/ miércoles 15 de marzo de 2017

Tiene narco estructura de gobierno en todo el estado de Chihuahua

Chihuahua, CHIH.- En Chihuahua operan dos grandes cárteles de la droga: el de Juárez y el de Sinaloa, pero cada uno tiene subdivisiones que son controladas por jefes de plaza, los cuales tienen bien definidos sus territorios dentro de la entidad, dedicándose a distintos delitos como la siembra, cosecha y traslado de droga, la elaboración de droga sintética y su traslado, la tala clandestina y la venta de madera, el robo de hidrocarburos y su venta, entre otros como extorsión, secuestro y el robo de vehículos.

La Fiscalía General del Estado tiene identificados ya sus principales objetivos criminales en Chihuahua, nueve en la lista son prioridad al tenerse ya información específica del territorio que controlan y los principales delitos a los que se dedican.

La lista de principales objetivos la encabeza César Raúl Gamboa Sosa, alias “El Cabo” y/o “El Tigre” cuya zona de operación abarca Cuauhtémoc, Anáhuac y Álvaro Obregón, poblado mejor conocido como Rubio, donde se tiene localizada la mayor presencia de personas pertenecientes al grupo criminal que comanda El Cabo.

Él y los hombres que dirige pertenecen al cártel denominado La Línea, siendo Rubio su base de operaciones, lugar que llaman “la oficina mayor”.

También puedes leer: 

Su área de control para la venta de drogas es la zona de Cuauhtémoc, donde se encuentran las vías de tren, lugar donde existen decenas de bares y centros nocturnos en los que operan los narcomenudistas.

La venta principal es la mariguana y esta se empaqueta en bolsas marcadas con la estampa de un tigre, haciendo alusión a uno de los apodos de César Gamboa.

Al delincuente se le tienen identificadas dos propiedades, una en la colonia Tierra y Libertad en Cuauhtémoc y un rancho ubicado en el poblado de Cusihuiriachi. El año pasado la Marina llevó a cabo un operativo conjunto en dicho rancho, el cual utilizan para hacer fiestas, ahí sorprendieron a El Cabo así como a Arturo Quintana alias “El 80”.

Carlos Arturo Quintana, alias “El 80”, es una de las tres personas que cuenta con el apoyo del grupo armado del cártel La Línea denominado “Linces”, su principal territorio de operación es Namiquipa, Bachíniva, Gómez Farías y parte de Rubio.

Los datos de inteligencia recabados por la FGE y la Procuraduría General de la República (PGR), detallan que El 80 tiene a su cargo unos 200 pistoleros, repartidos por los tres municipios que están en su zona de influencia, siendo su principal actividad delictiva la siembra, elaboración y trasiego de droga hacia Estados Unidos.

A los dos anteriores se atribuyen enfrentamientos y homicidios que se suscitaron en los primeros meses del año, ya que aunque pertenecen al mismo cártel sostienen una pelea por el control de la zona en el ejido de Rubio.

El tercero en la lista de más buscados es César Daniel Manjarrez Alonzo, alias “El H2” quien tiene como base de operaciones el municipio de Uruachi y los principales integrantes del grupo criminal que comanda son sus familiares.

Es originario de Arechuyvo, municipio de Uruachi, donde tienen principal presencia y se dedica a la plantación y cosecha de mariguana, así como al robo de madera.

Otros municipios en los que tienen operaciones su banda delictiva, que pertenece al Cártel de Juárez, son la parte norte de Bocoyna, Maguarichi, Uruachi y la comunidad de Basaseachi.

Sus hermanos Homero y José Alfredo, apodados “El H7” y “El Harry” respectivamente, también son integrantes del grupo criminal.

Más información: 

Eddie Zafiro, alias “El Zafiro”, está identificado como líder del grupo criminal del Cártel de Sinaloa que opera en los municipios de Bocoyna y Guachochi, principalmente en las comunidades de Creel y Cusárare. El grupo se dedica a la siembra de mariguana y amapola, principalmente en Cusárare, además son los responsables de la tala clandestina en el municipio de Bocoyna.

La FGE tiene identificados varios aserraderos que pertenecen a la familia Zafiro, lugares donde se compra y comercializa la madera talada ilegalmente.

Bajo el mando de El Zafiro opera una persona de apodo Tony Tormentas, de quien la Fiscalía no cuenta con datos generales, siendo el área donde opera normalmente Samachique, encargado de tener bajo su resguardo varios plantíos de amapola.

En Urique opera una persona de apodo “El Chueco” de quien tampoco se tienen datos generales, pero se conoce que está bajo el mando del Cártel de Sinaloa, parte de un grupo que se hace llamar “Los Salazar”. Las comunidades donde dicha persona opera son Cerocahui y San Rafael, realiza labores de cultivo de mariguana, así como operaciones de tala clandestina. Según los datos de inteligencia, “El Chueco” siempre porta un lanza granadas.

El líder de “Los Salazar” en Chihuahua es un hombre de apodo “El Tío” y de quien se conoce es una persona en silla de ruedas, los municipios de Témoris y Guazapares son el principal territorio de su grupo delictivo, aunque se sabe que también operan en el estado de Sinaloa.

En el municipio de Batopilas se tiene identificado a Servando Meza Osorio, alias “El Palanquitas” y/o “El Servandito”, quien quedó al mando del grupo criminal que opera al servicio del Cártel de Sinaloa tras la muerte en Sinaloa de Juan Meza Osorio, es el jefe de la plaza en Batopilas y según los datos con los que cuentan las autoridades, bajo su mando están un centenar de personas.

Se ha identificado que la mayoría de los vehículos en los que operan los integrantes del grupo que comanda Servando Meza Osorio, cuentan con reporte de robo en las zonas urbanas de la entidad.

Te puede interesar: 

Es dueño del restaurante Los Manguitos ubicado en Batopilas, en dicho lugar, la FGE pudo identificar que resguardan una pick up Ford Raptor color azul que pertenecía a Juan Meza Osorio.

En la zona del municipio de Madera opera Roberto González Montes, alias “El Mudo” y/o “El 32”, líder de un grupo criminal que responde al Cártel de Juárez y se dedica principalmente a la siembra de mariguana y el robo de madera, la FGE también lo tiene ligado al robo de ayudas al campo y a personas de escasos recursos.

En diciembre del año pasado Roberto González fue detenido por elementos de la Policía Estatal Única pero luego fue puesto en libertad por un juez, al encontrar inconsistencias en los reportes de captura que se entregaron al Ministerio Público.

En el municipio de Ahumada y sus cercanías, como líder del grupo de La Línea que opera en el lugar, se tiene identificado a Lorenzo Gallegos Rodela, alias “El Thaurel” y/o “El Grillo”.

Tras la muerte de Hélier Daniel Gutiérrez Márquez, alias “El Chato”, el control de la zona de La Junta, Guerrero y Matachí pasó a Julio César Olivas Torres, quien primero estaba identificado como el jefe de la plaza en el municipio de Guerrero.

En la zona que comprende los municipios de Casas Grandes, Nuevo Casas Grandes y Galeana, se identifica a Arturo Velázquez Terrazas, alias “El Cachorro”, como líder del grupo criminal que opera en la región.

En la zona de Ojinaga, la Fiscalía identifica a Sergio Menchaca, alias “El Menchaca” como el líder del grupo criminal que realiza trasiego de droga hacia Estados Unidos. En el municipio de Aldama se tiene identificada una persona con los apodos de “El Mana” y/o “El Tartas”, de quien no se tienen datos generales más concretos, cerca de ahí en los municipios de Coyame y Manuel Benavides opera como líder Socorro Ramírez Luján alias “El Coyo”, quien al igual que los tres anteriores, pertenece al Cártel de Sinaloa y tiene el control de la ruta de la droga que pasa de Chihuahua a Estados Unidos por la frontera de Ojinaga.

Todos los datos anteriores son recabados gracias al trabajo de inteligencia de la Fiscalía General del Estado, que tiene identificados a los sujetos referidos como los principales líderes de grupos criminales de los dos cárteles que tienen presencia en Chihuahua, mismos que tienen subdivisiones dependiendo de la zona en la que operan.

Chihuahua, CHIH.- En Chihuahua operan dos grandes cárteles de la droga: el de Juárez y el de Sinaloa, pero cada uno tiene subdivisiones que son controladas por jefes de plaza, los cuales tienen bien definidos sus territorios dentro de la entidad, dedicándose a distintos delitos como la siembra, cosecha y traslado de droga, la elaboración de droga sintética y su traslado, la tala clandestina y la venta de madera, el robo de hidrocarburos y su venta, entre otros como extorsión, secuestro y el robo de vehículos.

La Fiscalía General del Estado tiene identificados ya sus principales objetivos criminales en Chihuahua, nueve en la lista son prioridad al tenerse ya información específica del territorio que controlan y los principales delitos a los que se dedican.

La lista de principales objetivos la encabeza César Raúl Gamboa Sosa, alias “El Cabo” y/o “El Tigre” cuya zona de operación abarca Cuauhtémoc, Anáhuac y Álvaro Obregón, poblado mejor conocido como Rubio, donde se tiene localizada la mayor presencia de personas pertenecientes al grupo criminal que comanda El Cabo.

Él y los hombres que dirige pertenecen al cártel denominado La Línea, siendo Rubio su base de operaciones, lugar que llaman “la oficina mayor”.

También puedes leer: 

Su área de control para la venta de drogas es la zona de Cuauhtémoc, donde se encuentran las vías de tren, lugar donde existen decenas de bares y centros nocturnos en los que operan los narcomenudistas.

La venta principal es la mariguana y esta se empaqueta en bolsas marcadas con la estampa de un tigre, haciendo alusión a uno de los apodos de César Gamboa.

Al delincuente se le tienen identificadas dos propiedades, una en la colonia Tierra y Libertad en Cuauhtémoc y un rancho ubicado en el poblado de Cusihuiriachi. El año pasado la Marina llevó a cabo un operativo conjunto en dicho rancho, el cual utilizan para hacer fiestas, ahí sorprendieron a El Cabo así como a Arturo Quintana alias “El 80”.

Carlos Arturo Quintana, alias “El 80”, es una de las tres personas que cuenta con el apoyo del grupo armado del cártel La Línea denominado “Linces”, su principal territorio de operación es Namiquipa, Bachíniva, Gómez Farías y parte de Rubio.

Los datos de inteligencia recabados por la FGE y la Procuraduría General de la República (PGR), detallan que El 80 tiene a su cargo unos 200 pistoleros, repartidos por los tres municipios que están en su zona de influencia, siendo su principal actividad delictiva la siembra, elaboración y trasiego de droga hacia Estados Unidos.

A los dos anteriores se atribuyen enfrentamientos y homicidios que se suscitaron en los primeros meses del año, ya que aunque pertenecen al mismo cártel sostienen una pelea por el control de la zona en el ejido de Rubio.

El tercero en la lista de más buscados es César Daniel Manjarrez Alonzo, alias “El H2” quien tiene como base de operaciones el municipio de Uruachi y los principales integrantes del grupo criminal que comanda son sus familiares.

Es originario de Arechuyvo, municipio de Uruachi, donde tienen principal presencia y se dedica a la plantación y cosecha de mariguana, así como al robo de madera.

Otros municipios en los que tienen operaciones su banda delictiva, que pertenece al Cártel de Juárez, son la parte norte de Bocoyna, Maguarichi, Uruachi y la comunidad de Basaseachi.

Sus hermanos Homero y José Alfredo, apodados “El H7” y “El Harry” respectivamente, también son integrantes del grupo criminal.

Más información: 

Eddie Zafiro, alias “El Zafiro”, está identificado como líder del grupo criminal del Cártel de Sinaloa que opera en los municipios de Bocoyna y Guachochi, principalmente en las comunidades de Creel y Cusárare. El grupo se dedica a la siembra de mariguana y amapola, principalmente en Cusárare, además son los responsables de la tala clandestina en el municipio de Bocoyna.

La FGE tiene identificados varios aserraderos que pertenecen a la familia Zafiro, lugares donde se compra y comercializa la madera talada ilegalmente.

Bajo el mando de El Zafiro opera una persona de apodo Tony Tormentas, de quien la Fiscalía no cuenta con datos generales, siendo el área donde opera normalmente Samachique, encargado de tener bajo su resguardo varios plantíos de amapola.

En Urique opera una persona de apodo “El Chueco” de quien tampoco se tienen datos generales, pero se conoce que está bajo el mando del Cártel de Sinaloa, parte de un grupo que se hace llamar “Los Salazar”. Las comunidades donde dicha persona opera son Cerocahui y San Rafael, realiza labores de cultivo de mariguana, así como operaciones de tala clandestina. Según los datos de inteligencia, “El Chueco” siempre porta un lanza granadas.

El líder de “Los Salazar” en Chihuahua es un hombre de apodo “El Tío” y de quien se conoce es una persona en silla de ruedas, los municipios de Témoris y Guazapares son el principal territorio de su grupo delictivo, aunque se sabe que también operan en el estado de Sinaloa.

En el municipio de Batopilas se tiene identificado a Servando Meza Osorio, alias “El Palanquitas” y/o “El Servandito”, quien quedó al mando del grupo criminal que opera al servicio del Cártel de Sinaloa tras la muerte en Sinaloa de Juan Meza Osorio, es el jefe de la plaza en Batopilas y según los datos con los que cuentan las autoridades, bajo su mando están un centenar de personas.

Se ha identificado que la mayoría de los vehículos en los que operan los integrantes del grupo que comanda Servando Meza Osorio, cuentan con reporte de robo en las zonas urbanas de la entidad.

Te puede interesar: 

Es dueño del restaurante Los Manguitos ubicado en Batopilas, en dicho lugar, la FGE pudo identificar que resguardan una pick up Ford Raptor color azul que pertenecía a Juan Meza Osorio.

En la zona del municipio de Madera opera Roberto González Montes, alias “El Mudo” y/o “El 32”, líder de un grupo criminal que responde al Cártel de Juárez y se dedica principalmente a la siembra de mariguana y el robo de madera, la FGE también lo tiene ligado al robo de ayudas al campo y a personas de escasos recursos.

En diciembre del año pasado Roberto González fue detenido por elementos de la Policía Estatal Única pero luego fue puesto en libertad por un juez, al encontrar inconsistencias en los reportes de captura que se entregaron al Ministerio Público.

En el municipio de Ahumada y sus cercanías, como líder del grupo de La Línea que opera en el lugar, se tiene identificado a Lorenzo Gallegos Rodela, alias “El Thaurel” y/o “El Grillo”.

Tras la muerte de Hélier Daniel Gutiérrez Márquez, alias “El Chato”, el control de la zona de La Junta, Guerrero y Matachí pasó a Julio César Olivas Torres, quien primero estaba identificado como el jefe de la plaza en el municipio de Guerrero.

En la zona que comprende los municipios de Casas Grandes, Nuevo Casas Grandes y Galeana, se identifica a Arturo Velázquez Terrazas, alias “El Cachorro”, como líder del grupo criminal que opera en la región.

En la zona de Ojinaga, la Fiscalía identifica a Sergio Menchaca, alias “El Menchaca” como el líder del grupo criminal que realiza trasiego de droga hacia Estados Unidos. En el municipio de Aldama se tiene identificada una persona con los apodos de “El Mana” y/o “El Tartas”, de quien no se tienen datos generales más concretos, cerca de ahí en los municipios de Coyame y Manuel Benavides opera como líder Socorro Ramírez Luján alias “El Coyo”, quien al igual que los tres anteriores, pertenece al Cártel de Sinaloa y tiene el control de la ruta de la droga que pasa de Chihuahua a Estados Unidos por la frontera de Ojinaga.

Todos los datos anteriores son recabados gracias al trabajo de inteligencia de la Fiscalía General del Estado, que tiene identificados a los sujetos referidos como los principales líderes de grupos criminales de los dos cárteles que tienen presencia en Chihuahua, mismos que tienen subdivisiones dependiendo de la zona en la que operan.