/ domingo 6 de junio de 2021

Ecos lejanos

“El éxito y el fracaso son dos impostores”.

José Luis Borges.


Un nuevo término con que la Organización Mundial de la Salud ha definido el exceso de información en torno a la pandemia Covid-19, y todos los temas relacionados que han generado excesivos rumores, mensajes erróneos y un sinnúmero de falsa información: “Infodemia”.

Derivado de ello, muchas personas están convencidas de que se trata de una enfermedad inventada por intereses políticos, se duda de su existencia real, e incluso se piensa que “el virus fue una creación de laboratorio para enriquecer a quienes fabrican vacunas”; peor aún, la idea de que los virus fueron creados por fuerzas sobrenaturales o por extraterrestres no se refiere exclusivamente al SARS-CoV-2, a decir de los expertos del mundo, se trata de una idea de las más generalizadas sobre la mayoría de los virus afirmando que, en general, los virus que circulan no son nuevos, ya están en la naturaleza, en determinados ‘reservorios’, concretamente, viven en animales y tienen la capacidad de pasar de una especie a otra, como se considera que hizo el SARS-Cov-2 : al pasar a habitar un huésped nuevo, el virus “produce más enfermedad que en el reservorio natural”…

Hablando de COVID-19, nos consta que es un virus real que no ha sido detectado únicamente por técnicas diagnósticas reales, nos lo ha hecho saber y confirmado la realidad, los miles de personas fallecidas, quienes han llegado en extremo estado de gravedad a los centros de salud del mundo, los millones de personas que aún viven el duelo de perder familia, amigos, compañeros…

Ahora, tenemos las vacunas: biológicos contra la covid-19 fueron creados en un tiempo récord, lo cual no quiere decir que se hayan omitido procesos ni incumplan con los estrictos protocolos sanitarios, los investigadores afirman que los biológicos a la fecha aprobados “han pasado todas las pruebas, los ensayos clínicos fase 1, fase 2, fase 3 con las mismas exigencias que todas las vacunas anteriores - hay cientos de vacunas que empezaron junto con las que han sido aprobadas esas y no se aprobaron porque no pasaron ciertos requisitos de seguridad o eficacia”-, la diferencia es que la autorización de emergencia que se les ha dado a éstas en particular implica el “aceleramiento de todos los pasos burocráticos” de administración y distribución, pero no de los pasos de su producción; no obstante, estas aprobaciones están sujetas a los datos que surjan al inocular a la población.

Respecto a la idea de que la vacuna -cualquiera-, puede causarnos la muerte, es verdad que puede ocasionar efectos adversos a nivel del sitio de inyección (como hinchazón o dolor) y efectos más sistémicos como fiebre, dolor de cabeza, muscular, pero todos ellos son leves y de una corta duración, en cuanto al beneficio que su aplicación brinda.

Al respecto, siendo un paradigma entre la población mexicana, en una entrevista realizada por el comediante mexicano Eugenio Derbez, el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, abordó temas sobre la vacunación contra la COVID-19, enfermedad que ha causado una crisis sanitaria a nivel global. Al asegurar que tiene dudas respecto a la eficacia de la vacuna -cualquiera-, contra el COVID, Derbez cuestionó su efectividad pese a que médicos le han explicado ya su funcionamiento: asegura que si se enferma, su organismo generará los anticuerpos necesarios, aunque dice no estar en contra de ella, pero su aplicación es una decisión muy personal… Lo es…

Entre sus argumentos, destaca: “Sí está comprobado, uno, que la vacuna no evita que te contagies, es decir, de todas maneras te contagias a pesar de que estás vacunado, lo único que hace es que suaviza los síntomas”, señaló al manifestar sus dudas respecto a los efectos secundarios a futuro. Fauci afirma que la inoculación ayuda a evitar desde el desarrollo de la enfermedad, hasta la muerte, señalando también la evidencia de que tras la vacunación el nivel de virus en la cavidad nasal y faringe es muy bajo y hay pocas probabilidades de transmitirlo, pero por seguridad se recomienda a las personas vacunadas continuar usando el cubrebocas: en los próximos meses habrá suficiente evidencia para demostrar esto, dijo.

Efectivamente, la aplicación de la vacuna no exime el riesgo de contagio tal y como lo hemos visto con el ex Presidente de México Felipe Calderón quien dio positivo a la prueba de covid-19 y aseveró que sus síntomas son leves, pero habrá de permanecer en aislamiento y en reposo.

Tenemos la oportunidad de vacunarnos, considerémoslo una oportunidad de vida pensando en la opción de -en el peor de los casos, si llegáramos a enfermar-, aligerar los síntomas y la alta factibilidad de evitar la muerte -moriremos cuando tenga que ser, pese a resistirnos a ello-; pero además, se trata de evitar en lo posible contagios masivos. Todo ello, sin descuidar por supuesto las medidas sanitarias recomendadas: el uso del cubrebocas y la higiene continua.


¡Buen regreso a clases, Dios nos ampare!

gamogui@hotmail.com

“El éxito y el fracaso son dos impostores”.

José Luis Borges.


Un nuevo término con que la Organización Mundial de la Salud ha definido el exceso de información en torno a la pandemia Covid-19, y todos los temas relacionados que han generado excesivos rumores, mensajes erróneos y un sinnúmero de falsa información: “Infodemia”.

Derivado de ello, muchas personas están convencidas de que se trata de una enfermedad inventada por intereses políticos, se duda de su existencia real, e incluso se piensa que “el virus fue una creación de laboratorio para enriquecer a quienes fabrican vacunas”; peor aún, la idea de que los virus fueron creados por fuerzas sobrenaturales o por extraterrestres no se refiere exclusivamente al SARS-CoV-2, a decir de los expertos del mundo, se trata de una idea de las más generalizadas sobre la mayoría de los virus afirmando que, en general, los virus que circulan no son nuevos, ya están en la naturaleza, en determinados ‘reservorios’, concretamente, viven en animales y tienen la capacidad de pasar de una especie a otra, como se considera que hizo el SARS-Cov-2 : al pasar a habitar un huésped nuevo, el virus “produce más enfermedad que en el reservorio natural”…

Hablando de COVID-19, nos consta que es un virus real que no ha sido detectado únicamente por técnicas diagnósticas reales, nos lo ha hecho saber y confirmado la realidad, los miles de personas fallecidas, quienes han llegado en extremo estado de gravedad a los centros de salud del mundo, los millones de personas que aún viven el duelo de perder familia, amigos, compañeros…

Ahora, tenemos las vacunas: biológicos contra la covid-19 fueron creados en un tiempo récord, lo cual no quiere decir que se hayan omitido procesos ni incumplan con los estrictos protocolos sanitarios, los investigadores afirman que los biológicos a la fecha aprobados “han pasado todas las pruebas, los ensayos clínicos fase 1, fase 2, fase 3 con las mismas exigencias que todas las vacunas anteriores - hay cientos de vacunas que empezaron junto con las que han sido aprobadas esas y no se aprobaron porque no pasaron ciertos requisitos de seguridad o eficacia”-, la diferencia es que la autorización de emergencia que se les ha dado a éstas en particular implica el “aceleramiento de todos los pasos burocráticos” de administración y distribución, pero no de los pasos de su producción; no obstante, estas aprobaciones están sujetas a los datos que surjan al inocular a la población.

Respecto a la idea de que la vacuna -cualquiera-, puede causarnos la muerte, es verdad que puede ocasionar efectos adversos a nivel del sitio de inyección (como hinchazón o dolor) y efectos más sistémicos como fiebre, dolor de cabeza, muscular, pero todos ellos son leves y de una corta duración, en cuanto al beneficio que su aplicación brinda.

Al respecto, siendo un paradigma entre la población mexicana, en una entrevista realizada por el comediante mexicano Eugenio Derbez, el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, abordó temas sobre la vacunación contra la COVID-19, enfermedad que ha causado una crisis sanitaria a nivel global. Al asegurar que tiene dudas respecto a la eficacia de la vacuna -cualquiera-, contra el COVID, Derbez cuestionó su efectividad pese a que médicos le han explicado ya su funcionamiento: asegura que si se enferma, su organismo generará los anticuerpos necesarios, aunque dice no estar en contra de ella, pero su aplicación es una decisión muy personal… Lo es…

Entre sus argumentos, destaca: “Sí está comprobado, uno, que la vacuna no evita que te contagies, es decir, de todas maneras te contagias a pesar de que estás vacunado, lo único que hace es que suaviza los síntomas”, señaló al manifestar sus dudas respecto a los efectos secundarios a futuro. Fauci afirma que la inoculación ayuda a evitar desde el desarrollo de la enfermedad, hasta la muerte, señalando también la evidencia de que tras la vacunación el nivel de virus en la cavidad nasal y faringe es muy bajo y hay pocas probabilidades de transmitirlo, pero por seguridad se recomienda a las personas vacunadas continuar usando el cubrebocas: en los próximos meses habrá suficiente evidencia para demostrar esto, dijo.

Efectivamente, la aplicación de la vacuna no exime el riesgo de contagio tal y como lo hemos visto con el ex Presidente de México Felipe Calderón quien dio positivo a la prueba de covid-19 y aseveró que sus síntomas son leves, pero habrá de permanecer en aislamiento y en reposo.

Tenemos la oportunidad de vacunarnos, considerémoslo una oportunidad de vida pensando en la opción de -en el peor de los casos, si llegáramos a enfermar-, aligerar los síntomas y la alta factibilidad de evitar la muerte -moriremos cuando tenga que ser, pese a resistirnos a ello-; pero además, se trata de evitar en lo posible contagios masivos. Todo ello, sin descuidar por supuesto las medidas sanitarias recomendadas: el uso del cubrebocas y la higiene continua.


¡Buen regreso a clases, Dios nos ampare!

gamogui@hotmail.com