/ martes 11 de junio de 2024

La vigencia de 1984, de George Orwell

La visionaria y distópica novela cumple 75 años convertida en una de las narraciones más influyentes de la literatura occidental

Fue el 8 de junio de 1949 cuando el escritor y periodista británico George Orwell, considerado uno de los referentes de la narrativa del Siglo XX, publicó en el Reino Unido la primera edición de 1984.

Si bien durante la mayor parte de su elaboración, la novela llevó el título de El último hombre de Europa, al final el autor optó por invertir el orden de la fecha de creación (1948) con intenciones futuristas.

Se trata de un clásico que gozó de la aclamación general de crítica y público, y que se escribió bajo el espectro del inicio de la Guerra Fría, en el lúgubre contexto posterior a la II Guerra Mundial.


La idea principal del también autor de obras tan reconocidas como Homenaje a Cataluña y Rebelión en la granja, era denunciar el sistema totalitario de los regímenes comunistas y fascistas.

Así, la novela que asentó el género de la ciencia ficción distópica y anticipó un futuro de control social, aportó ideas de gran impacto emocional que ya forman parte del imaginario colectivo. En este sentido, destacan el ‘Gran Hermano’, ente omnipresente que controla la vida cotidiana de los ciudadanos, y el ‘Ministerio de la Verdad’, el revisionismo histórico de los hechos con efectos propagandísticos, donde la consigna del Partido Único es: ‘Quien controla el pasado controla el futuro, y quien controla el presente controla el pasado’.


A pesar del paso del tiempo, las alertas orwellianas no han perdido vigencia en una tumultuosa época caracterizada por la posverdad, que es el relato emocional de la realidad que no corresponde con hechos probados


También crea la noción de la ‘neolengua’, que consiste en la corrupción del lenguaje a través de un vocabulario extremadamente simplificado destinado a empobrecer la capacidad de pensamiento de los ciudadanos.

La novela está ambientada en una sociedad futura gobernada por un régimen totalitario que ejerce la represión política y social, manipula la información y se rige por la vigilancia del ‘Gran Hermano’.

A pesar de que el Estado ha conseguido controlar los movimientos de sus ciudadanos, llegando incluso a prohibir las emociones, Winston Smith, que manipula información en el Ministerio de la Verdad, se revela junto a su amante Julia contra el poder.

La muerte de la verdad objetiva

1984 es uno de los títulos imprescindibles del subgénero de las distopías, junto a Un mundo feliz, de Aldous Huxley; Fahrenheit 451, de Ray Bradbury, y El cero y el infinito, de Arthur Koestler. Y aunque todos ellos son exponentes de la ficción utópica, se considera que Nosotros (1921) de Yevgueni Zamiatin es el texto fundacional de estas tramas ambientadas en sociedades futuras.

Muchos de los presagios fatalistas diseminados a lo largo de 1984 albergan muchos paralelismos con situaciones de la actualidad, lo que confirma su vigencia en el 75 aniversario de su publicación.

El periodista británico Dorian Lynskey, autor de El Ministerio de la Verdad, considera que la obra no es una profecía, sino una advertencia sobre la demolición del concepto de verdad objetiva.

La novela de Orwell ya constataba la erosión de las libertades individuales de los sistemas autoritarios existentes como los regímenes de Hitler y Stalin, mientras que Corea del Norte, con presencia de mecanismos de vigilancia opresivos que imposibilitan la expresión de pensamiento, sería el ejemplo actual más pertinente.

El periodista Dorian Lynskey, considera que la novela no es una profecía, sino una advertencia sobre la demolición del concepto de verdad objetiva

Pero las premoniciones de esta novela sobre la manipulación de la información y los ataques a la privacidad, también alcanzan a las sociedades con valores democráticos. En ese sentido, la era actual está marcada por la existencia de la posverdad, la distorsión deliberada de una realidad que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública.

Actualmente, en medio del auge del populismo y las fakes news que son amplificadas por las redes sociales y cuentan con la contribución de los algoritmos y la inteligencia artificial, es significativo que poco después de que una consejera del presidente Donald Trump, describió un dato falso difundido por la Administración estadounidense como un ‘hecho alternativo’, y 1984 experimentó un fuerte incremento de ventas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre cultura

El diario Washington Post reportó más de 15 mil afirmaciones falsas o engañosas de Trump en mil días. Otro ejemplo de desinformación premeditada en Occidente son las operaciones de la Rusia de Vladimir Putin, donde son comunes las falsedades políticas que circulan por las redes a través de campañas masivas de bots y fábricas de trolls.

Lo llamativo de este fenómeno es que los ciudadanos aceptaban las mentiras del Gran Hermano por miedo a ser arrestados, mientras que ahora millones de personas respaldan voluntariamente las narrativas alternativas más inconsistentes o las teorías de conspiración más inverosímiles.

Fue el 8 de junio de 1949 cuando el escritor y periodista británico George Orwell, considerado uno de los referentes de la narrativa del Siglo XX, publicó en el Reino Unido la primera edición de 1984.

Si bien durante la mayor parte de su elaboración, la novela llevó el título de El último hombre de Europa, al final el autor optó por invertir el orden de la fecha de creación (1948) con intenciones futuristas.

Se trata de un clásico que gozó de la aclamación general de crítica y público, y que se escribió bajo el espectro del inicio de la Guerra Fría, en el lúgubre contexto posterior a la II Guerra Mundial.


La idea principal del también autor de obras tan reconocidas como Homenaje a Cataluña y Rebelión en la granja, era denunciar el sistema totalitario de los regímenes comunistas y fascistas.

Así, la novela que asentó el género de la ciencia ficción distópica y anticipó un futuro de control social, aportó ideas de gran impacto emocional que ya forman parte del imaginario colectivo. En este sentido, destacan el ‘Gran Hermano’, ente omnipresente que controla la vida cotidiana de los ciudadanos, y el ‘Ministerio de la Verdad’, el revisionismo histórico de los hechos con efectos propagandísticos, donde la consigna del Partido Único es: ‘Quien controla el pasado controla el futuro, y quien controla el presente controla el pasado’.


A pesar del paso del tiempo, las alertas orwellianas no han perdido vigencia en una tumultuosa época caracterizada por la posverdad, que es el relato emocional de la realidad que no corresponde con hechos probados


También crea la noción de la ‘neolengua’, que consiste en la corrupción del lenguaje a través de un vocabulario extremadamente simplificado destinado a empobrecer la capacidad de pensamiento de los ciudadanos.

La novela está ambientada en una sociedad futura gobernada por un régimen totalitario que ejerce la represión política y social, manipula la información y se rige por la vigilancia del ‘Gran Hermano’.

A pesar de que el Estado ha conseguido controlar los movimientos de sus ciudadanos, llegando incluso a prohibir las emociones, Winston Smith, que manipula información en el Ministerio de la Verdad, se revela junto a su amante Julia contra el poder.

La muerte de la verdad objetiva

1984 es uno de los títulos imprescindibles del subgénero de las distopías, junto a Un mundo feliz, de Aldous Huxley; Fahrenheit 451, de Ray Bradbury, y El cero y el infinito, de Arthur Koestler. Y aunque todos ellos son exponentes de la ficción utópica, se considera que Nosotros (1921) de Yevgueni Zamiatin es el texto fundacional de estas tramas ambientadas en sociedades futuras.

Muchos de los presagios fatalistas diseminados a lo largo de 1984 albergan muchos paralelismos con situaciones de la actualidad, lo que confirma su vigencia en el 75 aniversario de su publicación.

El periodista británico Dorian Lynskey, autor de El Ministerio de la Verdad, considera que la obra no es una profecía, sino una advertencia sobre la demolición del concepto de verdad objetiva.

La novela de Orwell ya constataba la erosión de las libertades individuales de los sistemas autoritarios existentes como los regímenes de Hitler y Stalin, mientras que Corea del Norte, con presencia de mecanismos de vigilancia opresivos que imposibilitan la expresión de pensamiento, sería el ejemplo actual más pertinente.

El periodista Dorian Lynskey, considera que la novela no es una profecía, sino una advertencia sobre la demolición del concepto de verdad objetiva

Pero las premoniciones de esta novela sobre la manipulación de la información y los ataques a la privacidad, también alcanzan a las sociedades con valores democráticos. En ese sentido, la era actual está marcada por la existencia de la posverdad, la distorsión deliberada de una realidad que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública.

Actualmente, en medio del auge del populismo y las fakes news que son amplificadas por las redes sociales y cuentan con la contribución de los algoritmos y la inteligencia artificial, es significativo que poco después de que una consejera del presidente Donald Trump, describió un dato falso difundido por la Administración estadounidense como un ‘hecho alternativo’, y 1984 experimentó un fuerte incremento de ventas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre cultura

El diario Washington Post reportó más de 15 mil afirmaciones falsas o engañosas de Trump en mil días. Otro ejemplo de desinformación premeditada en Occidente son las operaciones de la Rusia de Vladimir Putin, donde son comunes las falsedades políticas que circulan por las redes a través de campañas masivas de bots y fábricas de trolls.

Lo llamativo de este fenómeno es que los ciudadanos aceptaban las mentiras del Gran Hermano por miedo a ser arrestados, mientras que ahora millones de personas respaldan voluntariamente las narrativas alternativas más inconsistentes o las teorías de conspiración más inverosímiles.

Mundo

Trump da su primer discurso tras el atentado: "es necesario curar la división en nuestra sociedad"

Donald Trump dio un discurso durante la Convención Republicana sobre el atentado que sufrió el sábado pasado

Justicia

Enfrentamiento armado a las afueras de penal en Chihuahua deja tres muertos

Tres personas murieron durante un tiroteo a las afueras del Cereso Número 1 en el municipio de Aquiles Serdán, Chihuahua

Finanzas

Hackers no pueden ver ni usar datos de usuarios: Ticketmaster

Ticketmaster aseguró que los datos de sus clientes vulnerados durante un hackeo masivo no pueden ser vistos ni usados por los responsables del ataque

Finanzas

Concluye huelga en Acelor Mittal tras acuerdo con Sindicato Minero

Los trabajadores reclamaban el pago de reparto de utilidades en los años 2021, 2022 y 2023, lo que provocó una huelga que se extendió casi 2 meses

Mundo

Muere una persona y 7 más resultan heridas en ataque con dron contra Tel Aviv

Lo hutíes de Yemen reivindicaron el ataque contra la ciudad israelí de Tel Aviv

Política

TEPJF propone apurar al INE a resolver si es legal la reelección de Alejandro Moreno

El magistrado Rodríguez Mondragón estableció que al INE le corresponde el analizar las reformas de los partidos, previo a la intervención del TEPJF