/ domingo 14 de junio de 2020

México es un país racista, lamenta Kalimba

Como buen entusiasta de la música negra, Kalimba sabe que todo lo que se escucha en la actualidad tiene una raíz en los géneros madre, como el blues, el jazz y el funk

Aunque sus inicios se dieron en el pop más comercial con OV7, Kalimba siempre ha tenido una vena funk que lo ha llevado a explorar géneros como el jazz. No es extraño entonces que hoy este intérprete de 38 años se aventure en los ritmos latinos que le han puesto ritmo al mundo en los últimos 15 años.

“La industria latina entendió, desde Puerto Rico, Cuba, Colombia, Miami, si nos cerrábamos a una sola fórmula, nunca íbamos a trascender en el pop”, observa el músico, quien para su nuevo proyecto se aventura en el reguetón.

El género de moda ha puesto de manifiesto que el trabajo colectivo es la clave de éxito en la industria musical actual, asegura Kalimba, al tiempo que sigue destacando la raíz negra de la música y observa con descontento cómo el racismo no es un tema del siglo pasado, sino de una dolorosa vigencia.

“A mí siempre me sorprendió que en los plantíos de algodón hubiera 300 negros controlados por 50 blancos. ¿Cómo es que su la raza negra es más fuerte fue dominada por la raza blanca? ¿Por qué nunca se rebelaban? Me puse a investigar y fue porque no sabían leer. Y eso deriva en ignorancia, en no conocer tus derechos. No los dejaban leer, eso fue lo que pasó”, asegura.

“Aquí en México vivimos muchísimo racismo hacia el prieto, hacia el de tez moreno, hacia el veracruzano, hacia el indígena, hacia todas las razas originarias. Y esto no va a parar hasta que crezcamos en cultura y en educación”, añade.

Kalimba beat

Consciente de que no es posible dar la espalda al sonido actual, tomará el riesgo de estrenarse en el pop urbano, sin perder su esencia. “El disco siguiente será de pop urbano. Todas son canciones románticas, seguiré siendo romántico pero con una base más bailable, más enfocado a lo latino”, dice el cantante, quien acaba de lanzar Una canción así, en la que colabora con Juan Magán y Akapellah.

“Hay que ver qué quiere escuchar la nueva generación y dónde está esta nueva generación, que ya no está en la radio, sino en los antros y en las playlists. La juventud hoy vive de experiencias, de momentos. Y por ahí han atacado. Y lo han hecho en masa. No hay canciones hoy día de un solo cantante. Creo que Despacito la escribieron entre 12 personas. Los artistas ya no se cierran sólo porque pertenezcan a una disquera o una editorial. En el momento en que entendió eso la industria musical, la rompió”, argumenta.

Para él, los reguetoneros entendieron que no existe una fórmula básica para hacer música y que el trabajo colectivo es la nueva tendencia de la industria. Por eso, afirma, no es de extrañarse que, en las canciones de este género, haya tantos cantantes y músicos haciendo lo que mejor saben hacer.

“Hubo varias veces que yo le pedí a mi disquera anterior que me dejara hacer duetos o tríos o cuartetos en mis canciones. Les planteaba que trajeran a Reik o a Luis Fonsi, que metiéramos un rap o un solo de guitarra de Alex Lora. Siempre propuse eso y me decían que la gente no iba a entenderle. Y entonces llega el reguetón a enseñarnos que todo eso sí es posible, que puede haber hasta seis artistas en una misma canción y es un guamazo, es durísima”, considera Kalimba.

Aunque sus inicios se dieron en el pop más comercial con OV7, Kalimba siempre ha tenido una vena funk que lo ha llevado a explorar géneros como el jazz. No es extraño entonces que hoy este intérprete de 38 años se aventure en los ritmos latinos que le han puesto ritmo al mundo en los últimos 15 años.

“La industria latina entendió, desde Puerto Rico, Cuba, Colombia, Miami, si nos cerrábamos a una sola fórmula, nunca íbamos a trascender en el pop”, observa el músico, quien para su nuevo proyecto se aventura en el reguetón.

El género de moda ha puesto de manifiesto que el trabajo colectivo es la clave de éxito en la industria musical actual, asegura Kalimba, al tiempo que sigue destacando la raíz negra de la música y observa con descontento cómo el racismo no es un tema del siglo pasado, sino de una dolorosa vigencia.

“A mí siempre me sorprendió que en los plantíos de algodón hubiera 300 negros controlados por 50 blancos. ¿Cómo es que su la raza negra es más fuerte fue dominada por la raza blanca? ¿Por qué nunca se rebelaban? Me puse a investigar y fue porque no sabían leer. Y eso deriva en ignorancia, en no conocer tus derechos. No los dejaban leer, eso fue lo que pasó”, asegura.

“Aquí en México vivimos muchísimo racismo hacia el prieto, hacia el de tez moreno, hacia el veracruzano, hacia el indígena, hacia todas las razas originarias. Y esto no va a parar hasta que crezcamos en cultura y en educación”, añade.

Kalimba beat

Consciente de que no es posible dar la espalda al sonido actual, tomará el riesgo de estrenarse en el pop urbano, sin perder su esencia. “El disco siguiente será de pop urbano. Todas son canciones románticas, seguiré siendo romántico pero con una base más bailable, más enfocado a lo latino”, dice el cantante, quien acaba de lanzar Una canción así, en la que colabora con Juan Magán y Akapellah.

“Hay que ver qué quiere escuchar la nueva generación y dónde está esta nueva generación, que ya no está en la radio, sino en los antros y en las playlists. La juventud hoy vive de experiencias, de momentos. Y por ahí han atacado. Y lo han hecho en masa. No hay canciones hoy día de un solo cantante. Creo que Despacito la escribieron entre 12 personas. Los artistas ya no se cierran sólo porque pertenezcan a una disquera o una editorial. En el momento en que entendió eso la industria musical, la rompió”, argumenta.

Para él, los reguetoneros entendieron que no existe una fórmula básica para hacer música y que el trabajo colectivo es la nueva tendencia de la industria. Por eso, afirma, no es de extrañarse que, en las canciones de este género, haya tantos cantantes y músicos haciendo lo que mejor saben hacer.

“Hubo varias veces que yo le pedí a mi disquera anterior que me dejara hacer duetos o tríos o cuartetos en mis canciones. Les planteaba que trajeran a Reik o a Luis Fonsi, que metiéramos un rap o un solo de guitarra de Alex Lora. Siempre propuse eso y me decían que la gente no iba a entenderle. Y entonces llega el reguetón a enseñarnos que todo eso sí es posible, que puede haber hasta seis artistas en una misma canción y es un guamazo, es durísima”, considera Kalimba.

Finanzas

PIB rompe racha negativa al crecer 19.6% a tasa anual

El Inegi reveló los resultados de la Estimación Oportuna del PIB, que muestran un crecimiento del 1.5 por ciento en el segundo trimestre del año

Finanzas

La CRE controlará los costos de las gaseras

El regulador establecerá las tarifas para el transporte, la compra, los impuestos y hasta las ganancias de las gaseras

Política

Servidores públicos con esquema de vacunación completo regresan a oficinas

Antes de su reincorporación, los servidores públicos deberán realizarse una prueba Covid para evitar la propagación del virus

Sociedad

Explota toma clandestina de gas LP en ducto de Pemex en Querétaro

Hasta el momento no hay reporte de lesionados ni víctimas que lamentar

Política

IMSS autoriza prórroga de entrada en vigor de la Ley de outsourcing

Para que las empresas del país puedan recontratar a los trabajadores que están bajo este esquema laboral.

Sociedad

Cuidado: si recibes el correo de carnet de vacunación obligatoria (es un fraude)

Secretaria de salud alerta sobre documento falso que llega por correo electrónico

OMG!

Shakira a juicio por fraude fiscal en España

El equipo legal de la artista pretende revocar la decisión del juez de cerrar la instrucción para que el caso se dirima en juicio

Política

Servidores públicos con esquema de vacunación completo regresan a oficinas

Antes de su reincorporación, los servidores públicos deberán realizarse una prueba Covid para evitar la propagación del virus

Celebridades

Muere Sammy Pérez tras luchar contra el Covid-19

El actor de 55 años estuvo hospitalizado por casi dos semanas y fue intubado debido a complicaciones de la enfermedad