/ viernes 19 de julio de 2019

El mundo de la realeza

BODAS DE DIAMANTE PARA ALBERTO II Y PAOLA DE BÉLGICA

Hasta que la muerte los separe, se dice cuando las jóvenes parejas se casan. Para los reyes eméritos de los belgas, Alberto y Paola, que cumplieron con su deber como monarcas veinte años, ahora, ya jubilados, celebran con su familia 60 años de matrimonio.

60 años de lucha, esfuerzo, problemas, distanciamiento, etc. Con tres hijos, nietos y bisnietos, estos monarcas luchan ahora como matrimonio por rescatar su estabilidad, ya que Alberto, quién de joven era un príncipe de Lieja muy guapo y elegante, se ve acusado de ser padre de una señora de 50 años de edad, supuesta hija con la que tuvo con una noble.

Paola, la dulce Paola, fue muy hermosa, fue, además, la primera princesa en salir en biquini y en mostrar a sus supuestos amantes en público. Pero ahora, al cumplir sus bodas de Diamante este pasado 2 de julio, la pareja, que posó con su familia al completo, se vio contenta.

Además, tras escándalos como la mala relación que tienen con su hijo menor, ella se encuentra superando momentos difíciles de salud. Alberto, hijo del fallecido Leopoldo III, fungió como príncipe de Lieja hasta la muerte de su hermano, el rey Balduino I.

Recuerdo haber visto en vivo su coronación. Ahora, tras su abdicación, la pareja disfruta el poder estar juntos y están satisfechos de como su hijo, Felipe I, actúa como rey.

ALBERTO, FELIPE E ISABEL

TRES GENERACIONES

Alberto y Paola cumplieron con lo que nadie creía que sería posible: estar al pie “del cañón” para ser unos monarcas ejemplares como lo fueron Fabiola y Balduino, además de ser queridos.

Felipe y Matilde siguen su ejemplo. Alberto ha vivido para saber que su nieta, Isabel, duquesa de Brabante, será la primera mujer en ascender al trono de los belgas cuando así lo disponga Felipe I.

Son tres generaciones de herederos de la casa Sajonia Coburgo Gotha los que cuentan con la aprobación del pueblo. Poco a poco, Isabel, quién heredó su nombre de la gran reina Isabel, esposa de Alberto I, el “rey caballero”, empieza a participar dentro de los eventos que organiza la casa real junto a sus padres.

2 DE JULIO DE 1959

Desde ese día, Alberto y Paola tomaron los votos matrimoniales y por título usaron el de príncipes de Lieja. Ellos, jóvenes entonces, lucían al parecer, enamorados. Paola, italiana, nació princesa, por lo tanto, sabía cuales debían ser sus obligaciones.

Como su cuñada, la reina Fabiola, no pudo tener hijos, su obligación principal fue dar a su marido tres hijos: dos varones y una princesa.

Se le desea a esta pareja un Feliz aniversario. Estaremos informando acerca del posible juicio de paternidad del rey Alberto.

BODAS DE DIAMANTE PARA ALBERTO II Y PAOLA DE BÉLGICA

Hasta que la muerte los separe, se dice cuando las jóvenes parejas se casan. Para los reyes eméritos de los belgas, Alberto y Paola, que cumplieron con su deber como monarcas veinte años, ahora, ya jubilados, celebran con su familia 60 años de matrimonio.

60 años de lucha, esfuerzo, problemas, distanciamiento, etc. Con tres hijos, nietos y bisnietos, estos monarcas luchan ahora como matrimonio por rescatar su estabilidad, ya que Alberto, quién de joven era un príncipe de Lieja muy guapo y elegante, se ve acusado de ser padre de una señora de 50 años de edad, supuesta hija con la que tuvo con una noble.

Paola, la dulce Paola, fue muy hermosa, fue, además, la primera princesa en salir en biquini y en mostrar a sus supuestos amantes en público. Pero ahora, al cumplir sus bodas de Diamante este pasado 2 de julio, la pareja, que posó con su familia al completo, se vio contenta.

Además, tras escándalos como la mala relación que tienen con su hijo menor, ella se encuentra superando momentos difíciles de salud. Alberto, hijo del fallecido Leopoldo III, fungió como príncipe de Lieja hasta la muerte de su hermano, el rey Balduino I.

Recuerdo haber visto en vivo su coronación. Ahora, tras su abdicación, la pareja disfruta el poder estar juntos y están satisfechos de como su hijo, Felipe I, actúa como rey.

ALBERTO, FELIPE E ISABEL

TRES GENERACIONES

Alberto y Paola cumplieron con lo que nadie creía que sería posible: estar al pie “del cañón” para ser unos monarcas ejemplares como lo fueron Fabiola y Balduino, además de ser queridos.

Felipe y Matilde siguen su ejemplo. Alberto ha vivido para saber que su nieta, Isabel, duquesa de Brabante, será la primera mujer en ascender al trono de los belgas cuando así lo disponga Felipe I.

Son tres generaciones de herederos de la casa Sajonia Coburgo Gotha los que cuentan con la aprobación del pueblo. Poco a poco, Isabel, quién heredó su nombre de la gran reina Isabel, esposa de Alberto I, el “rey caballero”, empieza a participar dentro de los eventos que organiza la casa real junto a sus padres.

2 DE JULIO DE 1959

Desde ese día, Alberto y Paola tomaron los votos matrimoniales y por título usaron el de príncipes de Lieja. Ellos, jóvenes entonces, lucían al parecer, enamorados. Paola, italiana, nació princesa, por lo tanto, sabía cuales debían ser sus obligaciones.

Como su cuñada, la reina Fabiola, no pudo tener hijos, su obligación principal fue dar a su marido tres hijos: dos varones y una princesa.

Se le desea a esta pareja un Feliz aniversario. Estaremos informando acerca del posible juicio de paternidad del rey Alberto.

viernes 13 de septiembre de 2019

El mundo de la realeza

miércoles 11 de septiembre de 2019

El mundo de la realeza

sábado 31 de agosto de 2019

El mundo de la realeza

viernes 30 de agosto de 2019

El mundo de la realeza

miércoles 28 de agosto de 2019

El mundo de la realeza

viernes 23 de agosto de 2019

El mundo de la realeza

miércoles 21 de agosto de 2019

El mundo de la realeza

viernes 16 de agosto de 2019

El mundo de la realeza

miércoles 14 de agosto de 2019

El mundo de la realeza

sábado 10 de agosto de 2019

El mundo de la realeza

Cargar Más