/ jueves 7 de marzo de 2019

Peña es la mano que mece la cuna: Ulises Ruiz

Ulises Ruiz advierte que el expresidente quiere imponer a un cercano

Convencido de que puede convertirse en el próximo dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ulises Ruiz Ortiz asegura que el expresidente Enrique Peña Nieto un es “la mano que mece la cuna” para imponer en el cargo a alguno de sus exfuncionarios o uno de sus gobernadores, pero deja claro que esto no puede continuar ya que esas son “viejas prácticas” que le hicieron mucho daño a este instituto político.

Entrevistado por El Sol de México en un hotel de la zona de Polanco, Ulises Ruiz arremete con quien puede recibir el apoyo de “la cargada”: le dice a Alejandro Moreno Cárdenas que renuncie a su cargo como gobernador de Campeche, pero también le pide a Claudia Ruiz Massieu, dirigente del tricolor, que ponga orden en los sectores, organizaciones y en los mandatarios estatales ya que están trabajando a favor del político campechano.

El PRI está lastimando y la militancia muy dolida, ¿cómo salvar a este partido de una debacle mayor?

Enrique Peña Nieto sin duda le hizo mucho daño al partido y lo dejó en la situación en la que está. Hay causas anteriores a él, el alejamiento de las luchas donde el PRI siempre se había desenvuelto con las mayorías en el combate a la pobreza, en el campo mexicano.

Pero en los últimos seis años fueron los escándalos, incumplimientos de políticas públicas, el rechazo de la ciudadanía que no se atendió y el exceso de un PRI que no veíamos desde hace mucho y que regresa con las prácticas mas verticales de un amplio desprecio a la militancia y de jugar prácticamente como lo hizo Enrique Peña Nieto poniendo a externos como dirigentes nacionales.

Hablando en términos priistas: ¿la cargada se inclina al gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas?

Sin duda estamos viendo prácticas del pasado. Son claras y por eso hemos insistido en el INE, hemos insistido y lo volvemos hacer con el gobernador de Campeche, que ya pida licencia para estar en igualdad de condiciones y que no esté usando recursos públicos del gobierno de Campeche para promoverse.

Yo veo a Enrique Peña Nieto activo. Peña está detrás de la candidatura de quienes fueron sus funcionarios que hoy tiene en el PRI, por un lado y por el otro, está en la candidatura de los gobernadores que son de su corte, como lo es el gobernador Alejandro Moreno.

Entonces, insisto que la palabra la tienen los militantes y el voto y es muy importante que si queremos acabar con esas prácticas pues hay que ir votar en las casillas que se instalen el día de la elección interna y vamos a terminar con “las cargadas” con esas viejas prácticas.

¿Peña es “la mano que mece la cuna”?

“Sí. Ahí están sus gobernadores”, respondió el exgoberndor de Oaxaca.

En la charla en una cómoda cafetería y en donde el celular no para de vibrar, Ulises Ruiz asegura que el PRI está cargando con el rechazo del gobierno pasado y que eso fue factor para que por lo menos 10 millones de priistas votaran por otras opciones, pero principalmente por Andrés Manuel López Obrador.

Foto: Alejandro Aguilar

El exgobernador de Oaxaca deja claro que su intención es terminar con las viejas prácticas del priismo y volver a cerrar los candados a los militantes externos y que sean los propios cuadros del PRI los que compitan por los diferentes cargos de elección popular.

Insiste que al interior del PRI hay un sentimiento de enojo y descontento, pero que en caso de que no gane, no dejará al partido.

En la entrevista con Organización Editorial Mexicana (OEM) insiste en que los gobernadores no deben involucrarse en el proceso interno y que si lo quieren hacer, “que renuncien”, pero “ellos son parte esencial para generar la cohesión del partido, le van a hacer mucho daño si se pronuncian o si ellos dan línea como por ejemplo la del gobernador de Oaxaca que se pronunció por el de Campeche”.

A Alejandro Moreno Cárdenas lo llama “Amlito” y asegura que usa los recursos públicos de su estado para promoverse, pero además acusa de que órganos del partido, organizaciones, comités directivos, comités municipales están promoviendo su candidatura.

¿Le dan los números para ser el nuevo dirigente del PRI?

Arriba con los mismos de siempre no. Abajo, sí. Abajo es prácticamente abrumadora y mayoritaria. Más del 90 por ciento quiere cambiar las cosas y son los que van a votar, por lo que llamó a los militantes a votar, pero sentenció que si no lo hacen “no pueden estar quejando”.

José Narro quiere ser dirigente, pero ¿sí es priista?

Sí, si es priista. José Narro fue presidente de la Fundación Siglo XXI, hoy Fundación Colosio. Es un priista, no es un activista. Es una persona muy preparada y muy respetable, pero no es lo que necesita el PRI. El PRI necesita a una persona que conozca al partido, que conozca de procesos internos, de procesos electorales, que tenga el lenguaje de la militancia y que esté platicando con los militantes. Pero no es el perfil que hoy requiere el partido. Confiemos que no estén los mismos de siempre atrás de él.

A Ivonne Ortega, ¿cómo la ve?

Ivonne Ortega es una mujer que habla con la militancia. Impulsa la apertura del proceso a la militancia, pero vamos a esperar a ver que dice la militancia.

¿Se uniría con ella para formar un bloque? ¿Iría en fórmula con ella?

Platicamos mucho. Debemos unirnos los que creemos que deben darse cambios en el PRI y que estos deben ser de fondo. Yo aspiro a la presidencia del partido. He tenido varias ofertas, yo no estoy buscando un sector, yo no participo para acomodarme en alguna área del partido, yo creo en la militancia del partido y ellos habrán de decidir.

Después de varias llamadas telefónicas y la vista insistente de sus ayudantes, Ulises Ruiz concluyó la entrevista pidiendo a los militantes que voten para que se pueda concretar la transformación del partido.

Por último, recordó algunas cifras que son lacerantes para el PRI: nueve millones de votos fueron sólo que obtuvieron los diputados federales y siete millones el candidato presidencial, más de dos millones de priistas no votaron por el candidato de ese entonces José Antonio Meade. Pero 10 millones votaron por López Obrador.

“Ese priismo que se fue, se fue muy molesto. Nos dieron un voto de castigo nuestros propios militantes”.

Convencido de que puede convertirse en el próximo dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ulises Ruiz Ortiz asegura que el expresidente Enrique Peña Nieto un es “la mano que mece la cuna” para imponer en el cargo a alguno de sus exfuncionarios o uno de sus gobernadores, pero deja claro que esto no puede continuar ya que esas son “viejas prácticas” que le hicieron mucho daño a este instituto político.

Entrevistado por El Sol de México en un hotel de la zona de Polanco, Ulises Ruiz arremete con quien puede recibir el apoyo de “la cargada”: le dice a Alejandro Moreno Cárdenas que renuncie a su cargo como gobernador de Campeche, pero también le pide a Claudia Ruiz Massieu, dirigente del tricolor, que ponga orden en los sectores, organizaciones y en los mandatarios estatales ya que están trabajando a favor del político campechano.

El PRI está lastimando y la militancia muy dolida, ¿cómo salvar a este partido de una debacle mayor?

Enrique Peña Nieto sin duda le hizo mucho daño al partido y lo dejó en la situación en la que está. Hay causas anteriores a él, el alejamiento de las luchas donde el PRI siempre se había desenvuelto con las mayorías en el combate a la pobreza, en el campo mexicano.

Pero en los últimos seis años fueron los escándalos, incumplimientos de políticas públicas, el rechazo de la ciudadanía que no se atendió y el exceso de un PRI que no veíamos desde hace mucho y que regresa con las prácticas mas verticales de un amplio desprecio a la militancia y de jugar prácticamente como lo hizo Enrique Peña Nieto poniendo a externos como dirigentes nacionales.

Hablando en términos priistas: ¿la cargada se inclina al gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas?

Sin duda estamos viendo prácticas del pasado. Son claras y por eso hemos insistido en el INE, hemos insistido y lo volvemos hacer con el gobernador de Campeche, que ya pida licencia para estar en igualdad de condiciones y que no esté usando recursos públicos del gobierno de Campeche para promoverse.

Yo veo a Enrique Peña Nieto activo. Peña está detrás de la candidatura de quienes fueron sus funcionarios que hoy tiene en el PRI, por un lado y por el otro, está en la candidatura de los gobernadores que son de su corte, como lo es el gobernador Alejandro Moreno.

Entonces, insisto que la palabra la tienen los militantes y el voto y es muy importante que si queremos acabar con esas prácticas pues hay que ir votar en las casillas que se instalen el día de la elección interna y vamos a terminar con “las cargadas” con esas viejas prácticas.

¿Peña es “la mano que mece la cuna”?

“Sí. Ahí están sus gobernadores”, respondió el exgoberndor de Oaxaca.

En la charla en una cómoda cafetería y en donde el celular no para de vibrar, Ulises Ruiz asegura que el PRI está cargando con el rechazo del gobierno pasado y que eso fue factor para que por lo menos 10 millones de priistas votaran por otras opciones, pero principalmente por Andrés Manuel López Obrador.

Foto: Alejandro Aguilar

El exgobernador de Oaxaca deja claro que su intención es terminar con las viejas prácticas del priismo y volver a cerrar los candados a los militantes externos y que sean los propios cuadros del PRI los que compitan por los diferentes cargos de elección popular.

Insiste que al interior del PRI hay un sentimiento de enojo y descontento, pero que en caso de que no gane, no dejará al partido.

En la entrevista con Organización Editorial Mexicana (OEM) insiste en que los gobernadores no deben involucrarse en el proceso interno y que si lo quieren hacer, “que renuncien”, pero “ellos son parte esencial para generar la cohesión del partido, le van a hacer mucho daño si se pronuncian o si ellos dan línea como por ejemplo la del gobernador de Oaxaca que se pronunció por el de Campeche”.

A Alejandro Moreno Cárdenas lo llama “Amlito” y asegura que usa los recursos públicos de su estado para promoverse, pero además acusa de que órganos del partido, organizaciones, comités directivos, comités municipales están promoviendo su candidatura.

¿Le dan los números para ser el nuevo dirigente del PRI?

Arriba con los mismos de siempre no. Abajo, sí. Abajo es prácticamente abrumadora y mayoritaria. Más del 90 por ciento quiere cambiar las cosas y son los que van a votar, por lo que llamó a los militantes a votar, pero sentenció que si no lo hacen “no pueden estar quejando”.

José Narro quiere ser dirigente, pero ¿sí es priista?

Sí, si es priista. José Narro fue presidente de la Fundación Siglo XXI, hoy Fundación Colosio. Es un priista, no es un activista. Es una persona muy preparada y muy respetable, pero no es lo que necesita el PRI. El PRI necesita a una persona que conozca al partido, que conozca de procesos internos, de procesos electorales, que tenga el lenguaje de la militancia y que esté platicando con los militantes. Pero no es el perfil que hoy requiere el partido. Confiemos que no estén los mismos de siempre atrás de él.

A Ivonne Ortega, ¿cómo la ve?

Ivonne Ortega es una mujer que habla con la militancia. Impulsa la apertura del proceso a la militancia, pero vamos a esperar a ver que dice la militancia.

¿Se uniría con ella para formar un bloque? ¿Iría en fórmula con ella?

Platicamos mucho. Debemos unirnos los que creemos que deben darse cambios en el PRI y que estos deben ser de fondo. Yo aspiro a la presidencia del partido. He tenido varias ofertas, yo no estoy buscando un sector, yo no participo para acomodarme en alguna área del partido, yo creo en la militancia del partido y ellos habrán de decidir.

Después de varias llamadas telefónicas y la vista insistente de sus ayudantes, Ulises Ruiz concluyó la entrevista pidiendo a los militantes que voten para que se pueda concretar la transformación del partido.

Por último, recordó algunas cifras que son lacerantes para el PRI: nueve millones de votos fueron sólo que obtuvieron los diputados federales y siete millones el candidato presidencial, más de dos millones de priistas no votaron por el candidato de ese entonces José Antonio Meade. Pero 10 millones votaron por López Obrador.

“Ese priismo que se fue, se fue muy molesto. Nos dieron un voto de castigo nuestros propios militantes”.

Sociedad

Pasivos de Turissste llegan a los 600 mdp

Deja de ser un organismo desconcentrado y se incorpora a la Dirección Normativa de Prestaciones Económicas

Finanzas

Perdona SAT impuestos a 10 empresas del IPC

En total, la autoridad fiscal condonó 213 mil millones de pesos a 108 compañías en los dos sexenios previos

Policía

Nueve de cada 10 asesinatos quedan impunes

La desconfianza hacia la autoridad frena a ciudadanos por lo que súlo 1 de cada 10 delitos son denunciados

Finanzas

Congela el gobierno compra de software

Hacienda canceló la invitación que se había lanzado desde septiembre del año pasado a empresas como Google, Microsoft, IBM y Oracle

Sociedad

Turissste fue una agencia de viaje para funcionarios: Ramírez Pineda

El programa de TURISSSTE fue desviado en administraciones pasadas, señala su titular

Sociedad

Pasivos de Turissste llegan a los 600 mdp

Deja de ser un organismo desconcentrado y se incorpora a la Dirección Normativa de Prestaciones Económicas

Sociedad

Cierra Turissste en los estados

En Chihuahua por medio de oficios, se ordenó el despido de su personal, como parte del proceso de liquidación de trabajadores del Issste

Sociedad

#Data | La contaminación del aire mata

Durante 2017, en promedio 31 personas por cada 100 mil murieron en el mundo por males asociados a la contaminación del aire

Policía

Nueve de cada 10 asesinatos quedan impunes

La desconfianza hacia la autoridad frena a ciudadanos por lo que súlo 1 de cada 10 delitos son denunciados