/ domingo 21 de julio de 2019

Al pueblo circo...¿Y el PAN?

Los anuncios en los medios electrónicos de información nos invitan a visitar el nuevo “Complejo Cultural “Los pinos”, en donde actualmente se cuenta con museo, se presentan diversos espectáculos, es posible recorrer los jardines, en fin, se trata de un centro recreativo del que los mexicanos podemos gozar, habiendo sido desde 1934 hasta 2018 la residencia oficial de los Presidentes mexicanos –a excepción del Presidente Adolfo López Mateos, quien no habitó el lugar-; no obstante, tal y como lo anticipó desde tiempos de campaña, Andrés Manuel López Obrador decidió habilitarlo para “el pueblo” e irse a vivir, a ejemplo del Benemérito de las Américas, Benito Juárez, al Palacio Nacional.

Fue en 1934, cuando Lázaro Cárdenas, Presidente de México, tomó la decisión de abrir al público el Castillo de Chapultepec –en donde radicaba hasta entonces el Presidente de la Nación-, optando por hacer el domicilio presidencial en la Residencia Oficial de Los Pinos, misma que se llamó así en recuerdo de la finca en la que el expresidente Cárdenas conoció a su esposa Amalia Solórzano, por lo que, para hacer honor al nombre, Cárdenas mandó sembrar numerosos pinos.

En un hecho histórico –se dice-, la Ex Residencia Oficial de Los Pinos abrió sus puertas al público para convertirse en el Complejo Cultural a partir del 1 de diciembre de 2018.

Pues bien, tenemos ya la segunda parte del refrán: “Al pueblo pan y circo”, contamos con una buena cantidad de espectáculos que cotidianamente se presentan en diversos puntos del país en general y de esta CDMX en particular -el Zócalo, las Alcaldías y ahora Los Pinos-, el circo ahí está! Pero, ¿qué hay del pan Señor Presidente López Obrador???

Porque a decir de los expertos, la economía mexicana parece no dar señales de recuperación, y cada vez más economistas revisan sus pronósticos de crecimiento por debajo del 1%: En el primer trimestre, el consumo privado, uno de los principales motores de la economía, tuvo su peor desempeño anual desde 2009, cuando se vivían los estragos de la Gran Recesión, según datos del INEGI.

Por supuesto que o todo es culpa de la administración Lopezobradorista, desde la segunda mitad del 2018 el consumo privado ha perdido impulso; sin embargo, durante el primer trimestre de este 2019, se creció solo al 0.2% a tasa anual, la más baja desde el cuarto trimestre de 2009, tendencia que podría ser una cuestión cíclica, pero está siendo presionada por al menos tres factores: el desplome de la inversión por parte del sector privado, una caída en el consumo gubernamental y una desaceleración de exportaciones de bienes y servicios.

“El panorama se ve bastante complicado con la situación en Pemex, con las dudas de la política energética y en los factores en el exterior”, explicó Marco Oviedo, analista de Barclays.

Los datos, permiten a los especialistas revisar sus números respecto a la baja en el crecimiento económico del país, derivado de la contracción de 0.2% que registró el Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre.

El pasado mes de mayo, el Banco de México ajustó a la baja su pronóstico de crecimiento económico para 2019 a un nuevo rango de 0.8% a 1.8%; por su parte, antes de la renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda, dicha entidad había mantenido su expectativa de crecimiento en un rango de 1.1% a 2.1%.

El presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en que el consumo está aumentando y que la inversión extranjera está fluyendo en el país: "Yo creo que vamos a crecer, aceptando sin conceder, estamos hablando de crecimiento, poco, pero será crecimiento", señaló el mandatario.

Lo cierto es que la economía mexicana es un tema ensombrecido e incierto: se tiene desconfianza respecto a las políticas públicas y los proyectos improductivos del presidente lo cual ha ahuyentado la inversión; adicionalmente, no se cuenta con garantías y hay un clima de inseguridad inaudito a lo que solo observamos la inacción de un gobierno incompetente, y las dudas se acumulan si sumamos la inconclusa aprobación del T-MEC, los problemas financieros de PEMEX al borde de la quiebra y que arrastra la calificación crediticia del país, el incremento en el servicio de la deuda mexicana por el aumento en los réditos y la posibilidad de que algunas calificadoras, como Moody’s, puedan disminuir aún más la calificación del país lo cual causaría una salida de capitales de México.

El Bank of America ha señalado que la economía mexicana se encuentra en «recesión técnica» y solo faltaría algo de tiempo para confirmarla… Lo dicho, el circo lo tenemos… y el pan???

gamogui@hotmail.com


Los anuncios en los medios electrónicos de información nos invitan a visitar el nuevo “Complejo Cultural “Los pinos”, en donde actualmente se cuenta con museo, se presentan diversos espectáculos, es posible recorrer los jardines, en fin, se trata de un centro recreativo del que los mexicanos podemos gozar, habiendo sido desde 1934 hasta 2018 la residencia oficial de los Presidentes mexicanos –a excepción del Presidente Adolfo López Mateos, quien no habitó el lugar-; no obstante, tal y como lo anticipó desde tiempos de campaña, Andrés Manuel López Obrador decidió habilitarlo para “el pueblo” e irse a vivir, a ejemplo del Benemérito de las Américas, Benito Juárez, al Palacio Nacional.

Fue en 1934, cuando Lázaro Cárdenas, Presidente de México, tomó la decisión de abrir al público el Castillo de Chapultepec –en donde radicaba hasta entonces el Presidente de la Nación-, optando por hacer el domicilio presidencial en la Residencia Oficial de Los Pinos, misma que se llamó así en recuerdo de la finca en la que el expresidente Cárdenas conoció a su esposa Amalia Solórzano, por lo que, para hacer honor al nombre, Cárdenas mandó sembrar numerosos pinos.

En un hecho histórico –se dice-, la Ex Residencia Oficial de Los Pinos abrió sus puertas al público para convertirse en el Complejo Cultural a partir del 1 de diciembre de 2018.

Pues bien, tenemos ya la segunda parte del refrán: “Al pueblo pan y circo”, contamos con una buena cantidad de espectáculos que cotidianamente se presentan en diversos puntos del país en general y de esta CDMX en particular -el Zócalo, las Alcaldías y ahora Los Pinos-, el circo ahí está! Pero, ¿qué hay del pan Señor Presidente López Obrador???

Porque a decir de los expertos, la economía mexicana parece no dar señales de recuperación, y cada vez más economistas revisan sus pronósticos de crecimiento por debajo del 1%: En el primer trimestre, el consumo privado, uno de los principales motores de la economía, tuvo su peor desempeño anual desde 2009, cuando se vivían los estragos de la Gran Recesión, según datos del INEGI.

Por supuesto que o todo es culpa de la administración Lopezobradorista, desde la segunda mitad del 2018 el consumo privado ha perdido impulso; sin embargo, durante el primer trimestre de este 2019, se creció solo al 0.2% a tasa anual, la más baja desde el cuarto trimestre de 2009, tendencia que podría ser una cuestión cíclica, pero está siendo presionada por al menos tres factores: el desplome de la inversión por parte del sector privado, una caída en el consumo gubernamental y una desaceleración de exportaciones de bienes y servicios.

“El panorama se ve bastante complicado con la situación en Pemex, con las dudas de la política energética y en los factores en el exterior”, explicó Marco Oviedo, analista de Barclays.

Los datos, permiten a los especialistas revisar sus números respecto a la baja en el crecimiento económico del país, derivado de la contracción de 0.2% que registró el Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre.

El pasado mes de mayo, el Banco de México ajustó a la baja su pronóstico de crecimiento económico para 2019 a un nuevo rango de 0.8% a 1.8%; por su parte, antes de la renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda, dicha entidad había mantenido su expectativa de crecimiento en un rango de 1.1% a 2.1%.

El presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en que el consumo está aumentando y que la inversión extranjera está fluyendo en el país: "Yo creo que vamos a crecer, aceptando sin conceder, estamos hablando de crecimiento, poco, pero será crecimiento", señaló el mandatario.

Lo cierto es que la economía mexicana es un tema ensombrecido e incierto: se tiene desconfianza respecto a las políticas públicas y los proyectos improductivos del presidente lo cual ha ahuyentado la inversión; adicionalmente, no se cuenta con garantías y hay un clima de inseguridad inaudito a lo que solo observamos la inacción de un gobierno incompetente, y las dudas se acumulan si sumamos la inconclusa aprobación del T-MEC, los problemas financieros de PEMEX al borde de la quiebra y que arrastra la calificación crediticia del país, el incremento en el servicio de la deuda mexicana por el aumento en los réditos y la posibilidad de que algunas calificadoras, como Moody’s, puedan disminuir aún más la calificación del país lo cual causaría una salida de capitales de México.

El Bank of America ha señalado que la economía mexicana se encuentra en «recesión técnica» y solo faltaría algo de tiempo para confirmarla… Lo dicho, el circo lo tenemos… y el pan???

gamogui@hotmail.com


domingo 20 de octubre de 2019

Seguridad de miedo

domingo 13 de octubre de 2019

Ciudad secuestrada

domingo 29 de septiembre de 2019

Cambio Climático

domingo 15 de septiembre de 2019

Fuchila, wakala!!

domingo 08 de septiembre de 2019

Xochimilco…

domingo 01 de septiembre de 2019

Desabasto de medicamentos

domingo 25 de agosto de 2019

La felicidad del pueblo

domingo 18 de agosto de 2019

El buen juez, por su casa empieza...

domingo 11 de agosto de 2019

Pobreza

domingo 04 de agosto de 2019

Crímen

Cargar Más