/ viernes 13 de noviembre de 2020

Pie de Nota | Los demócratas y los 72 millones

La bala pasó cerca. Por un pelo, el Partido Demócrata de los Estados Unidos logró ganar legítimamente la Casa Blanca


La bala pasó cerca. Por un pelo, el Partido Demócrata de los EU logró ganar legítimamente la Casa Blanca mientras perdió escaños en la Casa de Representantes y continúa peleándose la mayoría en el Senado.

Tomando en cuenta contra quien estaban compitiendo, los resultados más que patéticos son preocupantes.

➡️ Biden convierte a Georgia en estado demócrata después de 28 años

Una economía destruida, un manejo de la pandemia entre los peores del mundo y un gobierno impresentable como el de Donald Trump no le fueron suficientes a los demócratas para obtener una victoria aplastante.

Foto: Reuters

Al momento se le adjudican a Trump 72 millones de votos obtenidos en la elección presidencial 2020. Cuatro años antes habían sido 62 millones.

Es decir, no sólo hubo decenas de millones de estadounidenses que se les ofreció una alternativa a Donald Trump y eligieron, en cambio, tenerlo otros cuatro años, sino que también hubieron otros tantos millones de personas que no votaron por él en 2016, lo vieron desempeñarse, y han decidido regalarle otra presidencia.

No alcanza la cabeza para darle su justa dimensión a esta aritmética.

Foto: AFP

Si el Trumpcountry fuera eso, un país, sería el número 18 en el mundo en cuanto a población. Habría 216 países con menos población que este país hasta ahora imaginario. Hay más trumpistas que gente en Francia, maldita sea.

Y para alarma nuestra los tenemos al lado.

➡️ En debate | ¿Trump debe reconocer su derrota?

Sería un error tildar a la totalidad de estos 72 millones de trumpistas como locos, racistas, degenerados o distraídos.

Foto: AFP

Buena parte de ellos, si no la mayoría, me atrevería a apuntar que son decepcionados de la democracia y las instituciones las cuales durante décadas los EU presumieron y trataron por la fuerza, coerción o influencia exportar hacia otras naciones.

Trump no creó a estos 72 millones, sino que sólo representó para ellos una avenida para ser escuchados. Votar por él fue votar contra el sistema y sus partidos.

Toca ahora a los demócratas agachar la cabeza y aceptar que millones de personas en el país si no los detestan no les creen a sus promesas.

Foto: AFP

Dicho esto, es necesaria una labor estructural de convencimiento y desprogramación entre el electorado trumpista.

➡️ Elecciones EU 2020: Biden gana elección presidencial en EU y Trump alega fraude

Esto cruza por acciones concretas en beneficio del hombre común en EU como la generación de empleo, su verdadera integración a la política de partidos, el acceso a protección social y la recuperación de una identidad unificada de lo que es ser estadounidense independientemente del origen y creencias.

Si tomamos su discurso de victoria en el que llamó a la unidad nacional, Biden parece comprender todo esto.

Foto: AFP

Como referimos en este espacio, el trumpismo ha sido la alcantarilla por la cual las fuerzas más regresivas y autoritarias de EU reptaron hacia la gran política institucional. Basta que los demócratas vuelvan a incurrir en los errores de siempre para entregarle a esta caterva los códigos nucleares.

Ya fueron humillados una vez. A la presidencia del "Yes, we can", la de Barack Obama, le siguió la de Donald Trump que le bastó un par de plumazos para borrar buena parte de lo hecho del 2009 al 2016.

Es así que Joe Biden y su partido están una encrucijada vital en su historia. Si pierden el rumbo ahí sí quién sabe qué les (y nos) depare el futuro.

Foto: AFP

El voto antisistémico, cuando es acaparado por las fuerzas del medievo, ya demostró su capacidad para desandar lo avanzado.

➡️ Revés a Trump, autoridades electorales de EU no hallan irregularidades

A pesar de su decadencia, lo que sucede en Estados Unidos aún importa. Desde ahí se decanta a buena parte del mundo el estilo de vida y la forma de hacer política.

En ese sentido, si Estados Unidos fracasa, fracasa el modelo de democracia como lo conocemos. Si esto es bueno o malo a la postre lo veremos.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Puedes leer más del autor aquí ⬇️


La bala pasó cerca. Por un pelo, el Partido Demócrata de los EU logró ganar legítimamente la Casa Blanca mientras perdió escaños en la Casa de Representantes y continúa peleándose la mayoría en el Senado.

Tomando en cuenta contra quien estaban compitiendo, los resultados más que patéticos son preocupantes.

➡️ Biden convierte a Georgia en estado demócrata después de 28 años

Una economía destruida, un manejo de la pandemia entre los peores del mundo y un gobierno impresentable como el de Donald Trump no le fueron suficientes a los demócratas para obtener una victoria aplastante.

Foto: Reuters

Al momento se le adjudican a Trump 72 millones de votos obtenidos en la elección presidencial 2020. Cuatro años antes habían sido 62 millones.

Es decir, no sólo hubo decenas de millones de estadounidenses que se les ofreció una alternativa a Donald Trump y eligieron, en cambio, tenerlo otros cuatro años, sino que también hubieron otros tantos millones de personas que no votaron por él en 2016, lo vieron desempeñarse, y han decidido regalarle otra presidencia.

No alcanza la cabeza para darle su justa dimensión a esta aritmética.

Foto: AFP

Si el Trumpcountry fuera eso, un país, sería el número 18 en el mundo en cuanto a población. Habría 216 países con menos población que este país hasta ahora imaginario. Hay más trumpistas que gente en Francia, maldita sea.

Y para alarma nuestra los tenemos al lado.

➡️ En debate | ¿Trump debe reconocer su derrota?

Sería un error tildar a la totalidad de estos 72 millones de trumpistas como locos, racistas, degenerados o distraídos.

Foto: AFP

Buena parte de ellos, si no la mayoría, me atrevería a apuntar que son decepcionados de la democracia y las instituciones las cuales durante décadas los EU presumieron y trataron por la fuerza, coerción o influencia exportar hacia otras naciones.

Trump no creó a estos 72 millones, sino que sólo representó para ellos una avenida para ser escuchados. Votar por él fue votar contra el sistema y sus partidos.

Toca ahora a los demócratas agachar la cabeza y aceptar que millones de personas en el país si no los detestan no les creen a sus promesas.

Foto: AFP

Dicho esto, es necesaria una labor estructural de convencimiento y desprogramación entre el electorado trumpista.

➡️ Elecciones EU 2020: Biden gana elección presidencial en EU y Trump alega fraude

Esto cruza por acciones concretas en beneficio del hombre común en EU como la generación de empleo, su verdadera integración a la política de partidos, el acceso a protección social y la recuperación de una identidad unificada de lo que es ser estadounidense independientemente del origen y creencias.

Si tomamos su discurso de victoria en el que llamó a la unidad nacional, Biden parece comprender todo esto.

Foto: AFP

Como referimos en este espacio, el trumpismo ha sido la alcantarilla por la cual las fuerzas más regresivas y autoritarias de EU reptaron hacia la gran política institucional. Basta que los demócratas vuelvan a incurrir en los errores de siempre para entregarle a esta caterva los códigos nucleares.

Ya fueron humillados una vez. A la presidencia del "Yes, we can", la de Barack Obama, le siguió la de Donald Trump que le bastó un par de plumazos para borrar buena parte de lo hecho del 2009 al 2016.

Es así que Joe Biden y su partido están una encrucijada vital en su historia. Si pierden el rumbo ahí sí quién sabe qué les (y nos) depare el futuro.

Foto: AFP

El voto antisistémico, cuando es acaparado por las fuerzas del medievo, ya demostró su capacidad para desandar lo avanzado.

➡️ Revés a Trump, autoridades electorales de EU no hallan irregularidades

A pesar de su decadencia, lo que sucede en Estados Unidos aún importa. Desde ahí se decanta a buena parte del mundo el estilo de vida y la forma de hacer política.

En ese sentido, si Estados Unidos fracasa, fracasa el modelo de democracia como lo conocemos. Si esto es bueno o malo a la postre lo veremos.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Puedes leer más del autor aquí ⬇️

Sociedad

México reporta primer caso confirmado de viruela del mono

El subsecretario Hugo López-Gatell explicó que el caso se encuentra bajo tratamiento en la Ciudad de México

Sociedad

Jaime Rodríguez, El Bronco, reingresa a quirófano en hospital de NL

El exgobernador fue operado en el Hospital Universitario de un padecimiento de divertículos que afectan el colon

Mundo

Identifican a oficial responsable del retraso para entrar al aula

El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, aceptó que se tomaron decisiones incorrectas, pero no reveló ningún nombre

Justicia

Asesinan en NL a padre del actor Juan Daniel Treviño, de la película Ya no estoy aquí

La Fiscalía del estado ya abrió varias líneas de investigación para tratar de ubicar y detener a los responsables del ataque

Sociedad

En Badiraguato, hombres armados detienen a la prensa que cubría gira de AMLO

Esto se dio en un retén que está localizado a 30 minutos del rancho La Tuna, lugar donde vive la madre del Chapo Guzmán

Sociedad

Mi vida corre peligro: Ceci Flores dejará de buscar a su hijo Alejandro

La líder del colectivo Madres Buscadoras de Sonora envió mensajes a través de Twitter sobre la situación en la que se encuentra por la búsqueda de uno de sus hijos

Cine

Triangle of Sadness, de Ruben Östlund, se alza con la Palma de Oro en Cannes

Es la segunda Palma de Oro del director sueco que la ganó por primera vez en 2017 con The Square

Sociedad

Jaime Rodríguez, el Bronco, reingresa a quirófano en hospital de NL

El exgobernador fue operado en el Hospital Universitario de un padecimiento de divertículos que afectan el colon

Celebridades

Camila Cabello brilla en la Champions League a pesar del caos en el estadio

La estrella internacional de 25 años ha sido nominada a los premios Grammy en distintas ocasiones