribuida a una de sus colaboradoras, misma que "no representa los valores, la visión, ni la posición de la empresa"

Salud

¡Cuidado! Aquí te decimos los riesgos de hacer la dieta Keto

Una nutrióloga considera que dicha dieta no es recomendable pues pone en riesgo tu salud

Mundo

Cierran urnas en Israel; hay empate técnico entre Gantz y Netanyahu

Ni el derechista Likud de Netanyahu ni el centrista Azul y Blanco de Gantz alcanzarían suficientes apoyos para formar gobierno