/ viernes 24 de enero de 2020

Tú puedes construir paz

Por: Luisa Castillo Gavito / @luicastgav

La paz a veces suena ajena a nosotros, tanto que aparenta ser utópica. Creemos que el responsable de su ausencia es el gobierno, por tanto, es éste quien debería resolverlo. Sin embargo, la realidad no es así, nosotros (la sociedad) destruimos y construimos paz con nuestras acciones. Es por ello que, también tenemos la capacidad de hacer un cambio.


¿Sabes qué son los movimientos grassroots (comunidades de base)? Este término anglosajón se refiere a una forma de asociación de miembros de una comunidad que genera acción colectiva a nivel local para hacer cambios tanto en dicho nivel como en el nacional e/o internacional (Alger, 1987). La clave se encuentra en el apoyo al movimiento.


Los grassroots se organizan y crean grupos de presión de varias formas:

1. Acciones básicas como mejorar la comunicación entre los vecinos. Esto abarca desde hablarse con cordialidad (saludarse, dar gracias, etc.) hasta realizar reuniones locales para encontrar los problemas más comunes y prioritarios. También se puede crear un fondo económico por medio de donativos originados por la misma comunidad con el fin de solucionar los asuntos más urgentes sin depender de las autoridades.

2. En caso de que los problemas sean más complejos y se requiera de la intervención de las autoridades, entonces es necesario poner una queja dentro de la institución correspondiente. Es mejor si se logran recaudar firmas porque indica que es una necesidad compartida, por ende, relevante. Si no es atendida, entonces se puede proceder a una manifestación, misma que se recomienda que sea pacífica, ya que está comprobado que las campañas no violentas tienen el doble de probabilidades de lograr sus objetivos que su contraparte. Además, si se desea lograr un serio cambio político es necesario la participación activa del 3.5% de la población total de un país en una campaña pacífica (Robson, 2019).

3. Asimismo, se puede fomentar la paz al recuperar los espacios públicos, por ejemplo, la iniciativa artística llamada Murales de Paz en México que consiste en recuperar los espacios vandalizados, promover liderazgo, y generar un sentimiento de comunidad entre vecinos y artistas locales (Uribe, 2017). Otra forma es organizando actividades recreativas (deportivas o artísticas) donde participe la comunidad, por ejemplo, un torneo de futbol o clases de baile. Este tipo de actividades promueven el sentimiento de pertenencia.


Toda acción que se realiza en los movimientos grassroots impulsa la cohesión y el tejido social, que son fundamentos básicos para construir paz desde la raíz en una sociedad. Tú puedes formar parte de éstos, ¿qué estás esperando?

Por: Luisa Castillo Gavito / @luicastgav

La paz a veces suena ajena a nosotros, tanto que aparenta ser utópica. Creemos que el responsable de su ausencia es el gobierno, por tanto, es éste quien debería resolverlo. Sin embargo, la realidad no es así, nosotros (la sociedad) destruimos y construimos paz con nuestras acciones. Es por ello que, también tenemos la capacidad de hacer un cambio.


¿Sabes qué son los movimientos grassroots (comunidades de base)? Este término anglosajón se refiere a una forma de asociación de miembros de una comunidad que genera acción colectiva a nivel local para hacer cambios tanto en dicho nivel como en el nacional e/o internacional (Alger, 1987). La clave se encuentra en el apoyo al movimiento.


Los grassroots se organizan y crean grupos de presión de varias formas:

1. Acciones básicas como mejorar la comunicación entre los vecinos. Esto abarca desde hablarse con cordialidad (saludarse, dar gracias, etc.) hasta realizar reuniones locales para encontrar los problemas más comunes y prioritarios. También se puede crear un fondo económico por medio de donativos originados por la misma comunidad con el fin de solucionar los asuntos más urgentes sin depender de las autoridades.

2. En caso de que los problemas sean más complejos y se requiera de la intervención de las autoridades, entonces es necesario poner una queja dentro de la institución correspondiente. Es mejor si se logran recaudar firmas porque indica que es una necesidad compartida, por ende, relevante. Si no es atendida, entonces se puede proceder a una manifestación, misma que se recomienda que sea pacífica, ya que está comprobado que las campañas no violentas tienen el doble de probabilidades de lograr sus objetivos que su contraparte. Además, si se desea lograr un serio cambio político es necesario la participación activa del 3.5% de la población total de un país en una campaña pacífica (Robson, 2019).

3. Asimismo, se puede fomentar la paz al recuperar los espacios públicos, por ejemplo, la iniciativa artística llamada Murales de Paz en México que consiste en recuperar los espacios vandalizados, promover liderazgo, y generar un sentimiento de comunidad entre vecinos y artistas locales (Uribe, 2017). Otra forma es organizando actividades recreativas (deportivas o artísticas) donde participe la comunidad, por ejemplo, un torneo de futbol o clases de baile. Este tipo de actividades promueven el sentimiento de pertenencia.


Toda acción que se realiza en los movimientos grassroots impulsa la cohesión y el tejido social, que son fundamentos básicos para construir paz desde la raíz en una sociedad. Tú puedes formar parte de éstos, ¿qué estás esperando?

viernes 06 de marzo de 2020

Queridx Lectorx, nos están matando

viernes 28 de febrero de 2020

DH: del discurso a la acción

viernes 14 de febrero de 2020

El fenómeno Phoenix

viernes 24 de enero de 2020

Tú puedes construir paz

viernes 17 de enero de 2020

10 conflictos a monitorear este 2020

viernes 03 de enero de 2020

2019 y la ola de protestas

viernes 27 de diciembre de 2019

T-MEC para los mortales

Cargar Más