/ martes 25 de junio de 2019

Temor en Europa por temperaturas récord

Hay alerta en varios países por el golpe proveniente del desierto del Sahara

PARÍS. Una ola de calor del desierto del Sáhara comenzó a azotar a Europa, donde los termómetros se dispararán a mediados de semana hasta rozar los 40°C en varios países del continente.

Debido al calentamiento global, causado principalmente por las emisiones de gases de efecto invernadero, estos fenómenos, que antes eran excepcionales, podrían repetirse con más frecuencia, advierten los científicos.

"Una gran cantidad de aire caliente está subiendo desde África", explicó Sabine Krueger del Servicio Meteorológico Alemán DWD, según la cual el sur del Viejo Continente podría verse particularmente afectado por las altas temperaturas.

En España, la ola de calor llegará a mediados de semana, con temperaturas de hasta 42°C en algunos lugares del país a partir del jueves. Las autoridades llamaron a la población a tomar precauciones para enfrentar el calor, con medidas que incluyen hidratarse bien, cubrirse la cabeza y evitar hacer ejercicio bajo el sol.

Advirtieron también sobre un "riesgo extremo" de incendios en partes de Cataluña, Aragón, Navarra y Extremadura. En Francia, las temperaturas subieron ayer en el centro y este del país, con 33°C en París y 35°C en Lyon (centro-este). Más de la mitad de los departamentos franceses se encontraban en alerta canícula "naranja", la tercera más fuerte entre cuatro.

En este país, traumatizado por la excepcional ola de calor de 2003 que causó la muerte de 15 mil personas, principalmente ancianos, el presidente Emmanuel Macron tomó la palabra par para asegurar que "todo el gobierno estaba movilizado".

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, decidió aplazar para la próxima semana un examen nacional para estudiantes de escuela secundaria.

En previsión del aumento de temperaturas, que a finales de semana podría superar los 40°C, muchos se agolpaban en las tiendas de electrodomésticos en búsqueda de ventiladores.

Las autoridades emitieron advertencias contra la deshidratación, en particular para niños y ancianos, y los hospitales han sido puestos en alerta máxima.

"Es un fenómeno sin precedentes porque se está produciendo a principios de junio, no lo veíamos desde 1947", dijo Emmanuel Demael, un experto de la agencia meteorológica francesa Meteo-France.

PARÍS. Una ola de calor del desierto del Sáhara comenzó a azotar a Europa, donde los termómetros se dispararán a mediados de semana hasta rozar los 40°C en varios países del continente.

Debido al calentamiento global, causado principalmente por las emisiones de gases de efecto invernadero, estos fenómenos, que antes eran excepcionales, podrían repetirse con más frecuencia, advierten los científicos.

"Una gran cantidad de aire caliente está subiendo desde África", explicó Sabine Krueger del Servicio Meteorológico Alemán DWD, según la cual el sur del Viejo Continente podría verse particularmente afectado por las altas temperaturas.

En España, la ola de calor llegará a mediados de semana, con temperaturas de hasta 42°C en algunos lugares del país a partir del jueves. Las autoridades llamaron a la población a tomar precauciones para enfrentar el calor, con medidas que incluyen hidratarse bien, cubrirse la cabeza y evitar hacer ejercicio bajo el sol.

Advirtieron también sobre un "riesgo extremo" de incendios en partes de Cataluña, Aragón, Navarra y Extremadura. En Francia, las temperaturas subieron ayer en el centro y este del país, con 33°C en París y 35°C en Lyon (centro-este). Más de la mitad de los departamentos franceses se encontraban en alerta canícula "naranja", la tercera más fuerte entre cuatro.

En este país, traumatizado por la excepcional ola de calor de 2003 que causó la muerte de 15 mil personas, principalmente ancianos, el presidente Emmanuel Macron tomó la palabra par para asegurar que "todo el gobierno estaba movilizado".

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, decidió aplazar para la próxima semana un examen nacional para estudiantes de escuela secundaria.

En previsión del aumento de temperaturas, que a finales de semana podría superar los 40°C, muchos se agolpaban en las tiendas de electrodomésticos en búsqueda de ventiladores.

Las autoridades emitieron advertencias contra la deshidratación, en particular para niños y ancianos, y los hospitales han sido puestos en alerta máxima.

"Es un fenómeno sin precedentes porque se está produciendo a principios de junio, no lo veíamos desde 1947", dijo Emmanuel Demael, un experto de la agencia meteorológica francesa Meteo-France.

Sociedad

AMIIF advierten riesgo de desabasto de medicamentos

La organización acusó además que al solicitar modificaciones al etiquetado de los productos se pone “en riesgo” los sellos de seguridad o la calidad del producto

Finanzas

Gasolinas y gas elevan inflación en primera quincena de enero

El primer dato de inflación de este año se mantuvo dentro del rango objetivo del Banxico

Sociedad

A la orilla del Bravo, migrantes aguardan asilo de Biden

En Matamoros se habilitó un campamento de migrantes que confían en la nueva política migratoria de Joe Biden

Finanzas

Gasolinas y gas elevan inflación en primera quincena de enero

El primer dato de inflación de este año se mantuvo dentro del rango objetivo del Banxico

Futbol

Zinedine Zidane da positivo al Covid-19

El técnico dirigió a su equipo con normalidad la pasada semana participando en la Supercopa de España

CDMX

Con pruebas a meseros y cocineros, alejan Covid-19 de restaurantes

La alcaldía Miguel Hidalgo pactó con el sector la aplicación gratuita de pruebas para los trabajadores y así tener un Polanco 0% covid

Doble Vía

#Data | Tropieza el ánimo de los tuiteros al iniciar el 2021

El peso de los tweets positivos en México cayó 2.7% al inicio de enero de este año respecto al mes previo

Mundo

Bajo observación | El gran reto de Joe Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió una movilización como “en tiempos de guerra” para hacer frente al Covid-19

Sociedad

AMIIF advierten riesgo de desabasto de medicamentos

La organización acusó además que al solicitar modificaciones al etiquetado de los productos se pone “en riesgo” los sellos de seguridad o la calidad del producto