/ viernes 15 de julio de 2022

¿Quién fue Kiki Camarena? El agente de la DEA asesinado por el narco mexicano

Camarena descubrió varias plantaciones pertenecientes al Cártel de Guadalajara, liderado por Caro Quintero

El 6 de noviembre de 1984, se dio un gran despliegue de corporaciones policiacas, llamada Operación Búfalo, en el municipio de Allende, Chihuahua, en el que participaron elementos federales, municipales, militares y de la DEA de los Estados Unidos.

Su objetivo era desmantelar un gran sembradío de marihuana, en un rancho de nombre Búfalo, propiedad del narcotraficante Rafael Caro Quintero.

Te puede interesar: DEA lanza campaña para capturar a Caro Quintero, Mayo Zambada y Los Chapitos

El impresionante despliegue de autoridades, narran las notas periodísticas de aquellos años, incluidas, por supuesto, las de La Prensa, dieron cuenta de un sembradío de marihuana con una extensión de 544 hectáreas, donde laboraban al menos 3 mil trabajadores, cuyo decomiso de esa droga fue de 4 mil toneladas, con un valor aproximado a los 8 mil millones de dólares.

El rancho, señalaron las autoridades, pertenecía a Caro Quintero en alianza con Miguel Ángel Félix Gallardo, Pablo Escobar y Ernesto Fonseca, cuyos principales traficantes de cocaína y marihuana de mediados de la década de los años 70 y 80.

Caro Quintero durante una de las audiencias. | Foto: Archivo La Prensa

Los traficantes atribuyeron a Kiki Camarena, agente infiltrado de la DEA, como el delator de sus operaciones delictivas.

Enrique Camarena Salazar nació el 26 de julio de 1947, en Mexicali Baja California, México. Por cuestiones económicas, emigró con su familia a Calexico, California, EU, donde logró culminar sus estudios de preparatoria y en 1970, ingresó al cuerpo policiaco de esa ciudad.

Pocos meses de su ingreso a la policía de Calexico, Camarena fue asignado a la Unidad Especial de Narcóticos del Condado Imperial (ICNTF), por sus siglas en inglés.

Camarena destacó en poco tiempo en sus nuevas funciones, mientras en México, la producción de marihuana vivió un auge, teniendo el negocio bien amarrado la agrupación delictiva, conocida como el cártel de Guadalajara, al mando de Miguel Ángel Félix Gallardo. Así que la DEA abrió una oficina en la ciudad de Guadalajara, la cual pusieron al mando de Kiki Camarena.

Los descubrimientos de Camarena

Con mucha dedicación en sus investigaciones, Camarena descubre varias plantaciones en distintas regiones montañosas de México. Esto lo consiguió al tener contacto con un “informante” de nombre Miguel Sánchez, quien proporcionó valiosa información a Camarena, sobre las operaciones que realizaba el cártel de Guadalajara, con ayuda de varias corporaciones policiacas y funcionarios corruptos que facilitaban el trasiego de la droga, desde Centroamérica hasta los Estados Unidos.

Miguel Sánchez contó a Camarena, que uno de los principales financiadores del mayor plantío de marihuana del cártel de Guadalajara era Juan José Esparragoza Moreno, y también lo puso al corriente de dónde se ubicaba la plantación.

Foto: Archivo La Prensa

Camarena no espero más tiempo en tratar de ubicar dónde se encontraba plantada la droga y realizó varios vuelos encubiertos; a mediados de noviembre de 1984, el agente identificó el lugar, se trataba del rancho Búfalo, en el municipio de Allende, en Chihuahua.

Enrique Camarena entregó todas las pistas y la información a las autoridades mexicanas, quienes el 6 de noviembre desplegaron el operativo, desmantelaron el plantío y confiscaron las toneladas de marihuana.

En ese momento, la DEA, en conjunto con las autoridades mexicanas, anunciaron con bombo y platillos el mayor golpe realizado hasta la fecha contra el narcotráfico.

Enrique Camarena: su secuestro, tortura y asesinato

A poco más de tres meses “del gran golpe” contra el cártel de Guadalajara, el 7 de febrero de 1985, Enrique Camarena fue secuestrado a plena luz del día, en la ciudad de Jalisco, por elementos de la entonces, Dirección Federal de Seguridad, corporación que se dice, trabajaba en contubernio con Caro Quintero, Félix Gallardo y Ernesto Fonseca.

A Camarena lo trasladaron a un domicilio propiedad de Caro Quintero, ubicado en la colonia Jardines del Bosque, en la ciudad de Guadalajara, donde lo torturaron por más de 30 horas.

Durante el suplicio, a Camarena le rompieron varios huesos del cuerpo, le arrancaron varios dientes, lo quemaron e introdujeron un palo por el recto. Sus enemigos estaban realmente furiosos por lo del rancho y para ellos no había más delator que él.

La investigación señala, que los verdugos de Camarena intentaron reanimarlo, para continuar con el suplicio y el interrogatorio, mediante la intervención de dos médicos: Humberto Álvarez Machaín y Javier Vázquez Velasco, pero el agente ya estaba en coma, así decidieron terminar definitivamente con su vida y lo hicieron golpeándolo en la cabeza con una barra de acero.

Después, los victimarios se deshicieron de su cuerpo, arrojándolo en un pueblito en el estado de Michoacán, de nombre La Angostura, donde lo encontraron el 5 de marzo.

¿Qué fue la Operación Leyenda?

El despliegue para detener a los principales sospechosos del asesinato de Kiki Camarena llevó por nombre Operación Leyenda y dio frutos poco tiempo después, con la detención de Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo. Félix Gallardo se dice, se salvó del brazo de la justicia debido a la protección de altos funcionarios del gobierno mexicano.

Fue hasta el día de hoy que José Luis Gallardo Parra, alias “El Güero”, principal responsable del secuestro y asesinato del agente de la DEA, murió en el Hospital Civil de Guadalajara, al parecer por varias complicaciones de salud.

“El Güero” Parra cumplía una sentencia de 86 años de prisión por ser al autor material del secuestro y crimen agente estadounidense Enrique Camarena Salazar.

Autoridades informaron que una de sus hijas reclamó el cuerpo y, por fallecer por problemas de salud, no se le practicó necropsia.

Sentencia contra Caro Quintero

Rafael Caro Quintero fue sentenciado a más de 50 años de cárcel, hallado culpable por los asesinatos de Kiki Camarena, su piloto Alfredo Avelar y por delitos contra la salud y narcotráfico.

Después de 28 años, Caro Quintero obtuvo su libertad en agosto de 2013, por orden de un tribunal de Jalisco, quien juzgó irregularidades en el debido proceso.

Rafael Caro Quintero, líder del Cártel de Guadalajara. | Foto: Archivo La Prensa

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El 16 de enero de 2015, le fue girada una nueva orden de aprehensión en su contra, por el homicidio del agente Enrique Camarena, pero no se ha logrado su captura y Quintero se encuentra en calidad de prófugo.

Publicado originalmente en La Prensa


El 6 de noviembre de 1984, se dio un gran despliegue de corporaciones policiacas, llamada Operación Búfalo, en el municipio de Allende, Chihuahua, en el que participaron elementos federales, municipales, militares y de la DEA de los Estados Unidos.

Su objetivo era desmantelar un gran sembradío de marihuana, en un rancho de nombre Búfalo, propiedad del narcotraficante Rafael Caro Quintero.

Te puede interesar: DEA lanza campaña para capturar a Caro Quintero, Mayo Zambada y Los Chapitos

El impresionante despliegue de autoridades, narran las notas periodísticas de aquellos años, incluidas, por supuesto, las de La Prensa, dieron cuenta de un sembradío de marihuana con una extensión de 544 hectáreas, donde laboraban al menos 3 mil trabajadores, cuyo decomiso de esa droga fue de 4 mil toneladas, con un valor aproximado a los 8 mil millones de dólares.

El rancho, señalaron las autoridades, pertenecía a Caro Quintero en alianza con Miguel Ángel Félix Gallardo, Pablo Escobar y Ernesto Fonseca, cuyos principales traficantes de cocaína y marihuana de mediados de la década de los años 70 y 80.

Caro Quintero durante una de las audiencias. | Foto: Archivo La Prensa

Los traficantes atribuyeron a Kiki Camarena, agente infiltrado de la DEA, como el delator de sus operaciones delictivas.

Enrique Camarena Salazar nació el 26 de julio de 1947, en Mexicali Baja California, México. Por cuestiones económicas, emigró con su familia a Calexico, California, EU, donde logró culminar sus estudios de preparatoria y en 1970, ingresó al cuerpo policiaco de esa ciudad.

Pocos meses de su ingreso a la policía de Calexico, Camarena fue asignado a la Unidad Especial de Narcóticos del Condado Imperial (ICNTF), por sus siglas en inglés.

Camarena destacó en poco tiempo en sus nuevas funciones, mientras en México, la producción de marihuana vivió un auge, teniendo el negocio bien amarrado la agrupación delictiva, conocida como el cártel de Guadalajara, al mando de Miguel Ángel Félix Gallardo. Así que la DEA abrió una oficina en la ciudad de Guadalajara, la cual pusieron al mando de Kiki Camarena.

Los descubrimientos de Camarena

Con mucha dedicación en sus investigaciones, Camarena descubre varias plantaciones en distintas regiones montañosas de México. Esto lo consiguió al tener contacto con un “informante” de nombre Miguel Sánchez, quien proporcionó valiosa información a Camarena, sobre las operaciones que realizaba el cártel de Guadalajara, con ayuda de varias corporaciones policiacas y funcionarios corruptos que facilitaban el trasiego de la droga, desde Centroamérica hasta los Estados Unidos.

Miguel Sánchez contó a Camarena, que uno de los principales financiadores del mayor plantío de marihuana del cártel de Guadalajara era Juan José Esparragoza Moreno, y también lo puso al corriente de dónde se ubicaba la plantación.

Foto: Archivo La Prensa

Camarena no espero más tiempo en tratar de ubicar dónde se encontraba plantada la droga y realizó varios vuelos encubiertos; a mediados de noviembre de 1984, el agente identificó el lugar, se trataba del rancho Búfalo, en el municipio de Allende, en Chihuahua.

Enrique Camarena entregó todas las pistas y la información a las autoridades mexicanas, quienes el 6 de noviembre desplegaron el operativo, desmantelaron el plantío y confiscaron las toneladas de marihuana.

En ese momento, la DEA, en conjunto con las autoridades mexicanas, anunciaron con bombo y platillos el mayor golpe realizado hasta la fecha contra el narcotráfico.

Enrique Camarena: su secuestro, tortura y asesinato

A poco más de tres meses “del gran golpe” contra el cártel de Guadalajara, el 7 de febrero de 1985, Enrique Camarena fue secuestrado a plena luz del día, en la ciudad de Jalisco, por elementos de la entonces, Dirección Federal de Seguridad, corporación que se dice, trabajaba en contubernio con Caro Quintero, Félix Gallardo y Ernesto Fonseca.

A Camarena lo trasladaron a un domicilio propiedad de Caro Quintero, ubicado en la colonia Jardines del Bosque, en la ciudad de Guadalajara, donde lo torturaron por más de 30 horas.

Durante el suplicio, a Camarena le rompieron varios huesos del cuerpo, le arrancaron varios dientes, lo quemaron e introdujeron un palo por el recto. Sus enemigos estaban realmente furiosos por lo del rancho y para ellos no había más delator que él.

La investigación señala, que los verdugos de Camarena intentaron reanimarlo, para continuar con el suplicio y el interrogatorio, mediante la intervención de dos médicos: Humberto Álvarez Machaín y Javier Vázquez Velasco, pero el agente ya estaba en coma, así decidieron terminar definitivamente con su vida y lo hicieron golpeándolo en la cabeza con una barra de acero.

Después, los victimarios se deshicieron de su cuerpo, arrojándolo en un pueblito en el estado de Michoacán, de nombre La Angostura, donde lo encontraron el 5 de marzo.

¿Qué fue la Operación Leyenda?

El despliegue para detener a los principales sospechosos del asesinato de Kiki Camarena llevó por nombre Operación Leyenda y dio frutos poco tiempo después, con la detención de Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo. Félix Gallardo se dice, se salvó del brazo de la justicia debido a la protección de altos funcionarios del gobierno mexicano.

Fue hasta el día de hoy que José Luis Gallardo Parra, alias “El Güero”, principal responsable del secuestro y asesinato del agente de la DEA, murió en el Hospital Civil de Guadalajara, al parecer por varias complicaciones de salud.

“El Güero” Parra cumplía una sentencia de 86 años de prisión por ser al autor material del secuestro y crimen agente estadounidense Enrique Camarena Salazar.

Autoridades informaron que una de sus hijas reclamó el cuerpo y, por fallecer por problemas de salud, no se le practicó necropsia.

Sentencia contra Caro Quintero

Rafael Caro Quintero fue sentenciado a más de 50 años de cárcel, hallado culpable por los asesinatos de Kiki Camarena, su piloto Alfredo Avelar y por delitos contra la salud y narcotráfico.

Después de 28 años, Caro Quintero obtuvo su libertad en agosto de 2013, por orden de un tribunal de Jalisco, quien juzgó irregularidades en el debido proceso.

Rafael Caro Quintero, líder del Cártel de Guadalajara. | Foto: Archivo La Prensa

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El 16 de enero de 2015, le fue girada una nueva orden de aprehensión en su contra, por el homicidio del agente Enrique Camarena, pero no se ha logrado su captura y Quintero se encuentra en calidad de prófugo.

Publicado originalmente en La Prensa


Finanzas

Buscan conexión del aeropuerto de Cancún al Tren Maya

La Secretaría de Infraestructura sometió a valoración de Semarnat el proyecto para construir un camino

Política

Sin experiencia, 13 familiares de políticos llegan a legislar

El hermano y un primo de Mario Delgado serán parte de la próxima legislatura en San Lázaro

Política

Foros sobre reforma judicial inician el 27 de junio

El primer foro sobre la reforma judicial será el jueves 27 de junio, a las 17:00 horas, en la Cámara de Diputados y el último, el 8 de agosto, en Sinaloa

CDMX

Denuncian maltrato animal por abandono de perros en pensión de Tlalpan

Al menos 25 tutores de los canes reclamaron a sus mascotas y denunciaron al responsable del lugar

Sociedad

Chihuahua, entidad peligrosa para chóferes de apps

Hasta el 14 de junio, 13 conductores de plataforma tienen reportes de desaparición activos en ese estado

Mundo

Clima extremo azota cada rincón del planeta

Altas temperaturas en América, Europa y Medio Oriente, y fuertes lluvias en Centroamérica y Asia