/ domingo 1 de septiembre de 2019

El metro boca abajo con @CDMXMetro…

Gifs, memes, fotografías, bromas, denuncias y un largo etcétera es lo que hallarás mientras te mueves por el hilo de @CDMXMetro

  • ¿Cómo demonios definir @CDMXMetro?

Irreverencia, desenfado, humor… y así como aparecen esas posibles definiciones y paseamos por esa cuenta de twiter, otras saltan en algo que se parece más a una carrera de relevos: comedia, parodia, ninguno o todos los conceptos juntos.

Mientras uno se mueve por el hilo de @CDMXMetro entre gifs, memes, fotografías, bromas, denuncias y un largo etcétera, por la memoria se atraviesa un párrafo de manuscrito hallado en un bolsillo (Octaedro 1974), del siempre querido Julio Cortázar:

“…en algún momento había empezado a sentir, a decidir que un vidrio de ventanilla en el metro podía traerme la respuesta, el encuentro con una felicidad, precisamente aquí donde todo ocurre bajo el signo de la más implacable ruptura, dentro de un tiempo bajo tierra que un trayecto entre estaciones dibuja y limita así, inapelablemente abajo…”.

Como pocos, Cortázar fue uno de los escritores que en su narrativa mejor tradujeron todas las realidades y tiempos que corren entre fierros y rieles del metro de cualquier ciudad del mundo. Dos por lo menos, el citado arriba y El perseguidor, ese momento en que Johnny pierde su saxofón en uno de los vagones del metro de París.

“…viajar en el metro es como estar metido en un reloj. Las estaciones son los minutos, comprendes, es ese tiempo de ustedes, de ahora; pero yo sé que hay otro, y he estado pensando, pensando...”.

Al menos esos dos cuentos se cruzan mientras nos hundimos más en los universos @CDMXMetro, donde con intención o no y de la mano de las redes sociales, quien la creo armó una irreverente y desenfadada manera de mostrar todas las formas de ciudadanos e historias que coexisten. De las tantas realidades paralelas que se encuentran en la cotidianidad del metro de la ciudad de México.

Sin pretender hacerle mucho a la semiología, esa puesta de cabeza (boca abajo) del tradicional símbolo del metro (M) es una invitación para entrar a un mundo que no es el de arriba, el normal, el que todos conocemos. Esa M invertida da pistas de lo que nos vamos a encontrar.

Esto es una parodia. ¡No llores! Todo iba bien hasta que un usuario tuvo la grandiosa idea de quererse suicidar en nuestro metro… esta frase de presentación acompaña a su imagen de portada, uno de tantos momentos de las horas de mayor movilidad, en que los cuerpos aplastados son atragantados por las puertas del convoy.

Ni de lejos, ni de cerca, el entonces regente de la ciudad, el duro militar Alfonso Corona del Rosal y con quien se inaugura la primera línea del metro (1969) habría imaginado que por ese monstruo de fierro se extendieran tantas historias, tantos mundos diversos, paralelos. Él, tan serio, moriría una y otra vez si supiera todo lo que pasa hoy en los vagones…

La colección de ocurrencias en @CDMXMetro, como la vida misma, es inacabable. Y entre esas no faltan los memes sobre la actual jefa de gobierno, Claudia Scheinbaum en todas las versiones. Una de las más recurrentes, aquella imagen en que se le mira cansada, agotada, fastidiada, harta de todo, y que la gente usa para acomodarle todas las frases posibles.

-¡Dra. Scheinbaum!

-¿Ahora qué?

-Otra vez colapsó la Línea 7.

Y el siguiente, uno de mis favoritos. Hace unos días el gobierno de la ciudad comenzó a instalar anuncios que indican la hora en que arribarán los trenes a las estaciones. A @CDMXMetro cayó una foto que a las 8.07:57 am. informaba de los minutos que tardarían los siguientes: 453, 454 y 457 minutos.

La imagen y el comentario que le colgaron, desató uno de los hilos de conversación más divertidos:

Les da tiempo de ver El Señor de los Anillos…

-Les da tiempo de escribir una novela nacionalista que trate sobre un parque de diversiones del futuro donde hay dinosaurios que vuelven a la vida con avanzadas técnicas de clonación. Se llamará Juanito y los clonosaurios.

-Sacar un crédito, irse y salir de buró.

-Les da tiempo de hacer la cena de navidad.

-Acabar tu carrera de diseño gráfico.

-Madurar, conocer al amor de tu vida, tener un bebé, que ese bebé crezca conozca al amor de su vida y que tenga un bebé.

-Replantear tu vida y hacer las paces contigo mismo para no aventarte a las vías.

-Un rosario con todo y su letanía

-Leer la Divina Comedia completita

-Terminar de pagar elektra/Coppel.

-Que el Cruz Azul vuelva a ser campeón.

-Por fin terminar la tesis y titularte.

-Echarte todas las mañaneras del Peje de la semana pasada ¡sin ponerle turbo a la reproducción! Neta, se paaaasan.

-Lograr un consenso entre CDMX y provincia sobre el queso en las quesadillas.

-Leer este hilo 625262

Y sigue…

En este texto faltaría incluir algunos datos formales sobre @CDMXMetro, que no es la única en su genero, pero si la más visitada y seguida. Como, ¿quién creo la cuenta…? Y datos por el estilo. Sólo se sabe cuenta se creo en el 2012 y que tiene unos 74.8 mil seguidores.

A los mensajes que enviamos, nadie respondió. Y acaso la mejor manera de entender @CDMXMetro es que no hay un creador. Que al final todos somos sus creadores, quienes alimentamos esa esquizofrénica realidad. Lo mismo los burócratas que el obrero, el artista, que el punk, los hipster… todas las tribus que coincidimos, vivimos y hacemos posibles esas otras realidades en ese metro boca abajo.


Escucha aquí el podcast ⬇

Te recomendamos⬇

  • ¿Cómo demonios definir @CDMXMetro?

Irreverencia, desenfado, humor… y así como aparecen esas posibles definiciones y paseamos por esa cuenta de twiter, otras saltan en algo que se parece más a una carrera de relevos: comedia, parodia, ninguno o todos los conceptos juntos.

Mientras uno se mueve por el hilo de @CDMXMetro entre gifs, memes, fotografías, bromas, denuncias y un largo etcétera, por la memoria se atraviesa un párrafo de manuscrito hallado en un bolsillo (Octaedro 1974), del siempre querido Julio Cortázar:

“…en algún momento había empezado a sentir, a decidir que un vidrio de ventanilla en el metro podía traerme la respuesta, el encuentro con una felicidad, precisamente aquí donde todo ocurre bajo el signo de la más implacable ruptura, dentro de un tiempo bajo tierra que un trayecto entre estaciones dibuja y limita así, inapelablemente abajo…”.

Como pocos, Cortázar fue uno de los escritores que en su narrativa mejor tradujeron todas las realidades y tiempos que corren entre fierros y rieles del metro de cualquier ciudad del mundo. Dos por lo menos, el citado arriba y El perseguidor, ese momento en que Johnny pierde su saxofón en uno de los vagones del metro de París.

“…viajar en el metro es como estar metido en un reloj. Las estaciones son los minutos, comprendes, es ese tiempo de ustedes, de ahora; pero yo sé que hay otro, y he estado pensando, pensando...”.

Al menos esos dos cuentos se cruzan mientras nos hundimos más en los universos @CDMXMetro, donde con intención o no y de la mano de las redes sociales, quien la creo armó una irreverente y desenfadada manera de mostrar todas las formas de ciudadanos e historias que coexisten. De las tantas realidades paralelas que se encuentran en la cotidianidad del metro de la ciudad de México.

Sin pretender hacerle mucho a la semiología, esa puesta de cabeza (boca abajo) del tradicional símbolo del metro (M) es una invitación para entrar a un mundo que no es el de arriba, el normal, el que todos conocemos. Esa M invertida da pistas de lo que nos vamos a encontrar.

Esto es una parodia. ¡No llores! Todo iba bien hasta que un usuario tuvo la grandiosa idea de quererse suicidar en nuestro metro… esta frase de presentación acompaña a su imagen de portada, uno de tantos momentos de las horas de mayor movilidad, en que los cuerpos aplastados son atragantados por las puertas del convoy.

Ni de lejos, ni de cerca, el entonces regente de la ciudad, el duro militar Alfonso Corona del Rosal y con quien se inaugura la primera línea del metro (1969) habría imaginado que por ese monstruo de fierro se extendieran tantas historias, tantos mundos diversos, paralelos. Él, tan serio, moriría una y otra vez si supiera todo lo que pasa hoy en los vagones…

La colección de ocurrencias en @CDMXMetro, como la vida misma, es inacabable. Y entre esas no faltan los memes sobre la actual jefa de gobierno, Claudia Scheinbaum en todas las versiones. Una de las más recurrentes, aquella imagen en que se le mira cansada, agotada, fastidiada, harta de todo, y que la gente usa para acomodarle todas las frases posibles.

-¡Dra. Scheinbaum!

-¿Ahora qué?

-Otra vez colapsó la Línea 7.

Y el siguiente, uno de mis favoritos. Hace unos días el gobierno de la ciudad comenzó a instalar anuncios que indican la hora en que arribarán los trenes a las estaciones. A @CDMXMetro cayó una foto que a las 8.07:57 am. informaba de los minutos que tardarían los siguientes: 453, 454 y 457 minutos.

La imagen y el comentario que le colgaron, desató uno de los hilos de conversación más divertidos:

Les da tiempo de ver El Señor de los Anillos…

-Les da tiempo de escribir una novela nacionalista que trate sobre un parque de diversiones del futuro donde hay dinosaurios que vuelven a la vida con avanzadas técnicas de clonación. Se llamará Juanito y los clonosaurios.

-Sacar un crédito, irse y salir de buró.

-Les da tiempo de hacer la cena de navidad.

-Acabar tu carrera de diseño gráfico.

-Madurar, conocer al amor de tu vida, tener un bebé, que ese bebé crezca conozca al amor de su vida y que tenga un bebé.

-Replantear tu vida y hacer las paces contigo mismo para no aventarte a las vías.

-Un rosario con todo y su letanía

-Leer la Divina Comedia completita

-Terminar de pagar elektra/Coppel.

-Que el Cruz Azul vuelva a ser campeón.

-Por fin terminar la tesis y titularte.

-Echarte todas las mañaneras del Peje de la semana pasada ¡sin ponerle turbo a la reproducción! Neta, se paaaasan.

-Lograr un consenso entre CDMX y provincia sobre el queso en las quesadillas.

-Leer este hilo 625262

Y sigue…

En este texto faltaría incluir algunos datos formales sobre @CDMXMetro, que no es la única en su genero, pero si la más visitada y seguida. Como, ¿quién creo la cuenta…? Y datos por el estilo. Sólo se sabe cuenta se creo en el 2012 y que tiene unos 74.8 mil seguidores.

A los mensajes que enviamos, nadie respondió. Y acaso la mejor manera de entender @CDMXMetro es que no hay un creador. Que al final todos somos sus creadores, quienes alimentamos esa esquizofrénica realidad. Lo mismo los burócratas que el obrero, el artista, que el punk, los hipster… todas las tribus que coincidimos, vivimos y hacemos posibles esas otras realidades en ese metro boca abajo.


Escucha aquí el podcast ⬇

Te recomendamos⬇

Sociedad

Jubilados y pensionados del IMSS exigen el dinero de sus Afores en cinco estados

En cinco estados, jubilados y pensionados del IMSS se manifestaron ante la incertidumbre por la aprobación del Fondo de Pensiones para el Bienestar

Política

Pleno de la SCJN niega amparo contra etiquetado a Herdez, McCormick, Del Fuerte y Nutrisa

Los ministros de la Suprema Corte consideraron que los argumentos de las empresas contra el etiquetado son infundados

Sociedad

No hay avances significativos en derechos humanos en México, advierte EU

Estados Unidos advirtió que aunque se han tomado medidas para sancionar las violaciones a los derechos humanos en México, la mayoría quedan impunes

Mundo

Milei presume superávit fiscal en el primer trimestre del año

El presidente de Argentina, Javier Milei, anunció en cadena nacional un superávit financiero equivalente al 0.2% del PIB

Finanzas

Superpeso e inflación afectan ventas y ganancias de Grupo Carso

Grupo Carso registró ventas menores en comparación con 2023, e indicó que fue a causa de la inflación

Justicia

FGJCM cita a familiares de tres supuestas víctimas de Miguel "N", presunto feminicida de Iztacalco

La Fiscalía de la CDMX asegura que se hace una investigación a fondo sobre este presunto feminicida serial de Iztacalco