/ viernes 15 de octubre de 2021

Así cuida Gabriel a sus 10 mascotas exóticas

Recuerdo que me gustaba mucho ir al serpentario que estaba por el Paseo Bravo, ubicado en la capital poblana, platica al mostrar a sus mascotas

Víboras de cascabel, lagartos de las Islas Salomón, ranas venenosas, una cobra africana, una cobra de monóculo e incluso un par de cucarachas de Madagascar, son parte de los animales exóticos que Gabriel Cervantes tiene en su colección y que cuida con especial desvelo.

En total, son 10 especies las que Gabriel tiene bajo su cuidado, y la mayoría de ellas, son serpientes venenosas; aunque también, tiene algunos lagartos arborícolas que forman parte de esta familia de reptiles que, desde que era pequeño, les tuvo gran admiración y respeto.

➡️ Zoológicos: ¿Deben continuar o no?

El característico sonar de las víboras de cascabel nos dio la bienvenida para conocer un poco más de este hobby que llevó a Cervantes a estudiar carreras afines a la Zootecnia, conocimientos mediante los cuales, ha logrado mantener a estas especies exóticas que, aunque pueden resultar peligrosas - e incluso mortales- él, ha sabido darles los cuidados necesarios para que puedan desarrollarse bajo las condiciones que se asemejan a su ecosistema.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de México

¿CÓMO NACE TU GUSTO POR TENER ANIMALES EXÓTICOS?

“Desde niño siempre me gustaron los animales. Me gustaban mucho los caballos, pero por el espacio, no pude tenerlos. Después, me empezaron a gustar los dinosaurios, pero evidentemente los dinosaurios no existen, así que para mí lo más cercano a ellos son los reptiles.

Recuerdo que me gustaba mucho ir al serpentario que estaba por el Paseo Bravo, ubicado en la capital poblana. De niño también me llevaban a AfriCam Safari –un parque de conservación animal de Puebla- ; y desde los 10 años ya quería tener una iguana, pero en ese entonces era muy complicado tener ese tipo de animales porque no los vendían como tal.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de México

Años más tarde, abrieron una tienda de animales en Plaza Dorada, y fue ahí donde pude adquirir mi primera mascota. A los 15 años tuve mi primera iguana. Creció muy grande y pensé que era macho -se llamaba Tirano- pero resultó ser Tirana”, recuerda con gracia.

Gabriel estuvo con Tirana durante 14 años, pero lamentablemente, un día la iguana falleció. A pesar de ello, su pasión por cuidar a estos animales no se detuvo.

UN HOBBY ATERRIZADO EN ESTUDIOS ACADÉMICOS

“En una ocasión se llevó a cabo una feria de mascotas en Puebla y llegó un chavo de la Ciudad de México. Este cuate llevó muchos animales exóticos al evento y era la primera vez que yo veía una variedad enorme de animales de este tipo. Eran muy caros para mí, pero me compre un varano: un lagarto monitor del Nilo. Lo tuve un rato y se me murió.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de México

Después de un rato lo contacté y le compré otros animales. Tuve un camaleón, serpientes y poco a poco me fui forjando en este hobby pero, aparte de que era hobby, decidí meterme a estudiar Administración de Fauna en la Escuela Superior de Medicina Veterinaria y Zootecnia, una carrera relativamente nueva. Después me metí a estudiar Veterinaria en la Universidad Mesoamericana, y aunque no la concluí, dediqué mucho tiempo a seguir investigando sobre los animales exóticos, incluso, acudí a varios congresos sobre el tema”, compartió.

“UN PLACER VERLOS NACER”

“Esta pasión fue creciendo, y llegué hasta reproducir. Lo primero que empecé a reproducir fueron camaleones, geckos y después otro tipo de animales que son más complejos, como las serpientes… hasta ahí he tenido la oportunidad de lograr este gusto y placer.

Y es que, las personas que tenemos este tipo de animales nunca nos dejamos de sorprender: verlos comer es un placer enorme, pero verlos nacer es algo mucho más grande, y más cuando tienes ese amor y cuidado hacia ellos, y sabes que estás haciendo las cosas bien”, indicó.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de México

RANAS, COBRAS, CASCABELES E IGUANAS

“Ahorita tengo unas ranas que no me generan mucho gasto de manutención y que se alimentan de moscas. Aquí tengo un alimento para las moscas y yo empiezo a hacer los cultivos, porque en Puebla, es muy difícil conseguirlos… mensualmente invierto como 100 pesos.

➡️ Africam Safari, un Arca de Noé

Sobre la luz, usan placa térmica para generar calor, ya que todos los reptiles y anfibios necesitan una temperatura dependiendo sus características. Hay animales que son de montaña y necesitan poca temperatura; pero si son de selva, requieren arriba del 70 por ciento de humedad y temperaturas arriba de los 30 grados. El pago que hago es de máximo 400 pesos, pero tengo compañeros dentro del hobby que pagan hasta 5 mil pesos, pero mi colección no es muy grande no requiere mucha luz.

En el caso de las serpientes, tanto las cascabeles como las cobras, se alimentan una vez cada 15 días y se comen entre una o dos ratas”, comentó.

➡️¿Cuánto cuesta mantener un animal exótico como mascota?

Gabo aseguró que tener animales exóticos requiere mucho amor, pasión, conocimientos y respeto por la fauna. Reconoce que ha conocido a personas que, por el simple gusto de querer un animal exótico, los adquieren sin tener noción de sus cuidados y dietas.

“Antes de adquirirlo debemos tener en cuenta el lugar donde lo vas a tener… yo siempre les pongo un ejemplo: no puedes comprar primero un pez y después la pecera, sino se te va a morir. He conocido a personas que llegan a tenerlos y no los cuidan, y cuando veo eso me da mucha molestia y les digo, ¡por qué no investigaste antes de tenerlo!”, compartió.

Con los documentos que autorizan su adquisición, así como los cuidados y protecciones correspondientes, es que Gabriel ha dedicado su atención a este tipo de especies durante más de 20 años, y aunque todos merecen su respeto, reconoce que la Cobra de monóculo (Naja kaouthia), también conocida como Cobra monocelada, es su favorita de la colección.

Y no es para menos, ya que esta especie es originaria de países asiáticos como Bangladesh, Bután, Birmania, Camboya, China, India, Laos, Malasia, Nepal, Tailandia y Vietnam.

Esta víbora, actualmente mide poco más de un metro de longitud y se encuentra en etapa de descamación, ya que cada cierto tiempo mudan de piel.

A pesar de que esta especie está considerada una de las más peligrosas, la cobra albina también es catalogada como una de las más bellas y sorprende con tan solo verla.

Con unas pinzas especiales, Gabriel mostró ante la lente de El Sol de Puebla a este sorprendente ejemplar que no todos los días se tiene el placer de admirarlos en vivo y a todo color.

ALGUNAS RECOMENDACIONES

Por último Gabo compartió algunas recomendaciones antes de adquirir una especie:

1.- Que les gusten y que sean conscientes de que en verdad lo pueden tener. Al final también es una vida que es como una vela, si se apaga ya no se vuelve a prender

2.-. Investigar, tener al menos la curiosidad de investigar, saber el nombre científico, buscar el origen de ellos, y conocer su dieta, que les puedes dar de comer. Hay personas que a las iguanas les da pura lechuga, cuando la lechuga es pura agua

3.- Adquirirlos en lugares regulados , debes tener la documentación porque pueden multarte o decomisarlos. Conseguirlos en lugares donde los tienen bien y que además te pueden orientar sobre su cuidados, porque seguramente si son de captura, vienen parasitados o enfermos, no se van a adaptar y tarde o temprano se van a morir.


Víboras de cascabel, lagartos de las Islas Salomón, ranas venenosas, una cobra africana, una cobra de monóculo e incluso un par de cucarachas de Madagascar, son parte de los animales exóticos que Gabriel Cervantes tiene en su colección y que cuida con especial desvelo.

En total, son 10 especies las que Gabriel tiene bajo su cuidado, y la mayoría de ellas, son serpientes venenosas; aunque también, tiene algunos lagartos arborícolas que forman parte de esta familia de reptiles que, desde que era pequeño, les tuvo gran admiración y respeto.

➡️ Zoológicos: ¿Deben continuar o no?

El característico sonar de las víboras de cascabel nos dio la bienvenida para conocer un poco más de este hobby que llevó a Cervantes a estudiar carreras afines a la Zootecnia, conocimientos mediante los cuales, ha logrado mantener a estas especies exóticas que, aunque pueden resultar peligrosas - e incluso mortales- él, ha sabido darles los cuidados necesarios para que puedan desarrollarse bajo las condiciones que se asemejan a su ecosistema.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de México

¿CÓMO NACE TU GUSTO POR TENER ANIMALES EXÓTICOS?

“Desde niño siempre me gustaron los animales. Me gustaban mucho los caballos, pero por el espacio, no pude tenerlos. Después, me empezaron a gustar los dinosaurios, pero evidentemente los dinosaurios no existen, así que para mí lo más cercano a ellos son los reptiles.

Recuerdo que me gustaba mucho ir al serpentario que estaba por el Paseo Bravo, ubicado en la capital poblana. De niño también me llevaban a AfriCam Safari –un parque de conservación animal de Puebla- ; y desde los 10 años ya quería tener una iguana, pero en ese entonces era muy complicado tener ese tipo de animales porque no los vendían como tal.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de México

Años más tarde, abrieron una tienda de animales en Plaza Dorada, y fue ahí donde pude adquirir mi primera mascota. A los 15 años tuve mi primera iguana. Creció muy grande y pensé que era macho -se llamaba Tirano- pero resultó ser Tirana”, recuerda con gracia.

Gabriel estuvo con Tirana durante 14 años, pero lamentablemente, un día la iguana falleció. A pesar de ello, su pasión por cuidar a estos animales no se detuvo.

UN HOBBY ATERRIZADO EN ESTUDIOS ACADÉMICOS

“En una ocasión se llevó a cabo una feria de mascotas en Puebla y llegó un chavo de la Ciudad de México. Este cuate llevó muchos animales exóticos al evento y era la primera vez que yo veía una variedad enorme de animales de este tipo. Eran muy caros para mí, pero me compre un varano: un lagarto monitor del Nilo. Lo tuve un rato y se me murió.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de México

Después de un rato lo contacté y le compré otros animales. Tuve un camaleón, serpientes y poco a poco me fui forjando en este hobby pero, aparte de que era hobby, decidí meterme a estudiar Administración de Fauna en la Escuela Superior de Medicina Veterinaria y Zootecnia, una carrera relativamente nueva. Después me metí a estudiar Veterinaria en la Universidad Mesoamericana, y aunque no la concluí, dediqué mucho tiempo a seguir investigando sobre los animales exóticos, incluso, acudí a varios congresos sobre el tema”, compartió.

“UN PLACER VERLOS NACER”

“Esta pasión fue creciendo, y llegué hasta reproducir. Lo primero que empecé a reproducir fueron camaleones, geckos y después otro tipo de animales que son más complejos, como las serpientes… hasta ahí he tenido la oportunidad de lograr este gusto y placer.

Y es que, las personas que tenemos este tipo de animales nunca nos dejamos de sorprender: verlos comer es un placer enorme, pero verlos nacer es algo mucho más grande, y más cuando tienes ese amor y cuidado hacia ellos, y sabes que estás haciendo las cosas bien”, indicó.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de México

RANAS, COBRAS, CASCABELES E IGUANAS

“Ahorita tengo unas ranas que no me generan mucho gasto de manutención y que se alimentan de moscas. Aquí tengo un alimento para las moscas y yo empiezo a hacer los cultivos, porque en Puebla, es muy difícil conseguirlos… mensualmente invierto como 100 pesos.

➡️ Africam Safari, un Arca de Noé

Sobre la luz, usan placa térmica para generar calor, ya que todos los reptiles y anfibios necesitan una temperatura dependiendo sus características. Hay animales que son de montaña y necesitan poca temperatura; pero si son de selva, requieren arriba del 70 por ciento de humedad y temperaturas arriba de los 30 grados. El pago que hago es de máximo 400 pesos, pero tengo compañeros dentro del hobby que pagan hasta 5 mil pesos, pero mi colección no es muy grande no requiere mucha luz.

En el caso de las serpientes, tanto las cascabeles como las cobras, se alimentan una vez cada 15 días y se comen entre una o dos ratas”, comentó.

➡️¿Cuánto cuesta mantener un animal exótico como mascota?

Gabo aseguró que tener animales exóticos requiere mucho amor, pasión, conocimientos y respeto por la fauna. Reconoce que ha conocido a personas que, por el simple gusto de querer un animal exótico, los adquieren sin tener noción de sus cuidados y dietas.

“Antes de adquirirlo debemos tener en cuenta el lugar donde lo vas a tener… yo siempre les pongo un ejemplo: no puedes comprar primero un pez y después la pecera, sino se te va a morir. He conocido a personas que llegan a tenerlos y no los cuidan, y cuando veo eso me da mucha molestia y les digo, ¡por qué no investigaste antes de tenerlo!”, compartió.

Con los documentos que autorizan su adquisición, así como los cuidados y protecciones correspondientes, es que Gabriel ha dedicado su atención a este tipo de especies durante más de 20 años, y aunque todos merecen su respeto, reconoce que la Cobra de monóculo (Naja kaouthia), también conocida como Cobra monocelada, es su favorita de la colección.

Y no es para menos, ya que esta especie es originaria de países asiáticos como Bangladesh, Bután, Birmania, Camboya, China, India, Laos, Malasia, Nepal, Tailandia y Vietnam.

Esta víbora, actualmente mide poco más de un metro de longitud y se encuentra en etapa de descamación, ya que cada cierto tiempo mudan de piel.

A pesar de que esta especie está considerada una de las más peligrosas, la cobra albina también es catalogada como una de las más bellas y sorprende con tan solo verla.

Con unas pinzas especiales, Gabriel mostró ante la lente de El Sol de Puebla a este sorprendente ejemplar que no todos los días se tiene el placer de admirarlos en vivo y a todo color.

ALGUNAS RECOMENDACIONES

Por último Gabo compartió algunas recomendaciones antes de adquirir una especie:

1.- Que les gusten y que sean conscientes de que en verdad lo pueden tener. Al final también es una vida que es como una vela, si se apaga ya no se vuelve a prender

2.-. Investigar, tener al menos la curiosidad de investigar, saber el nombre científico, buscar el origen de ellos, y conocer su dieta, que les puedes dar de comer. Hay personas que a las iguanas les da pura lechuga, cuando la lechuga es pura agua

3.- Adquirirlos en lugares regulados , debes tener la documentación porque pueden multarte o decomisarlos. Conseguirlos en lugares donde los tienen bien y que además te pueden orientar sobre su cuidados, porque seguramente si son de captura, vienen parasitados o enfermos, no se van a adaptar y tarde o temprano se van a morir.


CDMX

Nuevo impuesto de apps no se cobrará a usuarios

El gobierno local asegura que el cobro sólo aplicará hacia las apps pues la iniciativa del código fiscal se blindó para no trasladarlo a los consumidores

Mundo

Alemania impondrá la vacunación obligatoria

Berlín prohibirá entrar a eventos a no vacunados; EU endurece requisitos para ingreso de viajeros

Sociedad

Ya hay casos sospechosos de Ómicron en México; tardarán días en confirmar: Ssa

El director Ricardo Cortés Alcalá, encargado del despacho de la Dirección General de Epidemiología de la Ssa, dijo que hay posibles sospechosos pero que aún no hay nada en concreto

Mundo

Bajo Observación | Latinoamérica vivió noviembre en calma

Al momento sólo Chile y Perú muestran tendencias recientes de aumentos de casos

Gossip

Enrique Guzmán regresa a los escenarios

Este sábado el artista se presenta en el Salón la Maraka de la Ciudad de México, junto con Los Rebeldes del Rock

Gossip

Humor e ingenio en la nueva temporada de LOL

Eugenio Derbez regresa para la tercera y más atrevida temporada del reality que reúne a los comediantes del momento en una misma casa 

Literatura

Los niños tienen su propia fiesta en la FIL

Un espacio independiente ofrece diversas actividades y más de cinco mil libros infantiles a la venta

Gossip

Pedro Coronel regresa a su casa, el Palacio de Bellas Artes

Este año se cumple el centenario del pintor y escultor, con la exposición Pedro Coronel. 100 años, una ruta infinita 

Gossip

Llega a su final La casa de papel

Los creadores y el elenco de la serie se despiden del proyecto que revolucionó la televisión española y marcó un parteaguas en sus vidas