/ jueves 27 de junio de 2019

Disruptores | Aliada: Poniendo en orden la casa

La plataforma conecta a los usuarios con mujeres que son confiables para el aseo del hogar. El objetivo es mejorar la vida de las empleadas domésticas

En el mundo empresarial hay ocasiones en que no te toca echar a andar el proyecto ni hacerlo crecer. Hay momentos en que te toca juntar las fichas que te quedan y empezar de nuevo.

Este es el caso de Carlos Maya, nuevo director general de Aliada.mx. Luego de un año en el limbo, la plataforma de servicios de limpieza retomó un camino que quedó trunco en 2017, pero se mantiene firme en su principal objetivo: mejorar la vida de las trabajadoras domésticas de México.

Carlos recibe de buen humor al reportero en una oficina silenciosa al sur de la Avenida de los Insurgentes en la Ciudad de México. La mayoría del equipo, formado por apenas siete personas, hizo este viernes home office y dejó a Carlos casi solo para dar la entrevista. Una jovencita, una de las aliadas de Carlos, abre la puerta y concede, amable, un par de fotografías.

Aliada es la plataforma pionera en conectar personas que necesitan de alguien confiable para ayudar con el aseo de sus hogares con mujeres que buscan mejorar sus ingresos.

Mediante la app, los usuarios identifican a las “aliadas” mejor calificadas, acuerdan una cita de aseo y se hace la transacción con pago electrónico. Del otro lado, mujeres en busca de empleo aplican para estar en la plataforma y poco a poco se hacen de una buena reputación, como consecuencia de su buen servicio y confiabilidad.

Las aliadas establecen sus cuotas y según la plataforma, ellas logran percibir tres veces más de lo que obtendrían si buscaran trabajo como empleadas domésticas por la vía informal, yendo de puerta en puerta.

Foto: Daniel Hidalgo

Al hablar sobre la misión de la empresa, antes de mencionar la palabra “ingresos” o “rentabilidad”, Carlos se centra en el poder social que tiene la plataforma para mejorar los ingresos de las trabajadoras domésticas.

“Nuestro objetivo final es lograr que las aliadas cumplan un objetivo, todas tienen uno. Unas dicen que su meta es tener una casa, otras, terminar la escuela o darle de comer a sus hijos. Lo que queremos es ayudarles a cumplir ese objetivo”.

Según explica Carlos, luego de grandes cambios, Aliada está buscando la forma de ser una empresa de éxito, que logre llegar a los dos millones de mujeres que se calcula brindan servicios de limpieza doméstica en México, quienes en su mayoría ganan menos de 150 pesos al día, frecuentemente sufriendo discriminación.

“Aliada nació para darles una mejor calidad de vida a las personas y lo que hemos logrado es que ellas tengan mejores ingresos, eso ya lo cumplimos. “Ahora estamos tratando de plantear una visión a futuro, hacia dónde tenemos que llegar, aunque aún no tenemos al 100 por ciento cómo”, dice Carlos sincero.

DIVORCIO

La personalidad de Carlos, silenciosa y reflexiva, muy afín a su perfil de tecnólogo, contrasta con la de Rodolfo Corcuera –extrovertido, platicador y de respuesta rápida– a quien Carlos vino a suplir apenas a finales de 2018.

Nacida en 2014 de la mente del entonces abogado corporativo de 24 años, Rodolfo Corcuera, y su socia, Ana Isabel Orvañanos, Aliada destelló dentro del ambiente emprendedor en aquel año por su propuesta disruptiva y de alto valor social.

Según contó Rodolfo en todos los micrófonos que le pusieron enfrente los medios de comunicación, el proyecto nació cuando comprendió la dificultad que tenía la persona que le ayudaba en el aseo de su casa para encontrar empleo. Comenzó con una página en Facebook, donde hizo publicidad para ella y el proyecto creció hasta convertirse en Aliada.

Para mediados de 2017, Aliada ya contaba con más de mil mujeres que ofrecían su fuerza de trabajo y 25 mil usuarios registrados contratándolas, además de contar con inversiones de los fondos Capital Invent, Variv Capital y Dila Capital por más de un millón de dólares.

Rodolfo y Ana se convirtieron en referentes del mundo startup, aparecieron en Ted Talks, foros gubernamentales de emprendimiento, figuraron en la lista de Las 30 Promesas en los 30 de la revista Expansión y aún se pueden encontrar en internet los montones de entrevistas que concedieron para medios masivos.

Pero para noviembre de 2017 la empresa se alejó de los reflectores para desvanecerse poco a poco. “En 2017 empezamos a ver un nicho diferente, que es el de oficinas. Nos dimos cuenta que en Aliada 30 por ciento de los clientes eran de oficinas y no entendíamos por qué, cuando en realidad el servicio estaba enfocado para casa.

La aplicación está en un proceso de reestructura, después de un cambio en la dirección general / Foto: Daniel Hidalgo

“De ahí nació Tandem como una rama nueva, un modelo de negocio diferente enfocado a oficinas y se le empieza a dar prioridad a esa parte y en ese momento Rodolfo se separa de Aliada”, platica Carlos Maya.

Rodolfo dejó la dirección de Aliada para iniciar Tandem junto con su socia. La nueva empresa especializada en la limpieza de oficinas, fue lo que hizo que Carlos quedara en los controles. Carlos hasta ese momento había trabajado en Aliada como product manager y encargado de mejorar la experiencia de usuario de la plataforma.

“Cómo todo en la vida, las empresas también tienen ciclos y el mío como director general terminó ahí. Hoy sigo apoyando a través del consejo de administración como actual presidente, y Carlos apoya personalmente en todo lo que vaya necesitando, como el gran CEO que es.

“Carlos fue mi mano derecha en la construcción de Aliada por mucho tiempo y llegó el tiempo para que él siguiera creciendo. Estoy convencido que no hay mejor persona que él para dirigir a Aliada en su siguiente etapa de crecimiento”, platica Rodolfo vía correo cuando se le preguntan las razones de su separación.

LADRILLOS

En su mejor momento, Aliada llegó a contar con mil aliadas registradas. Hoy ese número se redujo a 500. Según cuenta Carlos, cuando recibió los controles de la compañía encontró una comunidad de aliadas que vivían en la incertidumbre sobre la continuidad del proyecto. Además, con los cambios internos, se había descuidado el soporte a clientes, lo que había generado descontento entre usuarios.

Carlos también tuvo que reconfigurar a su equipo que, aunque pequeño, debió retomar el trabajo inconcluso de años antes, como modernizar la interfaz de usuario, los tiempos de respuesta y las herramientas de reclutamiento de nuevas aliadas. “Hubo un descuido sobre todo en el tema de atención al cliente. Una de las cosas que pasó durante ese año, es que las aliadas tienen su aplicación y no tuvo cambios durante meses.

“Para los usuarios, los tiempos de respuesta de chat y correo estaban más elevados y son los primeros que se dan cuenta. Nos decían que pensaban que esto se iba a acabar.

“Esos fueron los dos grandes retos. Regresar la confianza a la plataforma tanto de usuarios como de aliadas y de encontrar al equipo correcto. Estamos en un proceso de transición y de reestructura”.

Al momento, Aliada genera alrededor de cinco mil servicios al mes, y su número se mantiene constante a pesar de los usuarios de ocasión que sólo requieren de un servicio ante un imprevisto o lo hacen probando la plataforma.

Ahora, 30 por ciento de los usuarios nuevos se convierten en usuarios recurrentes cuando esa métrica a finales de 2018 estaba en 20 por ciento.

“No es que hayamos resuelto todo, pero hemos mejorado y hemos mantenido la plataforma, es rentable, y hemos mantenido esa estabilidad durante todo el año, no estamos perdiendo dinero, estamos generando ingresos.

Actualmente, la compañía tiene registradas 500 aliadas / Foto: Daniel Hidalgo

“Dependemos de inversionistas y ellos buscan su retorno y es justo, han puesto dinero a esta empresa y ellos esperan un retorno. También buscan un impacto social, pero esto no puede ser caridad”.

Según explica Carlos, los primeros meses de 2019 han sido para darle estabilidad y orden a la plataforma. El siguiente paso es encontrar nuevas formas para rentabilizar la plataforma sin castigar a las prestadoras de servicios.

Para esto, el directivo deja en claro que no piensan dejar “muertos en el camino” al reducir las ganancias de las trabajadoras ni incrementar las comisiones que Aliada se lleva en cada servicio.

El plan, según explica Carlos, es llevar la experiencia de usuario a su mejor versión, lo que atraerá a más personas y dará más oportunidades para más mujeres.

Entonces la rentabilidad y crecimiento vendrán aparejadas de un trato justo hacia las aliadas, en su óptica, pues el mercado que Aliada ataca, el de la limpieza doméstica de calidad y segura, tiene una necesidad verdadera de ser atendido.

Carlos admite que aún no están ahí, pero confía en que están dando los pasos en la dirección correcta.

“Necesitamos ser la mejor opción, si no lo somos para las aliadas ellas se van, lo que les interesa es el trabajo, no quién se los da, y para que del otro lado tengamos el mercado suficiente para darles el trabajo que necesitan. Lo que estamos construyendo es eso, ese servicio, ese camino a ser la mejor opción”.

En el mundo empresarial hay ocasiones en que no te toca echar a andar el proyecto ni hacerlo crecer. Hay momentos en que te toca juntar las fichas que te quedan y empezar de nuevo.

Este es el caso de Carlos Maya, nuevo director general de Aliada.mx. Luego de un año en el limbo, la plataforma de servicios de limpieza retomó un camino que quedó trunco en 2017, pero se mantiene firme en su principal objetivo: mejorar la vida de las trabajadoras domésticas de México.

Carlos recibe de buen humor al reportero en una oficina silenciosa al sur de la Avenida de los Insurgentes en la Ciudad de México. La mayoría del equipo, formado por apenas siete personas, hizo este viernes home office y dejó a Carlos casi solo para dar la entrevista. Una jovencita, una de las aliadas de Carlos, abre la puerta y concede, amable, un par de fotografías.

Aliada es la plataforma pionera en conectar personas que necesitan de alguien confiable para ayudar con el aseo de sus hogares con mujeres que buscan mejorar sus ingresos.

Mediante la app, los usuarios identifican a las “aliadas” mejor calificadas, acuerdan una cita de aseo y se hace la transacción con pago electrónico. Del otro lado, mujeres en busca de empleo aplican para estar en la plataforma y poco a poco se hacen de una buena reputación, como consecuencia de su buen servicio y confiabilidad.

Las aliadas establecen sus cuotas y según la plataforma, ellas logran percibir tres veces más de lo que obtendrían si buscaran trabajo como empleadas domésticas por la vía informal, yendo de puerta en puerta.

Foto: Daniel Hidalgo

Al hablar sobre la misión de la empresa, antes de mencionar la palabra “ingresos” o “rentabilidad”, Carlos se centra en el poder social que tiene la plataforma para mejorar los ingresos de las trabajadoras domésticas.

“Nuestro objetivo final es lograr que las aliadas cumplan un objetivo, todas tienen uno. Unas dicen que su meta es tener una casa, otras, terminar la escuela o darle de comer a sus hijos. Lo que queremos es ayudarles a cumplir ese objetivo”.

Según explica Carlos, luego de grandes cambios, Aliada está buscando la forma de ser una empresa de éxito, que logre llegar a los dos millones de mujeres que se calcula brindan servicios de limpieza doméstica en México, quienes en su mayoría ganan menos de 150 pesos al día, frecuentemente sufriendo discriminación.

“Aliada nació para darles una mejor calidad de vida a las personas y lo que hemos logrado es que ellas tengan mejores ingresos, eso ya lo cumplimos. “Ahora estamos tratando de plantear una visión a futuro, hacia dónde tenemos que llegar, aunque aún no tenemos al 100 por ciento cómo”, dice Carlos sincero.

DIVORCIO

La personalidad de Carlos, silenciosa y reflexiva, muy afín a su perfil de tecnólogo, contrasta con la de Rodolfo Corcuera –extrovertido, platicador y de respuesta rápida– a quien Carlos vino a suplir apenas a finales de 2018.

Nacida en 2014 de la mente del entonces abogado corporativo de 24 años, Rodolfo Corcuera, y su socia, Ana Isabel Orvañanos, Aliada destelló dentro del ambiente emprendedor en aquel año por su propuesta disruptiva y de alto valor social.

Según contó Rodolfo en todos los micrófonos que le pusieron enfrente los medios de comunicación, el proyecto nació cuando comprendió la dificultad que tenía la persona que le ayudaba en el aseo de su casa para encontrar empleo. Comenzó con una página en Facebook, donde hizo publicidad para ella y el proyecto creció hasta convertirse en Aliada.

Para mediados de 2017, Aliada ya contaba con más de mil mujeres que ofrecían su fuerza de trabajo y 25 mil usuarios registrados contratándolas, además de contar con inversiones de los fondos Capital Invent, Variv Capital y Dila Capital por más de un millón de dólares.

Rodolfo y Ana se convirtieron en referentes del mundo startup, aparecieron en Ted Talks, foros gubernamentales de emprendimiento, figuraron en la lista de Las 30 Promesas en los 30 de la revista Expansión y aún se pueden encontrar en internet los montones de entrevistas que concedieron para medios masivos.

Pero para noviembre de 2017 la empresa se alejó de los reflectores para desvanecerse poco a poco. “En 2017 empezamos a ver un nicho diferente, que es el de oficinas. Nos dimos cuenta que en Aliada 30 por ciento de los clientes eran de oficinas y no entendíamos por qué, cuando en realidad el servicio estaba enfocado para casa.

La aplicación está en un proceso de reestructura, después de un cambio en la dirección general / Foto: Daniel Hidalgo

“De ahí nació Tandem como una rama nueva, un modelo de negocio diferente enfocado a oficinas y se le empieza a dar prioridad a esa parte y en ese momento Rodolfo se separa de Aliada”, platica Carlos Maya.

Rodolfo dejó la dirección de Aliada para iniciar Tandem junto con su socia. La nueva empresa especializada en la limpieza de oficinas, fue lo que hizo que Carlos quedara en los controles. Carlos hasta ese momento había trabajado en Aliada como product manager y encargado de mejorar la experiencia de usuario de la plataforma.

“Cómo todo en la vida, las empresas también tienen ciclos y el mío como director general terminó ahí. Hoy sigo apoyando a través del consejo de administración como actual presidente, y Carlos apoya personalmente en todo lo que vaya necesitando, como el gran CEO que es.

“Carlos fue mi mano derecha en la construcción de Aliada por mucho tiempo y llegó el tiempo para que él siguiera creciendo. Estoy convencido que no hay mejor persona que él para dirigir a Aliada en su siguiente etapa de crecimiento”, platica Rodolfo vía correo cuando se le preguntan las razones de su separación.

LADRILLOS

En su mejor momento, Aliada llegó a contar con mil aliadas registradas. Hoy ese número se redujo a 500. Según cuenta Carlos, cuando recibió los controles de la compañía encontró una comunidad de aliadas que vivían en la incertidumbre sobre la continuidad del proyecto. Además, con los cambios internos, se había descuidado el soporte a clientes, lo que había generado descontento entre usuarios.

Carlos también tuvo que reconfigurar a su equipo que, aunque pequeño, debió retomar el trabajo inconcluso de años antes, como modernizar la interfaz de usuario, los tiempos de respuesta y las herramientas de reclutamiento de nuevas aliadas. “Hubo un descuido sobre todo en el tema de atención al cliente. Una de las cosas que pasó durante ese año, es que las aliadas tienen su aplicación y no tuvo cambios durante meses.

“Para los usuarios, los tiempos de respuesta de chat y correo estaban más elevados y son los primeros que se dan cuenta. Nos decían que pensaban que esto se iba a acabar.

“Esos fueron los dos grandes retos. Regresar la confianza a la plataforma tanto de usuarios como de aliadas y de encontrar al equipo correcto. Estamos en un proceso de transición y de reestructura”.

Al momento, Aliada genera alrededor de cinco mil servicios al mes, y su número se mantiene constante a pesar de los usuarios de ocasión que sólo requieren de un servicio ante un imprevisto o lo hacen probando la plataforma.

Ahora, 30 por ciento de los usuarios nuevos se convierten en usuarios recurrentes cuando esa métrica a finales de 2018 estaba en 20 por ciento.

“No es que hayamos resuelto todo, pero hemos mejorado y hemos mantenido la plataforma, es rentable, y hemos mantenido esa estabilidad durante todo el año, no estamos perdiendo dinero, estamos generando ingresos.

Actualmente, la compañía tiene registradas 500 aliadas / Foto: Daniel Hidalgo

“Dependemos de inversionistas y ellos buscan su retorno y es justo, han puesto dinero a esta empresa y ellos esperan un retorno. También buscan un impacto social, pero esto no puede ser caridad”.

Según explica Carlos, los primeros meses de 2019 han sido para darle estabilidad y orden a la plataforma. El siguiente paso es encontrar nuevas formas para rentabilizar la plataforma sin castigar a las prestadoras de servicios.

Para esto, el directivo deja en claro que no piensan dejar “muertos en el camino” al reducir las ganancias de las trabajadoras ni incrementar las comisiones que Aliada se lleva en cada servicio.

El plan, según explica Carlos, es llevar la experiencia de usuario a su mejor versión, lo que atraerá a más personas y dará más oportunidades para más mujeres.

Entonces la rentabilidad y crecimiento vendrán aparejadas de un trato justo hacia las aliadas, en su óptica, pues el mercado que Aliada ataca, el de la limpieza doméstica de calidad y segura, tiene una necesidad verdadera de ser atendido.

Carlos admite que aún no están ahí, pero confía en que están dando los pasos en la dirección correcta.

“Necesitamos ser la mejor opción, si no lo somos para las aliadas ellas se van, lo que les interesa es el trabajo, no quién se los da, y para que del otro lado tengamos el mercado suficiente para darles el trabajo que necesitan. Lo que estamos construyendo es eso, ese servicio, ese camino a ser la mejor opción”.

Justicia

Quiénes son Ovidio e Iván, hijos de El Chapo Guzmán 

Las autoridades de EU tienen en la mira a los hijos del capo por su actividad en el narcotráfico

CDMX

Van contra otros dos exfuncionarios de Mancera por corrupción

Van contra el ex secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Jesús Gutiérrez, y el ex comisionado para la reconstrucción y ex secretario de Obras, Edgar Tungüí

Política

Senado elige a Melchi García como comisionado presidente de la CRE

Vicente Melchi García sustituye a Guillermo García Alcocer, que dejó el cargo en junio luego de que AMLO lo acusó de conflicto de interés

Justicia

Ovidio, el hijo de El Chapo Guzmán sí fue liberado

Alfonso Durazo, titular de la secretaría dijo que se encontraron a Ovidio Guzmán López en el fraccionamiento Tres Ríos de la ciudad de Culiacán

Justicia

Quiénes son Ovidio e Iván, hijos de El Chapo Guzmán 

Las autoridades de EU tienen en la mira a los hijos del capo por su actividad en el narcotráfico

Mundo

Zuckerberg defiende que Facebook publique anuncios con declaraciones falsas

"Las personas deberían decidir qué es creíble, no las empresas tecnológicas", dijo el fundador de la compañía

Justicia

Reportan fuga de reos en penal de Culiacán tras balaceras

La tarde de este jueves se desataron balaceras presuntamente por la detención del hijo de El Chapo

México

Detención del hijo de El Chapo Guzmán desata balaceras en Culiacán

No se trató de un operativo, sino de un patrullaje en la zona Tres Ríos

México

Gabinete de seguridad, reunido tras balaceras en Culiacán

"Vamos a esperar, vamos a esperar, vamos a informar más tarde", declaró el Presidente