/ lunes 12 de septiembre de 2022

Jokr: Un neosúper fuerte y sustentable

Jokr es un supermercado digital, en el que los usuarios hacen su pedido a través de la plataforma sin ningún tipo de membresía y reciben sus productos en la puerta de su casa entre 10 y 30 minutos después

Para Germán Peralta, CEO y cofundador del "unicornio" Jokr, el crecimiento explosivo y la sustentabilidad en los modelos de negocios no están peleados.

En el caso de su empresa, la cual se unió recientemente al club de las startups valuadas en más de mil millones de dólares, ambos elementos están presentes sin contraponerse, asegura.

"El hecho que hayas llegado a esa valoración, a ese nivel de confianza con los inversionistas es una responsabilidad para cumplirles y demostrar que efectivamente vales lo que ellos dicen que vales.

"Creo que el crecimiento explosivo y la sustentabilidad no necesariamente son tan chocantes entre sí. La presión es asegurarse de que hagamos lo correcto para que vean que estamos aquí para quedarnos", comenta Germán en entrevista.

Te puede interesar: Darkstores, ¿se acerca el fin de las tiendas físicas?

Jokr es un supermercado 100 por ciento digital, con más de 3 mil 500 productos disponibles para la entrega inmediata. Los usuarios hacen su pedido a través de la plataforma sin ningún tipo de membresía y reciben sus productos en la puerta de su casa entre 10 y 30 minutos más tarde.

La plataforma cuenta con 180 almacenes esparcidos en las principales ciudades de América Latina, los cuales son relativamente pequeños (de hasta 500 m2) dentro de núcleos urbanos densamente poblados.

Dicho modelo –comenta– reduce costos y asegura una entrega más rápida que operaciones de almacenaje más grandes.

Esto hace que Jokr esté ocupando casas deshabitadas, sótanos ociosos, pequeñas bodegas o ex lotes de estacionamiento en vecindarios con uso de suelo mixto.

De manera paralela, Jokr cuenta con la particularidad de no tercerizar su servicio de reparto.

Todos los repartidores son empleados directos de la empresa con sus beneficios de ley a diferencia de lo que sucede con otras empresas basadas en economías compartidas en las que los repartidores son sólo trabajadores independientes.

Para Germán, este cambio era necesario para ofrecer una experiencia de mayor calidad y para homologar todos los procesos de entrega.

Asimismo, Jokr busca que los repartidores "hagan carrera" dentro de la empresa, pasando a coordinación de otros repartidores, a administradores de almacenes y hasta directivos, por lo que busca ser un semillero de talento y de pertenencia corporativa.

Además, se trata de retribuir con mayores beneficios a quienes hacen posible un modelo así de reparto inmediato.

"Es muy difícil crear un negocio como el que nosotros tenemos si no tenemos colaboradores que estén vinculados con la marca, pero para nosotros es más fácil porque con nosotros (el talento) puede ir progresando.

"Queremos tener una diferenciación en términos de servicio, queremos que el equipo esté entrenado, portar un uniforme y que pueda brindar una mejor experiencia, lo cual es muy difícil en economía colaborativa porque no puedes controlar muy bien quién trabaja contigo".


Te puede interesar: Hacer el súper es cosa del pasado

El nuevo unicornino

Germán es un ingeniero y consultor en la firma McKinsey & Company el cual había liderado las operaciones de la cadena hotelera Oyo en México.

Junto a su socio previo a Jokr estaban preparándose para hacer el lanzamiento de una plataforma enfocada en la hotelería y la hospitalidad, misma que por la pandemia se paró en seco.

Según refiere, ya en 2020 decidieron migrar a un modelo de supermercado digital ante las tendencias y necesidades del tiempo: personas encerradas que necesitan víveres en las puertas de sus casas.

La plataforma comenzó operaciones en México en marzo del año pasado y un año después ya cuenta con presencia en otras nueve ciudades en cinco países latinoamericanos, incluidas Guadalajara y Monterrey.

Germán adjudica este explosivo crecimiento en primera instancia a los socios económicos que le respaldan.

En sólo dos series de inversión la plataforma ha logrado acumular 430 millones de dólares en capitales entre los cuales destacan el poderoso Softbank japonés, HV Capital, Activant Capital y Moving Capital, las cuales han invertido en emprendimientos del calibre de Kavak, Vtex, Incode o Clip.

"Hemos tenido grandes socios económicos que nos han apoyado financieramente para poder expandir el producto en las ciudades donde estamos (...) y para crear producto".

Según explica Germán, este capital ha sido utilizado para el fortalecimiento de la tecnología en la plataforma, especialmente en lo que se refiere en la capacidad de identificar patrones y reflejarlos en una mayor personalización del producto.

Este es uno de los mayores diferenciadores de Jokr respecto a otras plataformas, dice.

La plataforma recoge toda la data referente a los hábitos de consumo de los usuarios y con base en ella identifica qué tipo de productos son más proclives a ser consumidos de acuerdo al área de donde habitan. Así, Jokr surte sus almacenes con productos específicos demandados en cada zona y que se suman a un inventario base.

De esta manera no hay dos almacenes con el mismo stock de productos.

"Hemos ido aprendiendo mucho del consumidor en todas las regiones. Los productos que quiere encontrar el cliente de un barrio a otro son distintos, son casi unidades independientes.

"Un cliente de Coyoacán es muy distinto al de Santa Fe o el de Polanco. Todo esto lo vemos en tiempo real con la data y así surtimos cada tienda. Entonces en La Roma vemos más productos orgánicos que en otras partes de la Ciudad".

La personalización de la plataforma también se da a nivel de usuario. Ésta hace recomendaciones a los consumidores de productos en su home como Netflix lo hace para series y películas, incrementado así el ticket final.

Esto -refiere Germán- es la digitalización que ya existe en las tiendas de barrio en las que los tenderos ya conocen a sus clientes y les tienen listos sus productos de preferencia.

"Cuando abres la aplicación un sábado en la tarde te voy a enseñar productos distintos a los que le enseñaría a tu esposa o a tu mamá porque son clientes que compran productos diferentes.

"Si consistentemente estás comprando productos vegetarianos debería gradualmente darme cuenta que que eres vegetariano y no te debería empezar a mostrar proteína animal que no vas a comprar. Debo tratar de ser relevante para todos".

Te puede interesar: Sommos: El súper sin empaques

Buscan un espacio

Germán refiere que alcanzar una valuación de "unicornio" es relevante dado el espaldarazo que representa para la empresa por parte de la comunidad inversionista, pero sobre todo esta designación ayuda a generar visibilidad.

Esto es importante, pues como reconoce Germán, uno de los principales retos para la plataforma ha sido construir la relación con proveedores.

Estos –dice– han volteado a ver a la plataforma con los anuncios recientes de inversión y las campañas de marketing, lo que ha facilitado entablar relaciones de proveeduría.

"Pensábamos que construir las relaciones con las marcas iba a ser más fácil pero primero tienes que hacerte de un nombre antes de que te tomen una llamada o para que te quieran vender. Ahora ya nos escuchan porque hemos creado volumen de ventas".

"Es un reto sumamente complejo. Hemos invertido casi todo nuestro esfuerzo tanto económico como de personal. Si hubiéramos hablado hace un año no te podría decir con convicción si los productos que hoy tenemos iban a estar disponibles"

Según refiere Germán, el escaparate latinoamericano ha cambiado rápidamente desde el inicio de la pandemia con decenas de startups persiguiendo el mercado de delivery y de super apps.

Para el ejecutivo, Jokr se ha estado haciendo de un espacio entre grandes jugadores como Rappi, Cornershop o Jüsto gracias a una experiencia con las menores fricciones posibles, pero sobre todo a su "hipervelocidad" la cual promete entregar todo un supermercado en la puerta de las casas en menos de media hora.

Como Germán reconoce, hasta hace poco Jokr era más conocido como "una tiendita" que como un súpermercado; una plataforma a la que los usuarios recurrían para comprar lo que se les había olvidado en el súper: botanas, refrescos y algunos artículos de despensa.

Hoy Jokr busca hacer ese salto robusteciendo su oferta y ofreciendo ya perecederos, proteínas animales frescas de marca propia, así como frutas y verduras.

"Somos conscientes que en el proceso de lanzamiento los primeros productos que tuvimos fueron productos más de conveniencia. Nuestro reto es llevarlos a que conozcan más allá de ese portafolio.

"En la tendencia "bajo demanda" los usuarios quieren chasquear los dedos y que lo que sea que hayan pedido llegue. Nosotros estamos tratando de construir eso".

Germán adelanta que este año y el que sigue la plataforma no se centrará en expansión. Esa, dice, ya la hizo la empresa durante el 2021 y de manera agresiva.

Lo que le toca de ahora en adelante hasta que la incertidumbre pase es alcanzar a los 55 millones de personas que ya viven cerca de uno de los almacenes que Jokr ya ha instalado.

En tanto el ejecutivo refiere vagamente que la plataforma busca potenciar a proveedores independientes que están queriendo construir una marca de consumo masivo. Lo que sí asegura es que Jokr no se convertirá en una súper app probando las aguas del fintech u otros servicios diferentes al de un supermercado.

"Creemos que hay una gran oportunidad de apoyar a los emprendedores para que den a conocer sus marcas en una línea de productos que hoy en día nadie realmente lo hace".

Germán reconoce que el contexto económico ha cambiado rápidamente para mal en el último año, con una crisis global en ciernes.

Esto –comenta– hace que el capital de riesgo estará mucho más orientado a startups con modelos de negocio sustentables en el largo plazo y no necesariamente de crecimiento exponencial como se venía haciendo años atrás.

Sin embargo, el ejecutivo refiere que Jokr no necesariamente debe rehuir a una rápida expansión, pues para él la empresa tiene fundamentales sólidos basados en necesidades básicas y hábitos de consumo duraderos.

"Creemos que esta es una apuesta a largo plazo. El súper no se va a ir a ningún lado, la gente tiene que comer, tiene que comprar y creemos que la necesidad de inmediatez tampoco va a cambiar.

"Lo que estamos ofreciendo tiene sentido para el consumidor. Lo importante es hacerlo de una manera en que veamos el retorno a largo plazo y cumpla con las expectativas de nuestros inversionistas".

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Para Germán Peralta, CEO y cofundador del "unicornio" Jokr, el crecimiento explosivo y la sustentabilidad en los modelos de negocios no están peleados.

En el caso de su empresa, la cual se unió recientemente al club de las startups valuadas en más de mil millones de dólares, ambos elementos están presentes sin contraponerse, asegura.

"El hecho que hayas llegado a esa valoración, a ese nivel de confianza con los inversionistas es una responsabilidad para cumplirles y demostrar que efectivamente vales lo que ellos dicen que vales.

"Creo que el crecimiento explosivo y la sustentabilidad no necesariamente son tan chocantes entre sí. La presión es asegurarse de que hagamos lo correcto para que vean que estamos aquí para quedarnos", comenta Germán en entrevista.

Te puede interesar: Darkstores, ¿se acerca el fin de las tiendas físicas?

Jokr es un supermercado 100 por ciento digital, con más de 3 mil 500 productos disponibles para la entrega inmediata. Los usuarios hacen su pedido a través de la plataforma sin ningún tipo de membresía y reciben sus productos en la puerta de su casa entre 10 y 30 minutos más tarde.

La plataforma cuenta con 180 almacenes esparcidos en las principales ciudades de América Latina, los cuales son relativamente pequeños (de hasta 500 m2) dentro de núcleos urbanos densamente poblados.

Dicho modelo –comenta– reduce costos y asegura una entrega más rápida que operaciones de almacenaje más grandes.

Esto hace que Jokr esté ocupando casas deshabitadas, sótanos ociosos, pequeñas bodegas o ex lotes de estacionamiento en vecindarios con uso de suelo mixto.

De manera paralela, Jokr cuenta con la particularidad de no tercerizar su servicio de reparto.

Todos los repartidores son empleados directos de la empresa con sus beneficios de ley a diferencia de lo que sucede con otras empresas basadas en economías compartidas en las que los repartidores son sólo trabajadores independientes.

Para Germán, este cambio era necesario para ofrecer una experiencia de mayor calidad y para homologar todos los procesos de entrega.

Asimismo, Jokr busca que los repartidores "hagan carrera" dentro de la empresa, pasando a coordinación de otros repartidores, a administradores de almacenes y hasta directivos, por lo que busca ser un semillero de talento y de pertenencia corporativa.

Además, se trata de retribuir con mayores beneficios a quienes hacen posible un modelo así de reparto inmediato.

"Es muy difícil crear un negocio como el que nosotros tenemos si no tenemos colaboradores que estén vinculados con la marca, pero para nosotros es más fácil porque con nosotros (el talento) puede ir progresando.

"Queremos tener una diferenciación en términos de servicio, queremos que el equipo esté entrenado, portar un uniforme y que pueda brindar una mejor experiencia, lo cual es muy difícil en economía colaborativa porque no puedes controlar muy bien quién trabaja contigo".


Te puede interesar: Hacer el súper es cosa del pasado

El nuevo unicornino

Germán es un ingeniero y consultor en la firma McKinsey & Company el cual había liderado las operaciones de la cadena hotelera Oyo en México.

Junto a su socio previo a Jokr estaban preparándose para hacer el lanzamiento de una plataforma enfocada en la hotelería y la hospitalidad, misma que por la pandemia se paró en seco.

Según refiere, ya en 2020 decidieron migrar a un modelo de supermercado digital ante las tendencias y necesidades del tiempo: personas encerradas que necesitan víveres en las puertas de sus casas.

La plataforma comenzó operaciones en México en marzo del año pasado y un año después ya cuenta con presencia en otras nueve ciudades en cinco países latinoamericanos, incluidas Guadalajara y Monterrey.

Germán adjudica este explosivo crecimiento en primera instancia a los socios económicos que le respaldan.

En sólo dos series de inversión la plataforma ha logrado acumular 430 millones de dólares en capitales entre los cuales destacan el poderoso Softbank japonés, HV Capital, Activant Capital y Moving Capital, las cuales han invertido en emprendimientos del calibre de Kavak, Vtex, Incode o Clip.

"Hemos tenido grandes socios económicos que nos han apoyado financieramente para poder expandir el producto en las ciudades donde estamos (...) y para crear producto".

Según explica Germán, este capital ha sido utilizado para el fortalecimiento de la tecnología en la plataforma, especialmente en lo que se refiere en la capacidad de identificar patrones y reflejarlos en una mayor personalización del producto.

Este es uno de los mayores diferenciadores de Jokr respecto a otras plataformas, dice.

La plataforma recoge toda la data referente a los hábitos de consumo de los usuarios y con base en ella identifica qué tipo de productos son más proclives a ser consumidos de acuerdo al área de donde habitan. Así, Jokr surte sus almacenes con productos específicos demandados en cada zona y que se suman a un inventario base.

De esta manera no hay dos almacenes con el mismo stock de productos.

"Hemos ido aprendiendo mucho del consumidor en todas las regiones. Los productos que quiere encontrar el cliente de un barrio a otro son distintos, son casi unidades independientes.

"Un cliente de Coyoacán es muy distinto al de Santa Fe o el de Polanco. Todo esto lo vemos en tiempo real con la data y así surtimos cada tienda. Entonces en La Roma vemos más productos orgánicos que en otras partes de la Ciudad".

La personalización de la plataforma también se da a nivel de usuario. Ésta hace recomendaciones a los consumidores de productos en su home como Netflix lo hace para series y películas, incrementado así el ticket final.

Esto -refiere Germán- es la digitalización que ya existe en las tiendas de barrio en las que los tenderos ya conocen a sus clientes y les tienen listos sus productos de preferencia.

"Cuando abres la aplicación un sábado en la tarde te voy a enseñar productos distintos a los que le enseñaría a tu esposa o a tu mamá porque son clientes que compran productos diferentes.

"Si consistentemente estás comprando productos vegetarianos debería gradualmente darme cuenta que que eres vegetariano y no te debería empezar a mostrar proteína animal que no vas a comprar. Debo tratar de ser relevante para todos".

Te puede interesar: Sommos: El súper sin empaques

Buscan un espacio

Germán refiere que alcanzar una valuación de "unicornio" es relevante dado el espaldarazo que representa para la empresa por parte de la comunidad inversionista, pero sobre todo esta designación ayuda a generar visibilidad.

Esto es importante, pues como reconoce Germán, uno de los principales retos para la plataforma ha sido construir la relación con proveedores.

Estos –dice– han volteado a ver a la plataforma con los anuncios recientes de inversión y las campañas de marketing, lo que ha facilitado entablar relaciones de proveeduría.

"Pensábamos que construir las relaciones con las marcas iba a ser más fácil pero primero tienes que hacerte de un nombre antes de que te tomen una llamada o para que te quieran vender. Ahora ya nos escuchan porque hemos creado volumen de ventas".

"Es un reto sumamente complejo. Hemos invertido casi todo nuestro esfuerzo tanto económico como de personal. Si hubiéramos hablado hace un año no te podría decir con convicción si los productos que hoy tenemos iban a estar disponibles"

Según refiere Germán, el escaparate latinoamericano ha cambiado rápidamente desde el inicio de la pandemia con decenas de startups persiguiendo el mercado de delivery y de super apps.

Para el ejecutivo, Jokr se ha estado haciendo de un espacio entre grandes jugadores como Rappi, Cornershop o Jüsto gracias a una experiencia con las menores fricciones posibles, pero sobre todo a su "hipervelocidad" la cual promete entregar todo un supermercado en la puerta de las casas en menos de media hora.

Como Germán reconoce, hasta hace poco Jokr era más conocido como "una tiendita" que como un súpermercado; una plataforma a la que los usuarios recurrían para comprar lo que se les había olvidado en el súper: botanas, refrescos y algunos artículos de despensa.

Hoy Jokr busca hacer ese salto robusteciendo su oferta y ofreciendo ya perecederos, proteínas animales frescas de marca propia, así como frutas y verduras.

"Somos conscientes que en el proceso de lanzamiento los primeros productos que tuvimos fueron productos más de conveniencia. Nuestro reto es llevarlos a que conozcan más allá de ese portafolio.

"En la tendencia "bajo demanda" los usuarios quieren chasquear los dedos y que lo que sea que hayan pedido llegue. Nosotros estamos tratando de construir eso".

Germán adelanta que este año y el que sigue la plataforma no se centrará en expansión. Esa, dice, ya la hizo la empresa durante el 2021 y de manera agresiva.

Lo que le toca de ahora en adelante hasta que la incertidumbre pase es alcanzar a los 55 millones de personas que ya viven cerca de uno de los almacenes que Jokr ya ha instalado.

En tanto el ejecutivo refiere vagamente que la plataforma busca potenciar a proveedores independientes que están queriendo construir una marca de consumo masivo. Lo que sí asegura es que Jokr no se convertirá en una súper app probando las aguas del fintech u otros servicios diferentes al de un supermercado.

"Creemos que hay una gran oportunidad de apoyar a los emprendedores para que den a conocer sus marcas en una línea de productos que hoy en día nadie realmente lo hace".

Germán reconoce que el contexto económico ha cambiado rápidamente para mal en el último año, con una crisis global en ciernes.

Esto –comenta– hace que el capital de riesgo estará mucho más orientado a startups con modelos de negocio sustentables en el largo plazo y no necesariamente de crecimiento exponencial como se venía haciendo años atrás.

Sin embargo, el ejecutivo refiere que Jokr no necesariamente debe rehuir a una rápida expansión, pues para él la empresa tiene fundamentales sólidos basados en necesidades básicas y hábitos de consumo duraderos.

"Creemos que esta es una apuesta a largo plazo. El súper no se va a ir a ningún lado, la gente tiene que comer, tiene que comprar y creemos que la necesidad de inmediatez tampoco va a cambiar.

"Lo que estamos ofreciendo tiene sentido para el consumidor. Lo importante es hacerlo de una manera en que veamos el retorno a largo plazo y cumpla con las expectativas de nuestros inversionistas".

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Mundo

Israel recupera el cuerpo de Orión Hernández, el mexicano secuestrado en Gaza

Orión Hernández de 32 años estaba durante el ataque en el festival de música Nova, celebrado al aire libre a pocos kilómetros del enclave palestino

Mundo

CIJ exige a Israel detener su operación militar en Rafah por riesgo de genocidio

Israel tendrá que presentar en el plazo de un mes un informe con todas las medidas puestas en marcha para cumplir con las órdenes anunciadas hoy por el tribunal

Mundo

Policía de Berlín hirió a un videoperiodista mexicano en desalojo de ocupación propalestina

Ignacio Rosaslanda, de origen mexicano, fue atacado por detrás por un policía que le tiró al suelo pese a que se identificó como miembro de la prensa

Metrópoli

Continúa la fase 1 de contingencia ambiental en el Valle de México

La CAMe informó que este viernes se mantendrán condiciones como radiación solar intensa, alta temperatura y viento débil que provocan concentraciones máximas de ozono

Política

AMLO "prefiere esperar" para reconocer a Palestina como Estado

AMLO dijo esto a unos días de que España, Noruega e Irlanda anunciaron que reconocerán a Palestina a finales de mes

Finanzas

Balanza comercial regresa a terreno negativo

El reporte del Inegi destacó incrementos de más de 20 por ciento en las ventas al exterior de productos automotrices y agropecuarios