/ lunes 22 de abril de 2024

Los retos del libro digital

En el marco del Día Internacional del Libro, directivos de la industria editorial reflexionan sobre los retos a los que se enfrentan los libros electrónicos o digitales, que tras alcanzar un pico en ventas durante la pandemia, su comercialización ha venido a la baja

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), en 2020 la venta de libros electrónicos o digitales en el país totalizó en 368 millones de pesos, su cifra más alta registrada. No obstante, a partir del inicio de la recuperación tras el impacto de la crisis sanitaria, las ventas de estos ejemplares han venido a la baja.

Pese a ello, México es uno de los países donde más se consumen libros electrónicos. Según datos de Statista, 40 por ciento de la población nacional lee libros electrónicos, lo que lo convierte en el tercer país con mayor proporción de lectores en este formato, sólo detrás de China y Brasil.

Te puede interesar: Generación Z y millennials tienen una historia de amor insospechada con las bibliotecas

Hugo Setzer, presidente de la Caniem, contó a El Sol de México que los libros electrónicos, a pesar de demostrar que no van a sustituir a los ejemplares impresos, han resultado un buen complemento para la industria, aunque señaló que enfrentan retos importantes, que tienen que ver con lo que ofrecen a los lectores y, principalmente, la piratería.

Hay muchas cosas que se les pueden agregar a los libros digitales, por ejemplo, se pueden hacer en formatos accesibles para personas con discapacidad

Hugo Setzer, presidente de la CANIEM

“Creo que uno de los retos más importantes es el valor agregado de los libros electrónicos. Hay muchas cosas que se les pueden agregar, por ejemplo, se pueden hacer en formatos accesibles para personas con discapacidad”, comentó.

Pero el directivo subrayó que el principal reto que enfrenta la industria es el de las copias ilegales que de no existir, dijo, la venta de estos ejemplares se duplicaría en el país.

“La mayoría de las copias que están fuera ilegal que se comparten son archivos escaneados de libros físicos, o sea, no es que los libros electrónicos sean fáciles de escanear, se crean archivos en PDF a partir de copias y eso es el que se comparte por todos lados, porque los libros digitales tienen sus mecanismos de protección”, explicó.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe noticias relevantes sobre más ideas disruptivas

Setzer refirió que la pandemia disparó las ventas debido a que la gente no podía salir, buscaba entretenerse y las librerías estaban cerradas, pero con la vuelta a la normalidad las ventas de estos formatos digitales comenzaron a bajar, aunque dijo que al cierre de 2023, con cifras por confirmar, ya se estabilizaron.

Para Rodrigo Flores, gerente de Comercio Electrónico de Librerías Gandhi, otro de los retos será el del acceso a la tecnología.

México es uno de los países donde más se consumen libros electrónicos / Pexels

El directivo recordó que hay mucha gente aún en el país que carece de acceso a conectividad y a libros electrónicos. Según el Estudio sobre los Hábitos de Personas Usuarias de Internet, de la Asociación Internet Mx, alrededor de una cuarta parte de la población no se conecta a la web aún.

Dijo que éste será uno de los retos más relevantes a considerar para elevar el nivel de lectura en el país pero, sobre todo, si se piensa en el libro electrónico como herramienta para esta tarea.


Aunque en la pandemia se dispararon las ventas de libros digitales, con la vuelta a la normalidad, estas comenzaron a bajar

NUEVOS FORMATOS

La digitalización y la tecnología propician nuevas formas de acceso a la lectura, además de los libros electrónicos.

Los audiolibros y la impresión bajo demanda (POD) son dos alternativas que poco a poco se están haciendo de un lugar en el mercado.

Alan Viruette, gerente de Negocios Digitales de Penguin Random House México, platicó que el audiolibro cobró una relevancia mayor durante la pandemia, de la mano de los pódcast, ya que la gente cada vez más quiere escuchar contenidos mientras realiza otras actividades.

El audiolibro sigue creciendo mucho, es el formato con más crecimiento, de doble dígito el año pasado y pensamos que seguirá al alza, esto debido a que incluso Spotify ya los comercializa también”, refirió.

Viruette señaló que este formato impulsa la venta de materiales digitales y, al estar englobados en la misma categoría respecto a ventas, muestran un crecimiento de ventas de 16 por ciento a tasa anual en el primer trimestre del año, por lo que augura que en 2024 se rompa la tendencia a la baja en las ventas de los libros electrónicos.

El directivo añadió que hay una gran ventaja para los libros electrónicos sobre los impresos, y es que su precio puede ser entre 20 y 50 por ciento menor.

Los audiolibros, en tanto, suelen ser más costosos, hasta 40 por ciento según datos de Penguin Random House, pero esto tiene que ver con cuestiones como la postproducción y las regalías para quienes prestan su voz.

No obstante, entre las ventajas de esta tecnología está que se puede elegir el idioma y la voz de preferencia, además de que es ideal para las personas “multitask”, es decir, aquellas que quieren disfrutar de una lectura mientras hacen ejercicio, trabajan, cocinan o están en el tránsito.

Viruette explicó que para cada formato existe un género favorito, que mientras en los libros impresos lo que más se vende es ficción, como novelas, para los electrónicos la mayor demanda está en temas de negocios, emprendedurismo y superación personal, mientras que para los audiolibros lo más relevante es la literatura y la no ficción, como política y narcotráfico.

Rodrigo Flores, de Gandhi, añadió que puede haber una tendencia de crecimiento en la venta de libros electrónicos considerando que las nuevas generaciones gustan de la inmediatez, por lo que al momento de requerir una lectura es la mejor opción que sea digital para tenerla en el momento.

Señaló que actualmente en la cadena, 30 por ciento de las ventas son libros digitales, tanto audiolibros como material para el lector Kobo, pero que esto puede crecer en el mediano plazo en cinco puntos porcentuales.

En tanto, hay otra tecnología como la POD que está acaparando la atención y ya representa hasta 0.7 por ciento de las ventas de Gandhi.

Se trata, como su nombre lo indica, de una impresión bajo demanda, es decir, el lector solicita un libro que no está en almacén y se imprime para hacérselo llegar en un lapso de dos o tres días.

La ventaja de esta opción, dijo Flores, es que hay ahorros en gastos de almacenamiento, material, distribución y además resulta más sustentable y de cuidado al planeta.

El directivo de la cadena de librerías más grande del país adelantó a este diario que se vienen nuevas opciones en el periodo de cuatro a cinco meses para los libros electrónicos, entre ellas un dispositivo que permite hacer notas con un lápiz óptico, por lo que se puede usar como block por parte de los lectores.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Finalmente, dijo que pronto llegará al mercado nacional un lector electrónico a color, lo que aseguró que tendrá un gran impacto en un mercado importante que es el de los comics.

"Son puntos que harán que haya un nuevo boom de lectores electrónicos, la gente lo va a percibir como objeto cotidiano al notar que va a tener muchas más bondades”, concluyó.




De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), en 2020 la venta de libros electrónicos o digitales en el país totalizó en 368 millones de pesos, su cifra más alta registrada. No obstante, a partir del inicio de la recuperación tras el impacto de la crisis sanitaria, las ventas de estos ejemplares han venido a la baja.

Pese a ello, México es uno de los países donde más se consumen libros electrónicos. Según datos de Statista, 40 por ciento de la población nacional lee libros electrónicos, lo que lo convierte en el tercer país con mayor proporción de lectores en este formato, sólo detrás de China y Brasil.

Te puede interesar: Generación Z y millennials tienen una historia de amor insospechada con las bibliotecas

Hugo Setzer, presidente de la Caniem, contó a El Sol de México que los libros electrónicos, a pesar de demostrar que no van a sustituir a los ejemplares impresos, han resultado un buen complemento para la industria, aunque señaló que enfrentan retos importantes, que tienen que ver con lo que ofrecen a los lectores y, principalmente, la piratería.

Hay muchas cosas que se les pueden agregar a los libros digitales, por ejemplo, se pueden hacer en formatos accesibles para personas con discapacidad

Hugo Setzer, presidente de la CANIEM

“Creo que uno de los retos más importantes es el valor agregado de los libros electrónicos. Hay muchas cosas que se les pueden agregar, por ejemplo, se pueden hacer en formatos accesibles para personas con discapacidad”, comentó.

Pero el directivo subrayó que el principal reto que enfrenta la industria es el de las copias ilegales que de no existir, dijo, la venta de estos ejemplares se duplicaría en el país.

“La mayoría de las copias que están fuera ilegal que se comparten son archivos escaneados de libros físicos, o sea, no es que los libros electrónicos sean fáciles de escanear, se crean archivos en PDF a partir de copias y eso es el que se comparte por todos lados, porque los libros digitales tienen sus mecanismos de protección”, explicó.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe noticias relevantes sobre más ideas disruptivas

Setzer refirió que la pandemia disparó las ventas debido a que la gente no podía salir, buscaba entretenerse y las librerías estaban cerradas, pero con la vuelta a la normalidad las ventas de estos formatos digitales comenzaron a bajar, aunque dijo que al cierre de 2023, con cifras por confirmar, ya se estabilizaron.

Para Rodrigo Flores, gerente de Comercio Electrónico de Librerías Gandhi, otro de los retos será el del acceso a la tecnología.

México es uno de los países donde más se consumen libros electrónicos / Pexels

El directivo recordó que hay mucha gente aún en el país que carece de acceso a conectividad y a libros electrónicos. Según el Estudio sobre los Hábitos de Personas Usuarias de Internet, de la Asociación Internet Mx, alrededor de una cuarta parte de la población no se conecta a la web aún.

Dijo que éste será uno de los retos más relevantes a considerar para elevar el nivel de lectura en el país pero, sobre todo, si se piensa en el libro electrónico como herramienta para esta tarea.


Aunque en la pandemia se dispararon las ventas de libros digitales, con la vuelta a la normalidad, estas comenzaron a bajar

NUEVOS FORMATOS

La digitalización y la tecnología propician nuevas formas de acceso a la lectura, además de los libros electrónicos.

Los audiolibros y la impresión bajo demanda (POD) son dos alternativas que poco a poco se están haciendo de un lugar en el mercado.

Alan Viruette, gerente de Negocios Digitales de Penguin Random House México, platicó que el audiolibro cobró una relevancia mayor durante la pandemia, de la mano de los pódcast, ya que la gente cada vez más quiere escuchar contenidos mientras realiza otras actividades.

El audiolibro sigue creciendo mucho, es el formato con más crecimiento, de doble dígito el año pasado y pensamos que seguirá al alza, esto debido a que incluso Spotify ya los comercializa también”, refirió.

Viruette señaló que este formato impulsa la venta de materiales digitales y, al estar englobados en la misma categoría respecto a ventas, muestran un crecimiento de ventas de 16 por ciento a tasa anual en el primer trimestre del año, por lo que augura que en 2024 se rompa la tendencia a la baja en las ventas de los libros electrónicos.

El directivo añadió que hay una gran ventaja para los libros electrónicos sobre los impresos, y es que su precio puede ser entre 20 y 50 por ciento menor.

Los audiolibros, en tanto, suelen ser más costosos, hasta 40 por ciento según datos de Penguin Random House, pero esto tiene que ver con cuestiones como la postproducción y las regalías para quienes prestan su voz.

No obstante, entre las ventajas de esta tecnología está que se puede elegir el idioma y la voz de preferencia, además de que es ideal para las personas “multitask”, es decir, aquellas que quieren disfrutar de una lectura mientras hacen ejercicio, trabajan, cocinan o están en el tránsito.

Viruette explicó que para cada formato existe un género favorito, que mientras en los libros impresos lo que más se vende es ficción, como novelas, para los electrónicos la mayor demanda está en temas de negocios, emprendedurismo y superación personal, mientras que para los audiolibros lo más relevante es la literatura y la no ficción, como política y narcotráfico.

Rodrigo Flores, de Gandhi, añadió que puede haber una tendencia de crecimiento en la venta de libros electrónicos considerando que las nuevas generaciones gustan de la inmediatez, por lo que al momento de requerir una lectura es la mejor opción que sea digital para tenerla en el momento.

Señaló que actualmente en la cadena, 30 por ciento de las ventas son libros digitales, tanto audiolibros como material para el lector Kobo, pero que esto puede crecer en el mediano plazo en cinco puntos porcentuales.

En tanto, hay otra tecnología como la POD que está acaparando la atención y ya representa hasta 0.7 por ciento de las ventas de Gandhi.

Se trata, como su nombre lo indica, de una impresión bajo demanda, es decir, el lector solicita un libro que no está en almacén y se imprime para hacérselo llegar en un lapso de dos o tres días.

La ventaja de esta opción, dijo Flores, es que hay ahorros en gastos de almacenamiento, material, distribución y además resulta más sustentable y de cuidado al planeta.

El directivo de la cadena de librerías más grande del país adelantó a este diario que se vienen nuevas opciones en el periodo de cuatro a cinco meses para los libros electrónicos, entre ellas un dispositivo que permite hacer notas con un lápiz óptico, por lo que se puede usar como block por parte de los lectores.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Finalmente, dijo que pronto llegará al mercado nacional un lector electrónico a color, lo que aseguró que tendrá un gran impacto en un mercado importante que es el de los comics.

"Son puntos que harán que haya un nuevo boom de lectores electrónicos, la gente lo va a percibir como objeto cotidiano al notar que va a tener muchas más bondades”, concluyó.




Mundo

El presidente de Irán y el ministro de Relaciones Exteriores murieron en el accidente del helicóptero

15 horas después de la desaparición del helicóptero, los equipos de rescate encontraron restos en el flanco de una montaña contra la que se estrelló

Elecciones 2024

Candidata a alcaldesa de Rincón Chamula, Chiapas, sufre atentado: hay un muerto

María de la Luz Hernández, candidata a alcaldesa de Rincón Chamula, Chiapas, resultó lesionada, mientras que una persona que la acompañaba perdió la vida

Mundo

No hay señales de vida en el helicóptero accidentado del presidente iraní: TV estatal

De acuerdo con los reportes de la TV estatal, no hay reportes de vida tras localizar el helicóptero accidentado

Elecciones 2024

Balean automóvil en el que viajaba Nancy Valdez, candidata a la alcaldía de Ocoyoacac

De acuerdo con los primeros reportes, los hechos se registraron cuando la candidata se dirigía a las instalaciones del IEEM para participar en un debate con el candidato Miguel Ángel Pichardo

Metrópoli

Suspenden contingencia ambiental en el Valle de México

Tras los bajos niveles de Ozono registrados en el Valle de México, se suspende la contingencia ambiental y sus medidas

Sociedad

Cajas de cigarros tendrán más advertencias de riesgo por fumar

La Comisión Nacional de Salud Mental y Adicciones (Conasama) advirtió que entre las advertencias que se contemplan los agravantes que genera ante el virus de Covid-19